La caravana de Rajoy

Blog de Carlos E. Cué

Carlos E. Cué

SOBRE EL AUTOR

Redactor de la sección de España encargado de la información del PP

marzo 2008

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« El debate nos da un respiro | Inicio | Rajoy y los inmigrantes »

27 febrero, 2008 - 17:31

La dichosa niña

No se habla de otra cosa en el micromundo de la política. Esa niña a la que Rajoy hacía mención en su alegato final del debate. Aunque el líder ni siquiera la ha citado en el mitin en Tenerife. Al que suscribe ya le han llegado dos sms, se supone que de gente anti-PP, que se mofan de esa idea de la niña con bastante mala leche. En uno la niña es lesbiana y le dice a Rajoy: lo siento papá, voy a votar al PSOE. En el otro se ha perdido una niña que lleva un bonobus y se llama Esperanza (como Aguirre). Por cierto, frente a quienes acusan a Rajoy de no saber qué es un bonobús, el PP ha preparado un contrataque. Es Zapatero quien no sabe qué es un bonobus, dicen, porque para la regularización de inmigrantes que hizo el PP se pedía un abono de transportes, y no un bonobus, que es un billete de 10 viajes. En cualquier caso, para los que preguntan de quién fue la idea de la niña, os recomiendo que leáis el periódico (que es lo más importante, esto del blog es sólo un añadido). Hoy tratábamos de contarlo en una crónica. Os pongo aquí la alocución final de Rajoy, por si no os acordáis. Tiene miga.

RAJOY: Quiero que esta noche se vayan a dormir con la tranquilidad
de que podemos encarrilar las cosas. Las elecciones nos ofrecen
una gran oportunidad y no deberíamos perderla. No queremos renunciar
a nada. Podemos mirar al mañana con optimismo y con esperanza.
Sabemos perfectamente cómo se hace porque ya lo hicimos todos
juntos en peores circunstancias.
 
   
    Yo estoy dispuesto. El plan de trabajo está preparado y las
herramientas a punto. Solamente falta que usted decida que nos
pongamos en marcha. No le pido el voto para mí, yo no soy lo que
está en juego. Yo no soy quien gana o pierde estas elecciones.
Lo gana o pierde España entera. Está en juego todo lo que podemos
hacer si vamos juntos y todo lo que podemos perder si no lo hacemos.
Por eso es muy importante que acertemos con lo que España necesita.

    Necesitamos los votos pero me importan más los compromisos.
 
   
    Porque yo sólo quiero lo que todos queremos. Y hay un ejemplo
que resume todas mis ideas y que todo el mundo puede entender.
Yo quiero que la niña que nace en España tenga una familia, y
una vivienda, y unos padres con trabajo. Esto es lo mínimo que
debemos exigirnos para todos. Una familia, una vivienda y unos
padres con trabajo. Yo me esforzaré principalmente para que la
familia esté atendida y la vivienda se pueda conseguir y para
que no falte el trabajo.
 
   
    Quiero que esa niña, nazca donde nazca, reciba una educación
que sea tan buena como la mejor, quiero que se pueda pasear por
todo el mundo sin complejos, porque sabrá idiomas y porque tendrá
un título profesional que se cotice en todo el mundo.
 
   
    Quiero que sea un heraldo de la libertad, de la tolerancia
y de los derechos humanos, porque habrá crecido en libertad, y
no tendrá miedo a las ideas de los demás, y habrá aprendido a
respetar a todos los que respetan la ley.
 
   
    Quiero que sienta un hondo orgullo por ser española, por pertenecer
a esa nación tan vieja, tan admirable que le habrá ofrecido las
mejores oportunidades, pero que habrá sabido ser exigente con
ella para convertirla en una mujer madura y responsable.
 
   
    Eso es lo que quiero. Esto y todo lo que esto lleva implícito.
Y por qué no. Nada nos impide lograrlo, podemos hacerlo si quieren
que caminemos juntos. Porque España es cosa de todos, y debemos
tomárnosla muy en serio. Muchísimas gracias y muy buenas noches.
 

Comentarios

Pues si antonio sola asesoró a calderón está clarísimo que la idea de lo de la niña fue suya. lleváis ahora un corte de video en el que se escucha a calderón hablar de sus propias niñas. muy poético. algo meloso para un rajoy que estuvo dando puñetazos dialécticos y retorciendo las cifras durante todo el debate. lo de la niña sonaba impostado. falso.

pues no sé que´dicen los sms que has recibido pero seguramente llevan toda la razón. la niña de la que habla Rajoy, para ser feliz, no puede ser lesbiana. Ni hija de dos gays o dos lesbianas. Imagino que tampoco puede ser hija de una pareja heterosexual no casada (es pecado). O que haya tenido que utilizar técnicas de reproducción asistida por problemas de fertilidad (si no pueden concebir no deberían casarse. eso es lujuria y es 'antinatural'). Tampoco tendría derecho al aborto dentro de los plazos y normas estipulados por la ley actual (también es aborto). Ni tendría derecho a una muerte digna. Ni a una ayuda por dependencia si llegase a precisarla. Por supuesto no se beneficiaría de ninguna ley de igualdad, ni de la ley integral contra la violencia de género, ni de las medidas de conciliación promovidas por los masones rojos del psoe. La niña, aún nacida en españa, tendría menos derechos que sus compañeras de clase si sus padres tienen la desgracia de haber nacido fuera. Entre otras cosas, sus padres tendrían que firmar un contrato comprometiéndose a cumplir la ley. Un asco, vamos...

La izquierda está intentando que no se hable de otra cosa que la niña, porque si se habla del debate, ZP sale bastante mal parado.

Con tu entrada le das la razón a Ignacio Villa cuando dice que "lo más llamativo es que horas después del esperado debate sólo se habla de Mariano Rajoy, de sus palabras, de sus críticas, de lo que dijo y dejó de decir. En cambio, nadie habla de Zapatero."

Triste final el de Z...

y yo me pregunto: ¿por qué le escribieron un guion tan duro, lleno de ataques directos a la mandíbula y un cierre tan blandenge? No pegaba nada porque cortaba el ritmo de manera radical. Tenía que haber hecho un speech final igual de contundente que el resto. Habría ganado por goleada

Pues yo seré una cursi pero a mì sí me pareció un buen discurso final. ¿por qué todo eso nos suena muy bonito cuando lo dice obama en inglés y nos choca si lo dice un español en nuestro idioma? somos unos acomplejados

buenas, hablando de rajoy, chequead esta web!... os va amolar! http://www.elshowdemarianito.com

Rajoy tiene que afinar muy bien el segundo debate. Tiene las elecciones en el bolsilllo porque al porcentaje que dio a zapatero ganador en el debate anterior hay que restarle los nacionalistas y los de iu, que de ninguna manera van a votarle. Lo único que necesita Rajoy es no pifiarla el lunes y sentarse a esperar los resultados de las elecciones.

Para conocimiento general de esperanzas, zetapés, marianistas, lectores y plumíferos: El bonobús no existe desde hace un milenio; lo que hay es metrobús.

ni rajoy ni zapatero toman el autobús hace mucho tiempo. pero no deja de tener guasa que rajoy y pizarro se erijan en defensores y portavoces de los que tenemos que levantarnos al alba para ir a trabajar un montón de horas (y pasar otras tantas en el autobús, el metro o el tren de cercanías para llegar al trabajo). como currante de verdad para mí es un insulto oír a pizarro hablando de la gente de a pie. ¿qué sabrá él de la gente de a pié?

Yo sí tomo el autobús. Y el metro. Afortunadamente me ahorro el tren de cercanías. Soy conservador y en Madrid voto tanto a Gallardón como a Esperanza Aguirre sencillamente porque no hay candidatos alternativos que me parezcan fiables. Sin embargo, no me siento representado por Pizarro y simplemente por este fichaje estoy pensando seriamente en no ir a votar o hacerlo por Rosa Díez. Me parece una auténtica tomadura de pelo pretender poner la economía del país en manos de un señor cuyo único mérito es haber ido al colegio adecuado, tener los amiguetes adecuados y medrar a costa de influencias personales. En Endesa no generó valor para el accionista durante todos los años que dirigió la compañía y los inversores simplemente se vieron beneficiados indirectamente de su pugna titánica por no perder el puesto. Eso lo sabe cualquiera con dos dedos de frente y algo de información.

RGB, perdona, pero lo del Metrobús será donde haya metro, en Madrid, en las ciudades grandes... En muchos otros lugares de España sigue existiendo el bonobús. Y en algunos existe incluso el exótico bonoguagua. Vamos, que somos muchos y muy distintos.

Que pesadita anda la izquierda con Obama, que de momento no es NADIE en los EE.UU.

A mí Obama me trae sin cuidado...

Obama es un soplo de aire fresco en la arena política mundial. Rajoy intentó emularle con lo de 'la niña', pero le salió fatal porque representa lo más rancio y añejo de la política española (no mundial, porque afortunadamente no es nadie fuera de Madrid)

A mi, al leerlo, me ha asaltado a la nariz ese olor que es como los olores que te llevan directamente a un recuerdo, la naftalina en un armario o un caldo en el fuego... o un olor rancio también para un recuerdo rancio.
Al leerlo, este texto apesta a la educación femenina de tiempos de Franco, Mussolini tambien las formaba, sin hablar del poderoso Hitler. El maestro.
Si no os importa vuelvo a mi caldo que me trae mejores momentos.

Me parece una auténtica tomadura de pelo pretender poner la economía del país en manos de un señor cuyo único mérito es haber ido al colegio adecuado, tener los amiguetes adecuados y medrar a costa de influencias personales.

pero lo del Metrobús será donde haya metro, en Madrid, en las ciudades grandes... En muchos otros lugares de España sigue existiendo el bonobús. Y en algunos existe incluso el exótico bonoguagua. Vamos, que somos muchos y muy distintos.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e5509afd7f8834

Listed below are links to weblogs that reference La dichosa niña:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal