José Ignacio Torreblanca

El corchete que cambió la historia de Europa

Por: | 20 de julio de 2015

Captura de pantalla 2015-07-20 14.18.37

Es sólo un corchete. Un corchete a pie de página que cierra un borrador de cuatro páginas datado a las cuatro de la tarde de un sábado [ Descargar Draft-eurogroup-4pm-Copy]. Un corchete que apenas destaca entre una letanía de tecnicismos. En los párrafos que lo anteceden se habla del IVA de las islas, de si las panaderías abrirán los domingos, de si la oficina estadística será independiente, de si el sistema judicial será más ágil o de si acabará el fraude en el gasóleo agrícola que, parece, permite a miles de griegos darse de alta como agricultores encubiertos y así no pagar los impuestos especiales que gravan el gasóleo de automoción.

Pero de repente, en una primera vista al cándido corchete, aparece el botón nuclear. Hay que frotarse los ojos y leerlo dos veces porque puede que sea un error atribuible a fatiga acumulada por decenas de horas de negociaciones. El documento no lleva membrete de Gobierno ni institución europea alguna, pero esos cuatro folios son historia con mayúscula. “En caso de que no se alcance un acuerdo”, dice el corchete, “se ofrecerá a Grecia una negociación acelerada para una salida temporal de la eurozona, que incluya una posible reestructuración de la deuda”.

Un párrafo antes del corchete, el texto es meridiano respecto a la deuda: “El Eurogrupo enfatiza que no habrá quitas nominales de deuda”. Y por si acaso, lo completa con un “las autoridades griegas reiteran el compromiso inequívoco de honrar sus obligaciones financieras en su totalidad y en los plazos establecidos”. ¿No decían los expertos, desde el FMI a Varoufakis pasando por Krugman, que la deuda griega era impagable? Ahí tienen la oportunidad de ser consecuentes, les dice Schäuble. Si quieren una reestructuración, háganla fuera del euro.

Los Gobiernos e instituciones europeos han luchado durante años por convencer a los mercados de que el euro es un proyecto político, y por tanto irreversible. Ahora, de un solo plumazo, el Gobierno alemán, con la sola oposición de Italia, Francia y Chipre (España se sumó a la mayoría silenciosa dispuesta a enseñar a Grecia la puerta de salida), acaba de aceptar que la unión monetaria es un camino de ida y vuelta. Ha nacido otra Europa: de un corchete.

Publicado en la edición impresa del Diario ELPAIS el sábado 18 de julio de 2015

Hay 2 Comentarios

Es que tenían a Varoufakis, Tsipras y Tsakalotos negociando, que si hubiese estado Bárcenas, a lo de "possible debt restructuring" le hubiese respondido con un breve gesto cuyo significado sería absolutamente inteligible, incluso para personas desprovistas genéticamente del sentido de la ironía como son las personas alemanas, queriendo expresar que, a lo de time-out, la respuesta es "te vas a tragar tus 65000 millones de deuda griega".

No me sorprendería que, en vísperas de la votación parlamentaria del "fondo de privatizaciones", Grecia amanezca bajo un gobierno militar.


A estas alturas, con el PASOK destruido, la derecha nockeada y la izquierda (Syriza) en vías de descomposición, los únicos que aun no han tenido su oportunidad en Grecia han sido los de la extrema derecha y los militares.


Eso era lo que buscaban, ¿no es cierto? Le Pen y Farage deben estar sobándose las manos con el regalito que les hizo la Merkel con la ayuda de Rajoy.


Resumiendo: no me sorprendería que hubiera un golpe de Estado en Grecia (de seguro ya hay más de uno planeándolo), y que tras ello la junta militar decida sacar a Grecia del euro, declarar la moratoria en el pago de la deuda y, en caso de que se los amenace con salir de la UE y la OTAN, entregar bases navales a Rusia en Creta a cambio de líneas de liquidez de emergencia para el sistema bancario.


La verdad, todos ustedes llevan meses jugando con fuego, y digo ustedes porque El País y usted mismo, Torreblanca, han sido parte de la campaña mediática en contra de Syriza. Y el que con fuego juega, se acaba quemando las manos.


¿Será publicado este comentario?
Apuesto 100 contra uno a que jamás verá la luz... :)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal