¿Sueñan los artistas con paraísos fiscales?

Por: | 22 de mayo de 2013

Georg Baselitz 1

Georg Baselitz pasea ante una de las pinturas de 'La señora Lenin y el ruiseñor'./Luis Alberto García.

Hace unos pocos días, la policía entraba por sorpresa en la villa que el artista alemán Georg Baselitz (Deutschbaselitz, Sajonia, 1938) tiene en Ammersee, un lago cercano a Munich, que es conocido, sobre todo, por albergar una nutrida colonia de millonarios. Buscaba pruebas de un presunto delito fiscal cometido por uno de los grandes pintores europeos de nuestro tiempo. Las fuerzas de seguridad requisaron varias cajas de documentación.

El creador germano (que figura entre los artistas más ricos del Viejo Continente) estaba en el punto de mira de los investigadores desde que su nombre apareció en un CD que contenía datos de cuentas secretas abiertas, entre otras instituciones, en el banco suizo UBS, y que el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia compró el verano pasado. Todo dentro de esta corriente de lucha contra la evasión fiscal que estos días recorre la Unión Europea, y que Alemania se ha tomado muy en serio. Por ejemplo, Uli Hoeness, presidente del club de fútbol Bayern de Munich, admitía, ante las evidentes pruebas en manos de la investigación, en abril pasado, que había evadido impuestos. Por el contrario, Baselitz niega la mayor. Ni siquiera prestó atención a las advertencias del propio UBS cuando pidió a sus clientes “resolver activamente sus problemas fiscales” si fuera necesario. En un lenguaje para muchos entre cínico y sonrojante.

Georg Baselitz
George Baselitz, uno de los artistas más ricos de Europa, está siendo investigado por presunta evasión fiscal por la Hacienda alemana. En la imagen, trabajando en su estudio de Ammersee, cerca de Munich (Alemania).

“¿Qué hacen con mis 100 millones?”
Sin embargo, Baselitz no es una persona particularmente fácil. A principios de año, en una entrevista en el semanario alemán Der Spiegel, armaba la marimorena al afirmar que “las mujeres no pintan muy bien. Es un hecho. Desde luego hay excepciones, como Agnes Martín o, en el pasado, Paula Modersohn-Becker. Me alegra ver sus pinturas. Pero ellas no son Picasso, ni Modigliani ni Gauguin”. Y luego la emprendía con la fiscalidad: “A pesar de todos los impuestos que paga la gente en Alemania, no hay dinero para el arte en este país”. Y esto le llevaba a una particular reflexión: “Entonces, ¿qué hacen con los 100 millones de euros que pago todos los años? ¿Qué sucede con ese dinero?”.

Aunque ahora quien formulará esa misma pregunta, pero desde el otro lado, será la Hacienda alemana. “¿Qué ha hecho con su dinero, señor Baselitz? ¿Ha pagado lo que le corresponde a un pintor que vende sus obras por cientos de miles de euros? ¿A alguien que trabaja con algunas de las principales galerías del mundo como White Cube, Ropac, Gagosian, Bjerggaard o Catherine Putman? ¿Ha sido solidario con sus conciudadanos? ¿O es que también sueñan los artistas con paraísos fiscales?"

Pintura Baselitz 1
Georg Baselitz es famoso por sus pinturas que muestran imágenes invertidas. APD.

 

Hay 2 Comentarios

Las palabras de Aznar sobre la "desaparición del PSOE", el futuro de lo partidos y otras cosas: http://yestheycan.blogspot.com

Mientras sea legal la ingeniería fiscal, los privilegiados seguirán defraudando, y los pringaos seguiremos pagando y encima viendo anuncios por la TV incitándonos a pagar nuestros impuestos. Nada nuevo bajo el sol.

Mejor pensar en echarse unos vinos con la novia de John Carew, en la pestaña de "La chica de WyQ" (a la derecha del todo)
http://www.warrantsyquinielas.blogspot.com

Y warrants, y la quiniela de la jornada, y bitcoins, información financiera, y música, y oro, y... mucho más

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Con arte y sonante

Sobre el blog

En un mundo de liquidez casi ilimitada, en el que los bancos centrales dan al botón de imprimir billetes a la misma velocidad que Billy el Niño desenfundaba su revolver, los ahorradores (que hoy en día somos todos) han redescubierto el valor de los activos tangibles y limitados.
O sea, que empiezan y acaban. Metales preciosos, arte contemporáneo, antigüedades, vinos, coches de colección, diamantes. Bienes que a su escasez y potencial económico aportan su carácter material. Bienes con arte y sonantes.

Sobre el autor

Miguel Ángel García Vega

Periodista y modesto coleccionista de arte contemporáneo, Miguel Ángel García Vega lleva más de 15 años escribiendo en EL PAÍS. A veces de finanzas, a veces de sociedad, a veces de arte, pero siempre conectando la vida y los números. Este blog quiere ser una piedra de Rosetta con el que entender el universo de los bienes tangibles, que en ocasiones parece, como el mundo, ancho y ajeno.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal