José Ignacio Torreblanca

Lo nuevo y lo viejo de Podemos: debate con Iñigo Errejón

Por: | 05 de enero de 2015

 

Este es el vídeo de la conferencia inaugural de Iñigo Errejón en el Master sobre Política y Democracia de la UNED el 25 de noviembre de 2014. Creo que hizo una magnífica exposición explicando en qué consiste Podemos y por qué han sido capaces de lograr lo que han logrado. Recomiendo su visionado; aunque largo sin duda merece la pena. Como soy profesor de ese Master de la UNED, tuve la oportunidad de formularle un par de preguntas (en el minuto 59:45 está mi intervención y en el 1:13:20 está su respuesta). 

Iñigo Errejón es, sin duda, la mejor cabeza que tiene Podemos. Suya es toda la elaboración teórica que vincula los conceptos de hegemonía de Antonio Gramsci y la reformulación del populismo planteada por Ernesto Laclau. Pablo Iglesias también es un gran comunicador, pero precisamente en aras de la comunicación se ve obligado a repetir machaconamente las mismas consignas una y otra vez, lo que acaba por llevarle a simplificar excesivamente. Por el contrario, Errejón (como le ocurría a Pablo Iglesias antes de entrar en campaña permanent) puede todavía expresarse en intervenciones más largas y participar en debates de verdad. Por eso merece la pena esta conferencia.

En su conferencia en la UNED, Errejón esboza la tesis, que simplificadoramente podemos llamar como "la grieta", de que las movilizaciones del 15-M de 2011 dieron lugar a una resignificación de la política, abrieron la "grieta" por la que luego se colaría Podemos tres años más tarde. Toda la estrategia de Podemos está resumida en esta intervención de Errejón: especialmente su capacidad de lograr que la ciudadanía reinterprete la realidad de una manera diferente. 

Mis dos preguntas, en el minuto 59:45 versan, la primera, sobre por qué Izquierda Unida no fue capaz de aprovechar esa grieta en los meses inmediatamente posteriores, encontrándonos con la paradoja de que el Partido Popular llega al poder con una mayoría absoluta. La segunda trata sobre las tensiones entre izquierda y derecha en las estrategias de Podemos y sobre hasta qué punto sus propuestas programáticas son nuevas o viejas. Les dejo con la conferencia y las preguntas y respuestas. Creo que, especialmente, la conferencia, merece la pensa de verdad. No se la pierdan.

Hay 21 Comentarios

Si algo consigue Errejón_AGramsci, es que todos entren por el aro del materialismo dialéctico, o como el mismo explica, los "enemigos" cada vez más numerosos y directamente proporcionales a la subida en las encuestas de Podemos, se ven obligados a rebatir sus argumentos. Para poder hacerlo con eficacia tienen que bajar a la arena dialéctica e histórica que ha sido acondicionada por la sociedad a los nuevos tiempos. Un viejo asunto en un escenario nuevo. No es del todo cierto que esté todo inventado. Si bien los ingredientes son de sobra conocidos, hoy los nuevos cocineros de la política preparan sugerentes creaciones que, al menos sus sabores, nos estimulan la memoria olfativa y gustativa, retrotayéndonos al pasado y a los viejos conflictos que siempre existieron desde que el hombre es hombre. Se confirma pues que el final de la historia aún está lejano.

Oye ECO, ¿me puedes decir por favor qué partido político te parece que propone soluciones viables? Es que de momento no hay muchos que propongan soluciones siquiera, más bien parece que no ven ningún problema que solucionar. Y ya que estamos, según tu opinión, ¿qué partido dispone de "capacidad, es decir, de influencia y poder en la sociedad española, para llevar adelante sus ideas" ? ... ¿es que hay algún partido que tenga ideas propias? es que últimamente parece que las ideas se las dan desde fuera. Yo creo que hay unos personajes que se hacen llamar políticos, que llevan cuatro legislaturas (como mínimo) expoliando sin ningún pudor a todos los ciudadanos, y eso no puede seguir así. Y no creo que esos personajes estén por cambiar de actitud.

Estimado Iñigo Errejón,
me gustó la idea de la contingencia, el indeterminismo de los hechos que han dado lugar a Podemos.
Fue muy honesto pero inocente poner el ejemplo del nazismo, ya que conduce a la idea de lo falaz de la comunicación política; si es bien llevada, puede dar lugar a la barbarie con sus mensajes "claros y evidentes". La idea abstracta puede ser usada en vuestra contra, si uno no insiste en ese momento en la "calidad" de la idea.
Mucha suerte y mucho estudio!

Sí, suena todo a viejo. Como los pantalones de pata de elefante y los jerseis de cuello vuelto; igual. Y no, la teoría de La Grieta no es nada convincente. Más bien parece un caso para la de la Masa Móvil: los que hicieron cola ante el ataúd de Franco votaron poco después a Suárez a los acordes de Libertad Sin Ira, hicieron ganar a Felipe, salieron a la calle en masa para el funeral de Tierno, se desgañitaron con Fernando Alonso, celebraron la Décima, fueron a ver al Papa, ganaron (ellos en persona!) el Mundial, estuvieron en la Puerta del Sol el 15M, votaron al PP... La predicción del pasado político es una ciencia casi infalible; la del futuro resulta más compleja.

Que un partido político crezca únicamente al calor de la crítica política es posible, aunque no creo que sea suficiente para poder gobernar. De lo que si estoy seguro es que no es bueno para la sociedad, pues únicamente con crítica no se resuelven los problemas de los ciudadanos.


Considero que hace una interpretación equivocada del 15-M y el fenómeno de Podemos. Podemos no surge del 15-M sino que el 15-M se organiza para impulsar a Podemos. Todos los actuales dirigentes de Podemos participaron con mayor o menor visibilidad en el 15-M.


Tal vez los dirigentes de Podemos sean grandes comunicadores, a mí por el momento no me han convencido, incluso tal vez tengan madera de líderes, pero de lo que si estoy seguro es de que carecen de dos cosas importantes. Primera, de soluciones viables. Segunda, de capacidad, es decir, de influencia y poder en la sociedad española, para llevar adelante sus ideas.

No sé lo que les habrá parecido el video a los demás, yo tampoco lo he visto entero, por supuesto, pero si desde los minutos que indica el blogista y, exceptuando alguna intervención, el resto de intervenciones y las respuestas de Errejón me han parecido de lo más incomprensibles desde el punto de vista del uso de la palabra, por parte de los que preguntaban, vamos es que decían una sarta de palabras incomprensibles que no se aclaraban ni ellos mientras que algunos los miraban con caras de medio pasmados, por su parte, Errejón , que es un casco de nervios, entre eso, que le quería salir las repuestas de golpe y luego el lenguaje superculto que utilizaba pues bueno, desde luego está bien para una charla en la Universidad pero desde luego para hablarle al pueblo llano mejor que lo hagan otros porque él los dejará boquiabiertos, sin enterarse de nada.

Hola, amigos. "Nihill novum sub sole", y en política, mucho menos. Todo está dicho, la rueda vuelve a girar y ante la situación calamitosa y de cochambre moral que nos han brindado nuestros gobernantes y el sin lustre PARTIDO POPULAR, surgen nuevas propuestas que son solo propuestas de gobierno, cien veces repetidas en su ideología, pero que cobran nueva actualidad al enfrentar una vez más problemas que nunca han sido resueltos..., ni se resolverán. Lo que es nuevo es tal vez el talante y la supuesta honestidad de los que pretenden el poder, lo cual está por demostrar. El ciudadano, una vez más escarmentado, después de jugarse el tipo a un número perdedor, trata de tirar los dados a otro número, a ver si esta vez acierta. Incertidumbre y riesgo, una vez más. Escaldados por la experiencia completamente negativa del PARTIDOO POPULAR, ¿habrá algún nuevo CHAPULÍN COLORADO que nos pueda defender y ayudar? ¿Será PODEMOS y su Pablo Iglesias? La noche es muy oscura. Tal vez amanecerá Dios y medraremos. Mientras tanto, mi consejo es preparar por los medios que están a nuestro alcance la derrota más estrepitosa que recuerden los anales políticos para un partido mefítico como el del señor RAJOY.

Don Lambda:
Pues, en parte, estoy de acuerdo con ud. Una administración que mantenga una razonable redistribución de la riqueza puede ser implementada por cualquier partido, ya sea de izquierdas o de derechas. El problema surge cuando esa redistribución implica dirigir los recursos obtenidos de la imposición fiscal no hacia la eficacia general del funcionamiento del mercado sino hacia la anulación de cuanto de bueno tiene la libertad en las transacciones y la producción; es decir, a la compra de un voto subsidiado, a la dependencia burocrática de la iniciativa privada, a la inversión despilfarradora de los recursos en formas diversas de control político de la sociedad, etc... Una buena administración ha de servir al sostenimiento de un estado de bienestar equilibrado en derechos y deberes y a la gestión sostenible de los servicios básicos de un país civilizado. Que pueda haber políticos de uno u otro partido capaces de entender la necesidad elemental de no ir contra la lógica económica (que no es liberal ni socialdemócrata sino ciencia fundamental de los intercambios al margen de ideologías) es algo sobre lo que no me cabe duda.
La cuestión es que la actual coyuntura deriva de una concurrencia de factores vinculados a una interpretación reduccionista de la realidad de nuestro tiempo, cual es la de la rancia socialdemocracia con ribetes sectarios practicada por Zapatero y sus gobiernos, de los cuales las actuales alternativas en el PSOE y la izquierda bolivariano-podemista (éstos en un grado peligrosamente trasnochado) son también conspicuos representantes ; en definitiva, ese mal hábito de utilizar el dinero para "hacer política", para prolongar la permanencia en el poder de un grupo de personas agrupadas entorno a unas siglas, más que para conseguir la mayor prosperidad posible para el mayor número posible de ciudadanos. Y la palabra clave, claro, es "posible".
La función del Estado para un liberal es la de dar seguridad jurídica, garantizar la independencia de los poderes públicos, favorecer la competencia y defender al conjunto de la sociedad de los enemigos exteriores e interiores que traten de usurpar la soberanía nacional. El Estado del Bienestar puede ser perfectamente compatible con esos requisitos en tanto que otro principio liberal, la igualdad de oportunidades, no implique una igualdad finalista y la anulación de los incentivos para el desarrollo personal. Son precisamente aquellos estados en que se persigue la libertad de empresa y se coarta la libertad ciudadana donde el más fuerte, afín al poder político y capaz de obtener concesiones de éste por uno u otro procedimiento, acaba por imponer su poder de facto. Lo que no puede pretenderse es que el Bienestar suponga un drenaje insostenible de recursos que, por su carácter improductivo, condicione la prosperidad del conjunto de la nación y, al cabo, produzca el efecto contrario para el que fue diseñado: dar seguridad en la adversidad.
Por lo demás, un servidor no es creyente ni siente devoción alguna por los debates nominalistas. ¿República o monarquía? La monarquía constitucional es una república con una figura arbitral suprapartidista (desaprovechada en España, en la opinión de un servidor), en realidad, y su permanencia no causa daño alguno ni plantea dificultades como las que, en los EEUU, por ejemplo, genera el conflicto entre poderes legislativo y ejecutivo. ¿Laica o aconfesional? Lo mejor es dejar a cada cuál que determine qué quiere o no quiere creer en un ámbito sobre el que la política no debería tener nada que decir; mientras la fe no vaya contra la convivencia, los creyentes tienen derecho a hacer de la religión parte fundamental de su existencia y a no tener que esconder creencias y ritos en recintos confinados; si, además, resultan útiles a la sociedad, ¿por qué no ayudarlos en su contribución al bien común?
Y, en fin, en España, los antagonismos se exacerban a veces hasta el ridículo. Muchos de los fallos que ud. señala son evidentes y, sin sectarismos ni intereses creados, podrían ser reconducidos por la senda de la racionalidad. Pero para eso hay que mirar más al futuro que al pasado, ser conscientes del mundo en que vivimos tiene sus propios problemas que requieren imaginación y acuerdos basados en el respeto mutuo, no formulaciones periclitadas y conflictos entre banderías.
(Perdón por la parrafada)

Una pregunta, Witness: Ni PP ni PSOE están por una labor de reforma y limpieza interna (lo que significa que sus redes clientelares aspiran a quedar intactas...) y básicamente, sólo aspiran a ser meros gestores económicos con algunas sutiles diferencias entre sí de cara a la galería. ¿Qué motivación de cambio nos dan para votarles? ¿Guiños a la galería, reformas opacas? Y así seguirían durante años, de no ser por el auge de Podemos. Y ojo, que también desconfío de Podemos, pues todavía deben demostrar mucho si llegan a tocar el poder. Lo fundamental es que en sí, ni PP ni PSOE han elaborado proyectos de profundo calado modernizador para el esquema económico (no se pensó más que en continuar el ladrillo, y en parte, se lo ha rescatado), y peor aún, continúan en perpetuar los hachazos a iniciativas mediante impuestos ( a las energías renovables, al autónomo, etc...) y sin aclararse muy bien como liberalizar el mercado de trabajo sin hacer trampa. El problema, Witness, es viejo: la relación clientelar de influencias entre la Política, la Administración y las grandes empresas españolas con intereses enclavados, como las energéticas (las eléctricas), y asimismo, las puertas giratorias entre política y empresa. Esto, que pasa en diverso grado en otros países, no sería tan grave si no fuese por la dificultad de la Justicia, cortapisada desde el poder, y un Parlamento poco eficaz, así como el Senado y el Congreso. Y aún así, todo eso sería soportable de no ser por otro enorme y elefantiásico lastre: la enormidad y duplicidad de funciones en las CCAA, un sumidero de dinero y de capas legilativas además de burocráticas que ralentiza al Estado, con poca responsabilidad fiscal sobre sí mismas, y mucha alegría en el gasto. Si acaso, el País Vasco logra controlar su estipendio en un corsé decente, pero a costa de una evidente insolidaridad fiscal con el resto de CCAA. En otras palabras, no son exactamente los servicios del Estado (Sanidad, Justicia, etc) sino el Estado mismo el que se debe reformar, en una lavativa que se lleve el exceso de grasa y el pus purulento que empieza a infectar el organismo. Yo quiero un Estado viable, capaz de garantizar los servicios al ciudadano propios de un estado del bienestar europeo, no un país seccionado en múltiples identidades (en pleno delirio hagiográfico, desean que el dinero público se dedique a lo accesorio, y no a lo urgente) y arrasado por una visión sesgada e interesada de un neoliberalismo deshonesto ex-novo, que renueva las vestimentas de viejas y nuevas oligarquías, caciquismos de un nuevo siglo. Mi perspectiva es laica, republicana y hasta ligeramente conservadora si me apuráis. Podemos es una desbrozadora necesaria, pero no basta. Ha de existir una poderosa sociedad civil, capaz de plantar cara por sí sola (sí, incluso en el caso que Podemos llegue al poder, será necesaria, máxime porque la política tiene tics heredados, que se perpetuan en cada partido nuevo en el poder).

Hasta en sus respuestas, de nuevo, con todo el cariño, del mundo, ya hasta asume, afirma, y niega, categóricamente, que más allá de su propio discurso teórico dogmático, de critica, de la crisis.
De la nueva nomenklatura, o kasta, del recién nuevo polit buro, del nuevo puro partido político, de podemos. Tengan nuevas soluciones propias, a la crisis.
.
Y menos, para aumentar su productividad, y crear más empleos.
.
Como el de; su nuevo discurso, debido y favorecido también, por las crisis de las audiencias de las propias cadenas televisivas privadas, de la cuatlo, y de las sestas, en concreto, y también en crisis, por sus propias, y enormes perdidas, y deudas. Como es las de todos conocidos. Y como la antigua, de Intereelconomía, inicial. De clara tendencia contraria, y antidemocrática, y de claro ejemplo, de un extremismo político.
.
Que como, históricamente, también lo era, un discurso en sus orígenes. Desde Kant. Transversalmente.
.
Ya que tampoco, de nuevo, no se distingue, kantainamente, y peligrosamente, e históricamente, de nuevo:
Ni entre la izquierda, ni entre la derecha, y ni entre sus extremas soluciones. Para intentar así, llegar a tocar el poder.
.
Y que históricamente, no debemos, nunca de olvidar: Que ese mismo discurso, de flautista de amelín, de carta de los reyes magos, y que no nos lleva, a ninguna parte, sin ningún tipo de soluciones prácticas, a la crisis, como ya lo reconoce, hasta el mismo, en sus respuestas, y desde un principio.
.
Y, que además es, un discurso, rabiosamente y claramente, excluyente, culpabilizador, estigmático, y purgante, y sin libertad de expresión, y nada respetuoso con los derechos individuales, y colectivos, de todos los demás, y de todos sus mismos y demás conciudadanos libres. Con derecho también, a la sana crítica, y a la libertad de expresión, e ideológica y a la libertad de pensamiento, que están además, plenamente reconocidos constitucionalmente:
.
Y: Sin olvidar: Que:
Nos ha llevado ya, ese mismo tipo de discurso, cerrado, excluyente y cupabilizador, a los demás, y no tampoco, también, autocrítico; a uno mismo:
.
A muchas más purgas, y a más guerras civiles, y ya, a dos guerras mundiales, con todos sus propios millones de muertos, incluidos.

Y, que solamente es un discurso, decepcionante, no en su vocabulario, si en sus históricas y falsas e irreales recetas soluciones, ideales, y finalmente y colectivamente desilusionantes, nada productivas, y solo motivador, y de mera critica política, populista, sin soluciones propias, más allá de la mera lógica, social y colectiva, solo gracioso, y de mera propaganda política, y motivador, de propaganda meramente, electoral, mal sumadas, e intencionadamente, además, como en todos los politicosn, y en todos los partidos políticos, frente a la crisis.
.
Que además, el mismo ya reconoce; que es solo eso, un mero discurso literario, quijotesco, y sin ningún tipo de solucion real, y practica, a la crisis.
.
Salvo las escogidas, como desde la estantería de un supermercado:
De las ya fracasadas, superadas, y ya olvidadas, de los años 70, Populistas.
.
Y solo para evitar la critica a sus propias ideas políticas, y/o de los partidos políticos, similares, social comunistas, no social demócratas, ni tampoco socialdemócratas.
.
Transversal. Ni de derechas , ni de izquierdas. Ejem,… hasta ya, un poco más que; indefinidas y ridículas.
.
Que además solo se ceba en el vocabulario, como el de las rabiosas, kastas, elites, nomenklaturas conservadoras, etc…, culpabilizadoras, e estigmatizadoras, simplistas, y nada reales, de los propios males, y de los males reales de la propia crisis. Social y económica. Y Que además, se prolonga, mucho más que las anteriores, en el tiempo, y en los años.
.
Que ahora incorpora, en un claro intento de nueva y continua campaña electoral, de nuevo más que Populista:
A las de los socialistas, en vez de las de izquierda unida, para evitar de nuevo, la más que sana, y democrática, critica también, a las ideas propias, y comunistas.
.
Sin resultado histórico práctico, alguno, y favorable, y productivo, desde su mismo intento de implantación práctica. Salvo cuando incorporan, el capital, que es propio del sistema social capitalista, y/o, el de los mercados.
Ahora, incluso ya hasta de los sistemas políticos, del norte de europa.

Doña Alba:
El curso de los acontecimientos que desencadenaría la aplicación de las ideas chavistas de Podemos (empeorar) sería más o menos el siguiente:
-La amenaza de un incremento súbito y desmesurado de la presión fiscal y otras medidas igualmente intervencionistas producirían una fuga de capitales y, como consecuencia, aparte de un desplome de las bolsas, un nuevo periodo alcista de los intereses de la deuda.
-La caída de la inversión privada pondría en serias dificultades tanto a las empresas como al Estado, que debería sustituir aquella mediante la aplicación de un presupuesto fuertemente expansivo.
-Sobre ese presupuesto gravitarían, por tanto, la renacionalización de los servicios públicos y la vuelta de su gestión ineficiente, los costes reasumidos completos de salud y educación, las pensiones de una población envejecida, las ampliadas subvenciones y los extensísimos sueldos sociales, la inversión pública indispensable, los crecientes intereses de la deuda… En conjunto, un volumen de gasto que excedería con mucho la capacidad de recaudación sobre una población igualada a la baja.
-El desequilibrio fiscal subsecuente acarrearía tensiones ineludibles en el área Euro, que no podrían ser compensadas por un rescate europeo en tanto que ello supondría un retorno a una austeridad, explícitamente denegada por la extrema izquierda bolivariana. En consecuencia, la expulsión de la moneda única sería irremediable.
-Un retorno a la peseta (o la adopción del bolívar; o la instauración del podivar) acarrearía nuevos castigos a la deuda española, más intereses y más dificultades de financiación. La devaluación interna limitada por la que hemos pasado en los últimos años dejaría en poco la devaluación monetaria que habría de venir (la primera de una serie), necesaria además para recuperar la competitividad perdida con el incremento de costes financieros y laborales.
-Fuera del mecanismo europeo de cambio y contando con la obtusa visión que de la economía tienen los podemistas, estaríamos abocados a un default de grandes proporciones, a la solicitud de ayuda al FMI y a nuevas exigencias de ajuste, de seguro, otra vez denegadas. La subsecuente suspensión de pagos incrementaría todavía más los intereses de cualquier pretensión de nueva finaciación, las empresas se quedarían sin dinero para funcionar y el Estado comenzaría a emitir moneda en grandes cantidades para pagar tanto dispendio. La inflación iniciaría una espiral alcista a pesar del intento de control por decreto de precios y salarios.
-Entretanto, los altos costes unitarios de producción de las empresas españolas, una vez fuera de la UE (puesto que Europa no podría consentir la permanencia de un socio tan inestable y poco fiable), agravados probablemente por la reentrada en un mecanismo de aranceles proteccionistas, desplomarían nuestro comercio exterior en un contexto de extrema dependencia energética. Para que el balance por cuenta corriente pudiera ser reequilibrado en cierta medida, se habrían de adoptar a una serie de medidas autárquicas que pusieran en el mercado - si puede llamarse así- productos necesarios para la población. Los precios, por tanto, subirían todavía más.
-En consecuencia, aparecería la escasez; los hogares no tendrían recursos suficientes para obtener sino un mínimo vital; habría racionamiento; surgiría un mercado negro; sobre la ya incrementada por la ubicuidad de los peajes públicos, la corrupción se extendería por simple necesidad de supervivencia y…voila: ahí tendría la izquierda "ilusionada" su Venezuela al sur de los Pirineos.
Y esto es sólo el comienzo. Las consecuencias políticas y sociológicas serían todavía peores. El crecimiento de Podemos (empeorar) sólo es explicable por la existencia de amplios sectores de población caracterizados por una profunda incultura histórica y económica; y
además, claro, por el ciego enfurruñamiento -acaso justificable pero desde luego suicida- de las personas más informadas.

Die Philosophen haben die Welt verschieden interpretiert, es kommt aber darauf an, sie zu veraendern. Es decir, los filósofos han interpretado el mundo de diversas maneras pero de lo que se trata es de cambiarlo (Karl Marx)

Déjate de rollos Witness, si Podemos está donde está es porque es la reencarnación política de lo que la gente joven de nueva izquierda y la de antes, que había perdido la ilusión, demanda, ni más ni menos, y esto hay que decirlo aunque no les guste a muchos y si hay que salir de la Eurozona por que así lo diga la Merckel e imitando a Syriza, pues se sale. que ya tendremos nuevos socios ¿o no, corazón mio? ¿duro de mis amores?

Las palabras de Errejón explican las de Pablo I. en un sentido concreto, que tiene menos de político como deseo de eunomía (de la búsqueda del buen gobierno y del bien común) que de simple “asalto” (¿recuerdan?) al poder. Tal pareciera que los miembros del polit buró podemista estuvieran jugando a un juego de rol en el que sólo importara ganar a los adversarios utilizando diversas modalidades de estrategia y añosos modelos de estructuración grupal. Así se explica que no pretendan acceder a un gobierno municipal que implicaría evaluación inmediata de gestión, que hayan variado la ubicación de su discurso desde el ámbito venezolano (cada día que pasa más incómodo) al escandinavo (cada día más liberal, paradójicamente ) en menos de seis meses, que carecieran de proyecto económico hasta hace bien poco y que, asimismo, hayan pasado , en cuanto las encuestas dejaron entrever el despiste de muchos ciudadanos, del modelo sovietizante asambleario, al leninista centralizado con fuerte dirección desde la cúspide y (tele) exposición carismática del liderazgo. Entre los dirigentes de Podemos (empeorar) no hay ninguno con preparación económica, ni científica, ni legal; se trata de una comandita de “teóricos” de la política crecidos al amparo del lugar común universitario que se ha encontrado con que su esquematismo conceptual tenía un eco inusitado en época de tribulación, de manera que era posible explotar, desde la cómoda posición de ”parvenu” , las más manidas mañas del populismo y de la demagogia sin estar obligada a ofrecer otra cosa que su propia habilidad para manejar emociones, palabras y expectativas –falsas- de novedad. Teniendo esto en cuenta, es difícil adivinar a qué mobiliario cefálico quiere hacer refencia nuestro anfitrión. Errejón es el típico producto de la endogamia universitaria española, con su solecismo arbitrario a cuestas y sus vicios departamentales intactos; Pablo I. , el no menos usual ejemplo de arribismo de doble rostro tocado por la listeza goebelsiana y la misma ansia de figuración pública que el propagandista que acuñara el lema “con los oprimidos, contra los opresores”. Si hay quien los toma en serio es porque conoce lo peligroso que resulta desconocer las consecuencias que depararon casos análogos en el pasado siglo.

En mi opinión, en las elecciones generales de 2011, la gente afín al 15M no politizada, dejó de votar, por considerar que todos los partidos políticos no los representaban (un ejemplo reciente de ese "todos" es el del coche en Génova y antes el agua y abucheos a Cayo Lara y a Beatriz Talegón) . La gente que votaba al PSOE dejó de votarle, por la corrupción, en concreto el caso de la casa en Galicia de José Blanco, con el que machacaba la derecha. La gente del PP, votó como siempre en plan piña, con monjas de clausura incluidas. IU tiene sus simpatizantes y quizás recibió algún voto de rebotados del PSOE. Pero claramente IU tenía un techo muy bajo y ahora más bajo todavía.

Un saludo.

La conferencia es muy interesante, ahora bien, alguien debería hacerse mirar como se pasa del menosprecio y la ridiculización a tal adoración:

http://blogs.elpais.com/cafe-steiner/2014/05/podemos-salir-del-euro-devaluar-y-suspender-pagos.html

Saludos.

Estoy alucinado. El repelente niño Vicente, perdón, el caradura de Errejón, es simplemente un prepotente, soberbio y arrogante, el típico hijo de papá metido a revolucionario. Sus aportaciones son como las de su beca de investigación, es decir, nulas. Su único objetivo, como el de sus compañeros, es hundir y machacar al PSOE, que es lo único que les une. Por eso montaron el 15M. Conseguido el objetivo el 20N de 2011, desaparecieron, y, posteriormente resucitaron con el nombre de Podemos. Esta es mi opinión, pero claro, yo solo soy un catedrático de Historia de Instituto, y no de Universidad. Pero perdona por mi ignorancia, pero creo que Errejón, como el movimiento al que representa, es simplemente un fraude y un engaño. Esto lo digo desde la izquierda. Y, además, pienso que su única contribución va a ser convertirse en el salvavidas del PP.

Si Nixon, Eisenhower, Kohl o Mitterand se levantaran de su tumba y vieran como, hoy mismo, Alemania amenaza a los griegos si votan lo que ella no quiere, se enfadarían mucho. Todos estos dirigentes de derechas siempre tuvieron claro quién era el estado (que era la silla en la que estaban sentados) y quiénes son las empresas y bancos que van a lo suyo. Y que entre el estado y el mercado hay un enfrentamiento-colaboración permanentes. Cuando el reequilibrio tarda demasiado en producirse, la tormenta es más violenta. Ahora el interés general no tiene quien hable en su nombre (shmerkel habla en nombre de sus jubilados ricos y el bundesbank). Alemania ha decidido el fin de la UE. Quien antes lo lea, más ganancias obtendrá. (el otro día mencionamos la diferencia entre un analista y un político).

En última instancia, la capacidad de actuar en política se basa en la legitimidad, y hablo no de la legitimidad del deber ser (por ejemplo, la legitimidad de los DDHH) sino la del ser (valga la terminología): la legitimidad como aquello que genera poder consensual. No solo hay que tener propuestas que sea posible poner en práctica y puedan funcionar (por problemáticas que son siempre; cualquier cosa que vaya contra el suicidio de la especie humana ha de luchar denodadamente contra todas las tendencias dominantes), sino que tenga oportunidades de alcanzar esta legitimidad que dé la posibilidad de intentarlo. De eso es de lo que se está hablando. Luego están los análisis de lo que ha cambiado con respecto a lo que se dijo antes o en otro sitio.

Está muy bien la cuestión de la simplificación de la realidad, del relato, para propósitos prácticos. Es que en realidad todo el conocimiento gira en torno a la práctica y todo simplifica. El conocimiento puro es propio de los (inexistentes) dioses. Cierto es que la realidad es (a veces) terca, pero ver una piedra que viene a golpearnos es visión práctica, de lo que nos interesa (apartarnos). No hay conocimiento de su composición química exacta, o del auténtico movimiento individual de todas sus partículas, o de la piedra considerada como un todo, que es mucho más complejo de la idea que nos hacemos, y encima, si miramos bien, indeterminado, salvo que la mecánica cuántica esté radicalmente equivocada. Solo conocemos lo que nos interesa, y muy simplificado. Siempre. Los otros analístas o fuerzas políticas hacen exactamente lo mismo, arrimando de paso el ascua a su sardina, sea ésta intelectual o política, generosa o egoísta. Lo que llamamos teoría es más bien práctica menos mediata. Cuestión aparte es la de engaños y errores obvios.

Después de haber estado descalificando a Podemos de la manera más burda durante meses ¿ahora pretende que nos pongamos a ver el vídeo? !Ah, es que nada menos que Iñigo Errejón estuvo en mi universidad! Vamos, Sr. Torreblanca, a ver si se aclara un poco, ¿eh?

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal