José Ignacio Torreblanca

La Comisión Juncker: una apuesta valiente pero arriesgada

Por: | 10 de septiembre de 2014

Captura de pantalla 2014-09-10 14.13.45
Conocida la composición de la nueva Comisión Europea (vínculo), lo primero que hay que destacar es que su Presidente, Jean-Claude Juncker, ha apostado fuerte  por un diseño innovador, pero también arriesgado. Los críticos de Juncker decían que era un hombre previsible y aburrido, y que su Comisión iba a representar el estancamiento europeo, incluso, como llegó a decir Renzi, “lo aburrido”. (Véase nota de prensa completa) Descargar IP-14-984_EN

Pero Juncker ha sorprendido a todo el mundo. Hacer una Comisión con 28 miembros sería una apuesta arriesgada incluso aunque se dispusiera de una libertad total pues todo el mundo sabe que no hay 28 responsabilidades sustantivas, y mucho menos equilibradas. La Comisión Europea tiene a lo sumo cinco o seis carteras importantes, siendo lo demás pura gestión administrativa. Si hay 28 Comisarios es simplemente porque los gobiernos, aunque la Comisión no represente a los Estados, se resisten a reducir el número de Comisarios. Eso explica esa doble tensión que siempre preside el trabajo de la Comisión Europea: por un lado, los Comisarios son independientes y se comprometen a no recibir instrucciones nacionales, por otro lado, todo el mundo considera al Comisario de cada país como “su” Comisario.

A las dificultades intrínsecas de la tarea, se añaden los complicados equilibrios entre países que el Presidente tiene que intentar respetar: ni puede humillar a los pequeños con carteras insignificantes ni ignorar a los grandes, y así sucesivamente en las demás divisiones (políticas, geográficas o de género).

Dentro de esos márgenes, muy estrechos, Juncker ha estirado al máximo sus prerrogativas, lo que es de alabar. Al crear seis vicepresidencias encargadas de coordinar áreas temáticas (más Exteriores, que le viene impuesta por el Tratado), indica claramente que quiere una Comisión donde fluya la autoridad y la coordinación, no un reino de taifas.

Pero, además, ha hecho algo muy inteligente: introducir un elemento meritocrático al asignar las responsabilidades más importantes, especialmente las vicepresidencias a representantes de países pequeños. Estos se lo han puesto fácil porque, al contrario que los grandes, han nombrados Comisarios a personas que han sido primeros ministros o vice-primer ministro en sus respectivos gobiernos nacionales. De esa manera ha logrado un buen equilibrio: aunque haya concedido carteras importantes a los grandes (especialmente a Francia y al Reino Unido), las vicepresidencias han quedado en manos de los pequeños.

Ese es, por ejemplo, el caso de España. Miguel Arias Cañete recibe la cartera de Energía, muy importante para España pues ayudará a completar la interconexión de redes y gasoductos y terminar el mercado interior de energía, algo prioritario para la Unión Europea pues su vulnerabilidad ante Rusia se origina precisamente en la falta de interconexiones energéticas entre los estados miembros. Pero la cartera de Arias Cañete cae bajo la Vicepresidencia de Alenka Bratušek, la exprimera ministra de Eslovenia, que se encargará de liderar una de las grandes prioridades de la Unión Europea: “la unión energética”

Como ejemplifica el caso español, se trata de una apuesta arriesgada, pues va a se necesaria tanta autoridad como voluntad para que los Comisarios, especialmente los de los países grandes, se dejen coordinar por los vicepresidentes.  Puede no funcionar, pero sólo intentarlo merece un reconocimiento. 

Hay 3 Comentarios

Mejor que lo de siempre si que es.

¿Cañete bajo la autoridad de una señora?
Esto no puede acabar bien......

Sr. Torreblanaca una vez mas la UE es un reino de pitufos un luxemburgues presidente , varios balticos vicepresidentes . Así en Francia y UK el rechazo a la UE vaa ser cada vez mayor . España no porque no sabe donde esta y siendo garnde tiene espiritu de pitufo

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal