José Ignacio Torreblanca

Elecciones europeas: en clave nacional por exceso de oferta

Por: | 10 de febrero de 2014

Captura de pantalla 2014-02-09 23.19.37
Los socialistas anunciarán hoy que Elena Valenciano será la cabeza de lista del PSOE para las europeas: se van despejando pues  las incertidumbres sobre los cabeza de lista de los partidos para las próximas elecciones europeos. ¿Quién será por el PP? Como en tantas otras ocasiones nos preguntaremos si estas elecciones tratarán sobre Europa o en el fondo de lo que se hablará es de la política nacional. ¿Votarán los electores por más o menos Europa, o decidirán si castigar con su voto al Gobierno por mal gobierno, al PSOE por mala oposición, o a los dos por las dos cosas?

Si clasificamos a los partidos políticos españoles, además de en razón de sus preferencias ideológicas (eje izquierda y derecha), en razón de sus preferencias sobre Europa (más o menos Europa), veremos que todos los partidos políticos españoles son muy europeístas. Por tanto, si de lo que se trata es de votar a favor de más o menos Europa, el votante mediano español no tiene muchos incentivos para participar: gane quien gane, ese partido defenderá bien las preferencias europeístas del cuerpo electoral.

El gráfico que abre esta entrada (obtenido de la aplicación Euprofiler, que evalúa las posiciones de los partidos políticos europeos) es la explicación más sencilla de por qué a usted, como a muchos otros millones de ciudadanos, no le interesan mucho las próximas elecciones europeas. Dicho de otra forma: ese gráfico explica por qué muchos electores prefieren utilizar el voto en las europeas como un instrumento para castigar o premiar a los partidos nacionales, en lugar de para elegir “más o menos” Europa o, alternativamente, como a veces nos quieren hacer creer, una Europa “más de izquierdas o más de derechas”.

La explicación se entiende aún mejor mirando este otro gráfico, que representa el mapa de los partidos políticos en Francia y el Reino Unido. Fíjense en el cuadrante que representa la posición de los partidos políticos españoles: hay dos casillas enteramente vacías y una casi totalmente despoblada. Eso quiere decir que en España no hay partidos de izquierda ni de derecha que quieran menos Europa (casillas inferior izquierda y derecha). Por el contrario, el mapa francés muestra los cuatro cuadrantes ocupados, pues hay izquierda y derecha anti-europea. El caso del Reino Unido, comparado con España, es aún más dramático, puesto que mientras que España tiene casi todos sus partidos concentrados en el cuadrante más Europa / centro-izquierda, en esa misma casilla del Reino Unido sólo hay un partido: los liberales. 

Captura de pantalla 2014-02-09 23.27.51

Así pues, si los españoles emigraran en masa al Reino Unido, votarían en masa por los liberales (Lib-Dem): si los británicos emigraran en masa a España, se abstendría masivamente, o fundarían varios partidos políticos.

Pueden sacar dos conclusiones: una, que en España los votantes están sobrerrepresentados en cuanto a sus preferencias europeas (exceso de oferta), de ahí el aburrimiento; dos, que en España los votantes están infrarrepresentados en cuanto a sus preferencias europeas ya que no hay partidos abiertamente críticos o contrarios a la Unión Europea (falta de oferta), de ahí la abstención. ¿Qué opinan?

 

*[quizá antes de hacerlo les resulte curioso entrar en la web de Euprofiler y ver a quién votarían ustedes si estuvieran en otro país de la UE]

 

Hay 9 Comentarios

Hola, amigos. No creo que necesitemos ningún partido de izquierda ni de derecha ni nacionalista que nos represente. Basta que represente los intereses de España, de la mayoría de los españoles. Zapatero cambió la Constitución cuando la señora Merkel se lo ordenó; Rajoy subió el techo de la deuda cuando la señora Merkel se lo indicó. Con estos gobernantes vendidos y vencidos no vamos a ninguna parte. Bueno sí, vamos a un abismo peor que aquel en que nos encontramos. Más recortes, más desempleo, más privatizaciones y más dinero para los bancos y los banqueros. Es decir, la estafa y el atraco institucionalizados en el gobierno español. Porque nadie en Europa es tan esclavo ni lacayo de las exigencias de la señora Merkel como nosotros.

Estamos infrarrepresentados en cuanto a alternativas antieuropeas o quizás sería más preciso antiunión europea en su formato actual. Hay otro problema añadido: en el discurso antieuropeo se han instalado no solo los que somos críticos con la UE porque no deja espacio a la democracia y es el hogar del lobby, el banquero y la multinacional, con exclusión de todos los demás, sino también una extrema derecha muy peligrosa. La cosa está muy complicada, pero la política es así.

Aquí de lo que se trata es de que podemos hacer para depurar el sistema,cambiando la ley electoral, reduciendo el nº de políticos así como sus privilegios, yo sigo esperando que aparezca algún político con un poco de sentido común que plantee estas cuestiones, hasta entonces que hacer porque yo no voto a ninguno de estos corruptos.

Wow, nunca hubiera pensado que el Partido Comunista Luxemburgués está mucho más cerca de mis respuestas que cualquier otro. Es una vergüenza que ningún partido español enarbole la bandera de la soberanía nacional.

Evidentemente la altísima abstención española en las elecciones "europeas" refleja la desafección de los españoles hacia la UE, que en los demás países puede canalizarse a través de partidos patriotas antieuropeístas de izquierda y derecha de los que carecemos en España. En España los votantes soberanistas y críticos con la UE no estamos representados por ninguna fuerza política y sentimos sana envidia de los demás países europeos que cuentan con esas opciones en defensa de su soberanía y sus intereses nacionales frente al rodillo europeísta, dejándonos la abstención como única posibilidad.

Hola, amigos. España debería, ante todo, lavar (con estropajo, lija y jabón) esa imagen berlusconiana que le está dejando el PARTIDO POPULAR. Un partido de chorizos y butifarras que, cuanto más tiempo transcurre, tanta más vergüenza va acumulando sobre los sufridos españoles. No saben lo que es ni la dignidad ni la honestidad. Aunque el mundo de la política sea, por definición, un mundo falso y lleno de enjuagues y mentiras, el PP ha rebasado hace tiempo la cuota, si alguna hubiera. España tiene que recuperar el orgullo de ofrecer una clase política digna y honesta. ¿Para cuándo? No lo sé. Por lo pronto, para las próximas elecciones, pensemos en alguien, algún partido que no sea ni el PP ni el PSOE. Con ellos, ya hemos tenido suficientes disgustos, frustraciones y sinsabores. Busquemos por otro lado. Busquemos. Pero al menos, propinemos al PP la derrota electoral más estruendosa que se haya registrado en los anales de la democracia española.

Considero que Elena Valenciano es una mala elección del PSOE, por dos razones. Primera porque Elena Valenciano no ha ocupado ningún puesto ejecutivo importante en la política española, ¿En función a que la van a valorar en el Parlamento Europeo? Segunda, porque fue ya eurodiputada cuando en la UE se adoptaron muchas decisiones negativas que han conducido a la actual situación de la UE.

En clave interna: si hubiera un partido progresista que ofreciera, al mismo tiempo, la posibilidad de no beneficiar a Rajoy absteniéndose y de ayudar a la transición (de Rubalcaba al retiro por su condición de lastre para los socialistas) creo que tendría posibilidades.
En clave europea, si alguien en la España acomplejada (siendo una potencia en innovación política)* tuviera claro que Europa necesita de un liderazgo transnacional para cambiar de política económica y frenar la renacionalización que promueve la derecha en Alemania, Francia, Inglaterra (cada cual defiende su lebbensraum) debería decirlo y recorrer Europa para juntar apoyos, que los hay y de paso salir en las noticias. Pero resulta que, quien viene es Schultz a hablar de empleo, mientras Valenciano va la peluquería y se maquilla como una novia para la foto del cartel, hablar de igualdad y ser todos buenos. Quiero decir que, se podría hacer interesantes estas elecciones donde Europa, simplemente, puede iniciar su final, porque nadie ofrece un motivo para seguir que no sea "la historia" (eso que sucedió hace mucho).
*guerrilla-guernika-transición

Es triste tener que votar a traves de partidos "nacionales" en unas elecciones por Europa. Es como si en Cataluña todos votaramos a traves de partidos nacionalistas para las elecciones de España sin opcion a una representacion estatal, o en este caso, interestatal. Votar en clave nacionalista nunca es bueno y menos si se quiere contruir una Europa para todos, de los ciudadanos y de las ideas, y no de los mitos y las tribus.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal