José Ignacio Torreblanca

Caricaturas musulmanas en solidaridad con Charlie

Por: | 09 de enero de 2015

Captura de pantalla 2015-01-08 17.40.14Hoy viernes publico mi columna semanal en la edición impresa de ELPAIS con el título: "Es política, no religión". Desde mi punto de vista, el debate sobre las supuestas esencias violentas del Islam o la complicidad de los musulmanes con estos atentados es erróneo, tanto por razones de hecho (las principales víctimas de los yihadistas son musulmanas) como por razones políticas, pues ese tipo de discurso abre una vía para la confrontción entre sociedades en lugar de un espacio para intervenir políticamente.

Con las emociones desbordadas por los atentados, algo muy fácil de entender desde España a la luz de los atentados de Atocha en 2004, es natural dejarse llevar por la desesperanza. Pero pasado el shock, no deberemos dejarnos llevar por aquellos que quieren utilizar estos atentados para reafirmar principios excluyentes o xenófobos. 

Captura de pantalla 2015-01-08 17.57.25

Por esa razón, me ha parecido particularmente útil la iniciativa de la Fundación Al Fanar de colgar en su web tanto algunas caricaturas aparecidas en medios de comunicación árabes o musulmames como por intentar traducir y resumir las condenas que en la prensa árabe y musulmana se han ido produciendo de estos hechos. 

De la prensa me quedo con la expresión de bochorno y vergüenza que muestra Al Quds o la crítica de Al Sharq al Awsat a quienes justifican o disculpan dichos atentados. También merece la pena el comentario de Jaled Sliki en Hespress hablando de la necesidad de la necesaria crítica de la razón islámica. Es cierto que muchos musulmanes no entienden que las religiones, sus símbolos o sus valores puedan ser ridiculizados y que se ofendan cuando se caricaturiza. Pero la respuesta no es, como se pretende a veces, pedir que celebren lo que consideran ofensas a su religión sino que las "toleren". La tolerancia consisten precisamente en eso, en resignarnos a convivir con aquello que nos produce disgusto moral y nos ofende. Sólo explicando que es precisamente la libertad de expresión la que  acaba permitiendo que se pueda practicar cualquier religión es como ganaremos la aceptación.

 

Y aprovecho, aunque sea auto-bombo, para rescatar algo que escribí en este mismo periódico en 2006 con motivo de las viñetas danesas. Se llamaba, "Para morirse de risa" y en ella escribía:

"Para unos, el editor del Jyllands-Posten es un irresponsable con notable mal gusto, para otros, un pirómano de ultraderecha. Leyendo su carta del 30 de enero se aprecia algo intelectualmente más honesto: por un lado, defiende la libertad religiosa y pide perdón a los que se hayan sentido ofendidos, por otro explica la iniciativa en términos del debate sobre la libertad de expresión que vive Dinamarca (un país con una larga tradición de libertad de expresión, recuérdese que fue el primer país del mundo que, en 1969, legalizó la pornografía)" [..]

Aceptar que el sinnúmero de tabúes religiosos existentes vincula a los que no los comparten o someter la libertad de expresión a la prohibición de blasfemar supondría, sin duda, el fin de cualquier posibilidad de libertad en nuestras sociedades. Precisamente, ése es el valor del concepto de tolerancia: resignarnos a aceptar aquello que siendo legal, nos disgusta moralmente. Que los líderes religiosos y políticos del mundo musulmán no quieran aceptar este hecho es lo verdaderamente preocupante porque esta manera de entender la vida y la libertad, y especialmente el papel de la religión y sus dogmas, constituye el núcleo de nuestra forma de vida y ha sido ganada sobre la base de mucho esfuerzo y sufrimiento. El editor del Jyllands-Posten ha pedido perdón a quien se haya sentido herido, pero se ha negado rotundamente a comprometerse, tal y como le exigen, a no publicar nunca más caricatura alguna de Mahoma. Es una decisión legítima, y debemos estar preparados para respaldarla, aunque no se esté de acuerdo.

 

 

Hay 20 Comentarios

Desgraciadamente aun queda mucho tiempo hasta que resolvamos nuestros problemas sin insultos, agresiones o asesinatos. Pero estamos en ello.

Afortunadamente en America estamos aun libres del islam, por ahora.
Lamentablemente en Europa ya es un hecho que el islam se hace cada vez mas fuerte.La multiculturalidad es una idea fracasada de la progresía europea, el islam no es multicultural todos deben someterse a la voluntad de Ala,eso significa la palabra islam(sumisión).Europa debiera cerrar sus fronteras a la inmigración musulmana sino su cultura será destruida en poco tiempo.

A Mahatma: Leo con detenimiento su extenso escrito y vuelvo a comprobar que padece la falta de pensamiento democrático y la radicalización de las ideas que denuncia en otros. Me reitero en que equiparar un crimen execrable con una determinada praxis de gobierno( que manipula burdamente) es banalizar el yihadismo asesino. En definitiva : maniqueísmo, fanatismo e intolerancia.

Interesante esa opinion tan en voga, de que es justificable, en nombre de las exigencias del actual modelo economico, traer inmigrantes a medida que desciende la tasa de natalidad (la maternidad no es competitiva); es lo facil, las personas al servicio de los numeros y las empresas. No les importa el paro actual ni el que se vislumbra; la tecnologia pronto hara un bien escaso "cualquier" trabajo.

Entre la magna carta y que los británicos dejaran de matarse entre sí pasaron unos ¿700, 800 años? (depende si contamos la guerra en américa y la de irlanda). Una sociedad tolerante llega después de mucho tiempo. Un tiempo mucho más allá de nuestras vidas. La primavera árabe y la invasión de irak fueron tonterías. El problema es, como diría lenin ¿qué hacer?. Qué hacer para seguir viviendo como nos da la gana. La historia de procedimientos y aplicación creativa de la ley que aplicó Garzón, por ejemplo, en el desmantelamiento de los aparatos legales de ETA pudiera ser una referencia. La promoción de la violencia no es "una idea", es un eslabón necesario del asesinato del miércoles. Como lo fue la publicación de la ideología racista en el asesinato de los judíos. Como lo es la exoneración, exculpación de los nazis (negacionismo). Son parte del mismo hecho. Tenemos un sistema legal de castigo al pobre infeliz que que comete "A". Pero los delitos modernos: narcotráfico, terrrorismo, blanqueo de capitales, terrrorismo de estado, los cometen organizaciones no personas. Y todo "empleado" de esas organizaciones debe saber que tendrá que pagar. El imán que los adoctrinó es responsable de asesinato, no es un ideólogo, es parte del crimen, etc, etc. ¿Habrá mucha más gente en la cárcel?. Sí, y si no lo podemos pagar, lo más barato es llegar a acuerdos y financiar campos en Marruecos y Argelia, allí estarán más cómodos, entre su gente. Las colonias de vacaciones que son las cárceles europeas... no se yo. Bueno, en primer lugar yo contrataría a Garzón, que está en el paro, para diseñar un sistema legal-judicial europeo para que tipos como esos, que no deberían haber estado en la calle, no lo estén.

¿solidaridad?

Se habla de tolerancia y moderacion para evitar una reaccion de la sociedad amenazada y que sufre estos ataques. creo que los gobiernos y los ciudadanos europeos han sido tolerantes y moderados y han recibido en la mayoria de los casos con los brazos abiertos a millones de inmigrantes pidiendoles a cambio solamente que respeten nuestros valores y forma de vida y sino no que no vengan como muy claramente dijo el primer ministro australiano, los terroristas que han actuado estos dias wbnParis son franceses de nacimiento por tanto algo ha fallado en la educacion o hemos sido demasiado permisivos con los clerigos radicales que meten esas ideas en la cabeza de jovenes musulmanes franceses o de cualquier otra nacionalidad. Hoy ha sido condenado un iman en Londres por ahi debemos empezar y desde luego contra quienes inflijan la ley y las normas de convivencia toda la fuerza de la laey y la razon y si es necesario la razon de la fuerza
Jose Luis Espargebra Meco un español desde Buenos Aires

Publicado por: Ciudadano K. | 09/01/2015 14:27:41


Lea con detenimiento. No haría falta más.

Torreblanca parece que aun no se ha enterado que en el islam religión y política son uno...
Es una triste "casualidad" que detrás de los atentados de Canadá, EEUU, Londres, Madrid, Paris, Moscú, Beijin, Filipinas, Bali, Bombai, Calcuta....etc, etc, etc...el hilo común es que son cometidos por MUSULMANES, no por gente de otras religiones...
También es una triste "casualidad" que en las sociedades "muticulturales" de la UE... los únicos que cometen atentados y crean problemas tienen en común... qué son musulmanes...
No será porque en estas sociedades no se reconozcan los derechos humanos o las libertades públicas infinitamente más que en sus sociedades de procedencia (de la procedencia de sus padres y abuelos)... no será porque no sean sociedades con más bienestar social que sus sociedades de procedencia....etc.
Es decir que la razón habrá que buscarla en otro sitio...
Una pista... de qué se quejan en nuestras sociedades.... y qué derecho les reconocen a los no musulmanes en las suyas...?. Qué derecho tiene un no musulmán que lleve 3 décadas viviendo en Arabia Saudita... por ejemplo y qué derecho tienen sus hijos nacidos allí...?. Solo hay que compararlo con el constante victimismo y la reivindicación permanente de los "jefes" de la "comunidad islámica" (es decir los enviados de los que ponen la pasta para construir mezquitas y para financiar imanes... a su imagen y semejanza...).
Claro que... los que apoyaron lo de Irak y después lo de Libia y luego lo de Siria... ahora tienen "dificultades" para explicar como se ha podido montar semejante "despelote"... los que vienen advirtiendo desde hace tiempo que todo ese despropósito conduce al caos.... no tienen ese problema...

La variable de la religión islámica es parte de estas formas violentas de defender el honor de Mahoma o de gritar ¡islamofobia!. Negar eso es cómo calificar los asesinatos de hugonotes en la Francia del pasado como un puro hecho político sin nada que ver con la religión, o la quema de herejes de los tiempos de la Inquisición como algo ajeno a la religión, sin olvidar la fatwa contra Salman Rushdie, por no citar las matanzas de yazidies a manos de los de IS. ¿Que a menudo la religión no es una variable independiente? Claro, como tampoco lo era en los crímenes de la Inquisición. Pero decir que la matanza de Charlie Hebdo no tiene que ver con la religión sino que es un asunto de política es puro angelismo y enterrar la cabeza como el avestruz por miedo de generar lo que se ha dado en llamar "islamofobia" (otro cliché o cajón de sastre). Si el Islam oficial no hace examen de conciencia, no se revisa, no hace exégesis del Corán y lo pone al día, si no revisa su manía de llevar a los tribunales a los que lo critican libremente (¿ha olvidado que quiénes llevaron a Charlie Hebdo a juicio por blasfemia o atizaron la campaña contra el dibujante danés eran las fuerzas del Islam oficial?), si sigue empeñándose en que la ONU apruebe una convención contra la blasfemia, entonces no hay nada que hacer y no se podrá negar que hay una base en los textos e interpretaciones del Islam para que sus minorías violentas justifiquen sus crímenes. Así fue con la Biblia y el Evangelio en el pasado, en cuyo nombre y a partir de cuyos textos se justificaban las ejecuciones de herejes y blasfemos.

en ese enlace http://adf.ly/w3GQk encuentras la fuente de la noticia Gracias Pabloo

en este enlace http://adf.ly/w3GQk te quedas impactado con la noticia

"es politica, no es religion" escribe Torreblanca. Entonces, cuando ETA mata, no es nacionalismo, es politica? cuando Hitler mataba, no era nacionalismo, era politica? entonces, cuando las guerras de religion, no era religion, era politica?
Sinceramente, algunos titulares son ofensivos para la memoria de quienes fueron sacrificados en nombre de una religion,(secta destructiva si fuera minoritaria). Pero sin duda alguna, muy instructivos.

Que el lápiz hiere, no hay duda. Pero no mata.
Lo único que hay que pedir en estos momentos es moderación. Y fortaleza frente a los deseos de reunir a los musulmanes, ordenarlos en filas y enviarlos a lo más profundo del infierno.
Cerca a Francia, al otro lado del Mediterráneo, Europa alabó hace poco la elección democrática que colocó al frente de los destinos de Túnez a un gobierno laico y moderado.
Es posible encontrar musulmanes serenos, adversarios del islamismo asesino.

A Mahtama:

Equiparar la reforma laboral con el asesinato de inocentes es algo inaudito. El aborto no es un derecho básico en ninguna legislación del mundo sino un mal menor. La reforma laboral no ha acabado con miles de puestos de trabajo sino que ha propiciado su creación, aunque sean de peor calidad que los que se habían ya perdido. Y podríamos seguir refutando ideas , pero baste recordar que pocos días antes del 11-M se detuvo un coche de ETA lleno de explosivos camino de Madrid.. Equiparar neoliberalismo (opción política votada al fin y al cabo por los electores ) y el fundamentalismo intolerante y asesino no deja de ser banalizar este último. Su escrito evidencia que el fanatismo el maniqueísmo, y la intolerancia no son exclusivos de los islamistas ....

La cierta variedad de líneas de análisis en este tema, conducen todas ellas a una sola vertiente: la falta de pensamiento democrático y la radicalización de las ideas. Este fenómeno mundial, es muy visible en Europa.
En lo que respecta al terrorismo islamista, no saquemos las cosas de quicio.
1) no hay una guerra contra nuestra religión, modo de vida o, cultura. Pero, sí existen unos cuantos miles desquiciados que pretenden hacer proselitismo político mediante la utilización –esa es la palabra- de los preceptos islámicos y que pretenden actuar en su nombre, para hacer imponer la intolerancia, la confusión, el miedo y la violencia. En ese orden. La mayoría social europea (y de otras partes) ya es víctima sin darse cuenta de, al menos, las dos primeras. Pocas personas saben distinguir entre un islámico (practicante del Islam) y un islamista, que utiliza a esa religión (como fachada) para sus prácticas fanáticas y el uso de métodos radicales.

2) Esos miles fanáticos están identificados relativamente bien. Ni siquiera en países como Francia, donde hay millones de personas de origen diferente a su matriz social, ni allí, esos pocos fanáticos representan una amenaza que pueda salir de control. No obstante, esos pocos radicales, se hacen fuertes en la medida que nosotros nos hacemos débiles. Somos más débiles, bien por la vía de la ignorancia, bien por la intolerancia. En este último caso, el enemigo somos nosotros mismos o, mejor dicho, incluso aquellos de nosotros mismos que hacen uso de nuestra intolerancia. Obsérvese, el avance de la ultraderecha en Francia.
En otros casos, esos “monstruos” son de creación externa a nuestra cultura. Obsérvese en que derivó la forma en que fue armado el régimen de Saddan Hussein por EE.UU y el estado actual de cosas. O también, armados por ellos , los rebeldes sirios, propulsores del EI. O, las décadas de armamentismo de EE.UU a Israel y las terribles consecuencias en términos de asfixia genocida sobre los palestinos.

3) Lo sucedido en Francia es execrable. Cuando matan a 132 niños en una escuela de Pakistan ¿Cómo se puede calificar una monstruosidad así?. Pero,…..alerta. ¿Cómo se pueden calificar las consecuencias de las prácticas neoliberales? ¿Son menos terribles porque no golpean nuestra cabeza, los fallecidos de marginalidad?
Nuestro enemigo puede ser tan cercano como los islamistas. Y mucho más peligrosos en términos de sufrimiento y de muerte. Son los consentidores de una corrupción feroz. Los que pretendían arrancar los derechos básicos de las mujeres, a la hora de poder decidir su maternidad. Los que han atrasado décadas el estado de bienestar. Los que acaban con millones de puestos de trabajo para hacer uso de reformas laborales convenientes a un pequeño grupo de personas…….y anuncian 3,5 millones de empleos. Los que mienten en la cara de uno.
Hay muchas formas de terrorismo, cuyas diferencias entre ellas terminan siendo una cuestión de sintaxis. Pero, con resultados, que nadie en su sano juicio puede aceptar tampoco. Sea proveniente de un islamista o de un “político” de los que conocemos.
Fundamentalistas como Bush, están en Madrid o muy cerca, en cualquier ministerio o, en la avenida Diagonal de Barcelona. Hay luchas tremendas que adelantar para conseguir justicia social. O para liberarnos de la manipulación.
De hecho, nos quisieron presentar por los medios de comunicación, a ETA como los dinamiteros de Atocha, tan solo porque pensaban que si comunicaban la verdad, les haría perder las elecciones. ¿Se dan cuenta lo cerca de Ud. que puede estar un fundamentalista?

Pero, el origen es casi siempre el mismo: la falta de pensamiento democrático y la radicalización de las ideas.
Si se les tiene miedo, esa gente nos vence.
Y si Ud. no tiene miedo, pero tiene dudas lease lo que algunos nos cuentan sobre los partidos de la oposición y terminará de entender como nos quieren amedrentar y confundir.
Firmeza y cautela con las amenazas externas. Sin perder de vista a las que están, exactamente a un lado.

Es cierto que no se deben juzgar creencias sino únicamente conductas humanas, pero también es cierto que hay grupos islámicos que generan conflictividad y violencia en las sociedades occidentales. También es cierto que los que más sufren la violencia que de alguna forma emana del Mundo islámico son los propios musulmanes, pero ello no debe servir ni de disculpa, ni de justificación, ni de condicionante, pues: ¿Que queremos? Acaso que la Unión Europea se asemeje a zonas como lo que se conoce como Oriente Medio, como hoy está pasando en Francia. Supongo que no, y por tanto se deben adoptar medidas para que ello no pueda ocurrir.

La responsabilidad social ejercida desde la cultura, es una forma de comportamiento de las sociedades avanzadas o en las personas adultas y formadas, que previene los desquicies y las actitudes incontroladas.
Nadie tira piedras contra su propio tejado, o contra su propia casa.
Ante hechos fuera de norma, o de situaciones concretas de descontrol, desde la responsabilidad se actúa de una manera razonada que está por encima de desprecios o de castigos a inocentes.
La madurez social y la cultura, impulsa siempre a actos de acomodo y comprensión proponiendo arreglos a desfases sociales y desigualdades entre las personas de un mismo colectivo social.
Procurando desde la inteligencia el prevenir con la justicia social el evitar resultados desmedidos de causa y efecto, acción reacción.
Sabiendo que quienes están en situación de igualdad, de respeto, de acogimiento y de compromiso difícilmente se rebelan contra un sistema que les protege y sostiene.
Por eso es importante la responsabilidad.
En todos los niveles de la sociedad en la que vivamos, para cuidar desde la igualdad de oportunidades de la ciudadanía, un futuro estable.
Donde todo el mundo se siente por igual responsables de la estabilidad del sistema.
Siendo todo el mundo colaboradores necesarios, siendo todo el mundo ciudadanos y ciudadanas identificados con su casa y con el suelo que se pisa.
Con identidad propia.
Pero responsables del funcionamiento social que nos sostiene a todo el mundo por igual.
Desde una justicia irreprochable, y desde el respeto escrupuloso de las leyes universales de los derechos de las personas.

A ver, si y no...
Tener que entrecomillar y pedir que se asuma creo que es la raíz. Déjate mofar, que llega en mal momento. Es poco profundo aún esto.
Pero gracias

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal