José Ignacio Torreblanca

Podemos arrebata el nacionalismo al PP

Por: | 02 de febrero de 2015

 

En el discurso pronunciado por Pablo Iglesias el sábado pasado en la Puerta del Sol fueron innumerables las referencias a la patria. "Hoy decimos patria con orgullo", "nuestra patria es la gente", "amamos a nuestro país", llegó a decir Pablo Iglesias. Las alusiones al pueblo, sabio y valiente, contra las élites corruptas y los poderes financieros internacionales fueron constantes. Pero la sorpresa ha venido con el clarísimo intento de disputar la noción de patria al PP a costa de la "marca España", acusando al PP de "vendepatrias" por su campaña de Marca España. "Nuestra patria no es una marca, nuestra patria es la gente. España no se vende", ha dicho indignado Iglesias. 

No se trata tanto de discutir sobre la marca España, que daría para mucho (o, más bien, para muy poco dado el poco armazón que la iniciativa ha tenido y lo mal gestionada que ha estado) sino de hacer notar cómo, poco a poco, Podemos va completando su giro hasta lo nacional-popular.

Podemos aspira a aprovechar el momento de crisis actual, que definen como "momento populista" para crear un gran movimiento nacional-popular. Y ese movimiento necesita dicotomías, el pueblo y la nación siempre necesitan un otro: el pueblo necesita una casta o élite corrupta contra el que crearse y afirmarse, la nación necesita un enemigo, quien la venda o haya vendido a otros (poderes financieros, la Troika o Merkel).

No se lo pierdan: Podemos va a disputar la nación española al PP. Para ello hay que desfigurar el nacionalismo del PP como el de ricos, egoístas, vendepatrias. "Llevan un pin o una pulsera con la bandera" pero son corruptos, no pagan impuestos, no defienden la sanidad pública ni la educación. ¿Es eso amar a la patria?" pregunta Pablo Iglesias. "No", responde, "porque amar a la patria es creer en una comunidad que protege a todos los ciudadanos, que respeta la diversidad, que asegura que los niños van limpios y calzados a una escuela pública y que se atiende a los enfermos con los mejores medicamentos en los mejores hospitales”

¿Conclusión?: ¡nosotros somos la patria, ellos no! Nosotros somos España, la España orgullosa y sabia, el pueblo que se levantó en 1808 contra "una invasión intolerable" (aunque fuera para defender a rey absolutista...) Se han vuelto nacionalistas los líderes de Podemos? No exactamente.

Está registrado en múltiples discursos, escritos e intervenciones de Iñigo Errejón. Es su argumento principal, y el motor que impele la estrategia de Podemos para llegar al poder. Ningún proyecto de izquierdas, ha dicho Errejón en numerosas ocasiones, ha logrado triunfar y llegar al poder sin antes implantarse en la sociedad primero como un proyecto de corte nacional-popular. Es lo que muestra la experiencia de América Latina, y es de lo que Errejón escribió su tesis doctoral. Que las naciones no existan como tales, han dicho los líderes de Podemos en múltiples ocasiones, no quiere decir que sean objetos inútiles: al revés, son el principal y más potente agregador de significados políticos que se ha inventado. Quien disputa y gana el concepto de nación, si además le suma el concepto de democracia, tiene ganada la batalla.

Democracia, soberanía, derechos sociales. Son los tres ejes sobre los que Podemos está construyendo su proyecto hegemómico. Son ejes ganadores, y lo saben, pues nadie está en contra de ellos, son "significantes flotantes" (que diría el maestro intelectual de Errejón, el argentino Ernesto Laclau) que hay que disputar y anclar. Podemos quiere una "nueva mayoría" formada por gente corriente que recupere la dignidad, la democracia, la soberanía y los derechos sociales. Defender eso es ser patriota, dice Pablo Iglesias, porque eso es la patria. La patria, la nación, han estado demasiado tiempo en manos de la derecha. Ha llegado la hora de arrebatársela. 

Pueden verificar esta información con la siguientes referencias.

Hay 38 Comentarios

¡A quién mataría yo para tener que soportar a Vargas Llosa!

Me cuesta creer que "Quien disputa y gana el concepto de nación, si además le suma el concepto de democracia, tiene ganada la batalla". La batalla política tiene otras dimensiones: clase, género, igualdad, etc. Puede ser cierto que Podemos esté intentando hacerse con ese "objeto útil" que es la patria, la nación. Pero lo va a conseguir con dificultad porque hay zonas en que la patria, la nación ya tienen sus monopolistas y dispensadores. Bien haría Podemos en mantenerse en su crítica a lo malo que hay en la vida política actual y no adentrarse en un terreno movedizo y peligroso como lo es el nacional. Que se defina como partido español, pero que no lo haga como nacionalista de ninguna de las opciones en liza.

A mí todo esto me recuerda a cuando en las primeras elecciones que hubo en este país durante la transición, álla por 1977, aquí en Galicia los políticos de Alianza Popular se dedicaban a decirle a los campesinos que si votaban a los comunistas les iban a quitar la vaca.

Esto se llama totalitarismo disfrado

Como siempre JATorreblanca pone la lupa en cuestiones destacadas sobre Podemos, el partido o el fenómeno, según quien lo mire. Tengo 50 años y hace mucho que no oía la palabra "patria" ,también encajada, en un mitin o discurso. Me pregunto porque un ciudadano francés, británico o Indio, tienen una patria y yo no. Es verdad que las fuerzas vencedoras de la guerra incivil del siglo pasado se aprovecharon de la palabra de forma implacable y excluyente.
Pero ya ha llovido demasiado y los complejos ajenos deberían escurrirse por el alcantarillado de la historia.
Queramos o no mencionarla tenemos una patria y lo mejor el derecho o no de honrar la, incluso tenemos el derecho de hacer todo lo contrario como prostituirla"la puta marca..." y otros defenestrarla,sus razones tendrán.
En Podemos queremos ponerla en el tablero, sin exclusividad por supuesto pero tenemos el derecho de reclamarla y hacer sonar la campana de arrebato contra los que quieren ceder nuestro futuro nuestra historia y honor, a los mercaderes.

A mí me parece que podemos o los que la dirigen son una panda de adultos que todavía no han salido de la adolescencia, o del estado comunal que es IU. Como la situación de España es la que es, el discurso político de PI, Monedero, Errejón, Alegre, etc., irreflexivo y visceral, llega fácilmente a los jóvenes que se les puede perdonar su falta de responsabilidad, no a otros que lo jalean, no porque crean en ellos, si no por que actúan como verdaderos acosadores del PP Y porque dan por perdido al PSOE. La maldad que hay detrás de este planteamiento junto al esperpento político que representa Podemos dan como resultado otra locura más.

Juego Patriotas que reparten carnets de ética, moral, honradez, etc. y sus seguidores se apuntan al carro. (el llamado efecto Bandwagon).
salud

Hace mucho tiempo que no me sentido tan entusiasmado con un proyecto, en este caso político, aunque me vale cualquiera . Creo muy beneficioso para mi país el proceso que estamos viviendo, salvo algunos casos hemos subido el listón en el debate político. Ultraliberales ,socialdemócratas y la amalgama Podemista, porqué no? No nos tiene que validar nadie para el debate aunque sea ,a veces implacable . Que hay intrínsecamente de malo en una tercera vía, todavía se ha de consolidar y ya nos acusan casi de asaltar escuelas y comernos a los niños; la histeria llega a ocultar nuestras verdaderas debilidades.

Decía Antonio Machado en la boca de Juan de Mairena: "La patria es, en España, un sentimiento esencialmente popular, del cual suelen jactarse los señoritos. En los trances más duros, los señoritos la invocan y la venden, el pueblo la compra con su sangre y no la mienta siquiera".
Pues eso.

Me sabe muy mal ver a Ignacio Torreblanca desbarrando de esta manera cada vez que afronta un tema de calado ideológico que requiere otros tipos de análisis. Últimamente le está pasando también con los temas europeos, esos que ha estudiado tanto. A mi particularmente las adhesiones nacionalistas y patrióticas siempre me han producido urticaria, pero entiendo que si hay una fuerza política que quiere darle la vuelta al sistema vigente tiene que deconstruir los fundamentos de ese sistema actualmente existente. Y uno de los fundamentos del PP y gran parte del PSOE ha sido la articulación y defensa de la nación española, pero sin argumentos propositivos diferentes de los de siempre, y por tanto sin saber (en el caso del PP sospecho que sin querer) separarse del formato heredado del franquismo. La propuesta de Podemos es bastante rudimentaria, pero tiene la virtud de desenmascarar los discursos oficiales vigentes y abrir el debate. Esperemos que valga la pena para quitarnos de encima la caspa y la concepción oligárquica del país y podamos aspirar a un modelo más ciudadano.

1.Para disputarle la nación española al PP o a cualquiera... primero hay que creer en ella y no veo por ningún sitio que Iglesias y Podemos crean en la nación española... De momento lo que han dicho es que piensan darle a los ciudadanos de Cataluña el derecho a decidir, ellos solos..., y en consecuencia se lo quita a los demás ciudadanos españoles....
Iglesias y Podemos hablan de patria pero inventándose un concepto de patria que a ellos les interese... Es decir que no hablan de patria en el sentido de designar la tierra natal o adoptiva a la que un individuo se siente ligado por vínculos de diversa índole, como afectivos, culturales o históricos o lugar donde se nace.
"Nuestra patria es la gente... pero... el derecho a decidir se lo reconocemos a los ciudadanos de Cataluña, no al conjunto de los ciudadanos españoles.... ¡Menudo patriota!.
Nuestra patria no es una marca, nuestra patria es la gente. España no se vende.... Vale, Pablo, pero....¿se puede trocear?. ¿Y si se puede... quiénes lo deciden?

La crítica a los patrioteros de la banderita que saquean a la patria y se la llevan a paraísos fiscales es acertada.... y ´facil" en estos tiempos pero yo no les veo hablar de la nación española.... es más dicen que quieren, no ya cambiar la constitución, sino abrir un proceso constituyente... (¡con un par... tirando por lo bajo!)...
Quieren un estado plurinacional... es decir, adiós a la patria común e indivisible que aprobamos y refrendamos en el 78 y adiós a nuestro derecho a decidir el presente y el futuro de nuestro país en cuanto ciudadanos españoles...
¿Y así le va a disputar la nación española al PP?.¡Anda ya!.

No se entiende muy bien la posicion del autor en este "su analisis" de Podemos. Tal vez,al igual que en su dia,Comunismo era la ideologia del mal,ahora resulta ser "populismo" el enemigo principal. Esta suficientemente documentado,los politologos en general, sostienen que, un sistema politico apoyado por la mayoria del pueblo, no es una democracia,por mas que se contradice el termino "democracia" al hacer estas afirmaciones. Giovanni Sartori asi lo expone es su "tesis doctoral".
Pero aqui encontramos mas de una contradiccion,"nacionalismo = populismo" y eso no es correcto y el autor lo entiende y lo que es peor, lo sabe !!
Tal vez las agendas de los "democratas" van diluyendose ante las amenazas infundadas del "populismo".

La patria, -decía Juan de Mairena- es, en España, un sentimiento esencialmente popular, del cual suelen jactarse los señoritos. En los trances más duros, los señoritos la invocan y la venden, el pueblo la compra con su sangre y no la mienta siquiera.
Antonio Machado

En España parece que todos hemos perdido la cabeza hace tiempo. Si la solución a la crisis económica y la corrupción es votar a un Partido político comunista o ensalzar la Guerra de la Independencia contra Francia es que ya queda poca lucidez en el país.
Me da pena y vergüenza ver lo que está pasando desde que comenzó la Burbuja inmobiliaria hasta ahora.... Somos el mismo pueblo inmaduro de siempre. Sólo que ahora nos amarramos a ideas y opciones más extravagantes. El pueblo español me da miedo.

Nacionalismo y socialismo. Es una formula muy vieja y que ha producido muchas catástrofes. Por lo demás, parece mentira que algunos nos digan que es bueno aspirar a parecerse a los paises sudamericanos. Un continente fallido con una tasas de bienestar muy por debajo de las europeas. Pero, bueno si la mayoría prefiere parecerse a Bolivia o Ecuador en lugar de a Alemania u Holanda, pues nada, adelante con los faroles y que no se quejen si los que luego salen ganando son los que tienen casa en Londres.

¡¡¡¡Ya era hora, por fin!!!!!! es que parece que España pertenecía sólo a unos cuantos de la sociedad española; España somos todos y cada uno de los españoles, los de izquierda, los de derecha, los del centro los de arriba y los de abajo, a ver si nos vamos enterando, y somos desde hace años, pero si nos vamos a los últimos , lo somos desde el momento que se hizo la Constitución Española y se dijo la forma de estado y la forma de gobierno, uniéndose todos los partidos para sacar adelante a este país, de esta unión nació la nueva España a la que todos pertenecemos y eso debe quedar bien clarito para los que piensan de otra forma, tanto de izquierdas como de derechas.

Hola, amigos. Me he tomado el trabajo (no digo la molestia) de leer el aporte de ECO y el último párrafo me deja asombrado. ¿Que el comunismo internacional aliado con la derecha española es quien está apoyando a PODEMOS? Suena francamente delirante, especialmente en estos momentos de arranque político. En democracia se pueden hacer, en el nivel parlamentario, todo tipo de alianzas, pero que en este momento estén urdiendo los de PODEMOS semejante tejemaneje? No entra en mis cabales. El resto de la intervención de ECO es todo un prodigio de imaginación política para interpretar un sencillo hecho: hay mucha gente descontenta con los políticos españoles y andan buscando alguien que no mienta, que no engañe, que no robe. ¿Lo encontraremos? Yo no lo sé, pero como no somos adivinos y la vida, tanto individual como social, es incertidumbre y riesgo, ahí tenemos una oferta política: joven, fresca, pujante, con savia nueva, con fuerzas nuevas, con ideas nuevas. El que no arriesga un huevo no saca un pollo y el que no rompe los huevos no puede hacer tortilla. PODEMOS es un oferta sana. El que quiera que pruebe. Yo me anoto.

El estado-nación es una idea reciente en términos históricos: se empieza a hablar de él con el romanticismo, que a su vez nos dió la Primavera de los Pueblos en 1848. Desaparecieron gigantes como el Imperio Austrohúngaro con ello... la ironía es que la UE choca con esos mismos nacionalismos que alborearon la unificación de Alemania e Italia. Al igual que el susodicho Imperio, la mera retórica no basta, hace falta una argamasa más sólida y expansiva, y desgraciadamente, más emocional y subjetivista. Ahora mismo hay una division interna tremenda en Europa. No es raro oir en Alemania decir " Esos irresponsables " y tienen razón, pero eso incluye también un rechazo sui generis a mezclarse o comprender esos pueblos (¿Porqué se les prestó y no se vigiló la inversión de ese préstamo? Prestar siempre es un riesgo.). Hay un choque interno, máxime cuando a Alemania o a Francia se les perdonó incumplir los supuestos de Maastritch en varias ocasiones (déficit y gasto). Europa es una unión tan frágil o fuerte como la Liga de Delos. Funciona bien cuando hay un objetivo claro, fenece o se pudre cuando se vuelve acomodaticia y ciega a sus errores. La UE olvidó algo muy importante: la unión cultural, o por así decirlo, dar la sensación real o no de mancomunidad (Algo así como el deseo de Carlos V de resucitar la Christianitas, aquel deseo erasmista de cohesión con un valor común). En esto, la política no es como la economía o la guerra. Opera sobre algo tan maleable como las aspiraciones, los deseos, la decisión de crear algo. Esa es la diferencia entre un buen líder político y un mero gestor. El buen lider dirige, inspira, promueve, suscita y motiva a actuar en pos de algo. El gestor engrasa, mantiene y regula, pero no inspira ni promueve a la acción. Y en la UE habrá buenos economistas (y trileros de la economía) pero no hay liderazgo en el sentido aristotélico, ni la base psicologica común para aglutinarlo. Es bien sencillo: Bismark aprovechó y supo comprender la predisposición interna de los Länder a recordar el Reich carolingio, o el Sacro Imperio. Es decir, la sensación o el deseo oculto, la aspiración a una unidad político-cultural pretérita, pese a la división entre ellos. Las comunidades estudiantiles (por ejemplo, en Karsruhle), los cuerpos de voluntarios como los Freikorps (recuerdos de la guerra napoleonica) y otros indicios le sugerían a ello. Apostó, y transformó la historia Europea, y de paso dió la puntilla al anciano Imperio Austrohungaro. Desde un pequeño Estado como Prusia moldeó una nación ordenada e implacable, orgullosa de sus logros. Y eso, fue hace "nada". La historia europea ha conocido varios intentos de "unidad" política, o por así decirlo, de intentos de hegemonía regional. En el actual caso, ya se sabe de facto que no hace falta la guerra: basta con el control político de la influencia, también la económica. Alemania es de facto la locomotora europea, y su peso en población y capacidades atrae en una suerte de tracción gravitatoria las economias aledañas. El euro tiene un valor subjetivo que recuerda al marco alemán, y de hecho, Alemania es muy susceptible, vigilando de cerca el valor monetario del euro ( reniega de cualquier toque que suponga imprimir euros en masa, o de cosas como los eurobonos). Justificadamente o no, asocian el éxito del euro a ellos mismos y su capacidad economica y productiva. Si por cualquier razón, el euro amenazara su posición económica, podrían valorar la vuelta al marco ( muy reseñable es la renuencia polaca a abandonar el slotzy). Esta no es la Alemania de Adenauer o Willy Brandt, ni la de Kohl. Es otra, y defiende bien sus intereses. El problema lo tienen los paises que se desprendieron de su capacidad productiva independiente en los años de la burbuja crediticia, al desdeñar la letra pequeña de la PAC, de Maastritch... y abandonarse a una moneda fuerte (de la cual no tienen control, algo básico en el concepto de soberania westfaliana) sin tener lo que se dice economias robustas, realmente modernas. En otras palabras, tonto el último, y la codicia y el dinero fácil hizo el resto. Ojo, que en toda Europa se entró al trapo. La diferencia es al final, quién atrae o retiene mejor los capitales, y a la vez, es capaz de mantener a la ciudadanía satisfecha de un modo honesto (sin tocomochos). ¿Con estos mimbres se quería hacer una Europa unida?

Hola, amigos. Estoy contento, me sienta muy bien, me alegra el corazón escuchar ese discurso de PABLO IGLESIAS. Hace unos años estuve ahí mismo, en la PUERTA DEL SOL, en verano, cuando los indignados daban sus primeros pasos en medio de la tormenta, para tratar de salir de ella y sobrevivir. Ahora los veo de nuevo, más tranquilos, más conscientes, más decididos. Un discurso sobrio, sin gritos, con reflexiones veraces que llegan, que significan claridad y determinación, que señalan rutas por recorrer, pero rutas que ya están abiertas y han comenzado ya a ser andadas. Y esto me alegra. Desde este lado del Atlántico siento renacer la esperanza. La lucha va a ser brava, porque el establecimiento es poderoso y los intereses en juego muy fuertes. Me gusta la frase guía de PABLO IGLESIAS: "Soñamos, pero nos tomamos muy en serio nuestros sueños". Eso es lo que hace falta: seriedad, honestidad, cambio, nuevos horizontes. Como antaño, el sol comenzó a despuntar en GRECIA; ahora comienza a brillar en España. Como antaño pero con una luz diferente. Sí hay algo nuevo bajo el sol.

Podemos va completando su giro hacia el centro.


El reto no es "predicar para convertidos".
El reto es conquistar esa mayoria silenciosa que marca las mayorias absolutas.
El camino se hace al andar...
Si alguien dice, hace un año, que estaba claro que Podemos estaria donde esta hoy, quien le hubiera creido?

Ahora estan frente a sus responsabilidades: darse los medios de sus ambiciones.
Y eso requiere meninges, estratégia y un un buen relato (palabras, giros, muuuucha semantica).


Y, pese a quien pese, eso tambien es marketing. Sin un manejo preciso de la lengua (para apuntalar la estratégia-tambien es marketing), sin un posicionamiento (tambien es estratégia y marketing) inteligente, las batallas las perderan todas.

En cuanto a la marca España, pecaron de un mal uso de la lengua (llamarle marca un pais, tiene tela!), un posicionamiento falaz e irrealista (nos vamos todos los que hacemos inovacion, o es que nadie lo ha notado) !!!! y una estratégia a la altura del Bienvenido Mr. Marshall y un Don Pablo (un José Isbert excelente) que no es actor y le sale natural (Rajoy).

Para hablar de marcas y marketing, se debe hacer con profesionales reconocidos y suficientemente humildes para reconocer que sin un plan flexible que permita ajustes (la rigidez tan conocida de Rajoy), ninguna estratégia alcanza sus objetivos.

DUERME PUEBLO DUERME, PODEMOS ES UNA TRAMPA.


Sigo con mucho interés lo que los medios de comunicación han denominado el fenómeno Podemos, es decir, la rápida y fuerte entrada de un nuevo actor en el mapa político español. Un nuevo actor político que no lo es realmente, pues la estructura de Podemos se apoya en viejas estructuras políticas y sociales, residuales, del comunismo español, que no crecían por su ideología, por sus ideas, obsoletas, desacreditadas y rechazadas mayoritariamente en la sociedad española.


Podemos todavía no gobierna en ningún sitio en España, todavía no tienen un solo diputado, ni un solo concejal, a pesar de ello sus dirigentes disfrutan de un injustificable e insólito apoyo mediático, sin precedentes en la historia de la política tanto nacional como internacional. Es evidente, que los medios de comunicación están contribuyendo a sobredimensionar el fenómeno Podemos informando a la sociedad de forma interesada y sin objetividad, dando a esa fuerza política una relevancia que por ahora no tiene.


El pasado sábado, 31 de Enero, Podemos organizo una concentración en Madrid. La concentración fue convocada bajo el eslogan “Marcha por el cambio”. Los datos difundidos sobre participación, como siempre ocurre con este tipo de actos políticos, han sido muy dispares, según los organizadores participaron 300.000 personas. Un número, 300.000, que de ser cierto puede parecer importante pero que si lo analizamos en profundidad no lo es. En la concentración participaron muchos inmigrantes sin derecho a voto. Además, en democracia la fuerza del apoyo ciudadano no depende solo del número, sino que también se ve afectada de forma importante por otros dos factores: La calidad, el rol social de los ciudadanos que dan su apoyo a una fuerza política, y su distribución geográfica. El apoyo ciudadano de Podemos está muy disperso por la geografía española, eso disminuye la fuerza de su voto en procesos electorales. Además, en principio, sus militantes y simpatizantes parecen ser personas con poca influencia y poder en la sociedad española.


El sábado los dirigentes de Podemos hablaron de cambio, pero al único cambio al que se refirieron es al consistente en que ellos sustituyan a los que hoy gobiernan. Los dirigentes de Podemos no dan a conocer sus propuestas a la sociedad, muchas de ellas mayoritariamente rechazadas por los ciudadanos, buscando crecer así únicamente al calor de la crítica política. Es evidente que con la concentración del sábado los dirigentes de Podemos solo querían hacer una demostración de poder. Primero, ante los suyos, para fortalecer su liderazgo, transmitiendo el mensaje de “Mirar cuantos acuden a nuestra llamada”. En segundo lugar, ante la opinión pública para justificar así la elevada cobertura mediática de que disfrutan. Apoyo mediático que encubriéndolo bajo la intención de realizar critica política le dan cadenas como 13tv, de la Conferencia Episcopal, ante lo que debemos de preguntarnos ¿Dona el Estado español a la Iglesia Católica, a la Conferencia Episcopal, dinero para que esta pueda tener una costosa cadena de televisión dedicada principalmente a la propaganda política, para más inri de Podemos?


Para analizar un fenómeno político como el de Podemos debemos de buscar respuestas a preguntas como: ¿Por qué sé produce? ¿Cuál es su ideología? ¿Tiene Podemos espacio político propio? ¿Quién lo compone? ¿Con que apoyo cuenta en la sociedad? ¿Quién lo financia? ¿Para que surge, con qué objetivos? Preguntas todas ellas de difícil respuesta pues Podemos surge de un proceso de manipulación política de la sociedad española. Desde hace tiempo se percibe en la sociedad española que Podemos surge de un oculto proyecto político liderado por sectores de las elites dirigentes de la derecha española, afines al Partido Popular, aunque no solo, pues es evidente que a dicho proyecto también se han sumado sectores de la izquierda. Proyecto político destinado a crear de forma rápida un nuevo partido político y hacerlo crecer introduciendo a sus principales dirigentes en entes de poder político, como el Parlamento Europeo. Proyecto completamente personalista, pues no busca defender una ideología concreta, ni unas políticas concretas, sino simplemente potenciar e impulsar el liderazgo del actual secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. No es que Podemos surja del 15-M, como continuamente transmiten algunos medios de comunicación, todo lo contrario, el 15-M, y movilizaciones sociales similares, son organizadas con el principal objetivo de dar vida a Podemos. Podemos tomo vida en las pasadas elecciones al Parlamento Europeo, en vez de en otro tipo de elecciones nacionales, no por casualidad sino por táctica política, pues eran las elecciones en las que su crecimiento electoral iba a afectar de forma menor, menos dañina, a aquellos partidos políticos que gracias a su influencia social les cedieran votos.


Podemos es un partido sin programa político, que dice no tener ideología, lo han llegado a definir como un descafeinado ideológico, algo que considero que es equivocado, pues sus dirigentes son claramente de ideología comunista. Los dirigentes de Podemos buscan un nuevo espacio político no diferenciándose por su ideología o propuestas sino presentándose ante la sociedad española como contrarios a la actual casta política, contrarios a aquellos que hoy controlan la política en España. Podemos buscar crecer electoralmente oponiéndose cínicamente a una casta política de la que recibe un fuerte apoyo y financiación, y la que siempre han pertenecido.


Debo de reconocer que comparto con Podemos el diagnóstico de la situación de España. La democratización de España ha fracasado. Con el paso del tiempo la elite política española, la casta, se ha ido alejando de los valores y principios recogidos en la Constitución del 78. Hoy en España desde los poderes del Estado se defienden comportamientos fascistas, se ordenan violaciones de los derechos humanos, se ordena terrorismo de Estado, se ordenan abusos médicos propios de un Nazismo moderno. Pero lógicamente las soluciones a los problemas de los ciudadanos no van a venir del comunismo internacional, un comunismo que allí donde ha gobernado siempre ha defendido lo mismo: Derechos y privilegios para los del partido que gobernaba, es decir, becas, viviendas de protección social, empleo público, ayudas sociales, etc, para aquellos que tengan carnet del partido. Siendo un claro ejemplo en España el ayuntamiento de Rivas. Aun mas, considero que cosas como que el comunismo internacional este apoyando a Podemos a través de corruptos sectores de las elites dirigentes españolas es una de las principales causas de la actual situación de España.


La sociedad española vive un proceso de manipulación política realizado por el comunismo internacional en unión con sectores de la casta política española, en concreto de la derecha, el cual tiene por fin favorecer que el partido político Podemos pueda llegar a gobernar pactando con una de las principales fuerzas políticas españolas, PP o PSOE. Ante tal evidencia solo se puede decir una cosa: Duerme pueblo duerme, Podemos es una trampa para España.

And_Oni | 02/02/2015 11:33:49 Por su comentario parece que España como nación nació en 1939. Menuda sociedad de catetos.

Algunos comentaristas interpretan muy mal la realidad... Intentaré ayudarles enunciando algunas razones mayores por las que vamos a votar a Podemos. En primer lugar, en la negociación con Alemania y sus satélites necesitamos una posición de fuerza. Los alemanes se la han procurado votando masivamente a la CDU. Si nosotros somos inteligentes haremos como los griegos y votaremos a quien con más fuerza nos puede defender. Por otro lado, el nivel de corrupción de nuestro sistema político y económico no admite más que una limpieza total, esto es, echar a todos los que se adscriban a la casta dominante (formada por el PP y el PSOE), aun no siendo algunos de ellos corruptos, para asegurar así que no queda ni un delincuente al mando. Finalmente, hay que recordar que la transversalidad lograda por el mayo español, los indignados, y su brazo político, Podemos, es debida a que los ciudadanos han percibido que la batalla no es ya entre izquierda y derecha, sino entre democracia y plutocracia, de ahí el amplísimo apoyo a Podemos entre la población más formada, tan sensible siempre a esta cuestión.

El nacionalismo español representa un artificio de país que va en dirección opuesta a nuestra realidad social y territorial, además se asocia con el fascismo ya que toda la simbología patria es heredera directa del franquismo.
Las Fuerzas Armadas que es la institución donde más se exalta el patriotismo, idem de lo mismo, al no haber habido ruptura con el anterior régimen, su ideario patrio permaneció intacto hasta hoy, por eso la vascos, navarros, gran mayoría de catalanes y una gran parte del resto de la sociedad española, lo asocian con la represión de la identidad y las libertades, sin que sea capaz de digerir ese sentimiento patrio y en consecuencia, no pueda sentirse identificado con esa idea de nación.
Sin embargo Podemos y su concepción de país, sí es capaz de generar patriotismo en aquellos que repelen el actual, por ejemplo entre navarros y vascos que no son de izquierdas.
Esto es algo que quedó pendiente en la transición y aún no se ha superado, de hecho sigue en boga con las alternativas al PP como es UPyD, Ciudadanos o incluso el PSOE o IU, que siempre han respetado el antiguo modelo. Estas fuerzas políticas mantienen y defienden una idea afrancesada de España, un patriotismo artificioso producto de décadas de adoctrinamiento franquista.
Hasta que no se afronte este debate con un previo aparcamiento de prejuicios ideológicos, nunca seremos una nación unida en torno a unos valores patrios, siempre habrá división y por tanto, enfrentamientos.

El asunto no es disputar la idea de PATRIA a nadie.
*
El problema es aparecer como salvapatrias.
*
Creerse un salvapatrias te tconvierte en un nacionalista.
*
Y cuando eres un nacionalista..., ya se sabe. Se sabe donde empieza, pero no donde termina...
*
Ejemplos: Cataluña (CDC y ERC), Grecia (Aurora Dorada, ANEL y parece ahora que Syriza), pero también Alemania, Holanda, Francia, Finlandia, Hungria, Polonia... están empezando...
*
... Rusia, Venezuela, Argentina..., que llevan ya un buen trecho recorrido por ese camino...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal