La crisis obliga al gigante energético E.ON a vender un ‘pollock’

Por: | 22 de marzo de 2014

Jackson Pollock

La crisis hace pocos distingos. E.ON, el gigante energético germano, se ve obligado a vender la que tal vez es la mejor obra de una colección que alberga unas 1.800 piezas. La tela de Jackson Pollock Number 5 (Elegant Lady) se subastará en Nueva York el próximo 13 de mayo. La sala de pujas Christie’s piensa que el cuadro puede rematarse por una cantidad que oscilaría entre 15 y 20 millones de dólares (10,78 y 14,37 millones de euros). Una buena suma si pensamos que la pieza la compró Veba AG (compañía que acabaría fusionándose con E.ON) en 1980 por unos 500.000 dólares.

Considerada como una de las mejores colecciones de arte perteneciente a una corporación alemana, E.ON necesita fondos para poder seguir con su programa cultural. Pues el momento es complicado. En los últimos tres años ha reducido su plantilla casi un 25% y ahora trabajan en la mayor utility de Alemania unos 62.000 empleados.

Pero volvamos al lienzo. La tela muestra un dripping distinto de Jackson Pollock. Es más figurativo, por decirlo así, y evidencia que el artista avanzaba en su trabajo hacia otros caminos. Exhibida por primera vez durante 1956 en la galería neoyorkina de Martha Jackson, desde 2001 colgaba en el Museum Kunstplace de la ciudad de Düsseldorf. Muy cerca de las oficinas centrales de E.ON.

 

Fue Ulrich Hartmann, alto ejecutivo en su día de Veba, quien se la compró al marchante Alfred Schmella. En la práctica, hablamos de la obra con la que se inició la colección de arte de la eléctrica. A su vez, Schmella la había adquirido, durante 1970, en la galería neoyorkina Knoedler. Pero el cuadro tiene más historia. Pollock se lo cambió a la galerista Martha Jackson en 1954 por el descapotable con el que dos años más tarde perdería la vida en un accidente de tráfico.

Antes de ser vendida en Nueva York, la sala Christie’s le ha preparado un pequeño road show a la pintura que la llevará a Hong Kong y Londres.

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Con arte y sonante

Sobre el blog

En un mundo de liquidez casi ilimitada, en el que los bancos centrales dan al botón de imprimir billetes a la misma velocidad que Billy el Niño desenfundaba su revolver, los ahorradores (que hoy en día somos todos) han redescubierto el valor de los activos tangibles y limitados.
O sea, que empiezan y acaban. Metales preciosos, arte contemporáneo, antigüedades, vinos, coches de colección, diamantes. Bienes que a su escasez y potencial económico aportan su carácter material. Bienes con arte y sonantes.

Sobre el autor

Miguel Ángel García Vega

Periodista y modesto coleccionista de arte contemporáneo, Miguel Ángel García Vega lleva más de 15 años escribiendo en EL PAÍS. A veces de finanzas, a veces de sociedad, a veces de arte, pero siempre conectando la vida y los números. Este blog quiere ser una piedra de Rosetta con el que entender el universo de los bienes tangibles, que en ocasiones parece, como el mundo, ancho y ajeno.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal