Coche Eléctrico

Coche Eléctrico

La revolución eléctrica del automóvil ya está aquí. El Blog del Coche Eléctrico quiere ser una herramienta para entender uno de los grandes desafíos que afrontará el hombre en los próximos 10 años. Un espacio de debate para conocer las fases del proceso, cómo afectará a nuestras vidas y cómo serán los transportes del futuro aportando argumentos para poner a prueba a los escépticos, a los puristas e incluso a los inmovilistas.

Kangoo ZE, el primer eléctrico de Renault llega a España

Por: | 12 de octubre de 2011

Renault Kangoo Maxi de pasajeros

Ya hemos probado la versión definitiva del Kangoo ZE, el primer coche eléctrico que Renault acaba de poner a la venta en España. Esta furgoneta apta para carga y pasajeros ofrece un funcionamiento suave y silencioso, y una autonomía holgada para el uso diario por la ciudad y los alrededores. Está pensada sobre todo para autónomos y empresas de transporte y reparto, aunque la versión de pasajeros puede cumplir como familiar urbano. También es el primer eléctrico con un precio asequible, pero exige a cambio pagar un alquiler mensual por las baterías. Está disponible a partir de 14.000 euros, a los que hay que añadir 75 euros más al mes por las pilas. Renault ofrece un servicio de asistencia 24 horas que cubre averías y paradas por falta de carga.

Las tres versiones: Kangoo comercial, Kangoo Maxi pasajeros y Maxi comercial

El Kangoo ZE acaba de lanzarse con dos carrocerías: normal y Maxi o larga. La primera (4,2 metros de longitud) incluye dos plazas y un área de carga de 3.500 litros. La Maxi (4,6 metros) dispone de dos variantes: carga, con dos plazas y 4.600 litros de espacio de transporte, y pasajeros, con cinco plazas y un maletero enorme.

Las tres alcanzan 130 km/h y no producen emisiones directas mientras circulan. La autonomía oficial, de 170 kilómetros, puede superarse con relativa facilidad si solo se utiliza en ciudad. Combinando trayectos urbanos y autovías de circunvalación, con una proporción de 70% y 30%, respectivamente, se pueden recorrer unos 120 kilómetros sin recargas.  
 


Kangoo salpicadero

Las versiones comerciales están dirigidas a los autónomos y compañías de transporte, y pueden cubrir perfectamente las tareas de reparto diario por la ciudad o la carga de objetos grandes y pesados. La de pasajeros puede ser una alternativa a los monovolúmenes convencionales. Todas pueden cargar hasta 650 kilos.

Como señala Armando García Otero, director general de Renault España, los primeros vehículos eléctricos que empiezan a llegar al mercado están pensados para las “familias multimotorizadas”, con dos o más coches, que utilizan uno de ellos solo de lunes a viernes. Y éste en particular, podría sustituirse por uno con baterías.

En la misma presentación, Renault ha confirmado que la berlina Fluence se comercializará en España en noviembre (desde 19.800 euros, con IVA y ayudas) y que el Twizy aparecerá en enero de 2012 (desde 4.917). Además, el utilitario ZOE saldrá a mediados del próximo año y, a partir de 2013, llegarán nuevos modelos eléctricos.

Desde 14.000 euros para empresas, y desde 17.600 para particulares
Como se espera que el 80% de las ventas sean a empresas (que pueden desgravar el IVA), Renault ha comunicado unas tarifas sin impuestos y con las ayudas gubernamentales ya descontadas. El Kangoo normal se vende por 14.000 euros, el Maxi de dos plazas por 15.200 y el de cinco plazas por 16.000. En los tres casos hay que sumar 302,84 euros por transporte y los 75 euros al mes del alquiler de las pilas (todo sin IVA).

Para un particular, las tarifas (con IVA y ayudas) ascenderían a 17.600, 19.016 y 19.960 euros, respectivamente (ver anexo al final del post).

Recorrer 100 kilómetros implica un coste inferior a un euro, con la nueva tarifa supervalle o nocturna, y los costes de mantenimiento frente a un Kangoo turbodiésel se reducen en un 20%, según Renault.

Kangoo comercial vista posterior

Si el Kangoo ZE se queda tirado sin carga, el servicio de asistencia remolcará el vehículo hasta el poste de recarga más cercano, con un recorrido máximo de 80 kilómetros. Si el problema es una avería, se trasladará el coche a un taller Renault autorizado. Este servicio está incluido en el alquiler de las baterías, que se ofrecen con un contrato de 48 meses, letras de 75 euros al mes y un límite de 15.000 kilómetros al año. Los kilómetros adicionales se cobrarán aparte. Está solución permite reducir el precio de compra y despreocuparse del estado de las baterías, que se reemplazarán por otras nuevas si caen por debajo del 75% del rendimiento original o si muestran algún fallo de funcionamiento. Y se reciclarán al final de su vida útil.

El fabricante también está instalando postes de recarga en sus concesionarios que podrán utilizar los propietarios del Kangoo ZE: antes de que termine 2011 habrá ya 100 disponibles.

Aparte de la compra, Renault ofrecerá al cliente la posibilidad de alquilar el coche (además de las baterías) en régimen de leasing.

Poca potencia, pero buena respuesta en ciudad
Los tres Kangoo comparten la misma mecánica: motor eléctrico de 60 CV y baterías de iones de litio con una capacidad de 22 kWh. La tracción es a las ruedas delanteras y las pilas se ubican en el piso sin restar espacio, por lo que los Kangoo ZE mantienen la misma habitabilidad y capacidad de carga de los modelos de combustión.

Kangoo radiografía


A pesar de los 60 CV (44 kw), el par o fuerza de empuje de 226 Nm es similar al del motor 1.5 dCi turbodiésel de Renault y otorga una buena respuesta al acelerador, sobre todo hasta unos 50 km/h. Corre mucho menos que un Nissan Leaf (109 CV), pero sale correctamente de los semáforos y mueve el peso con relativa soltura. Además, en este modelo, por su planteamiento comercial y urbano, las prestaciones no son prioritarias y lo que más se disfruta es su limpieza, silencio y suavidad de marcha.

El Kangoo corto pesa 1.410 kilos y acelera de 0 a 50 km/h en 5,1 segundos, mientras que los Maxi, por su mayor peso (1.472 kilos y 1.572 en la versión de cinco plazas), tardan 5,5 segundos en alcanzar la misma velocidad. A partir de unos 60 km/h cuesta más ganar ritmo y el Kangoo se vuelve más perezoso. Así, para acelerar de 0 a 100 km/h, por ejemplo, el corto tarda 20,3 segundos y los largos, 22,4. La velocidad máxima está limitada a 130 km/h en todos los casos. 

El conductor percibe aceleraciones limpias y continuas, al principio con mayor empuje y luego, desde unos 50 km/h, con cierta sensación de que se va desinflando. En este gráfico pueden apreciarse las curvas de potencia y par del motor en función de la velocidad. La potencia es igual al par por el número de revoluciones, y se mantiene constante porque a medida que cae el par suben las revoluciones (se llega a 12.000 vueltas a 130 km/h). A partir de 60 km/h, el coche sigue ganando velocidad, pero con parsimonia, porque apenas tiene ya par.

curvas de par y potencia

Las baterías de iones de litio pesan 260 kilos, de los que solo tres corresponden al litio
. Están fabricadas por AESC, una empresa conjunta formada por Nissan y NEC. Del reciclaje al final de su vida se encargará Umicore. 

Botón Eco para incrementar la autonomía

Instrumentación


Los Kangoo ZE equipan un botón Eco que reduce la potencia máxima de 60 a 37 CV (de 44 a 27 kw) y según Renault, permite incrementar la autonomía disponible en un 10%. Pero aunque no se use, la limitada potencia del modelo y su capacidad de baterías sientan ya las bases para conseguir una buena duración. Y como las versiones de carga se van a utilizar mayoritariamente en ciudad, es relativamente sencillo superar la autonomía oficial con una conducción eficiente. Además, al desacelerar, la retención que aporta el sistema de recuperación de energía es notoria y contribuye también a ampliar la duración de las pilas. Y como el vehículo puede cargar hasta 650 kilos, esta retención supone una ayuda para los frenos a la hora de parar el coche.

De semáforo a semáforo, con una conducción eficiente, sin aire acondicionado y en modo Eco, pueden alcanzarse los 200 kilómetros de autonomía. Con una conducción normal, mayoritariamente por ciudad aunque sumando algunos tramos de autovías de circunvalación y llevando el aire conectado, el radio de acción ronda los 120 kilómetros sin recargas.
 

Dos carrocerías y mucho espacio de carga
Los Kangoo ZE, al igual que las versiones térmicas, tienen interiores sencillos y menos refinados que los de los turismos convencionales de su tamaño, como el monovolumen Scénic, por ejemplo. Sin embargo, sus habitáculos resultan muy amplios y permiten cargar de todo o transportar con holgura a cinco personas y su equipaje.

Kangoo comercial habitáculo
El Kangoo normal o corto incluye dos plazas y 3.500 litros de carga si se aprovecha todo el espacio hasta el techo. La longitud del plano de carga permite llevar bultos de 1,47 metros de largo: cabe un europalé. El Kangoo Maxi o largo, en su versión de dos plazas, es una furgoneta de carga todavía más capaz: hasta 4.600 litros y una profundidad de carga de 1,86 metros.
La variante Maxi de pasajeros, por su parte, permite llevar cinco personas y todo su equipaje, porque ofrece un maletero enorme, con un área de carga de un metro de largo por 1,1 de ancho. Además, también se puede plegar la fila posterior para disponer de una capacidad casi idéntica a la de la versión Maxi de dos plazas.
Las tres variantes permiten plegar el asiento del copiloto para llevar objetos de más de dos metros de largo.
Kangoo Maxi pasajeros habitáculo
El Kangoo es un vehículo industrial ligero y, aparte de un interior más elemental que el de un turismo, está también peor aislado y tiene un tacto de mandos y una calidad de rodadura inferiores. Su motor eléctrico suprime casi por completo los sonidos mecánicos y solo se aprecia un ligero zumbido, por lo que en ciudad es silencioso y relajante, algo a lo que también ayuda su cambio automático con dos velocidades: solo marcha adelante y atrás. Pero al superar los 70 km/h, la sonoridad aerodinámica y de rodadura se aprecia más que en los modelos eléctricos basados en turismos. Aun así, sigue siendo bastante más suave y silencioso que los Kangoo de combustión y otras furgonetas similares (Citroën Berlingo, Peugeot Partner, VW Caddy….).

Recarga: en el enchufe de casa y en postes
Los Kangoo ZE pueden recargarse en casa, en enchufes domésticos de 220 voltios. Para hacerlo, Renault ofrece como opción un cable especial, con un transformador de control integrado, que permite utilizar este tipo de carga: las pilas tardan de 10 a 12 horas en llenarse. Como el cable especial soporta solo 10 amperios, la potencia de carga rondará los dos kw (2,2 kw teóricos menos pérdidas; 220 V x 10 A).

Kangoo toma carga

Sin embargo, y al igual que otros fabricantes, Renault se cura en salud y propone para este cable una utilización meramente “ocasional”. En su lugar, recomienda instalar en casa una Wallbox o puerto de carga, que puede trabajar a 16 amperios y aumenta la potencia de carga a unos tres kw (3,5 teóricos): entonces la recarga tarda de seis a ocho horas.

La Wallbox está diseñada por Indra y tiene un coste de “unos 1.000 euros”, según comunicó García Otero. Renault enviará un experto de Acciona para valorar la instalación y requerimientos de cada casa y cada cliente. El cable opcional tendrá un precio de unos 350 euros. 

Aparte de estas alternativas, Renault instalará también postes de recarga en sus concesionarios: habrá 100 repartidos por las principales ciudades españolas antes de que termine 2011. Estos postes funcionan con la misma potencia de la Wallbox, unos tres kw.

La toma de carga del vehículo es compatible con acopladores del tipo Yazaki. De momento Renault ha mostrado tres tipos de cables, todos con un extremo con pistola Yazaki (para el lado del coche) y tres salidas diferentes: enchufe normal (cable ocasional), acoplamiento a Wallbox y acoplamiento a Mennekes.

Al igual que el Nissan Leaf, el Kangoo ZE se lanza con una aplicación que permite controlar a distancia la recarga y enfriar o calentar el interior mientras el coche está conectado a la red. Se denomina My ZE Connect y vale para ordenadores y teléfonos móviles inteligentes.

Equipamiento espartano
El equipamiento, muy limitado, refleja también la concepción industrial del Kangoo. La dotación básica, común a las tres versiones, incluye ABS, airbag del conductor, ordenador, elevalunas y retrovisores eléctricos y rueda de recambio normal.

La opción principal es el paquete Aire, que reúne aire acondicionado, bluetooth y radio CD/MP3 por 680 euros (sin IVA). También puede completarse con un airbag para el copiloto (216,1 euros) y sensor trasero de aparcamiento (241,5), entre otras cosas.
El Kangoo Maxi de cinco plazas puede añadir airbags laterales delanteros (173 euros) y sensores de lluvia y luces (86,5).
El control de estabilidad ESP no está disponible.

Hay una opción especial que es la calefacción auxiliar. Cuesta 590 euros (sin IVA) y funciona con gasóleo y un depósito independiente de 13 litros. Rinde 5 kw de potencia y permite caldear el interior sin restar energía a las baterías, aunque produciendo emisiones. Es un detalle interesante porque en los modelos eléctricos, al contrario que en los térmicos, la calefacción consume más energía que el aire acondicionado: los modelos de combustión aprovechan el calor que disipa el motor para calentar el habitáculo.

Kangoo Maxi pasajeros vista posterior

ANEXO
Para calcular los precios, Hacienda impone una fórmula peculiar que deben adoptar los fabricantes, y también todos los que quieran echar números.
Tomemos como ejemplo el Kangoo normal. Aquí se trata de averiguar el precio con IVA y ayudas, es decir, para un particular. A los 14.000 euros de tarifa hay que sumarles los 6.000 de ayuda ya descontados, lo que supone 20.000 en total. A esta cantidad hay que aplicarle el 18% de IVA, y apartarlo: 3.600 euros. Luego se vuelve a descontar la ayuda, 14.000, y se suma el impuesto: 17.600 euros. La operación resulta de lo más peculiar porque se paga el IVA correspondiente al precio sin incluir las ayudas, y no con las subvenciones descontadas, que es lo que más favorecería al comprador.

Hay 27 Comentarios

Y no se podría conectar a un aereogenerador pequeño, que puedas tener en el jardín? así contaminarías aún menos 8aunque se les acabaría el chollo a las eléctricas)..

"De momento Renault ha mostrado tres tipos de cables, todos con un extremo con pistola Mennekes (para el lado del coche)"

Creo que en el vehículo tienen el Yazaki. Seguramente la aceleracion sea mejor de los 20 segundos oficiales. La calefaccion tambien funciona con biodiesel. A ver si publican los alquileres para mas km.

Saludos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Luis Pérez-Sala, expiloto de Fórmula 1, y Manuel Gómez Blanco, su gerente entonces y también periodista, han probado para El País todos los nuevos modelos que han salido al mercado en España en los últimos 20 años. Ahora, con la llegada del coche eléctrico, afrontan una nueva etapa en su viaje por las tecnologías del automóvil. Y contarán con la ayuda de Marcos Baeza, periodista especializado en motor.

Manuel Gómez BlancoManuel Gómez Blanco.
Periodista, expiloto y único jurado español de los premios World Car of the Year (WCOY) y Green Car of the Year.

Luis Pérez-SalaLuis Pérez-Sala.
Piloto de Fórmula 1 en 1988 y 1989, Campeón de España de Turismos y Campeón de España de GTB (Gran Turismo).

Marcos BaezaMarcos Baeza.
Periodista especializado en tecnologías del automóvil y piloto amateur.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal