Jose Reinoso

Bienvenido, don Dragón

Por: | 23 de enero de 2012

Farol con la forma de un dragón en los jardines Yu, en Shanghai. (Reuters)

Millones de cohetes, bengalas, tracas y fuegos artificiales, algunos de los cuales más parecían obuses, rompieron con estruendo e iluminaron los cielos de Pekín anoche al llegar las cero horas para dar la bienvenida al Año del Dragón, el signo más favorable de los 12 del zodiaco chino. La marea de luces y colores, silbidos y chasquidos, hizo las delicias de los pequineses -ricos y pobres-, que durante horas se entregaron a esta vieja tradición, destinada a espantar a los malos espíritus en el año entrante.

No acabó aquí la fiesta más importante del calendario chino. Las tracas y los fuegos continuarán, aunque con menor intensidad, hasta dentro de 15 días, Festival de los farolillos, cuando alcanzarán otro clímax y pondrán fin a las celebraciones del Año Nuevo chino, coincidiendo con la primera luna llena del nuevo año lunar.

Mientras escribo estas líneas, resuenan los petardos en la calle y las palmeras rojas, verdes y amarillas creadas por las chispas surgen aquí y allá entre los edificios. El ruido es tan fuerte en algunos momentos que es imposible hablar por teléfono. El olor a pólvora inunda la ciudad.


Los 12 signos del zodiaco chino, presididos por el Año del Dragón. (AFP)China ha entrado en el Año del Dragón, el más importante y venerado  de los 12 signos, y el único que representa un animal mitológico. Es un símbolo de realeza y fortuna. El dragón (long, 龙) chino es una mezcla de nueve animales, entre ellos la serpiente, el tigre, el camello y el ciervo. Puede volar con gran velocidad entre las nubes y esconderse en la aguas. Considerado un ser mítico y milagroso, capaz de transformarse a voluntad y cambiar de color, es visto como la encarnación de todo lo imponente y majestuoso, por lo que era el símbolo del emperador y sólo él podía utilizarlo. El fénix (fenghuang, 凤凰) era el de la emperatriz.

A diferencia del dragón en Europa, que es malvado, en China, el animal legendario es sinónimo de auspicio y poder, y controla la lluvia, los huracanes, los ríos, los mares y las inundaciones. En la terminología del yin y el yang, el dragón es yang y complementa al fénix, que es yin. La leyenda cuenta que los cuatro grandes ríos chinos son dragones que se convirtieron en vías fluviales. Pero esta es una historia que contaré otro día.

Los chinos creen que los niños nacidos bajo el signo del dragón poseerán coraje e inteligencia y traerán buena suerte a toda la familia. De ahí que en el país asiático haya más personas nacidas en el Año de Dragón que en cualquier otro signo zodiacal. Y en 2012, como cada 12 años, volverá a ocurrir.

Los hospitales en China y otros países asiáticos con importantes comunidades chinas esperan un boom de nacimientos. Las niñeras en Pekín han subido las tarifas y las camas en algunos centros de maternidad están reservadas hasta agosto, según la prensa local. El primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, ha aprovechado para pedir a las parejas que tengan más niños, con objeto de incrementar la baja tasa de natalidad del país y reducir la dependencia de trabajadores extranjeros. Lo mismo ha hecho y por el mismo motivo el recién reelegido presidente de Taiwan, Ma Ying-jeou.

El sello de Correos con la imagen del dragón ha originado polémica por su aspecto feroz. (AP)



El dragón ha traído polémica postal
. El diseño del sello oficial de correos de este año ha provocado grandes discusiones, ya que, al contrario del tradicional carácter benévolo del animal legendario, el dragón representado en  el timbre tiene un aire fiero y amenazador, en posición de ataque, lo que, según sus detractores, permite a los críticos con el Gobierno de Pekín respaldar su miedo al ascenso del país asiático con la imagen que la propia China ofrece de su criatura icónica. Su creador ha respondido que el diseño es una metáfora de la creciente confianza de China en sí misma. “Un dragón que es fuerte, poderoso, severo y seguro de sí mismo es una elección apropiada”, ha dicho.


Edición especial Año del Dragón de un reloj de lujo Piaget en Hong Kong. (AFP)Polémicas aparte, los chinos se preguntan, como cada año, qué deparará 2012. Los astrólogos y maestros de fengshui (el arte de la geomancia chino) ya han efectuado sus predicciones. Aseguran que el Año del Dragón podría traer algunos desastres naturales y volatilidad financiera, especialmente en Europa. Anthony Cheng, un maestro de fengshui en Hong Kong, ha advertido que en el segundo semestre se producirá un “escandaloso caso de corrupción” en China continental, y ha dicho que algunos altos funcionarios en China y Hong Kong serán obligados a dimitir, encarcelados o incluso ejecutados. Una profecía que no parece muy difícil de imaginar, ya que regularmente son juzgados y condenados por soborno y corrupción altos dirigentes, y el fenómeno podría tener especial incidencia con ocasión del relevo de la cúpula del Partido Comunista Chino el próximo otoño.

Otro famoso astrólogo, Peter So, ha vaticinado que Estados Unidos se recuperará en 2013, pero que Europa tardará tiempo, y ha asegurado que no hay que temer por las predicciones mayas que anuncian el fin del mundo para el 21 de diciembre de este año porque son solo un “puñado de fantasías. Fantasías mayas.

Hay 2 Comentarios

El fin de semana se celebró en Madrid. Asistí e hice fotos. Estaba anunciado a las 11, pero hasta muy pasadas las 12 no empezó a moverse el desfile.
Luego de las "comparsas" en la salida, algunas no salieron, sin mas explicaciones....yo no lo entiendo, pero me parece que el comienzo no ha sido bueno....
¿Por que horóscopo se guiarán nuestros políticos? porque de otra manera no se entiende esto

No sé con que animal quedarme, me gusta el dragón, el león, el tiburón, el ratón, el hurón, incluso el mojón, que todos echan por el trasero. El comercio astrológico es fantástico, te venden gato por liebre, y todos a comer. Ojalá que la luna siga emitiendo su halo de misterioso amor, y el sol no se enfade y no seque la tierra con su poderoso calor. Besos a la bella naturaleza.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es el corresponsal del diario EL PAÍS en China, lo que le ha permitido viajar de este a oeste y de sur a norte (dong xi nan bei) para escribir sobre lo que ocurre en este país de más de 1.300 millones de almas. También ha cubierto acontecimientos claves en otros lugares de Asia, una región hacia la cual se ha desplazado inexorablemente el centro de gravedad geopolítico del mundo en los últimos años.

Eskup

Archivo

enero 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal