José Ignacio Torreblanca

Tsipras se equivoca

Por: | 09 de febrero de 2015

Kesarini

Todos tenemos simpatía por el sufrimiento del pueblo griego, pero por eso es legítimo preguntarse si Alexis Tsipras está acertando en su estrategia y si esa estrategia contribuirá a aliviar o a empeorar la situación de los griegos. 

No se puede negociar desde la soberanía y el victimismo: porque ni Grecia es soberana para hacer lo que quiera (y ese es exactamente el problema y la condición de partida del problema y de su solución), ni tampoco es una víctima (si por eso se entiende que no tiene absolutamente ninguna responsabilidad en su situación).

La culpa, como la soberanía, está repartida así que lo que no tiene sentido es el doble juego que Tsipras sostiene: no quiero seguir pagando, dice, ni tampoco negociar las reformas que voy a hacer, pero mientras tanto solicita un crédito-puente. ¿Con cargo a qué?

Con Alemania, la posición es aún más esquizofrénica. Por un lado mando a mi ministro de economía a Alemania a intentar ablandar a los alemanes con analogías sobre los años treinta y los demonios del nazismo en mi propio país, es decir, recabando su comprensión y solidaridad para abrir una conferencia sobre la deuda como de la que Alemania se benefició en 1953, pero a la vez lo primero que hago como primer ministro es visitar las fosas comunes de los ejecutados por el ejército nazi en Kesarini y anunciar en el Parlamento griego que voy a pedir reparaciones de guerra. Es evidente que Tsipras no sabe nada de Alemania ni de los alemanes. Pueden ser cerrados, pero son honestos, transparentes y sumamente previsibles.

El euro estaba mal diseñado, sí, y la Troika ha cometido muchos errores. Pero esos errores palidecen comparados con los cometidos por los propios griegos desde su adhesión a la Unión Europea, que a decir de muchos ya fue una inmensa estafa en cuanto al cumplimiento de los criterios de adhesión, algo que se prolongó posteriormente. Todos hemos cometido errores en esta crisis, y estamos intentando solucionarlos juntos, porque somos interdependientes y tenemos un proyecto común. A quien Grecia debe una gran parte del dinero no es a unos malvados mercados, sino a gente, como nosotros, que de buena fe ha intentado ayudarles.

 

Hay 49 Comentarios

No estoy muy de acuerdo con que el gobierno alemán sea tan buena gente, tan honesto y transparente. La Sra. Merkel rescató a sus bancos en realidad, a quienes Grecia entre otros le debían y ha trasladado ese rescate a toda la Unión Europea.
En esta historia no hay héroes y sí muchos villanos.

En veranos saldremos de dudas sobre si se equivoca o no... pero si se equivoca... no solo los griegos pagarán la factura.

Creo que hay aquí una simplificación del discurso de Syriza, y es que justamente puntan el dedo hacía el hecho que no estamos todos en esto juntos, ni estamos intentando arreglar todo esto juntos. Sí, en Grecia se hicieron unas cosas fatal, pero los que las hicieron son los partidos de las coaliciones que gobiernan Europa y han pactado con la troika un programa de austeridad inviable. Syriza, puede que de manera demasiado dura y desafiante, dice que hay que salir desde este discurso, y hay que volverlo a empezar, y que las culpas hay que repartirlas si de verdad estamos todos juntos en esto. Y vamos, en este sentido bastante razón tienen.

Totalmente de acuerdo con Santi, el unico que parece conocer Grecia de cerca. Que no apelen a la solidaridad del sur, porque están arrastrándonos a los del sur a un marasmo del que solo salimos a base de sacrificio, mientras ellos siguen viviendo "la vida loca". No hay tanta hambre ni desde luego frio, porque el engaño y la corrupcion son endémicos, y la economia sumergida, mayor que la oficial. Todos tienen ingresos extra (alquiler de rooms a los ingenuos guiris, varias propiedades que no figuran en ningun catastro porque no existe...) Pena, ninguna, y los conozco bien.

Hola, amigos. Estoy muy de acuerdo con el bloguero: no se puede atacar a quien se le está pidiendo, como no se pude soplar y sorber al mismo tiempo. Me consta que así son los alemanes y que no se dejan convencer por argumentos flojos, ambiguos o populistas. La demagogia debería ser usada para convencer a la gente de que los sacrificios que se les han impuesto sí van a dar sus frutos y merecen la pensa porque se tiene un proyecto serie y bien diseñado.

Salvando las distancia y en consonancia con el articulo el caso griego me recuerda al vigente caso español y sobre todo a lo que ya escribió Fernando Vallespín en la paginas de El País el día 26 de abril de 2012 en su tribuna "Somos unos irresponsables" (http://politica.elpais.com/politica/2012/04/26/actualidad/1335467537_270637.html). Parafraseándolo: "Nadie hace la más mínima autocrítica, el culpable siempre es el otro( políticos, mercado, burócratas, los ricos, los banqueros, Dios, la ideología,...)". Toda solución y todo arreglo parte de uno mismo, y esa lección parece que nadie quiere aprender, ni los griegos, ni los españoles, aunque quizás si aprendieron los alemanes, pero con un precio muy alto.

Todo el diagnóstico que se plantea aquí es del todo erróneo cuando se habla, así con brocha gruesa, de la responsabilidad de los griegos. Siendo profesor de políticas, o bien tiene muy poco conocimiento de la materia o la ideología subyacente le ciega, pues no son los griegos los culpables de esa situación sino una cúpula corrupta de politicastros. Me contestarán: los griegos son responsables por votarles. Nuevo error, puesto que esas élites han gobernado de espaldas a los votantes, mintiendo e incumpliendo promesas. La gente va a lo suyo. Lo que ocurre es que unos irresponsables prestaron el dinero de otros ciudadanos europeos a las élites griegas sin atender al peligro, y como resultado tenemos a una ciudadanía griega rehén de unas decisiones no tomadas por ellos y sin posibilidad ya alguna de cambiarla mediante el uso de sus votos. Luego, para terminar de rizar el rizo, quiénes pagarán esa factura. Les puedo asegurar que los chavales que van con mochila ahora al cole, y sus hijos y nietos. Por su culpa.

La Fundación Guru-Gú en un intento por ayudar a los griegos propone que una comisión del país heleno sea invitada a España con motivo del 30 aniversario de la célebre "sentencia" del jerezano Pedro Pachecho. Que además coincide con la del 2º aniversario de la "Pedrada" de Pedraz. Pedraz, aquel magistrado que dijo que la casta/clase política está podrida. De la citada comisión no puede formar parte ni por asomo un político. Ni siquiera los que gobiernan hoy. La comisión será recibida por el enano de Solchaga quien le explicará aquello que de hacerse rico en cuatro días. La duda está en saber si este puto enano les dirá si tenía el visto bueno de "Isidoro". Entonces fue cuando España se vistió de largo. Empieza la España corrupta. Gaspar Zarrías queda nombrado para explicar al país heleno las técnicas para votar con la pezuña y Cándido Méndez lo que cuesta asar una vaca con billetes. Rafael Hernando como matón de barrio le entregará a la comisión una estatuilla con los que tienen la cara mas dura que el cemento con tic cortijeros (Javier Arenas, Alvarez Cascos.,González Pons, Cotino, Arias Cañete, etc). Y otra de chochonas como Susana la de Andalucia o Fátima Bañez la ministra del desempleo. Por todos lo medios se evitará que conozcan las pesquisas de la búsqueda del jaguar de Ana Mato y su ex, ese trozo de carne sin bautizar que responde al nombre de Sepúlveda. Y en ese plan. Ninguno.

El problema, es que hablamos de ceros y unos , de dígitos bancarios que podrían desaparecer mañana por un error informático, o por un mero toque de botón. El dinero no es riqueza, es una mera correa de transmisión. Ha habido cientos de quiebras de empresas y naciones, y no por ello el mundo se ha acabado. A Grecia se le hizo una quita del 75% ya, pero eso no es lo único: hay condiciones draconianas como despedir a 150.000 trabajadores públicos, privatizar servicios básicos del Estado... La misma receta que en Portugal, y los portugueses no ven la luz de salida todavía (su deuda está incluso creciendo al mismo ritmo que la española). Los griegos han probado la medicina , han visto como les va a otros con esa misma medicina, y han votado en consecuencia. No quiero decir que sean santos, pero probablemente, tampoco completos idiotas. El PASOK y su coalición de gobierno no eran su opción a día de hoy, vista la experiencia. Tsipras cometerá errores, es seguro, pero comprende que algo no funciona, ni en los planteamientos de la troika, ni en la política helena llevada hasta hoy.

Todo esto tendría algún sentido si obviáramos que Alemania quería que siguieran en el poder los mismos gestores que llevaron a la ruina a Grecia.... Y yo me pregunto por qué....

No creo que Tsipras se equivoque. Al contrario, ya es necesario que en la Europa del Sur los ciudadanos, que son la víctimas reales del mercado y su filibusterismo, tengan una voz sensata y sin miedo que ayude a recuperar la dignidad y los derechos humanos.

Reivindicar la soberanía de los oprimidos por un sistema depredador no es victimismo, es justicia y no viene nada mal un toque de conciencia a la memoria del gobierno alemán, no a los alemanes, que sí, es cierto, son uno de los pueblos más honestos e inteligentes de la UE. Pero lo mismo que los griegos que arruinaron a su país no son todos lo griegos sino la minoría cleptócrata de todas partes, tampoco todos los alemanes son la Merkel. Y la conciencia tan despierta, cívica y solidaria que tienen, comprende y se preocupa por los griegos que sufren y se avergüenzan también de que su país esté a la cabeza de la tiranía del dinero.

Lo que debería distinguir a Europa del resto de bazofia globalizada, mercantilista y sin escrúpulos debería ser su humanidad y su capacidad por valorar a los seres humanos por encima de todo el dinero de este mundo y demostrar que cuando se funciona desde los parámetros de la justicia social y el respeto a los DDHH, los países prosperan de verdad. Que un país no es más rico y próspero cuando tiene un PIB más alto a coista de explotar a la inmensa maypría en beneficio de clubs para millonarios, sino cuando el PIB se emplea adecuadamente para evitar la miseria y la desgracia de sus ciudadanos y no para pagar las deudas de banqueros delincuentes, convertida en deuda pública por políticos sin ética ni vergüenza.

No está nada mal que Tsipras recuerde a la Merkel, que una minoría de locos alemanes obsesionados con la hegemonía del poder y del tener arruinó Alemania, a Europa y al mundo. Y que Europa y el mundo le condonaron una deuda por dos veces. La primera, siendo Adenauer el canciller, que como ahora Tsipras, viajaba de país en país implorando compasión para los alemanes, víctimas de su propio régimen. Los que no hemos perdido la memoria, aún lo podemos recordar en las fotos del ABC, del YA de La Vanguardia. Ahora, después de haber montado las guerras mundiales que han dejado K.O. a la humanidad por generaciones, y de haber sido ayudada por todos a superar su estado de hundimiento, Alemania tiene la obligación moral de reconsiderar la situación de Grecia, los alemanes de buena voluntad lo hacen, su gobierno neocapitalista, no. Se ve que la amnesia histórica es el bálsamo de Fierabrás de los políticos plutócratas sin escrúpulos.
De lo que estoy segura es de que si ese gobierno alemán fuese socialdemócrata, Grecia sería tratada con mucha más humanidad.

En Rumania y Bulgaria la gente tiene menor nivel de vida que en Grecia y no lloran todo el día ni nos cuestan decenas de miles de millones de euros al resto de europeos.

Lo ha explicado muy bien Varoufakis en Alemania: los rescates de los contribuyentes alemanes están salvando a los bancos alemanes a través de la banca griega (y española).
La abuelita española estafada bancaria de la que de pronto se acuerda tan cariñosamente la derecha española ¿también debe bufar contra los empobrecidos griegos? Las víctimas contra las víctimas, esa es la buena fe oligárquica que defienden a muerte el gobierno alemán junto con la corrupta tecnocracia europea. El verdadero hara-kiri es el de la UE
Alemania es el gran peligro, no Grecia.
http://enjuaguesdesofia.blogspot.com

1-"Grecia no es soberana" quiere decir que lo es menos que los bancos alemanes a los que va destinada la ayuda que se le da a Grecia? Y la Union Europea se ha hecho para que los bancos esten por encima de los Estados y las democracias?
2-"Donde todos son culpables nadie es inocente" dijo Hannah Arendt. Otra vez creemos en las culpas colectivas? y los españoles, de que son culpables? de Bankia? de que los corruptos aun son mas ricos mientras se desaucia a beneficio de fondos buitre?
3-Los alemanes honestos? y los judios que son? topicos, generalizaciones. Impropio. Tan honestos como la banca suiza. Tan listos,para socializar las perdidas de sus bancos en la ciudadania griega. Las ganancias son privadas, las perdias se socializan.Los bancos alemanes, y Bruselas, sabian con que clase de corruptos jugaban en Grecia y España. Y jugaron, aprobecharon. No trataron de arreglar nada. No es delito hacer tratos con corruptos?
4- Para arreglar el desaguisado, ha habido elecciones. Ahora falta juzgar a los culpables de la ruina de Grecia, y los "complices necesarios". Se imaginan a Barroso en su super-chalet de Algarbe con la citacion judicial en la mano o al comisario europeo de economia, Joaquin Almunia, diciendo, otra vez, que no tenia ni idea de nada?
5- Los errores de un Estado, se corrigen como en Islandia; con democracia votando a otros. Una panaderia con holgazanes no la rescata el Estado. Mala suerte para quienes invirtieron en ella. Como se corrigen los errores de la Troika? en nombre de quien habla? que democracia funciona en Bruselas? lobbis bancarios? (pena de Ulrich Beck)
6- Hannah Arendt era una politologa muy buena. menos cuando escribia sobre Stafan Zweig

Buen artículo. Casi como el de ayer de Vargas Llosa.


Victimismo no es el de las victimas sino de los que impusieron acuerdos y siguen con las mismas amenazas, quieren prestar para decidir en lugar del gobierno de Grecia.

Yo creo que en Europa estamos cometiendo un terrible error con Grecia. Se nos llena la boca defendiendo los compromisos que Grecia adquirió con Europa a cambio de créditos en condiciones ventajosas pero, ¿y qué pasa con los compromisos que adquirió Europa? A Grecia se le prometió que las reformas que se les impuso, aunque eran MUY dolorosas para los griegos, les sacarían de la crisis, y en cambio han conseguido aumentar la deuda del 100% al 175%. ¿Porque Europa clama por los compromisos e ignora su responsabilidad? Si el dolor de las familias griegas hubiera servido para algo, Europa podría tener fuerza para exigir el mantenimiento de las condiciones, pero si el dolor griego sólo sirve para perpetuarse a sí mismo, Europa no tiene honor ni responsabilidad, simplemente debería sentirse avergonzado por tratar de ese modo a sus "hijos" y aceptar otra forma de proceder que, en primer término, alivie el dolor de quienes han asumido toda el peso de la injusticia

Hay otra causa más en la situación de los griegos: su propia cultura política y ciudadana. El arraigadísimo hábito del sobrecito a la enfermera para que les cuele en la lista, al funcionario de tráfico para que les perdone una multa, al de hacienda para no pagar no-sé-qué; el hecho de que una parte enorme de la población (de los trabajadores, no los navieros o los dueños de la banca) no paga el IRPF. El nivel de riqueza de Grecia se parece más al de Turquía que al de Italia; pero es como los italianos como llevan veinte años viviendo: sueldos públicos, inversiones, pensiones, el despilfarro brutal de 2004 con los JJOO, que dió la puntilla a su erario público... Pero ellos no quería ni oír hablar de todo eso: al que se lo dijera le sacaban de la vida pública ipso facto. Acaban de chocar de frente contra el muro de la realidad, eso es todo (nada menos). No, nada de quitas: la quita significa dejar sin una parte de los ahorros de 15.000 euros a la abuela española que compró un fondo de inversión no garantizado que incluye deuda griega. No, nada de quita.

¿Ya empezamos con el sueño europeo? La primera cuestión es que los griegos vienen de un pasado convulso en el que ha habido siempre fuertes intervenciones de Inglaterra y EEUU con la consecuencia de unos gobiernos corruptos y a espaldas de la gente. El griego de a pie nada sabía ni podía saber del fraude del presidente actual del BCE y sus muchachos. Fue un problema de déficit democrático, o sea, la moneda común de la UE, más que el euro. La UE estaba en mucho mejor situación de analizar el problema, pero parece que le interesaba por razones no muy claras ampliar la UE, así que opto por cerrar ojos. Y hacer caso a Goldman Sachs, como siempre.

Sigamos con el suicidio a que se obligó a los griegos, en vez de favorecer políticas de recuperación, obra de la Troika impuesta por la UE. A lo mojó, como diría Acebes, eso también fue culpa de los griegos, o el desencadenante de la crisis, o que al BCE le sobre la C y le falte una E: Banco Especulativo Europeo. O que Alemania estuviese utilizando la UE para destruir el tejido productivo de los países del sur a cambio de unas subvencioncillas en su propio beneficio. O que Francia y Alemania impusieran unos tipos de interés según sus propios intereses, excesivamente bajos para los países del sur, que vieron así propulsadas al espacio sus burbujas: nadie hace nada serio si lo rentable es el ladrillo. No nos olvidemos que es la UE la que intentó negociar el TTIC a espaldas de la gente, por ejemplo. Más déficit democrático.

Y vale, sí, todos hemos roto alguna vez un plato. Pero los griegos deben pasta, entre otros, a nosotros, por la gran estafa que consiste en hacer públicas deudas privadas. Que nos pregunten a nosotro por el rescate a bancos que nos han endilgado.

Lo siento, señor Torreblanca, endilgarle la culpa de fallos de las élites a quién no puede ni siquiera estar informado, porque no se le facilita la información ni la formación, me recuerda mucho a lo de endilgarle la deuda de Bankia al contribuyente, en vez de hacerlo a quién tiene un contrato privado con dicha entidad, que es quién tendrá que aplicar mecanismos como la querella contra sus directivos. Ya me sé todo el rollo de Lehman Bros. pero no me negará que es una estafa, y que los estados no pueden estar a la orden de instituciones privadas que buscan forrarse. Por lo menos, tenga usted decencia a la hora de decir quién es culpable.

"A quien Grecia debe una gran parte del dinero no es a unos malvados mercados, sino a gente, como nosotros, que de buena fe ha intentado ayudarles" y por favor , que nos pregunten a la gente de buena fe y muchos (muchos) preferiremos que le cobren la deuda a Bankia y se la perdone a los griegos que viven en la miseria. El problema actual no es de los pasados gobernantes, si no de la miseria de los gobernados, que es de lo que se debería ocupar la economía y la política.

Fe de errata: donde dice "a traído" quería escribir "ha traído".

El grave problema es que no veo a ningún economista, ningún político, ningún analista, ninguna institución como el BCE, el FMI, la UE que propongan soluciones que vayan a la verdadera raíz del problema: la corrupción y el clientelismo a nivel político, sindical y empresarial. Ha sido esa corrupción lo que ha esquilmado los recursos públicos en países como Grecia, España e Italia; y ha sido esa corrupción la que a traído como consecuencia la austeridad para poder pagar los créditos que se utilizaron para mantener las estructuras corruptas. Esto es algo que saben todos los economistas... ¿por qué no se insiste en ello? Si no se acaba con la corrupción política, otras crisis vendrán y pagarán los de siempre, los de abajo.

¿Errores de Grecia? El error de financiar a una oligarquía griega que falseó las cuentas, Goldman Sachs mediante, es de los alegres prestadores. Nadie les obligó a invertir en tanto riesgo, como tampoco en la burbuja española. Si yo invierto en riesgo y gano mucho dinero un rato, y luego el tinglado se cae, a mí nadie me devuelve esa deuda. Ese error deben pagarlo bancos acreedores y deudores en todo caso, no las poblaciones. Esto sería lo verdaderamente ortodoxo ¿no?
Salvarlos a base de incrementar deuda pública es muy mala solución según R. Koo de la Banca Nomura, que sabe de estas cosas. Igualmente sano leer a grandes economistas que nunca publican en este medio porque suelen acertar: E. Toussaint, J. Stiglitz, V. Navarro, T. Piketty y un largo etcétera. Todos apoyan la manera de negociar de Tsipras. Incluso Krugman en estas páginas lo ha dicho clarito. ¿No será la UE la que se arriesga a su desmoronamiento con el nein alemán...?

Por no hablar de toda la financiación recibida de los Fondos Estructurales y de Cohesión de la UE, de los cuales una buena parte les venía de Alemania, y que no han sido aprovechados como se debía. Por no hablar del Plan Marshall del que Grecia se benefició al mismo nivel en millones de dólares que Dinamarca o Noruega. Los alemanes estuvieron devolviendo los fondos del Plan Marshall hasta 1971. Que yo sepa Grecia no tuvo que devolver. Resulta grotesco que el Sr. Tsipras pida más compensaciones de guerra a los nietos y biznietos de los alemanes que fueron a la guerra. Puestos a ello, por qué no pedir compensaciones a Turquía. El ejército nazi ocupó Grecia durante cuatro años y los otomanos durante ocho siglos... A este paso, recordando el 2 de mayo, puede que a Podemos se ocurra pedir compensaciones a los franceses.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal