Con arte y sonante

Sobre el blog

En un mundo de liquidez casi ilimitada, en el que los bancos centrales dan al botón de imprimir billetes a la misma velocidad que Billy el Niño desenfundaba su revolver, los ahorradores (que hoy en día somos todos) han redescubierto el valor de los activos tangibles y limitados.
O sea, que empiezan y acaban. Metales preciosos, arte contemporáneo, antigüedades, vinos, coches de colección, diamantes. Bienes que a su escasez y potencial económico aportan su carácter material. Bienes con arte y sonantes.

Sobre el autor

Miguel Ángel García Vega

Periodista y modesto coleccionista de arte contemporáneo, Miguel Ángel García Vega lleva más de 15 años escribiendo en EL PAÍS. A veces de finanzas, a veces de sociedad, a veces de arte, pero siempre conectando la vida y los números. Este blog quiere ser una piedra de Rosetta con el que entender el universo de los bienes tangibles, que en ocasiones parece, como el mundo, ancho y ajeno.

¿Por qué no vende el arte español?

Por: | 25 de septiembre de 2012

Barcelo Apertura

Areneros y Muleros (1990) lienzo de Miquel Barceló que podría convertirse en la pintura más cara de un artista vivo español. Foto: cortesía de Christie's.

Miguel Barceló (Felanitx, 1957) regresa al ruedo del mercado. El próximo 11 de octubre la sala londinense Christie’s pone a la venta la pintura de mayor tamaño que hasta ahora se ha visto en subasta de la famosa y carísima serie de corridas de toros del artista mallorquín. La estimación inicial se mueve entre 2.000.000 y 3.000.000 de libras (2.518.000 y 3.776.000 euros), a lo que habría que sumar la comisión de la casa de subastas, los impuestos y el derecho de reventa (droit de Suite) que hay que pagar al artista y a su marchante.

El cuadro, titulado Areneros y Muleros (1990), es una pieza de gran formato (260 x 206 cm) y pertenece a una colección española, según los datos aportados en el catálogo. Por ir más al detalle, contar que procede de su galerista suizo Bruno Bischofberger, quien vendió, a principios de los noventa, y en escasas semanas, todas las obras de esta cotizada serie.

En Christie’s corre el runrún de que esta obra puede ser la que fije el récord del pintor de Felanitx. En principio tiene la misma calidad, pero un tamaño superior, a Faena de Muleta (160 x 196 cm), que se remató por 4,4 millones de euros en junio del año pasado, también en la misma casa de subastas y también en plena recesión económica. "Por la extraordinaria calidad técnica, capacidad de síntesis, complejidad e intensidad esta pintura está llamada a ser un nuevo éxito en la venta de la obra de Miquel Barceló", aventura María García Yelo, directora de Arte Contemporáneo de Christie's Ibérica.

Barcelo Faenal Faena de Muleta, de Barceló, junto a otro lienzo de la misma serie.

Artistas con poco mercado
La disculpa de esta venta sirve además para enfrentar un problema que sufre el arte contemporáneo español desde tiempo secular: su falta de mercado. Son contados los artistas actuales de nuestro país que tienen salida en Christie’s, Sotheby’s o Phillips de Pury. Por reseñar a las tres grandes salas del mundo.

Entre los creadores contemporáneos vivos españoles solamente Juan Uslé, Manolo Valdés, Jaume Plensa, Cristina Iglesias, Antonio López y el propio Miquel Barceló tienen contrarréplica, más o menos fácil, por parte de los compradores extranjeros en esas casas de subastas.

En un escalón inferior –en el sentido de apreciación del mercado foráneo– podríamos situar a José María Sicilia, Luis Gordillo, Eduardo Arroyo, Ángela de la Cruz e incluso a José María Cano (antiguo componente del grupo musical Mecano, y cuyos cuadros a la encáustica suelen aparecer con cierta asiduidad en Christie’s y Sotheby’s).

Juan Muñoz II

Dos figuras, una empujada dentro de otra, de Juan Muñoz. IGNACIO HERNÁNDEZ RODRÍGUEZ.

Un espacio aparte ocupa el prematuramente desaparecido Juan Muñoz, cuyos trabajos tienen gran demanda en ese mercado secundario.

Difícil supervivencia
Esta es la radiografía, más bien pobre, de la cotización de nuestros creadores en activo ahí fuera. ¿Qué está sucediendo? ¿Por qué somos un referente mundial en deporte, gastronomía, arquitectura y no en arte contemporáneo?

José María Sicilia I

José María Sicilia fotografiado en la Galería Soledad Lorenzo. LUIS SEVILLANO.

Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía, y uno de los expertos que mejor conocen en España la carpintería del arte contemporáneo, viaja al centro del problema. "Los artistas contemporáneos españoles (también los extranjeros) más cotizados no tienen por qué ser los mejores ni su obra cuenta en muchos casos con la calidad poética requerida", afirma. "Quienes están detrás de estas listas de los artistas más cotizados, y esto me gustaría destacarlo, son los grandes coleccionistas [se refiere a su capacidad económica e influencia], y por eso hay muy pocos creadores españoles vivos entre los que más se venden. Dicho de otra forma, porque los grandes coleccionistas son extranjeros".

El retorno de la especulación
Esta es una reflexión franca, al igual que la distancia creciente entre la realidad diaria, la de casi todos, y la de los privilegiados del dinero. "Si nos dejásemos guiar por los catálogos de Sotheby’s o Christie’s se diría que la crisis no ha afectado al mundo del arte. Los warhol, judd, twombly y, por su puesto, Picasso, Miró o Giacometti siguen siendo valores seguros y sus precios alcanzan cifras astronómicas", desgrana el responsable del Reina Sofía. "Sin embargo, si nos situamos a pie de calle constatamos el difícil momento por el que pasan –al menos en nuestro país– numerosas galerías y artistas. Al igual que ocurre en la esfera de las grandes finanzas, es evidente que también en el arte asistimos a una creciente divergencia entre el mundo (minoritario) de las grandes colecciones y aquel otro que gestiona un intercambio más directo".

Manuel Borja
Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía. BERNARDO PÉREZ

Al fin y al cabo, el "retorno" de la especulación en la práctica artística o en la investigación estética es prácticamente nulo. Los pingües beneficios que se derivan de la venta del arte en las grandes casas de subastas no suelen recaer en los creadores; los estudios que habitualmente acompañan a las obras ofertadas en subastas no tienen una finalidad crítica; su objetivo es aumentar el valor económico de las piezas. Estamos, asegura Borja-Villel, ante un tipo de transacción que "no genera comunidad ni conocimiento: solo dividendos". ¿Pero son las únicas razones?

Ambiciones limitadas
"Nuestros artistas tienen un mercado local y si los sacas fuera (a uno global, como es una subasta internacional) difícilmente sobrevivirán", apunta el coleccionista mallorquín Juan Bonet. Y ahonda: "Los creadores españoles tienen poca resonancia en el exterior, salvo contados excepciones, como Juan Muñoz. Pero esto no tiene nada que ver con el arte, con la calidad de su propuesta, esto es otra cosa; esto es el mercado".

Juan Muñoz I

Obra de Juan Muñoz mostrada en el Museo Reina Sofía. ULY MARTÍN.

Pero sería rascar solo la superficie quedarnos ahí y no ver que debajo –como apunta Juan Bonet– pueden aparecer más causas. "¿Cuántos artistas se conforman con lo que tienen y prefieren vivir bien a irse a otros lugares? ¿Cree que Picasso habría llegado donde lo hizo si se hubiera quedado en Málaga? ¿O Miró? ¿Y la formación, es la mejor? ¿Y el idioma? ¿Por qué en España no hay tradición de formación?", se interroga Bonet. "¿Cuántos creadores de primer nivel dan clases en universidades españolas e influyen en otros artistas? Estamos desconectados de los grandes centros, de los artistas. ¿Y el apoyo institucional, dónde está?".

El riesgo de las subastas
Las contestaciones a esas preguntas dependen de cada mirada, pero juntando algunas quizá podamos construir una imagen nítida y precisa.

"Es peligroso para un artista vivo y en activo que su obra salga a subasta cuando todavía está trabajando y exponiendo regularmente. Esto no le conviene nada ni al artista, ni al coleccionista, ni al galerista", reflexiona Cristina Giménez, directora de la galería Ivorypress. Pero también hay espacio para la autocrítica. "Necesitamos más coleccionistas españoles potentes que apoyen el arte español y que le den visibilidad y difusión fuera", señala la galerista. "Si tuviéramos organizaciones de coleccionistas nacionales que fueran un equivalente a lo que puede ser el Latin American Acquisitions Committee de la Tate Modern sería un buen asidero. No creo que los lobbies sean la mejor manera de legitimar el arte, pero sin duda ayudan", puntualiza.

Helga de Alvear
Imagen de una de las salas de la Fundación Helga de Alvear. Foto: cortesía Fundación Helga de Alvear.

Faltan galerías de peso internacional

Otro problema, que identifica Alexandra Schader, directora de Arte Moderno y Contemporáneo de Sotheby’s Madrid, y en el que también coincide con Juan Bonet, es la falta de presencia exterior. "Si comparamos a los artistas españoles más jóvenes, por ejemplo, con los americanos se ve que han tenido muchas dificultades para dar a conocer su obra internacionalmente, tanto en galerías como en museos. Creadores jóvenes americanos o ingleses tienen galerías muy potentes que los representan y que los muestran en las ferias más importantes (Art Basel, Miami Basel, FIAC…)". Y concluye:"Cuando las obras de artistas españoles más jóvenes se empiecen a ver en exposiciones fuera de España y en las ferias internacionales, entonces empezaremos a ver más piezas suyas en las grandes subastas".

 

 

Los diamantes brillan un 50% más caros

Por: | 21 de septiembre de 2012

Diamantes pinzas

Hay pocas industrias en el mundo que tengan tan mala reputación como la de los diamantes. A pulso se la ha ganado. Los presuntos manejos de De Beers para controlar el mercado, la procedencia más que dudosa de algunas gemas –como bien retrató la película Diamantes de Sangre– y la poco transparente forma de fijar los precios han cincelado esa imagen. Y como primera derivada financiera de todo esto, la revalorización de estas gemas se ha resentido en los últimos años.

 
Pero después del colapso bancario y de que Ben Bernanke –presidente de la Fed– le haya dado con fruición a la máquina de imprimir dólares, los diamantes han recuperado su brillo en los mercados. A esto se une la creciente demanda de China y, sobre todo, de la India, que ha empujado los precios casi un 50% desde comienzos de 2010. Por ponerle cifras concretas a este porcentaje, acorde con PolishedPrices, que reúne información de los principales mayoristas que trabajan en este mercado, los diamantes pulidos de gran calidad de cinco quilates –o sea, 1 gramo– han pasado de costar 100.000 dólares (76.800 euros) a 150.000 dólares (115.000 euros) en solo un año.

La demanda de diamantes se disparará en la próxima década

DIAMANTES

Una industria de humo y espejos
Detrás de todo este movimiento hay una vieja aspiración de esta industria, que hasta ahora no ha sido posible dar forma: crear instrumentos financieros que inviertan en estas gemas, pero sin necesidad de comprarlas físicamente. "Este sector" –reflexiona Charles Wyndham, fundador de PolishedPrices– "disfruta trabajando detrás del humo y los espejos, por eso los inversores, sabiamente, se muestran muy prudentes antes de invertir en él".

Y eso que hay contadas industrias donde sea tan fácil predecir la oferta e incentivar la demanda. Por el lado de la oferta hay que contar que se tardan unos ocho años entre que se descubre una mina y se consigue que alcance su máxima productividad, y esta se mantiene más o menos igual (salvo algún gran descubrimiento, lo que resulta muy raro) a lo largo de toda su vida útil. Ha habido, eso sí, algunas excepciones, recuerda Charles Wyndham, como la oleada de diamantes que llegaron de Angola a principios de los noventa (época, aunque no país, que retrata la película protagonizada por Leonardo DiCaprio) o, más recientemente, los que provenían de Zimbabue. Pero a largo plazo las variaciones en la oferta son insignificantes.

Diamantes pinzas II

Copyright © 2010 Rio Tinto.

A la espera de los ETF

El problema –además de la vida entre tinieblas de esta industria y la falta de transparencia, algo que es también achacable a otros mercados que no tienen tan mala fama, como el del trigo o el cacao– es que, como hemos visto, no existen instrumentos financieros a través de los cuales se pueda invertir en estas piedras preciosas. Se habla de que en el futuro se podrían lanzar ETF (fondos de inversión que cotizan diariamente), pero es algo que aún no tiene fecha.

Diamante III

Copyright © 2010 Rio Tinto.

Sin embargo, si se lograra que finalmente esos ETF vieran la luz, "las implicaciones serían enormes, ya que llevaría transparencia al sector y se crearía un círculo virtuoso que permitiría invertir a más personas ajenas a este mundo, lo cual haría crecer a toda la industria", concluye Wyndham. 

 

 

 

Bernanke dispara con balas de plata

Por: | 18 de septiembre de 2012

“EE UU siempre paga sus deudas, por el simple hecho de que es dueña de su propia máquina de hacer dinero”. Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía (2001)

PLATA

Estados Unidos acaba de darle al botón de imprimir dinero. Si la inflación está medianamente controlada (1,3%) y la economía corre el riesgo de atorarse, la opción "clásica" en los últimos años es imprimir billetes. Ben Bernanke –presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos– no lo ha dudado mucho a la hora de poner en marcha la máquina a toda velocidad. Como si reinterpretara a Groucho Marx: ¡Más papel, son las finanzas! ha anunciado que comprará hasta 40.000 millones de dólares en títulos hipotecarios al mes por un tiempo indefinido. Es el tercer plan de estímulo monetario (quantitave easing 3, QE3) desde el estallido de la crisis subprime en 2008. Pero como toda acción genera su reacción, resulta interesante preguntarse ¿qué efectos tendrá en los metales preciosos esta montaña verde de billetes?; ¿qué consecuencias traerá el recurso a lo ilimitado, la impresión de papel, frente a lo limitado, la extracción de plata, oro o platino?

Pues si miramos al pasado, para intentar predecir comportamientos futuros, nos llevaremos una gran sorpresa. En la anterior oleada de liquidez (QE2), que duró de septiembre de 2010 a junio de 2011, la plata, apunta Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, se revalorizó nada menos que un 176% (ver gráfico). Pasó de cotizarse a 18 dólares la onza a 49,86 dólares. Su máximo histórico. Mientras que el oro, en el mismo periodo, solo ganó un 26%.

En la última inyección de liquidez de la Fed, la plata se revalorizó el 176%

Cuadro Plata vs Oro
Fuente: IG Markets.

Billetes contra lingotes
Con estas enseñanzas que deja la historia, los analistas cavilan qué repercusión tendrá sobre los metales preciosos este tsunami de billetes. "Cada vez que los bancos centrales imprimen dinero, antes o después, se produce inflación", reflexiona Daniel Stern, responsable de ventas de Oro Direct, una de las firmas más conocidas de comercialización de plata y oro físico que opera en España. Y ahonda: "El precio del oro lo determina la cantidad de papel moneda que imprimen los bancos centrales. Y no hay límite para ello. Que la onza alcance 2.000 o 40.000 dólares depende del volumen de billetes impresos". Alguien podría pensar que es lógico que defienda los valores de este metal dorado, al fin y al cabo su negocio es venderlo. Llamemos, por lo tanto, a otras puertas.

"El oro y la plata tienen altas probabilidades de subir, pero no hay que olvidar que su papel refugio puede dañar su precio si finalmente la economía mejora", prevé Daniel Álvarez, analista de XTB. Y puntualiza: "Aunque todo parece indicar que en el último trimestre del año la subida de precios persistirá". Pero con matices, ya que entra en escena otro actor inesperado: el platino.

Este metal (cuya onza cotiza estos días a la par que la del oro) se usa en un 75% para fines industriales (habitualmente en catalizadores de automóviles híbridos, de hecho algunos países, entre ellos España, sufren una oleada de robos para su reventa en el mercado negro), y en un escenario de crecimiento económico y de optimismo "se vería aún más catapultado que el oro y la plata", sentencia Daniel Álvarez.

 

 

China quiere el oro del mundo

Por: | 07 de septiembre de 2012

Apertura dos China

Hace tiempo que China sabe que tiene un problema serio. Acumula más de tres billones de dólares en sus reservas, y esto preocupa mucho a sus dirigentes. Por lo tanto no extraña el runrún que corre por los mercados de metales preciosos en las últimas semanas. El Banco Central chino (PBOC) planea comprar en dos años entre 5.000 y 6.000 toneladas de lingotes de oro como forma de reducir su exposición a la divida americana y al euro. Este es el titular que sostiene Profit Confidential, uno de los medios mejor considerados en este mundo de los metales brillantes. Es una sospecha, pues el banco de bancos chino no ha publicado datos actualizados.

Sin embargo, el valor real de esos lingotes lo da un hecho sencillo, que, a su vez, revela una estrategia. Si la producción mundial, según el World Gold Council, es de 2.602 toneladas anuales, quiere decir que China pretende hacerse con todo el oro que se produzca en los próximos dos años. El Gobierno chino se ha dado cuenta de algo bastante intranquilizador: sus actuales reservas, 1.054 toneladas, son muy pocas en comparación a lo que hoy es China y, sobre todo, a lo que quiere ser en el futuro. De ahí también que haya empezado a comprar activos energéticos y mineros en todo el mundo, puesto que ha entendido que la propiedad física es clave. Además ha pedido a la población que convierta parte de su ahorro en oro y plata.

Apertura China

Aviones llenos de lingotes
De hecho, según la publicación digital Mineweb, el gigante asiático está comprando más oro que nunca. Tanto es así que las importaciones de lingotes procedentes de Hong Kong fueron en abril pasado un 65% superiores a las de marzo. Este hecho se puede comprobar de primera mano. Un comandante de avión de una aerolínea con sede en Hong Kong señala a través del correo electrónico que "muchos aviones cargo que salen de Londres con destino a la ciudad asiática vienen repletos no solo de coches de lujo (Ferrari, Rolls Royce, Bentley o Porsche) o joyas sino también de lingotes de oro de 400 onzas".

Y para ponerle un lazo de regalo a esta situación, China National Gold (una de las principales compañías mineras estatales) parece estar interesada en la compra de todos los activos de oro que Barrick Gold Corporation tiene en África. Esta sería la operación de más calado en toda la historia de la empresa estatal china. El coloso se ha despertado y tiene hambre dorada.

 

Fotos: cortesía de Anglogold.

http//www.chinagoldgroup.com/

Las materias primas desvelan al mundo

Por: | 05 de septiembre de 2012

APERTURA MATERIAS

Trigo, maíz, oro, platino, soja, azúcar, plata, avena. Son algunas de las materias primas que construyen la condición humana. De ellas, sobre todo de las relacionadas con la alimentación, depende la subsistencia directa de millones de personas. Pues bien, entre marzo y agosto de este año han subido una media del 8,1% (ver cuadro). En particular están sufriendo una enorme tensión los precios del trigo (27%) y el maíz (24%) por los estragos de una climatología adversa.

En Estados Unidos –lo hemos contando en esta bitácora– se ha vivido la peor sequía en los últimos cincuenta años, lo que ha afectado, como recuerda Fernando Borreguero, analista de XTB, al precio del trigo, el maíz y la soja; por su parte, Rusia, Ucrania y Kazajistán han sufrido una climatología también extremadamente seca, que ha mermado bastante a su granero; India ha soportado el paso de un débil monzón y en Brasil unas lluvias excesivas han debilitado la producción de azúcar. En fin, todo lo que podría ir mal con el clima ha ido mal.

Las materias primas suben un 8% en seis meses

Cuadro Apertura Materis Primas
Fuente: Analistas Financieros Internacionales (AFI) a partir de datos de Reuters. Dólares por unidad de medida.

Pero lo más preocupante es hacia dónde nos dirigimos. Lo cierto es que vamos directos a un mundo de materias primas cada vez más caras y donde el componente especulativo gana peso todo el tiempo. Si analizamos el último informe sobre estos activos de Goldman Sachs y las previsiones que maneja a un año vista, entonces resulta fácil ponerle cifras a la preocupación. 

Apertuta DOS

Se espera un aumento del 20%

Veamos el desasosegante escenario global que dibuja esta casa de análisis, la cual parte del precio medio con el que cerraron las principales materias primas en el segundo semestre y hace su previsión a 12 meses. A su juicio, el barril de petróleo Brent pasará de 108,76 dólares a 129 dólares (18,60%); la onza de oro subirá de 1.612 dólares a 1.940 dólares (20,34%); el aluminio aumentará de 2.019 dólares la tonelada a 2.400 dólares (18,87%); la tonelada de cobre también escalará de 7.829 dólares a 9.000 dólares (14,95%); el trigo hará lo propio al pasar de 641 centavos de dólar la saca (60 libras, o sea 32,5 kilogramos) a 775 centavos (20,90%); el maíz se irá a 750 centavos la saca, a partir de un precio de 618 centavos (21,35%), y el cacao, por cerrar el círculo, subirá de 2.222 dólares la tonelada a 2.450 dólares (10,26%). Si hacemos una sencilla media, hablamos de una subida de casi el 18%. ¿Puede la población mundial soportarlo?

La sequía y la especulación tiran del trigo y de la soja

Cuadro Apertura dos Materias Primas
Fuente: Analisatas Financieros Internacionales (AFI) con datos de Reuters.

“Estos precios tan elevados tienen y tendrán un impacto grande sobre muchos países de América Latina y el norte de África, como también sucedió en las crisis de alimentos de 2007 y 2008 ”, asegura Lourdes Benavides, portavoz de Seguridad Alimentaria de Intermón Oxfam.

Especular con alimentos
Lo que tenemos que dilucidar es hasta qué punto esta enorme volatilidad que atraviesan tiene un fuerte componente especulativo. "Es aún pronto para saberlo" –apostilla Lourdes Benavides– "pero desde luego hay muchas pistas que nos conducen a ese lugar". Así lo alerta un reciente trabajo de la propia Intermón Oxfam: "Es urgente una mayor regulación de los mercados de materias primas y de los especuladores financieros".

Y es que la volatilidad extrema que se da hoy en día en estos mercados tiene repercusiones muy serias. “Los picos en los precios alimentarios, como los que tienen lugar en el maíz, la soja y el trigo en este momento, podrían tener consecuencias mucho peores para las personas que viven en la pobreza que los incrementos graduales de los precios, ya que pueden adaptarse con mayor facilidad a estos últimos. La combinación de cambios a largo plazo y crisis a corto podría resultar especialmente devastadora”, sentencia Benavides.

 

Fotos: cortesía de AngloGold.

 

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal