José Ignacio Torreblanca

¿Debatiendo Europa o intercambiando monólogos sobre España?

Por: | 16 de mayo de 2014

Captura de pantalla 2014-05-15 21.02.31

Disculpen mi falta de objetividad, pero si como yo, ustedes vieron ayer primero el debate entre los candidatos europeos celebrado en la sede del Parlamento Europeo a las 21:30 y luego siguieron el debate televisivo entre los dos principales candidatos españoles, Miguel Arias-Cañete y Elena Valenciano, seguro que se fueron a la cama con una considerable frustración por el bajo nivel del debate político que vimos (y eso que, para ser justos, aunque nerviosa al principio, Elena Valenciano fue capaz de articular un discurso más claro que el atropellado y leído batiburrillo de cifras que ofreció Arias Cañete).

 

Donde en Bruselas tuvimos intervenciones de un minuto con posibilidad de réplica y unos candidatos que se atenían a los temas previamente pactados, en Madrid vimos un intercambio de monólogos sin ninguna posibilidad de réplica. Papeles, lecturas apresuradas, gráficos infantiles con líneas de base tramposas, en fin. Un debate acartonado que reduce al moderador a la tarea de cronometrador y vigilante de los tiempos, nada que ver con lo que se espera de un periodista (preguntas incisivas, fomentar el debate, evitar las trampas y mentiras).

Para colmo, pese a la existencia de bloques temáticos, el debate versó todo el rato sobre un único mismo tema: la evaluación de la tarea de gobierno del PP desde las elecciones del 2011. La única pregunta que pretendieron contestar los candidatos fue si la situación actual de España se debe a los errores de Zapatero o a los de Rajoy. Punto final.

¿Y Europa? Pues Europa quedaba como madrastra o promesa, depende los casos, pero no como un campo de acción político del que hablar. ¿Por qué pusieron los gabinetes de los partidos un bloque sobre Europa en el mundo cuando ninguno de los dos tenía la más mínima intención de hablar de ese tema, sino de lo bien que defendían unos y otros los intereses de España? Una verdadera incógnita.

¿Hasta cuando se va a prestar la Academia de Televisión a organizar estos debates-trampa que hurtan a la ciudadanía de un verdadero intercambio de opiniones? Desde luego, si hubieran estado otros candidatos, como en el Parlamento Europeo, hubiera habido algo más de contraste. Imagino que la ciudadanía española se habrá convencido de que están mejor representados por los candidatos europeos que por los nacionales. Quizá entonces este debate haya sido bueno para Europa. No se qué piensan.

 

 

 

Hay 8 Comentarios

España cañi. Quien se asombra? alguien ha leido a Cesar Molinas? o la entrevista con el autor de la novela "un paso al frente"? Quizas todo se resuma con haber visto ese debate. o los dos si se necesita...

Estoy de acuerdo. Lo que los ciudadanos tienen que saber es el destino de la PAC (Política Agricola Común), de la Política pesquera común, de los Fondos Estructurales y de Cohesión, de la investigación y desarrollo a nivel comunitario....

En realidad, de acuerdo con el principio de subsidiariedad no entiendo que exista un "candidato europeo" del PP y del PSOE, ya que el propio Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya debería ser el representante de la UE en España, de la misma forma que Artur Mas es el representante del Gobierno de España en Catalunya.

Yo hubiera preferido un artículo tuyo que tratase el primer debate el de los candidatos a Presidir la Comisión e ignorase el que hubo después, en lugar de uno con una mínima referencia al primero de los debates y explayarte con un segundo debate que al final no mereció la pena.

Cañete y Valenciano siempre con los mismos "argumentos"
resultando a veces muy "primitivo". Propongo que la próxima
vez traigan dos loros, el resultado sería el mismo.
Cuando van a explicar al pueblo español, las causas verdaderas de la crisis:
Boom inmobiliario (permitido por el gobierno de Aznar) con millones de Españoles endeudados hasta el cuello al comprar
pisos al precio doble y triple de lo que realmente valen.
Explota la burbuja y millones pierden el empleo.
Crisis financiera agrava la situación. Industrias completas
(textil, zapata, juguetes etc.) se marchan fuera de España
y nadie se preocupa de optar por nuevas industrias.
España ya no es competitivo. Todo ello acompañado por
miles casos de corrupción y estafas (preferentes etc.).
El PSOE no toca el tema, porque también tiene culpabilidad
y no sabe defenderse ante la acusación "la herencia recibida".
Es muy fácil echar la culpa a Bruselas, Merkel etc.
Primero se debe buscar las causas en tu propio país.

Urgh. Un debate con poca enjudia. No se metieron a fondo, más bien se pusieron de perfil. La mejor, sin duda, la mediadora.

No le queda nada a la UE para vender así su imagen a los ciudadanos. Más bien, pone de relieve la dificultad de inspirar pasión (empuje político, carisma por el proyecto) por el proyecto que estamos atravesando. Francamente, para esto hubiera sido mejor quedarnos en la CEE.
Una UE burocratizada, llena de políticos profesionales, opaca.... es lo último que deseo.

Sólo vi el debate entre los candidatos europeos. Miguel Ángel ha hecho un buen resumen aunque Juncker me pareció triste y gris más que acartonado . La moderadora, creo que italiana, perfecta. Y me pareció curioso que en tercera posición por el número de tuits figurara España. Sospecho que una parte provenían de Catalunya, gracias a Verhofstadt. Sobre el debate entre Cañete y Valenciano lo único que parece que ha trascendido, a posteriori, es que Cañete es un gañán de manteca colorá, algo que ya sabíamos.

Tampoco es que el debate europeo fuese muy fluido e imaginativo, pero al menos se habló de Europa. Yo el de España ni lo comento, pues me pareció aburrido y más un discusión de barra de bar que un intento de debatir "ideas" y políticas.
En cuanto al europeo, vi muy acartonado tanto a Schulz como a Juncker; pero me gusto mucho Ska Keller y quien si tiene tablas en este tipo de situaciones es Guy Verhofstadt,se nota que viene de un estado complejo como es el caso de Bélgica; el caso de Tsiripas del cual esperaba mas me dejo que "ni fu ni fa".
En todo caso tampoco se podía debatir cosas a fondo, lo que si parecía claro es que hay un déficit afectivo a la UE, al menos la mayoría lo reconoció, y que uno de ellos será "seguro" el Presidente de la Comisión.

¿Era el debate sobre Europa? Creía que se había debatido sobre otra cosa. ¡Vaya tomadura de pelo!
Y usted, sr. Torreblanca, no ha estado muy acertado en la redacción del primer párrafo. ¡Vaya sintaxis!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal