José Ignacio Torreblanca

Ni idea, aquí nadie tiene ni idea de economía

Por: | 23 de julio de 2015

Captura de pantalla 2015-07-22 09.46.14Ni idea, nadie tiene ni idea. Preguntado en Der Spiegel por la visión crítica que el premio Nobel de Economía Paul Krugman sostiene sobre las prescripciones de la troika para Grecia, el ministro de Hacienda alemán, Wolfgang Schäuble, ha afirmado que Krugman sabe mucho de comercio (temática por la que recibió el Nobel) pero no tiene ni idea de cómo funciona la eurozona [vínculo entrevista].

Pero Krugman, que pidió el no en el referéndum griego argumentando que serviría para lograr un mejor acuerdo, le ha pasado la pelota a Tsipras. Preguntado por Fareed Zakaria en GPS por la paradoja de que el no de los griegos haya llevado a un peor acuerdo, Krugman ha afirmado que no se podía imaginar que el Gobierno de Tsipras no tuviera un plan para gestionar el no y ha confesado haber sobreestimado su capacidad [vínculo a Krugman]. Es decir, que es Tsipras quien ahora resulta ser el que no tiene ni idea, tesis a la que se suma otro economista, Kenneth Rogoff, por cierto picado con Krugman desde hace tiempo [vínculo a Rogoff].

Pero de acuerdo con Varoufakis son los ministros de Economía de la eurozona los que no tienen ni idea, tesis que ha secundado otro Nobel, Joseph Stiglitz, en un brutal artículo titulado Obligar a Grecia a ceder. Cada vez que les intentaba explicar lo mal que funciona la eurozona, cuenta Varoufakis en la entrevista que este diario publicó el miércoles pasado, se quedaban en silencio. Pero ahí no acaba la cosa. Vean lo que dice Varoufakis de Piketty, el nuevo héroe de la izquierda gracias a su libro sobre la desigualdad El capital en el siglo XXI. Me da pena criticarle después de lo que ha ayudado a Grecia con sus críticas a la troika y a Alemania, confiesa en su blog Varoufakis,[vínculo]  pero la realidad es que Piketty no tiene ni idea de lo que es el capital, no ha entendido a Marx y, peor aún, es un tonto útil que acabará dando ideas para que el capitalismo funcione mejor. Es la venganza de la izquierda marxista contra Piketty que ha osado decir que El capital de Marx nunca le interesó lo más mínimo [vínculo]. ¿De verdad nos podemos permitir tanta arrogancia? Ni idea.

Publicado en la edición impresa, página 2, del Diario ELPAIS el 22 de julio de 2015

 

Hay 9 Comentarios

1.Krugman no es el único que está alucinando por el hecho de que Tsipras no tuviera plan B… después de haber hablado de otros jugadores…etc.
2.A lo mejor es que no tenemos todos los datos… de lo que ocurrió. Seguramente se nos escapan CLAVES de lo que ocurrió en la entrevista entre Tsipras y el alto mando militar griego… y de las "seguridades" que Tsipras tuvo que hacerle a sus generales.
3.Lo que es evidente es que las "reformas" y medidas impuestas hasta ahora a Grecia le han supuesto una caída del 26% del PIB y una escalada de la deuda… Parece que están combatiendo el incendio con gasolina.
4.También es evidente que Tsipras ganó unas elecciones, y un referéndum, defendiendo exactamente lo contrario de lo que ha hecho… y continuará haciendo… ergo, faltan ingredientes en el "guiso".
5.Tambien es evidente que mientras otras economías del mundo crecen vigorosamente (China… y algunos más) y otros han vuelto claramente al crecimiento (EEUU), la UE se mantiene cerca del estancamiento…
6.Creo que en la UE, y por instigación de algunos (no solo de Alemania), estamos haciendo un pan como unas tortas… Nos llevamos a matar con un gran proveedor y cliente como Rusia… que está montando su club y tiene en marcha otro más grande con China… mientras nos dedicamos a destruir estados y a llenarlo todo de jihadistas… que nos están amenazando directamente...

Existe un documental de casi seis horas que explica como funciona la economía actual. Está en youtube. Se titula: "los amos del dinero".

Existe un documental de casi seis horas que explica como funciona la economía actual. Está en youtube. Se titula: "los amos del dinero".

Torreblanca
Krugman y Stiglitz es de los nuestros. En alguna de las 5 oficinas de pronósticos que tenemos alrededor del mundo. En donde se originan los resultados que no son compartidos ni siquiera con los gobiernos. Y que son acertados en más del 90% de los casos.
Te aseguro que saben, alguna cosa, de economía. Pero, algunos no merecen que les desaten los entuertos. Hay que dejar que disfruten. Y no me refiero Tsipras.
Para empezar, creeme que, quedarse en silencio no le garantiza el puesto a nadie.

Los "modelos", eso que antes se llamaba teoría, sólo pueden comprobarse en el campo experimental, que somos nosotros. La economía son incentivos y resultados.
Menos monoteístas que occidente y mucho más conscientes de su ignorancia, los chinos diseñaron su modelo de desarrollo a la manera en que la evolución diseña el suyo: probando simultáneamente varios modelos para ver cual produce resultados, según el procedimiento "gato blanco, gato negro lo importante es que cace ratones".
Los economistas nunca pagan por sus errores, que llevan y mantienen en la pobreza a millones. Ese es uno de los incentivos perversos de nuestro sistema. La sugerencia que se me ocurre es establecer la pena de muerte para economistas. Por ejemplo: un aumento de 500 mil parados: pena de muerte. Creo que sería un incentivo importante para estimularles a tomar decisiones responsables. Por ejemplo Trichet que subió los intereses al principio de la crisis y la agravó o Lagarde que dice una cosa y la contraria para quedar bien con todos o Rajoy que impide una quita de la deuda griega porque sabe que los españoles no somos tontos. En fin, que uno cadalsos para ahorcar en lugares significativos de Europa ofrecerían una alegría a los agobiados ciudadanos de Europa. Y, ya se sabe, la alegría crea confianza, la confianza impulsa el crecimiento económico...

Krugman lo que pedía a gritos era la salida del euro, no una "mejor negociación".


El euro es un engendro, y en eso sigo a Krugman: no es más que un régimen de cambio fijo, con todas las desventajas (pérdida de competitividad de las exportaciones, entre otras) y ninguna de sus ventajas (no hay un presupuesto común que permita hacer transferencias de un territorio a otro).


En Chile tuvimos un sistema de cambio fijo desde 1978 a 1981, y la salida de él fue catastrófica, en plena dictadura militar, degenerando en la peror crisis económica de nuestra historia. En Argentina hicieron lo mismo entre 1991 y 2001, con las consecuencias por todos conocidas.


Y si quieren ejemplos de "´primer mundo", ya que a los españoles no les gusta que los comparen con países como el mío, es cosa de ver cómo se hundieron todas las economías en 1929 a causa, entre otras cosas, del régimen de patrón oro, que funcionaba de manera muy similar al euro aun que tenía la ventaja de que permitía, al menos en su origen, tipos de cambio diferenciados según la competitividad de cada país.


Las políticas de austeridad de Merkel, Rajoy y demases son un refrito de la famosa teoría de los "ajustes automáticos" de la economía neoclásica del siglo XIX, redescubierta por MIlton Friedman, Irving Fisher y Knut Wicksell en el siglo XX. En todos los casos conocidos por la literatura económica en que los que los países han hecho funcionar esos "ajustes automáticos" el resultado ha sido desempleo masivo, estancamiento económico prolongado, aumento drástico de la deuda externa y una completa dislocación de la sociedad civil.


Para entender esta crisis, usted debería manejar primero conceptos clave como "demanda agregada" y "efecto multiplicador". Las disputas de egos entre economistas no me interesan; sí el análisis sobre la REALIDAD económica, aquella que usted y todos los demás sirvientes de la Merkel se niegan a mirar.

A los profesores de Economía (la mayoría de los personajes mencionados en el artículo lo son, y yo también) nos encanta suspendernos unos a otros. Lo malo es que cuando uno suspende en el aula, es parte del oficio. Cuando lo hace fuera del aula es pura arrogancia.

"Prediction is a difficult art, notably, when what one tries to predict is the future". Bueno, es que la Economía (como el resto de las ciencias, en realidad) da de sí lo que da de sí. Que no es poco, por cierto: mantiene con salud razonable a una buena parte de los pacientes, por ejemplo. Los modelos, aunque cada vez sean más complejos, tienen problemas para anticiparse al comportamiento de la indisciplinada realidad, que por sistema se retroalimenta de las medidas basadas en el modelo previo. Dicho esto, está claro que hay modelos (esos de Varufakis, por ejemplo) que... ¿cómo decirlo?: hace tiempo ya que se descartó por completo que la Tierra fuera plana. Y sí, por lo que leo, parece que la experiencia de gestión de Krugman es, exactamente, cero; y que su campo de especialidad teórica se encuentra más bien alejado de la gobernanza; y de la eurozona. Pero claro, a él le preguntan, le piden que escriba, y...

Sobre economía hemos recibido el la etapa reciente en que vivimos una formación acelerada toda la ciudadanía impartida por diferentes escuelas.
Tanto a nivel nacional como a nivel internacional.
Desde el bolsillo particular, que es el único baremo fiable que tenemos a mano la gente de base.
Y no las encuestas o los estudios de eruditos, que está muy bien para poner en los medios de comunicación, pero que a veces nada tienen que ver con el llegar a fin de mes, o pagar los colegios, o el alquiler, o la hipoteca.
Y no digamos si nos quedamos en paro forzoso por un imperativo de orden superior.
Económico y rentable.
Para las grandes entidades administrativas que son los verdaderos gestores que mandan.
Hemos aprendido a tener que trabajar más y a cobrar menos por imperativo legal, a no tener derecho de continuidad en el puesto de trabajo, y a decir siempre amén cuando se nos rebaja el salario de un día para otro por el bien común de la estabilidad.
Una estabilidad que siempre nos es ajena.
Pues a lo que parece nadie se preocupa por como hemos de dar de comer a los hijos, o como comen los mayores en soledad y en precario, o las personas enfermas.
No somos activos que movamos mercados millonarios y por lo tanto la gente de base ya está amortizada.
Solo para pagar los impuestos.
Ahí si, y para rescatar a la banca rota por los dispendios sin cautela ni control.
Esas cifras millonarias que vuelan como palomas de un continente a otro.
Hemos aprendido a no fiarnos de nadie.
Se llame como se llame.
Pues todo el mundo barre en la misma dirección, y ordeñan siempre las mismas vacas.
La gente sencilla que dice amén a todo por seguir sobre viviendo y mantener a flote el barco.
El mayor tiempo posible, aun a costa de los encantadores de serpientes.
Que solo viven de eso.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal