Coche Eléctrico

Coche Eléctrico

La revolución eléctrica del automóvil ya está aquí. El Blog del Coche Eléctrico quiere ser una herramienta para entender uno de los grandes desafíos que afrontará el hombre en los próximos 10 años. Un espacio de debate para conocer las fases del proceso, cómo afectará a nuestras vidas y cómo serán los transportes del futuro aportando argumentos para poner a prueba a los escépticos, a los puristas e incluso a los inmovilistas.

Prueba del Infiniti M35h, el híbrido deportivo con consumos a la carta

Por: | 09 de octubre de 2011

Infiniti M 
 
Hemos probado el Infiniti M35h, un híbrido diferente que permite utilizar el módulo eléctrico a la carta, ya sea para reducir el consumo en ciudad y carretera, o para aumentar las prestaciones, como hacen los Fórmula 1 con el KERS. Se trata de una berlina deportiva de lujo con tarifas inaccesibles para la mayoría, desde 60.100 euros. Pero al margen del precio, aporta avances interesantes y positivos para la mayoría. Por una parte permite reducir el consumo y las emisiones de los coches grandes, especialmente en el tráfico urbano. Y por otra, su lanzamiento contribuirá a bajar los precios de las baterías de ion litio: cuantos más modelos las utilicen, antes se reducirán sus costes haciendo posible aplicarlas en coches más pequeños y económicos.

 

El Infiniti M35h es un híbrido diferente. Al menos si asociamos el concepto de coche híbrido a lo que ofrece el Toyota Prius, un modelo pensado de principio a fin para reducir al mínimo el consumo, incluso sacrificando un poco las prestaciones en carretera. Tampoco tiene mucho que ver con el Peugeot 3008 HYbrid 4 , que gracias a su eficiente motor turbodiésel gasta lo mismo que el Prius, pero ofrece más potencia y permite viajar con más desahogo, aunque a costa de pagar unos 10.000 euros más de lo que cuesta el Toyota. El híbrido de Infiniti es otra cosa. En realidad se trata de una berlina deportiva de prestigio y elevadas prestaciones que añade el módulo híbrido como un refuerzo de su exclusividad. En este modelo, la tecnología híbrida es un elemento más del lujo, y permite al conductor elegir en cada momento para que la quiere aprovechar. Así, puede utilizarla para reducir el consumo y las emisiones, tanto en ciudad como en carretera. Y también sirve para aumentar las prestaciones en los viajes o en momentos concretos, como por ejemplo al adelantar, en una subida o en un puerto de montaña. La  elección es a la carta. Por eso hay quién denomina a estos coches como ‘lavaconciencias’, porque permiten a sus potentados compradores disfrutar sus elevadas prestaciones sin el remordimiento que puede provocar estar contaminando más de la cuenta. Y puede que tengan razón, pero aunque sea así, supone un avance frente a los que ni siquiera se lo plantean. Sin embargo, aportan también otras ventajas, y la primera es que ayudan a reducir las emisiones. Otra es que como sucede siempre en el automóvil y en otros muchos sectores, cuanto mayor sea la producción de cualquier avance tecnológico, como en este caso los módulos híbridos, antes bajarán los precios y serán más asequibles para la mayoría. Y este aspecto es una de las aportaciones más positivas de este coche.

364 CV y siete litros de consumo medio

Lateral 

El nuevo Infiniti es una berlina grande de 4,94 metros de largo con una depurada aerodinámica (CX: 0,26) que ayuda también a reducir el consumo. Tiene cinco plazas con toda la calidad y comodidades de un modelo de lujo y un maletero algo justo para su tamaño (350 litros), y similar al de un VW Golf: las baterías reducen en 100 litros su capacidad de carga a frente a las versiones de gasolina (M37) o turbodiésel (M35d) del mismo modelo. Sus principales rivales son el Audi A6 Hybrid (245 CV y 6,4 litros de consumo medio), menos potente, y sobre todo los BMW Serie 5 Active Hybrid (340 CV y 6,4 litros) y Lexus GS 450h (343 CV y 6,5 litros), que llegarán en los próximos meses. Pero también competirá con las versiones turbodiésel más potentes de los modelos de su categoría.
La alternativa mecánica que propone el M35h es un motor 3.5 V6 de 306 CV (350 Nm a 5.000 rpm) y otro eléctrico de 68 CV (270 Nm a 1.770 rpm.) que va integrado en la caja de cambios y suman en total 364 CV porque no entregan la potencia al mismo tiempo. Y van acoplados a un cambio automático-secuencial de siete velocidades. Las baterías son de ion litio, tienen 1,4 kWh de capacidad (1,3 kWh en el Prius) y en teoría permiten recorrer hasta cuatro kilómetros en modo eléctrico y circular a menos de 100 km/h sin arrancar el motor de gasolina. Pero en la práctica es difícil superar los 60 km/h sin que se ponga en marcha, salvo en bajadas, o cuando se levanta el pie del acelerador en carretera (desacopla el motor de gasolina). El conjunto ofrece unas prestaciones fulgurantes: 5,5 segundos de 0 a 100 km/h y 250 km/h. Y también anuncia un consumo medio de solo siete litros y 162 g/km de CO2, inferior incluso al del M35d turbodiésel (7,5 litros y 199 g/km).  

Uno de los detalles técnicos más avanzados del M35h está en su sistema de transmisión, que incluye dos embragues y contribuye a optimizar el rendimiento del conjunto. El primer embrague va situado entre el motor de gasolina y el eléctrico, incluye gestión electrónica y permite desacoplar el propulsor térmico cuando se circula solo con el eléctrico o cuando se está recuperando energía para recargar las baterías. Así, en cuanto se desacelera o frena, el coche sigue la marcha sin apenas retener, aprovechando al máximo la inercia para avanzar más metros sin consumir nada. Y en la práctica, en ciudad o carretera, casi el 50% de los trayectos se suelen recorrer con el motor de gasolina desacoplado o apagado.

Mecánica: motor V6, eléctrico, cambio y baterías 

El segundo embrague va situado entre el motor eléctrico y la caja de cambios, y a grandes rasgos sustituye al convertidor de par que llevan los cambios automáticos convencionales y hace posible que la potencia del motor pase directamente a la transmisión. De esta forma se evitan las pérdidas y el aumento del consumo por resbalamiento que provocan las cajas automáticas convencionales. Pero sobre todo, este segundo embrague permite que el cambio de siete marchas funcione como un cambio manual automatizado, lo que reduce un 10 % el gasto de combustible, según Infiniti.
Por lo demás, el M35h lleva un sistema de alerta a peatones e invidentes para cuando se circula en silencio solo con las baterías. Se denomina VSP, e incluye un altavoz en el parachoques delantero que emite un ligero pitido por debajo de 30 km/h. para evitar atropellos.
   
Al volante: cuatro programas de conducción

Salpicadero 

Para arrancar el M35h hay que tener el cambio en posición P, pisar el freno y pulsar un botón. Se sabe que está en marcha porque se enciende el cuadro de instrumentos, y también porque la aguja del reloj de carga, que va a la izquierda, marca la zona central indicando que no está cargando ni gastando baterías. Además, en el centro, entre los dos relojes grandes, cuentarrevoluciones y velocímetro, lleva una segunda pantalla que permite ir seleccionando varios gráficos con todo tipo de información: funcionamiento instantáneo de los dos motores con los flujos de energía y la carga de las baterías, consumo medio, acelerador, autonomía, kilómetros totales recorridos por trayecto y los que se ha circulado solo con las baterías…
En la zona de la consola central entre los asientos delanteros incluye una pequeña rueda con cuatro posiciones y cada una permite elegir un programa de conducción: ECO, Standard, Sport y Snow (para nieve). Es como un menú a la carta y según lo que se elija, cambian las prestaciones y el consumo de forma drástica, porque cada uno de ellos varía la respuesta y el recorrido del acelerador, y también regula electrónicamente el funcionamiento de la caja de cambios para apurar más o menos las marchas.
Al arrancar se pone en el modo Standard (normal) pero si se quiere gastar lo mínimo hay que seleccionar el ECO. En ese caso se enciende un testigo verde en el cuadro y el sistema busca siempre la máxima eficiencia ayudando también al conductor. Así, el acelerador se pone más duro para que pise menos y si se aumenta la presión sobre el pedal, la luz verde de ECO pasa a naranja o incluso se apaga. Pero si se vence la resistencia del pedal y se pisa a fondo, el sistema entiende que se necesitan las máximas prestaciones y aumenta la entrega de potencia.

Consumos regulables: desde siete hasta 15 litros

Infiniti M35h
 

Con el modo de conducción ECO la respuesta es algo perezosa. Al arrancar desde parado se empieza a mover con cierta lentitud con el impulso del motor eléctrico y solo arranca el de gasolina si se acelera más de la cuenta o se aumenta la velocidad. Pero los consumos son bajos e incluso sorprendentes para la potencia y peso del coche: circulando con mimo en ciudad y en condiciones de tráfico favorables hemos llegado a bajar hasta siete litros, aunque lo normal es estar entre ocho y nueve, e incluso llegar a 10 si se lleva el aire y los faros conectados, porque se descargan las baterías y apenas circula en modo eléctrico hasta que se recuperan. Estas cifras, en torno a siete litros e incluso por debajo, se pueden conseguir también en autopistas planas o con poca pendiente si se circula a punta de acelerador entre 100 y 120 km/h. Pero exige cierta paciencia, porque las aceleraciones son lentas y se pierde velocidad en las subidas. En trazados con más desnivel cuesta bajar de ocho litros y sube a nueve en carreteras sinuosas. El consumo oficial en ciudad asciende a 9,2 litros y baja a 5,7 en carretera a 90 km/h.

Gráfico funcionamiento
 

Con el modo Standard el coche responde mejor y gasta en torno a un litro más a igualdad de condiciones, ya sean de densidad de tráfico en ciudad o de tipo trazado en carretera, y siempre que se conduzca sin prisa y con suavidad. Y en el modo Sport el M35h entrega todo el poderío de sus 364 CV, se convierte en una berlina deportiva de altas prestaciones y ofrece unas aceleraciones fulgurantes que permiten ir subiendo las marchas sin que se note la velocidad. Pero los consumos se disparan y en carreteras viradas pueden oscilar entre 13 y 15 litros si se estiran las marchas.

Imagen y comportamiento deportivos
Por lo demás, el M35h refleja a la perfección el ADN de Infiniti. Por fuera tiene un diseño peculiar y aplica unos trazos abombados y musculosos para resaltar su deportividad. Y el funcionamiento mecánico está acorde con su imagen, porque es un coche de tacto deportivo, tanto por su propulsión trasera y respuesta del motor cuando se le solicita a fondo, como por las suspensiones, más enérgicas de lo habitual en las grandes berlinas, aunque manteniendo siempre un confort notable. Es fácil, rápido y divertido de conducir, hace sentirse a gusto y compenetrado enseguida, y solo exige acostumbrarse al tacto eléctrico de la dirección: filtra tanto las irregularidades que apenas transmite lo que sucede entre el asfalto y las ruedas cuando se está en medio de la curva. Pero el comportamiento es estable y seguro, e incluye un equipamiento de seguridad completísimo y con soluciones muy sofisticadas. Pesa 1.905 kilos con conductor.

Lo último en seguridad y confort
El M35h se vende con dos acabados, GT (60.100 euros) y GT Premium (66.200). Los dos incluyen todo lo habitual: seis airbags, ABS, control de estabilidad, climatizador… y extras que se pagan aparte en sus competidores, como asientos de cuero con reglajes eléctricos, calefacción y refrigeración, acceso y arranque con llave inteligente (no hay que sacarla del bolsillo), cámara trasera de aparcamiento, techo solar eléctrico… El GT Premium añade un paquete de seguridad especial con sofisticaciones como control de crucero inteligente ICC y asistente de frenos IBA (regula la distancia con el coche de delante y desacelera, e incluso frena, al detectar riesgo de impacto), Aviso anticolisión FCW, que detecta si un coche va a impactar por detrás, Aviso de salida de carril LDW (actúa si el coche sale de su carril sin el intermitente y gira ligeramente el volante para recuperar su trayectoria), faros bixenón que giran en las curvas y también navegador con pantalla en color de alta resolución, equipo de música Bose Premium con 16 altavoces… Por último, la garantía es de tres años o 100.000 kilómetros.

 

Hay 10 Comentarios

Yo no sé para qué leen algunos estos artículos si no les gustan los coches.

QUE MONTON DE CHANCROS COMENTAN LOS ARTICULOS. MUY INTERESANTE.

Buenas, quería indicar una serie de elementos:

1.- Me parece sumamente increíble que aún haya quienes piensan que el motor diésel es 'ecológico' cuando gracias a las emisiones de gases pesados que emiten a la atmósfera, no llegan a las capas altas y quedan en las capas bajas resultan casi tanto o más dañinas que un gasolina para aquellos que estamos afectados por enfermedades respiratorias. Si ya sé, emiten menos CO2 y consumen menos combustible, pero a la larga contaminan más. Sino al tiempo, aunque ya hay información a este respecto.
Eso cuando se cumplen las emisiones que los fabricantes anuncian, que como ya es sabido por muchos, esa es "información sujeta a modificaciones y no es un documento contractual", o lo que es lo mismo, si se incumple esa información, no es problema de la marca.

2.- Alguien que diga que haya vehículos que sobrepasan los límites de velocidad de España no tiene ni idea. Casi todos los coches grandes, pequeños y las berlinas más grandes, pasando por vehículos industriales y de ocio, están construidos para pasar en condiciones óptimas, perfectamente de los 120 km/h.
Pasar o no de los límites legales en vías públicas de 20, 30, 40, 50, 70, 90, 100, 110 y 120 no depende del vehículo, sino del conductor que se halle a los mandos. A lo mejor olvidamos ese hecho.
Quiero creer que el/la lector/a que publica esto no ha tenido ni tendrá nunca multas por exceso de velocidad al volante.
Hay usuarios (como yo) que tenemos vehículo de gasolina o diesel o híbridos (es irrelevante) y no hemos excedido jamás de los límites de velocidad genéricos de la vía y, somos usuarios además de bicicletas que usamos en nuestro ocio y tiempo libre para movernos por la ciudad, por lo que esa vieja creencia que si se usa una cosa o la otra no se puede usar la opuesta ya dejó de tener sentido. Otra cosa es que en ciudades como Madrid sea práctico hacerlo, no por el tráfico sino por la orografía ;)
Dicha configuración no depende únicamente del fabricante sino al público que van destinados y, cuanta mayor velocidad pueden desarrollar, menor consumo pueden tener a velocidades intermedias.

Por lo demás, me hubiera gustado tener una tabla comparativa de los modelos híbridos por fabricantes, segmentos y modelos, como el caso del Toyota Prius o del Auris, de los Lexus CT, GS y LS y demás modelos mencionados, para saber que modelos convienen más o cuales son los más equilibrados en cuanto prestaciones/ahorro/precio.

Los consumos de este coche son un insulto a una persona mínimamente inteligente (es decir, con interés en dejarle a sus nieto un mundo habitable). Me parece una traición al blog darle bombo a Infinity con esta tomadura de pelo. Cualquier turbodiese con muchos más caballos de los necesarios para circular gasta mucho menos, incluso turbodieseles más grandes y pesados. Sólo un ejemplo: Mercedes-Benz CLS 250 CDI BlueEFFICIENCY, 62 400 € , consumo medio homologado 5,1l/100Km

Sí, afortunadamente siguen vendiendo cuchillos. Posiblemente el 99% de los cuchillos del mundo (cuchillos de mesa, cuchillos de cocina, cuchillos de pescadería, de carnicería, etc. etc.) se usan dentro de la ley, es decir, para un buen fin. Sin embargo, todos sabemos que los límites máximos de velocidad, tanto en autopista, carretera como en ciudad, se sobrepasan SISTEMÁTICAMENTE y por una inmensa mayoría de conductores. ¿Por qué razón? Para empezar, porque los coches poseen unas motorizaciones lo suficientemente potentes como para poder rebasar esos límites de velocidad sin ningún problema. ¿Si la mayoría de automóviles tuvieran la velocidad limitada a 120 o 130 km/hora, la gente los seguiría comprando? Seguramente sí: mucha gente necesita o cree necesitar o desea tener coche, así que incluso aunque los coches tuvieran su velocidad limitada a 130 km/hora de fábrica, la gente los seguiría comprando. Y entonces, ¿por qué los fabricantes siguen ffabricando y vendiendo coches que alcanzan velocidades MUY superiores a las máximas permitidas? Porque saben que a la gente, en general, le gusta correr, o al menos le gustar correr a veces, le gusta saber que, en un momento dado, pueden poner su coche a 140, a 150, a 170, etc. Y les gusta conducir coches con motores potentes que poseean una buena aceleración, etc.
Ese amor por la potencia y por la velocidad es una desgracia de nuestra civilización, que causa, cada año, cientos de miles de muertos en todo el mundo y muchos cientos de miles más de heridos de distinta gravedad. Es una desgracia contra la que no cabe otra cosa que oponerse activamente. Cada vez que se reseña la extraordinaria aceleración de un vehículo, o su enorme velocidad máxima, etc., como rasgo ventajoso, positivo y digno de elogio en un vehículo, se le está haciendo un flaco favor a la sociedad.

siguen vendiendo cuchillos???

siguen vendiendo cuchillos???

Perdón, lo he escrito mal: mejor así: ¿por qué se siguen fabricando coches que permiten a sus usuarios conductores violar la legalidad relativa a los límites máximos de velocidad?

"El conjunto ofrece unas prestaciones fulgurantes: 5,5 segundos de 0 a 100 km/h y 250 km/h." -- Muy interesante... salvo por el pequeño detalle de que en España circular a más de 120 km/hora es ilegal. Y en ciudad la velocidad máxima es 50 (en algunas calles 30). ¿Por qué se siguen fabricando coches que violan la legalidad? Muchas gracias.

Don Manuel, seria interesante, cuando salgan ya todos estos modelos hibridos, un cuadro comparativo entre ellos, que contemple desde luego el cosumo de gasolina, pero tambien potencia y otras caracteristicas basicas, ademas de perspectivas de ventas en terminos absolutos como compararlos con los modelos de gasolina 100%.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Luis Pérez-Sala, expiloto de Fórmula 1, y Manuel Gómez Blanco, su gerente entonces y también periodista, han probado para El País todos los nuevos modelos que han salido al mercado en España en los últimos 20 años. Ahora, con la llegada del coche eléctrico, afrontan una nueva etapa en su viaje por las tecnologías del automóvil. Y contarán con la ayuda de Marcos Baeza, periodista especializado en motor.

Manuel Gómez BlancoManuel Gómez Blanco.
Periodista, expiloto y único jurado español de los premios World Car of the Year (WCOY) y Green Car of the Year.

Luis Pérez-SalaLuis Pérez-Sala.
Piloto de Fórmula 1 en 1988 y 1989, Campeón de España de Turismos y Campeón de España de GTB (Gran Turismo).

Marcos BaezaMarcos Baeza.
Periodista especializado en tecnologías del automóvil y piloto amateur.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal