José Ignacio Torreblanca

Europa atacada

Por: | 27 de marzo de 2016

Captura de pantalla 2016-03-27 18.50.06
En cada atentado terrorista cometido en suelo europeo, el guión es tan idéntico como desesperante: mientras que los terroristas atacan a Europa con mayúscula, Europa reacciona en minúscula. Tanto los textos justificatorios de los atentados como las declaraciones y trayectorias vitales de los yihadistas (especialmente los de origen europeo) muestran un odio visceral a todo lo que Europa simboliza: un espacio de libertad individual, valores democráticos y tolerancia religiosa sin igual.

Cualquiera que comulgue (nunca mejor dicho) con esa Europa, que es tanto una idea como un proyecto y una forma de vida, es un objetivo potencial, aunque sea musulmán: eso explica que los asaltantes del Teatro Bataclán en París en noviembre pasado no separaran por religión ni nacionalidad a las 1.500 personas que allí se encontraban para ejecutarlos selectivamente sino que consideraran que todos los que allí se encontraban eran objetivos legítimos.

 

En lugar de solicitar la activación de la cláusula de solidaridad prevista en el artículo 222 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, que hubiera implicado una respuesta colectiva y coordinada por parte de la Unión Europea, el gobierno francés prefirió recurrir a un artículo, el 42, que situaba la respuesta en el plano intergubernamental y fuera de las instituciones de la UE.

Detrás del tecnicismo jurídico había un mensaje muy claro: como mostró la decisión de Hollande de bombardear de forma inmediata bases del Estado Islámico en Siria, el gobierno francés quería reservarse una completa libertad de actuación en todos los frentes de la lucha antiterrorista.

Como en la crisis de los refugiados o en la política hacia Siria, los Estados miembros prefieren reservarse para sí toda actuación que toque materias sensibles de seguridad. Ya entonces, la conexión belga de los atentados de París mostró que esta óptica de soberanía nacional era un profundo error.

Para recordárnoslo, los yihadistas han atacado ahora Bruselas, la capital de la Unión Europea. Pero seguro que muchos seguirán pensando que ha sido un ataque sobre Bélgica. Europa es un ente abstracto por el que nadie quiere morir, pero que haya muchos dispuestos a matar europeos nos debería dar una medida de la fortaleza de nuestra identidad y proyecto.

Publicado en la edición impresa del Diario ELPAIS el 22 de marzo de 2016

 

Hay 8 Comentarios

Lo que está ocurriendo no es nuevo, se ha dado ya en otras épocas de la historia, en la que surgieron grupos que querían utilizar la violencia para extorsionar a pacificas sociedades. El resultado siempre ha sido el mismo, más temprano o más tarde, antes de perder la honra o después, las sociedades se han organizado, movilizado y militarizado para eliminar a aquellos que contaminaban su pacífica convivencia.

Ante hechos semejantes mismas reacciones, Bruselas tampoco acude a la sede de la NATO a pedir apoyo militar, y por lo tanto es de esperar también los mismos resultados: El terrorismo islamista seguirá paseándose por territorio europeo como Sr. por su casa, generando inseguridad y provocando terror.

Ante un asunto de este tipo lo primero que hay que preguntarse es ¿De qué se trata, de un asunto policial o militar? Si las reivindicaciones están verificadas, y ha sido como dicen el EI, es evidente, que al tratarse de un enemigo exterior es un asunto militar, de Defensa, entonces ¿Por qué ni Francia ni Bélgica han pedido la aplicación del artículo 5º del Tratado de Washington?


Que el Gobierno de un Estado diga que está en guerra y luego no actué, como ha hecho el Gobierno francés, es un hecho vergonzoso. Y por tanto uno debe de hacerse la pregunta de ¿No solicitan ayuda, por ejemplo de la NATO, por qué se quieren reservar la actuación en temas de seguridad o por que desean tener la posibilidad de no actuar? Más bien parece lo segundo, no desean actuar.


Si, por ejemplo, el atentado del 22-M lo hubiera reivindicado el Gobierno de Alemania, en este momento Europa estaría en guerra. Bélgica habría cerrado su frontera con Alemania, y estaría buscando ayuda internacional para hacerle frente. Pero como ha sido el EI todo se reduce a unas cuantas detenciones para aparentar ante la opinión pública, en este caso el Gobierno belga, que está haciendo algo. Insólito.

1.Todos sabemos que el islam sunnita wahabita ataca a TODOS los que no son como ellos para imponer allí donde pueda su diktat.
2.Todos sabemos que los atentados los cometen los musulmanes sunnitas wahabitas... que detrás de todo ellos está el mismo patrón... Personas muchas veces de segunda y tercera generación que no solo no se han integrado ni comparten valores con sus conciudadanos sino que los rechazan con asco y entran en una cadena que los lleva desde los delitos menores, cárcel, radicalización... masacre. Y eso ocurre en las ciudades más abiertas y tolerantes del mundo que jamás tuvieron problemas con las demás civilizaciones que llamaron a sus puertas para conseguir los derechos y bienestar que no tenían en las suyas...
3.Todos sabemos que solo hay atentados masivos, problemas de integración e inseguridad es en aquellas ciudades y países que tienen grandes "comunidades islámicas" y que no ocurre allí donde no las hay...
4.Todos sabemos de donde venían los terroristas que iban a violar y matar a los kurdos, cristianos, chiitas sirios e iraquíes... todos sabemos por donde entraban, y por donde salían, a Siria... sabemos quienes son los que manejan el flujo de los esclavos (refugiados.inmigrantes) del siglo XXI... tanto en Turquía como en Libia...
5.Nos tienen que explicar por qué los sunnitas wahabitas que tantos problemas de integración tienen en Europa de la que tanto despotrican... buscan refugio y emigran hacia Europa en lugar de hacerlo hacia las ricas monarquías sunnitas-wahabitas... eso no tiene ninguna explicación...
6.También nos tendrían que explicar por qué aquellos que fueron tan rápidos en atacar a Gadafi y en destruir el ESTADO libio... igual que hicieron antes en Irak... y después en Libia... y que defendían hacer lo mismo en Irán... son ahora tan lerdos a la hora de acabar con un caos que en gran medida ellos mismos han provocado...
7.Seguramente en el fondo de todo esto están las relaciones económicas "inconfesables" que desde hace mucho tiempo mantienen con esas petromonarquías... y que seguramente tanto les han beneficiado... personalmente... a ellos.
8.Aumenta el enfado en Europa ante lo que está pasando.... y lo veremos elección tras elección. Ojalá que llegue la hora del "relevo" de los que tanto se han equivocado... y se siguen equivocando. Los ciudadanos tienen la palabra.

Dice Ud don Jose Ignacio que Europa simboliza un espacio de libertad individual, de valores democraticos y tolerancia religiosa y añade a continuacion que Europa es una idea, una forma de vida, un proyecto un objetivo potencial, me pregunto cual es la realidad de Europa pues parece que solo es un simbolo de libertad individual, de democracia y tolerancia religiosa, una idea, una forma de vida, un proyecto, un objetivo potencial, no sera esa su debilidad, porque ha perdido sus raices cristianas y sus valores morales y religiosos que fueron la base que hicieron de Europa luz y guia de la llamada cultura occidental y antes situaciones de emergencia no sabe como actuar unida porque la union solo es de los gobiernos y no de los pueblos
No se consigue en un par de generaciones lo que siglos han venido siendo la realidad de Europa enfrentamientos y guerras por intereses particulares. Parodiando la frase el pueblo unido jamas sera vencido digo Europa unida jamas sera vencida cuando realmente este unida
Jose Luis Espargebra Meco un español desde Buenos Aires

Señor Torreblanca, los propios terroristas que atentaron en Bruselas dijeron al reivindicarlo que actuaron exclusivamente contra Bélgica y que la atacaron por su participación en la lucha antiterrorista internacional, así que no aproveche para hacer propaganda eurofederalista también con este atentado. En todo caso es precisamente la mutilación de la soberanía nacional que supone que los Estados europeos no controlen sus fronteras nacionales lo que facilita a los terroristas moverse libremente entre ellos, un argumento más contra el ente abstracto, artificial y antidemocrático de la UE por el cual, efectivamente, nadie quiere morir.

Sobran velitas y falta información y "leña" al mono.

Es realmente triste todo lo que sucede en estos países.

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal