José Ignacio Torreblanca

Pues que gobiernen

Por: | 17 de marzo de 2016

Captura de pantalla 2016-03-17 09.49.37

Oímos estos días disparates de tanto calado sobre la supuesta irresponsabilidad política del Gobierno en funciones que cuesta superar el estupor. Como el Gobierno no ha sido elegido por el Parlamento, se nos dice, no responde ante él. ¡Vaya! Es difícil encontrar en los manuales de ciencia política una definición tan cristalina de lo que es una dictadura. Peor aún, se nos remacha, como el Gobierno está legalmente en funciones, todo lo que hace es por definición legal. Tiene toda la lógica: una vez enterrada la democracia parlamentaria, ¿por qué no acabar con cualquier vestigio de pensamiento liberal y aceptar, como en los regímenes totalitarios, que el Gobierno se legitima simplemente porque ejerce el poder del Estado? Todos los que se desgañitan pidiendo un cambio de régimen se habrán quedado helados al saber que el fin del régimen del 78 ya había llegado y que por culpa de la coincidencia de la pertenencia de España a la UE y el interregno electoral España vive en un estado de excepción. ¿Cómo lo harán las demás democracias?

Dicho esto, tampoco es que la actitud del tripartito PSOE, Podemos y Ciudadanos sea para darse golpes en el pecho. Estamos ante tres partidos que ya han señalado en dos ocasiones al Gobierno que los acuerdos firmados en Bruselas por el presidente (primero con Reino Unido para impedir su salida de la UE y ahora en relación a Turquía) no cuentan con el respaldo de la Cámara. Como los 199 diputados que suman entre los tres representan una holgadísima mayoría absoluta, tienen razón aritmética. Pero no razón política, ni democrática. Porque tan absurdo es pretender que el Gobierno no responda ante el Parlamento por el hecho de estar en funciones como aspirar a que una mayoría parlamentaria gobierne sin formar Gobierno. Este tripartito, ha descubierto, coincide en más cosas de las que imaginaba. Y por lo que parece, tiene una mayoría absoluta en cuestiones centrales relacionadas con la integración europea. También coinciden, se entiende, en temas relacionados con la regeneración política. Pues ya tienen por donde empezar a trabajar. Indignarse porque el Gobierno gobierna tiene un remedio muy sencillo: gobernar. 

Publicado en la edición impresa del Diario ELPAIS el miércoles 16 de marzo

Hay 1 Comentarios

Pero qué dice la Constitución o las leyes que la desarrollan, si las hay. Y si no las hay, ¿quién tiene la legitimidad para hacer que las haya?.
¿Y lo que decida el desprestigiado Constitucional no tendrá recurso?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal