José Ignacio Torreblanca

Luxleaks: socialistas europeos entre dos fuegos

Por: | 24 de noviembre de 2014

Captura de pantalla 2014-11-23 14.11.00

Esta caricatura es un "Juan Fernando López Aguilar". López Aguilar, además de apasionado européista y Catedrático de Derecho Constitucional, es también un magnifico caricaturista político, como probó en su fantástica recopilación "De Aznar a ZP". 

López Aguilar fue cabeza de lista del PSOE en las elecciones europeas de 2009 y entre sus muchas obras, destaca "La UE: ¿suicido o rescate?" una obra que Café Steiner reseñó con motivo de la presentación en abril del año pasado y cuya vigencia es todavía plena (recuerden: López Aguilar hablaba allí de "un diagnóstico erróneo, una estrategia fallida y un recetario desastroso", poco de eso ha cambiado si de lo que hablamos es de crisis del euro, crecimiento y empleo en la UE). 

La caricatura es un premio  logrado tras una jornada de encierro (pedantemente llamado "brainstorming" en inglés) celebrada la semana pasada con los miembros socialistas de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Parlamento Europeo (AFCO). Participaron también en la reunión otros expertos como Janis Emmanoilids (EPC), Yves Bertoncini (Notre Europe), Roberto Castaldi (CesEU, federalist) y David Vegara (ESM). Pedro Silva (PT), Mercedes Bresso (IT), Richard Corbett (UK), Ramón Jáuregui (ESP), Jo Leinen (D), Sorin Moisa (Ro)  y Sylvia Kaufmann (D).

Los socialistas europeos se encuentran en una difícil situación política, algo que el escándalo de los Luxleaks no ha hecho sino agravar ("véanse los artículos "Una inmensa estafa" y "Tarjeta amarilla para Juncker") pues son el socio menor de un gobierno de coalición pero no parecen ser capaces de condicionar decisivamente el rumbo de las políticas europeas.

Aquí les dejo con mis análisis, 12 minutos en inglés. En ellos analizo, primero, lo que la crisis le ha hecho a la UE, es decir como ha ahondado las divisiones existentes y creado nuevas entre estados-miembros, instituciones y ciudadanos. Segundo, examino hasta qué punto la legitimidad de la UE está dañada a lo largo y ancho de sus tres dimensiones en las (procedimental, sustantiva e identitaria). También miro al estado de la política europea en las capitales, concluyendo que el apoyo a cambios en los Tratados, aunque sea una necesidad perentoria, es cada vez más débil. 

Para concluir examino hasta qué punto los populistas ya están cambiando la manera en la que se hace la política europea, obligando a socialistas a resolver un dificil dilema: no pueden votar con los populistas contra Juncker en el asunto de Luxleaks porque debilitarían al gobierno que sostienen, pero si votan a favor de Juncker serán impopulares entre sus votantes, que quieren que las grandes empresas paguen impuestos y sean estrictamente vigiladas. Termino defendiendo que la UE necesita más política, más políticas, y que esa política y políticas se hagan en el Parlamento Europeo, no en Frankfurt ni en Berlín.

Descargar EP Socialist brainstorming 19nov2014

Hay 8 Comentarios

Lambda 26/11/2014 13:36:27.-.- Los VERDES fuertes como tales en Europa ( p. ej., los VERDES alemanes) NO están a la izquierda de la socialdemocracia en temas economícos. Por ejemplo, ahora mismo en el land de Hesse (capial Frankfurt) gobiernan en coalición con la CSU. Eso sí, Alemania es el país de Europa donde la Ecología tiene más importancia práctica en la política, donde se han implementado más medidas ecológicas. Esto contradice tu tesis por completo.-.-.Por cierto, interpretar el mundo desde una óptica posmoderna (esa mezcla de pensamiento de extrema derecha (Heidegger) con dosis de Sartre, Lacan, Marx, Nietzsche y mucho sofismo) lleva a muchas confusiones.-.-Para entender el mundo anglosajon y centroeuropeo tienes que utilizar el instrumentario analítico. Otra cosa, Pikety y Rawls tienen muy poco que ver.1) Rawls (analítico él) es el filosofo político con más influencia en los paises anglosajones desde hace ya varias décadas 2) A Pikety (que como no trata temas de principio ni es analítico ni deja de serlo y más bienn o lo es), un economista como muchos otros, le habremos olvidado en no mucho tiempo, pues sus tesis ya han sido desmontadas desde casi todos los lados. Además, su libro no es a fin de cuentas otra cosa que una justificación de la necesidad de un impuesto sobre el patrimonio (que se puede justificar con otros argumentos mucho mejor), esto es, un tema concreto, no hay nada de pensamiento político o económico nuevo detrás. Para que nos entendamos, poner a Rawls al nivel de Pikety es como poner a Bisbal al nivel de Paul McCartney.

Es bien sencillo. La socialdemocracia nació en el siglo XIX como un intermedio entre el liberalismo y el comunismo, como una transición suave o una atemperación de los rasgos mas divisionarios. En el siglo veinte,la llegada de los 80 vio nacer el neoliberalismo, el "capitalismo popular" de Tatcher, que no era más que una evolución de los postulados de Mises aplicados en la dictadura de Pinochet en Chile. En EEUU asistimos a su alianza con la imaginería neoconservadora de Karl Rove y su protegé, Bush Jr. , y su visión del mundo unilateralista. Podemos decir que en pleno siglo XXI, la visión ideologica del mercado (la supremacía del mercado sobre la sociedad, en realidad) ha mutado con muchisima fuerza y una capacidad de adaptación dialectica asombrosa. Curiosamente, la desregulación financiera ha ido pareja con la presencia del Estado como Hermano Mayor, tanto como mando intermedio de sus deseos como casi único interlocutor ante las multinacionales y lobbys financieros. Y curiosamente, la idea de cómo funciona y qué es el dinero, su funcion en la deuda, jamás se ha puesto en duda desde aquel fatídico dia de Agosto de 1971. En la practica, el liberalismo (que originalmente era algo distinto ideologicamente) se ha traducido en un neoliberalismo que beneficia a la clase dominante y que tiene contradicciones muy fuertes en su mensaje, pero no es disputado en la práctica. La socialdemocracia, en contraste, ha tenido una evolución menor, y frecuentemente, se la asocia con el mantenimiento del statu quo. Basta fijarse en las teorias de Rawls o de Pikkety. No buscan resolver las contradicciones de base, sino mantener un orden de las cosas atemperando la crudeza del motor económico, supuestamente a traves de un reparto de la riqueza. Solemos poner un ejemplo en los países nordicos, que han desarrollado con éxito ese paradigma, pero con las ventajas de estar en territorios poco densos demograficamente y con recursos importantes. Y por supuesto, con una disciplina ciudadana encomiable. Y aún así, no son modelos economicos impeturbables. La socialdemocracia carece de armas para contrarestar la marea neoconservadora, más que nada porque su aportación principal fue la gestión de la posguerra de la segunda gran guerra, pero olvidandose de que a la larga, los factores economicos que la motivaron ( pobreza, paro, deuda y competitividad entre naciones) pueden reaparecer. ¿Que ha hecho la socialdemocracia? ¿Ha planteado alguna reforma economica efectiva, alguna transformación importante del modelo económico, o más bien, simplemente , ha dejado hacer a las grandes finanzas, haciendo de colchón? Voy a poner un ejemplo claro: tanto la socialdemocracia como el neoliberalismo son principalmente urbanos, y nunca han prestado atención real ante el aprovechamiento rural y ecologico de los recursos naturales. Son incapaces de ver un bosque como un activo muy valioso, más allá del corto plazo. El neoliberalismo buscará rendimiento rápido del beneficio (tala, extracción, explotación intensiva) y la socialdemocracia lo verá como un gasto (protección, blindaje legislativo, control), cuando la idea debería ser un intermedio. Recuperar un bosque debería ser una inversión, capaz de beneficiar transversalmente a la sociedad, y no sólo al que rentabilize la inversión. Estamos en un proceso de concentración de población en las grandes ciudades que sólo es sostenible mediante un ingente consumo de recursos. La idea principal del caso que he expuesto es que principalmente, estamos usando la economía como un recurso dialéctico e ideologico, cuando realmente es algo indisoluble con la sociedad. La gestión de los recursos vitales es algo tan serio, que cuando estos escasean, ni nos planteamos otra cosa: sobrevivir. Pero evidentemente, es preferible evitar esta situación, ¿no creen? Por eso propongo un pragmatismo desde la optica del territorio y quien lo vive, más allá del sujeto líquido desvinculado de los arraigos sociales (léanse a Zygmunt Bauman) que simplemente devora los recursos y los desecha. Cuando tengamos el desastre encima y viremos hacia los científicos, ellos nos dirán: "Nosotros les llevamos avisando décadas sobre esto, y prefirieron hacer caso a economistas y brokers, que sólo miran resultados rápidos a corto plazo, y elaboran teorías conformes a sus edificios praxeológicos, olvidando otros factores (los no meramente economicos o computables como tales). Haremos lo que podamos, pero no lo olviden."

Poderoso y gran caballero es Don Dinero... Así es, y siempre será. La Ley atrapa a los pequeños y a los grandes de rompe y rasga, los deja pasar.

Qué ricos tipos que son los españoles! Se escandalizan por la legalidad que tienen las ventajas fiscales de Luxemburgo a grandes empresas - y, no les escandalizaba lo que sucedía en propio territorio - las llamadas 'vacaciones fiscales' vascas que, finalmente, han sido prohibidas por el Tribunal de Justicia Europeo. Y, las SICAV? Y, la Ley Beckham? que favorece a los millonarios fútbolistas extranjeros, pagando impuestos como cualquier currito español.

A mi me sorprende la sorpresa. Como dice polette, desde 1914 los socialistas siempre quedan como Rekalde el del PSE: como consejero de educación del PNV implantó las ikastolas y la enseñanza del euskera, con lo que consiguió que ETA le metiera un tiro. Los pobres ciudadanos europeos estamos atrapados entre los tontos y los malos (que también son tontos). Van a ganar Tzipras y Podemos porque Gabriel no conoce el dicho (creo que catalán): peor que perder es más perder. Una actitud, conservar un sillón a cualquier precio, que tiene 100 años de antecedentes. (y el precio termina siendo regalar el poder al nacionlismo. ¿No está cansado LFLA de tener razón y seguir perdiendo?. Hubo un eurodiputado que, para evitar servir de máscara a una mentirá, regaló el escaño (y los 8500 y los x mil para contratar). Evidentemente LFLA no es Sosa Wagner. Seguirá pontificando en clase bussines sin conseguir que los suyos tengan ninguna influencia en la agenda europea. No entiende la política, que no va ni de tener razón ni de quedarse a gusto con excelentes discursos: va de generar poder y producir efectos. Su curriculum es igual de extenso que su inutilidad. Es el típico político que hizo oposiciones a diputado en el PSOE. En su momento habrá impresionado a los que hacen las listas.

Donde no hay ética suele no haber estética. Verdad es que en España, líder en desempleo, no se da la pauta de los treinta, aquí los ultras son la derecha de toda la vida, ahora y casi siempre en el poder, lo que no se menciona, ya que se defiende a capa y espada, es lo que nos ha traído a esta ruína en la que vivimos, un monopartidismo falsamente vestido de izquierda y derecha, con los únicos puntos de desacuerdo en cuestiones morales como matrimonio gay, aborto etc, pero monolítico en cuestiones económicas y de política exterior, que es lo que de verdad importa. Así que haciendo malabarismos -bending over backwards- y sin mencionar el nombre de Dios en vano, nos pone en guardia contra los innombrables, Podemos, aunque en algún momento y de pasada se menciona lo de populismo. La desvergüenza llega al límite cuando se atreve a reclamar a los socialistas que por vender su reino por un plato de lentejas -lo que llevan haciendo en España desde la transición- no están recibiendo ya ni el plato de lentejas, hay que reclamar más a los que reparten dádivas. Y lo de dádivas nos lleva a otra cosa, con un titular hoy en este mismo periódico anunciando que Soros, el benefactor de nuestro ilustre huésped, no entrará en una empresa española que creció y prosperó durante la dictadura, entre otras cosas con mano de obra gratis, presos republicanos.
Y ahora la estética, nuestro ilustre escribidor -orador en esta ocasión- habla de ganadores y perdedores, pero no dice qué es lo que se gana y se pierde, un estómago apaciguado sin moral, o una moral a prueba de estómagos. Veo que lo que los 'think tanks' requieren son estómagos agradecidos, ya que de inglés, bueno si, hay cierto nivel, pero fonéticamente hablando le recomendaría algunas lecciones con los Morancos, capaces de hablar casi cualquier idioma con verosimilitud sin decir nada. No es lo mismo yellow que jello, y las oclusivas finales en inglés causan aspiración, para que empiece a mejorar el acentitio aunque no sea necesario, seguramente sus patrones hasta consideran atractivo el que suene como sureño, para lavar un poco la imagen de supremacismo norteño. Have a nice day.

Al partido socialista de España, le pillo con el nuevo presidente Pedro Sanchez en la votación por Juncker, de ir a favor o en contra, cuando una gran parte de los eurodiputados estaban en contra, el P$OE de España voto en contra porque sabia que con los votos de los demas socialistas europeos saldria, le salió bien la jugada ya que tenia a Podemos acusandole de estar a favor de los corruptos, y el voto en contra se hizo por hacer ver que algo tendria que cambiar, al menos en imagen con el nuevo presidente, pero la realidad es bien distinta y para muestra un boton, que se ha visto en la votación con el PP$OE juntos para esclarecer todos los gastos del Senado, una CHAPUZA y mangoneo, cómo estaba previsto, y que nos imaginabamos la grandisima mayoria de los españoles, que así sucederia cómo sucedió
Por lo tanto los socialistas siempre han estado, y seguiran estando, sentados en dos sillas a la vez, y al final se les pillan los organos masculinos, si es que les queda alguno, ellos no cambiaran JAMÁS, lo llevan en los genes, si una pequeñima parte de la sociedad ( Los liberados y familias de los mismos ) cree en ellos, alla ellos.... Pero no habrá nada nuevo bajo el SOL.

Llegados al dilema, los socialdemócratas han de afrontarlo. Y hacerlo reflexionando sobre cuán responsables son de haber llegado a este punto. El ultraliberalismo ha acabado por imponer complicidades que carcomen los principios fundacionales de la Unión y sus democracias. Los movimientos contestatarios, merezcan o no respeto y sean o no populistas, son los lodos de polvos que venimos acumulando. El fantasma de entreguerras recorre Europa. De nuevo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal