Jose Reinoso

Sobre el autor

es el corresponsal del diario EL PAÍS en China, lo que le ha permitido viajar de este a oeste y de sur a norte (dong xi nan bei) para escribir sobre lo que ocurre en este país de más de 1.300 millones de almas. También ha cubierto acontecimientos claves en otros lugares de Asia, una región hacia la cual se ha desplazado inexorablemente el centro de gravedad geopolítico del mundo en los últimos años.

Eskup

Archivo

enero 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Brochetas contra contaminación

Por: | 23 de febrero de 2013

Una niña come brochetas de cordero en una feria en el templo Dongyue, en Pekín. (AP)

Si hay algo con lo que no se puede bromear en China es la comida. Sentarse a la mesa es la consecuencia natural de cualquier encuentro con la familia o los amigos en este país. Las referencias a la comida son empleadas incluso para saludar. Un sustituto frecuente de “Hola, ¿cómo estás?” es “¿has comido?” (ni chi le ma?,  你吃了吗?) Así que no es de extrañar que muchos internautas se hayan mostrado furiosos después de que la prensa estatal publicara esta semana que el Gobierno pretende dictar una norma para luchar contra la contaminación que golpea directo al estómago de la gente: la prohibición de las barbacoas callejeras.

Aunque muchos pequineses están hartos de tener que utilizar mascarilla, no poder hacer ejercicio al aire libre o verse obligados algunos días a permanecer en el interior de los edificios, debido a los altos niveles de polución, la desaparición de las brochetas (kao chuan, 烤串) en aras de una supuesta mejora de la calidad del aire es más de lo que están dispuestos a tolerar muchos chinos. “Esto es ridículo. ¿Qué va a ser lo próximo?, ¿prohibir la comida frita?”, dice un usuario de Weibo, servicio de mensajes cortos similar a Twitter. “¿Qué proporción de contaminación procede de las barbacoas?”, se queja otro.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal