Catalán Errante

SOBRE EL BLOG

El corresponsal de EL PAÍS en Tarragona abandona su ciudad para recorrer un territorio sacudido por la campaña de las elecciones a la Generalitat: cruzando Cataluña de pueblo en pueblo, desplazándose en transporte público o autostop, deambulando lejos de los líderes políticos para retratar cómo los ciudadanos reaccionan, viven y sobreviven a la promoción electoral.

Sobre el autor

Ferran BalsellsFerran Balsells
Hace algo más de un año dejé Maracaibo (Venezuela) para trabajar en Tarragona. ¿Cómo? Nací en Barcelona y me convertí en errante por casualidad. Tras vivir en distintas ciudades, terminé cubriendo las extrañas peripecias de Hugo Chávez. Ahora, los discursos de los aspirantes a presidir la Generalitat han despertado los recuerdos de aquella época en la que pretendía descifrar al lenguaraz líder venezolano. Durante la campaña, volveré a errar por el territorio.

Resultados Elecciones catalanas

ESKUP

Archivo

diciembre 2010

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

26 nov 2010

Tren impaciente a Girona

Por: Ferran Balsells

El tren entre Barcelona y Girona todavía no es el AVE pero funciona aparentemente bien. Este errante ha viajado en un vagón entre ambas ciudades y queda sorprendido: el marcador de velocidad supera en ocasiones los 150 kilómetros por hora. Un tren veloz, pero quizá impaciente. Corre y corre tanto que luego se para. Durante una hora y media. Descansos imprevistos que, según los viajeros, ocurren a menudo.

Laura llegará una hora y media tarde

PB250326
Entre los tramos de velocidad punta, las paradas forzosas en el tren se hacen largas.

Los viajeros señalan si el tren fuera más perseverante las cosas irían mejor. Renfe se empeña en superar los 150 kilómetros por hora pero no consigue evitar que se averíen las catenarias; las célebres catenarias. Así que tanta velocidad es relativa: si el tren realizara el trayecto a 80 kilómetros por hora sin pararse, Laura y los demás llegaríamos antes.

De todos modos finalmente alcanzamos Girona, donde una amable compañera nos permitirá ocupar su hogar como base logística para los errantes. El objetivo: llegar a los macroburdeles de La Jonquera. Veremos.

PB260342
Una compañera nos cede su hogar pero solo ella tiene derecho a poner los pies sobre la mesa.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 2 Comentarios

¿No habéis pensado hacer el trayecto en autobus?

¿No habéis pensado hacer el trayecto en autobus? ¿O es demasiado pesado? Saludos!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Pais

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal