José Ignacio Torreblanca

El rincón del PSOE

Por: | 09 de mayo de 2016

Captura de pantalla 2016-05-09 23.32.38

Décadas de observaciones sobre el funcionamiento de los parlamentos han concluido que no importan tanto los escaños que tenga un grupo político como dónde estén situados. Mientras que los escaños situados en el centro del espectro político pueden emplearse para construir coaliciones hacia ambos lados, los partidos que estén en los extremos solo pueden moverse en una dirección para buscar socios.

La ciencia política también nos dice que no tiene más poder quien tiene muchos escaños, sino quien tiene el último escaño, es decir, aquel que convierte una coalición ganadora en perdedora, y viceversa. Imaginemos el caso extremo de que las elecciones del 26 de junio dieran 174 escaños al Partido Popular, 174 a Podemos, uno al PSOE y uno a Ciudadanos. Claramente, el poder negociador de Sánchez y Rivera sería muy superior al que en principio les proporcionarían esos dos escaños, pues podrían no solo decidir quién gobierna sino derribar ese Gobierno en cualquier momento posterior.

 

Todo esto viene a cuenta de la absurda debilidad que se ha autoinfligido el PSOE desde el 20-D y que, a tenor de las declaraciones de Pedro Sánchez y Susana Díaz, parece dispuesto a repetir. Porque aunque sea cierto que el 20% de los votos logrados por el PSOE son el peor resultado de su historia, sus 90 escaños estaban inmejorablemente situados para facilitarle el acceso al Gobierno. Mientras que el PP no tenía opción de Gobierno a pesar de haber ganado las elecciones, el PSOE tenía dos: podía haber liderado un Gobierno con Podemos y los nacionalistas o facilitado una gran coalición con el PP y Ciudadanos. Pero en lugar de maximizar el poder de sus escaños, el PSOE decidió imponerse tres vetos paralizantes: no facilitar la investidura del PP, no gobernar con Podemos y no aceptar los votos de los nacionalistas. Yéndose al rincón de los vetos, el PSOE despreció la posibilidad de utilizar estratégicamente un mal resultado para llegar al Gobierno. Otra vez, el PSOE apela al voto útil, pero si sigue arrinconándose se convertirá en un partido tan inútil como el PP de Rajoy, que no puede convertir sus votos en Gobierno.

Publicado en la edición impresa del Diario ELPAIS el sábado 7 de mayo de 2016

Hay 2 Comentarios

No soy experto en ciencia política, no entiendo mucho de tácticas políticas, pero la historia nos da a conocer que gobiernos de minorías son poco fructíferos, es decir, gobernar sin tener el necesario poder e influencia social no permite resolver los problemas de los ciudadanos, sino todo lo contrario, suele contribuir a incrementarlos. Un claro ejemplo, actual, lo tenemos con lo ocurrido con la Lomce, solo 5 autonomías han realizado la prueba final de Sexto de Primaria, el resto rechazan aplicar la Ley.


En política, a la hora de gobernar, incluso dos pueden ser una multitud, ya no digamos tres o más.

No era tan inmejorable... tenía efectos secundarios mortales para el PSOE... que sería el culpable de todo lo que fuera mal... mientras que lo que funcionara bien sería "gracias" a los nuevos...
El drama del PSOE es que hubiera pagado un alto precio si hubiera gobernado con Podemos o con una gran coalición con C´s y el PP después de una campaña en la que insultó a líder conservador...
Lo peor es que la situación es tan grave e inestable en TODA la UE... que no está nada claro que un gobierno de gran coalición aquí... sirva para algo...
Partidos y analistas están muy ocupados contemplando su ombligo pero... me parece que el partido decisivo se va a jugar FUERA de nuestras fronteras....

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal