¿Compro oro o mejor lo vendo?

Por: | 28 de marzo de 2012

Oro buena
En francés, la expresión Entre chien et loup remite al crepúsculo. A ese espacio indefinido en el que se confunde el día y la noche. Entre perro y lobo. Al oro le sucede algo parecido en los últimos tiempos. Vive un espacio de indefinición. En el que se mezcla la docilidad del perro y los colmillos del lobo. ¿Subirá más? ¿Caerá bruscamente tras la fuerte apreciación de los últimos meses? Si tengo la posibilidad, ¿qué es mejor: comprar o vender? ¿Hasta dónde puede subir o bajar?

Son preguntas importantes. Cualquiera que se haya dado un paseo por el centro urbano de algunas de nuestras grandes ciudades habrá visto la proliferan maltusiana de las tiendas que se dedican a la compra-venta de este metal. La fortísima revalorización que ha vivido el oro en los últimos cuatro años y la crisis económica han hecho proliferar estos comercios. Pues bien, volvamos, como en el Juego de la Oca, a la casilla de salida y escuchemos qué aconsejan los expertos a esta bitácora. ¿Es tiempo de comprar o de vender? ¿De perros o de lobos?

Mineatnight, nueva dos

1º Emilio Álvarez, fundador del fondo Vortex Capital Global Precious Metals Fund

“Hay que comprar más. Subirá hasta 6.000 dólares la onza”

“Es una visión a largo plazo, no solo hay que conservar el oro que uno tiene sino que se debe comprar más. Subirá hasta un mínimo que oscila entre 5.000 y 6.000 dólares la onza. A medio plazo, hay riesgo de que el metal sufra una corrección. Ha subido durante 11 años consecutivos y necesita hacer un alto en el camino. El oro debe caer por debajo de 1.500 dólares la onza (en un rango que oscila entre 1.400 y 1.500 dólares) y, en caso extremo, podría irse a la horquilla 1.000-1.200 dólares por onza”.

Copy Agnico-Eagle Mines 2º José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citi

“A finales de año, la onza pueda estar en 2.400 dólares”

“Definitivamente, mejor comprar oro que venderlo. Tenemos el objetivo de 2.400 dólares la onza a finales de año. Hay muchas razones para que suba –sin olvidarnos de la incertidumbre–, pero lo relevante continúa siendo la elevada liquidez actual y la posibilidad de que los bancos centrales sigan soportando a los mercados con nuevas medidas”.

Agnico-Eagle 2

3º Javier Niederleytner, profesor del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB)

“Continúa siendo un buen momento para comprar”

“Dadas las incertidumbres que aún prevalecen en el mercado, y debido a unos precios atractivos, motivados por los recientes recortes, continúa siendo un buen momento para comprar oro. Seguirá subiendo, no creo que hasta 5.000 dólares la onza, pero en breve sí lo veremos en 2.000 dólares”.

Fundición nueva

4º  Damien Courvalin, analista de Goldman Sachs

“A 12 meses vemos el oro en 1.940 dólares”

“Las perspectivas que manejamos sitúan los precios del oro a 3, 6 y 12 meses en 1.785, 1.840 y 1.940 dólares la onza, respectivamente".

Cuatro años de subidas... y una corrección

120327_Comm_Quarterly_Precious_Metals-1

 


Fotos: Reuters, AngloGold y Agrico-Eagle Mines.


Hay 26 Comentarios

Si cagásemos oro la mierda valdría pastón.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Con arte y sonante

Sobre el blog

En un mundo de liquidez casi ilimitada, en el que los bancos centrales dan al botón de imprimir billetes a la misma velocidad que Billy el Niño desenfundaba su revolver, los ahorradores (que hoy en día somos todos) han redescubierto el valor de los activos tangibles y limitados.
O sea, que empiezan y acaban. Metales preciosos, arte contemporáneo, antigüedades, vinos, coches de colección, diamantes. Bienes que a su escasez y potencial económico aportan su carácter material. Bienes con arte y sonantes.

Sobre el autor

Miguel Ángel García Vega

Periodista y modesto coleccionista de arte contemporáneo, Miguel Ángel García Vega lleva más de 15 años escribiendo en EL PAÍS. A veces de finanzas, a veces de sociedad, a veces de arte, pero siempre conectando la vida y los números. Este blog quiere ser una piedra de Rosetta con el que entender el universo de los bienes tangibles, que en ocasiones parece, como el mundo, ancho y ajeno.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal