Jose Reinoso

Pasión por la manzana

Por: | 28 de octubre de 2011

Hace unas semanas, me encontraba en Pekín en un pequeño restaurante de comida casera frecuentado por estudiantes y veinteañeros, a la espera de un sencillo, pero sabroso, plato de tallarines, cuando me di cuenta de que los cinco jóvenes –chicas y chicos- que estaban consultando su teléfono móvil a mi alrededor lo hacían todos deslizando el dedo arriba y abajo sobre la pantalla de un iPhone.

Mientras muchos extranjeros que conozco se conforman con un móvil pasado de moda, que utilizan durante años, es corriente ver a chinos con teléfonos que cuestan más que su salario mensual y cambian con frecuencia. Porque, en pocos países del mundo, la pasión por el último modelo tecnológico se une a la importancia de aparentar y ostentar como en China.

Circula por aquí la historia de un rico empresario de provincias que devolvió el coche de superlujo -pero de marca poco conocida- que se había comprado porque no lograba despertar la admiración de su entorno y lo cambió por un Mercedes, más barato, pero de famoso nombre.

Cuando en mayo pasado se puso a la venta la iPad 2 en China, los forofos de la marca de la manzana se abalanzaron a los comercios para intentar hacerse cuanto antes con un ejemplar del último modelo de la tableta de Apple. La pasión desatada por el paralelepípedo táctil fue tal que en la principal tienda de Apple en Pekín se produjo un violento tumulto entre los vendedores y los clientes que intentaban saltarse la cola, que terminó con la puerta de cristal del establecimiento destrozada y cuatro personas  en el hospital.

Las expectativas ante la iPad 2 eran tan grandes que algunos potenciales clientes vendían sus lugares en la fila, mientras otros cedían la tableta reicén adquirirla a cambio de pingües beneficios.

El mismo fin de semana en que se produjo el altercado, yo me encontraba en Hong Kong, y, aprovechando mi viaje, una amiga –europea ella- me pidió que le comprara el deseado artículo en la ex colonia británica. Tras visitar sin éxito varias tiendas, en una me dijeron que volviera al rato, hiciera cola, y, quizás la conseguiría. No quise esperar mucho, pero si lo hubiera hecho no habría servido de nada porque también se había agotado.

Las prisas por disponer y alardear el primero de la iPad 2 cedieron un poco con las semanas, pero sus ventas y las de otros productos de Apple son un éxito en China, según corroboran las cifras que Tim Cook, consejero delegado de la compañía californiana, hizo públicas la semana pasada. El país asiático se ha convertido en el segundo mayor mercado de Apple, después de Estados Unidos, tras la apertura de una tienda en Internet en 2010 y la creación de seis grandes locales de venta al público en los últimos tres años.

Cook aseguró que la facturación de la compañía en China alcanzó 13.000 millones de dólares (9.177 millones de euros) en el ejercicio que finalizó el pasado 24 de septiembre, más de cuatro veces superior a los 3.000 millones de dólares del año anterior. Las ventas en el país asiático en el cuarto trimestre –unos 4.500 millones de dólares (2.117 millones de euros)- representaron el 16% del total del grupo. “Nunca he visto un país donde tanta gente esté accediendo a la clase media que aspira a comprar los productos que hace Apple”, dijo Cook. “En China, el límite es el cielo”.

La empresa estadounidense tiene 200 Revendedores Premium en el país, que unidos a otros tipos de locales y su asociación con China Unicom –la única telefónica que ofrece el iPhone con contrato de servicio- eleva los puntos de venta de los móviles de Apple a 7.000.

Fake storeEl interés por los productos Apple ha llevado a algunos empresarios avispados a aprovechar el tirón. El pasado agosto, trascendió que habían sido detectadas en Kunming (capital de la provincia sureña de Yunnan) 22 tiendas falsas, que utilizaban la marca y el logo Apple de forma fraudulenta (una de ellas en la foto). La decoración era una copia de la de los comercios oficiales. Algunos empleados vestían las mismas camisetas, utilizaban acreditaciones con igual diseño, e incluso creían que trabajaban en un local real de la marca.

China tenía a finales de agosto 940 millones de suscriptores de telefonía móvil, un campo de cultivo gigantesco para la empresa de la manzana mordida, cuyos aficionados se han mostrado decepcionados por que China se haya quedado fuera de los países en los que fue puesto a la venta el último modelo del iPhone, el 4S, el pasado día 14.

En cuatro días, se vendieron más de cuatro millones en los países elegidos. De forma oficial, ninguno en China. La página web de Apple en Hong Kong anuncia que “llegará pronto”, pero no da fecha. La de China continental, no dice nada. “Aún no ha sido lanzado, y no sabemos cuándo llegará”, responde, al ser preguntada, una empleada de la tienda en Pekín.IPhone 4S Hong Kong

Muchos chinos no han podido esperar, y han acudido a las redes de importación paralelas, que los traen de Estados Unidos, Australia y otros países. Les da igual pagar el alto sobreprecio. Todo por ser el primero en morder la nueva fruta.

El temor a que se reproduzcan incidentes en futuros lanzamientos ha decidido a los responsables de Apple a poner guardias de seguridad en la tienda en la que se produjo el tumulto, un moderno establecimiento de cristal y acero inoxidable, situado en Sanlitun, un barrio del centro de la capital, plagado de bares, restaurantes y tiendas de diseño, moda y lujo. Son tipos fornidos, vestidos de negro, que deambulan por el local con mirada de pocos amigos, como hacen sus gemelos en las grandes discotecas de Pekín.

El iPhone 4S está a la vuelta de la esquina, y luego llegará la iPad 3, y luego un nuevo modelo, y otro y otro, en una sucesión infinita de mejoras –unas mayores, otras no tanto-, con las cuales alimentar la adicción a la marca. En Apple no quieren nuevos disturbios como el que obligó a cerrar el local de Pekín antes de su hora aquel sábado de mayo. China es un mercado crucial para Apple, como para muchas otras multinacionales. Y el fervor del público lo tiene garantizado.

Hay 11 Comentarios

Si hablamos de china posiblemente el Iphone sería pirata, pero sí, como les mola a los chinos la vida occidental. La base de su economía está en el sacrificio, si se occidentalizan, dejarán de crecer a la velocidad a la que lo hacen.
Todos los secretos para seducir mujeres clickando sobre mi nombre.

Pues yo tengo un Mac y siento que me han engañado como a un chino. Con perdón por la expresión.

Creo que es la misma en todo el mundo. Gente lo que se dice en el iPhone, iPad, MacBook y en todas partes todo el tiempo. Cada joven tener al menos uno de los productos de Apple. Yo vivo en Suecia, y si vas a un café y ver lo que marca los que se sientan y trabajan con equipos que utilizan, así que puedo prometer es que el 95% de Apple. Y no sólo el MacBook, pero también iPads y uno o dos que se sienta con su nariz en un iPhone. Los que trabajan en Apple es muy inteligente. Liberan un solo modelo, pero no definitiva, pero el modelo que llegá un año más tarde tiene una mejor vida de la batería, mejor cámara, etc, que se han convertido en muy importante para los jóvenes de hoy que dependen de su teléfono móvil que sirve como calendario / cámara / música, que tienen toda la vida en el teléfono.Apple les da todo lo que "necesario" y algo más en un paquete elegante.

Bei,chino de papel cuché,el curso de español, ¿Lo has hecho en Moratalaz, o en Getafe...?

pero, cuando hablais de otros paises del mundo . x q no mirais un poco a vos. mismos? Espana es espana, formais parte de europa pero no sois europa, no sois como Francia o Alemania, ni de cona. yo os recomiendo arreglar primero vuestros asuntos interiores. cuando vuestro gobierno sea tan rico como el nuestro, podrais hablar de lo que querais. no teneis ni puta idea de lo que esta pasando en mi pais. ranas del pozo.

si, y seguramente en espana teneis mas gente como o peor que este idiota. muertos de hambre, uno de los cuatro cerditos del mundo. pero que verguanza. todavia teneis tiempo de criticar otros paises.

He leído un artículo sobre un chino de 17 años que vendío su riñon para comprar un nuevo iPad2. Que idiota!

Sin duda todo eso se llama consumismo, basurismo, y, personas sin alma, que solo se sienten importantes teniendo cosas de marca. Por este tipo de comportamiento muchos países Europeos, y casi estoy segura que China también en un futuro, estan en banca rota, ¿no es así España, Grecia, Italia, Portugal, Irlanda, Estados Unidos, y muchos más países que se agregaran a la lista de consumidores de cosas materiales sin importancia que siempre terminan en la basura.

Antes muerta que sencilla

Que pena, que este blog indague en los mismos errores que lo grandes medios, pero bueno, es otra herramienta más de los medios de comunicación masivos de intentar falsear la realidad y profundizar más en la idea del pensamiento único. Que el capitalismo está a la orden del día en China es cierto, pero de hacer este publireportaje a Apple. Una vergüenza. Que a ésto lo llamen periodismo. Señor Reynoso, aprenda de sus compañeros de Latinoamérica, por ejemplo, del salvadoreño o colombiano.

http://tallarindelamancha.wordpress.com

Bueno, en España pasa lo mismo. "La importancia de aparentar y ostentar" (le cito) hace que mucha gente tenga este aparatito, ya que ahora no regalan créditos ni para coches ni para casas. He visto con la más absoluta perplejidad como en el pueblo más perdido de Ruanda las baterías solares para recargar móviles de última generación eran un básico imprescindible en las casas y otras cosas de primera necesidad, como los analgésicos o el agua potable, brillaban por su ausencia.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es el corresponsal del diario EL PAÍS en China, lo que le ha permitido viajar de este a oeste y de sur a norte (dong xi nan bei) para escribir sobre lo que ocurre en este país de más de 1.300 millones de almas. También ha cubierto acontecimientos claves en otros lugares de Asia, una región hacia la cual se ha desplazado inexorablemente el centro de gravedad geopolítico del mundo en los últimos años.

Eskup

Archivo

enero 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal