Una década después, un ‘vermeer’ a subasta

Por: | 17 de junio de 2014

Vermeer santa El próximo 8 de julio Christie’s subasta en Londres una obra de Johannes Vermeer (1632-1675). Sí, como se lee, un vermeer. Un retrato fechado en 1655 de la santa y mártir San Práxedes. Ni que decir tiene que ver una obra del maestro holandés a la venta es tan raro como contemplar en vida el cometa Halley. Según las cuentas de los especialistas hay 34 piezas, reconocidas, en museos y tres, de dudosa autoría, en manos privadas. Una de las que despierta suspicacias es esta santa. La imagen es una copia precisa de una pintura del artista florentino Felice Ficherelli de 1645. Aseguran los entendidos que es un trabajo de formación, cuando Vermeer andaba en la veintena. De hecho, formó parte, como original del artista, de la exposición que en 1995 organizó Arthur Wheelock —un reconocido experto en el pintor— en la Washington National Gallery. Por el momento, el Rijksmuseum de Ámsterdam y de Free University certifican la procedencia. Han analizado la firma ("Meer", una contracción del apellido) y ademas han visto que el blanco de plomo utilizado en la santa coincide con el del cuadro Diana y sus ninfas. Una tela, también, de juventud.

La obra, desde luego, está lejos de la calidad de los mejores vermeer y por eso, bueno y por las dudas que aún genera su autoría, tiene un precio limitado de salida para una pintura de esta naturaleza. Entre 7 y 8 millones de libras (de 8,8 a 10 millones de euros). El cuadro procede de la coleccionista polaca Barbara Piasecka Johnson, quien falleció el año pasado, y el dinero de la venta irá a parar a la fundación filantrópica que lleva el nombre de la mecenas.

Vermeer_-_A_young_Woman_seated_at_the_Virginals Por si se lo están preguntando, la última vez que llegó un vermeer a subasta fue en 2004. Entonces Joven sentada al virginal (imagen de la izquierda) se vendió por 16,2 millones de libras (20,3 millones de euros al cambio actual), cuando su precio de partida era de tres millones. La obra la compró Steve Wynn, el millonario dueño de buena parte de los casinos de Las Vegas. Más tarde, durante 2013, en una transacción privada, la revendió por una cantidad similar. Por cierto, la exmujer de Wynn, Elaine, fue quien pagó 142 millones de dólares (104 millones de euros) por el famoso tríptico de Francis Bacon, que se convirtió en la obra más cara de la historia rematada en subasta. Todo queda en casa.

Obras enfrentadas
La copia (izquierda) atribuida a Vermeer de 'San Práxedes' al lado del original de Felice Ficherelli durante la exposición celebrada en 2012 en Roma: ' Vermeer. El siglo de oro del arte holandés'

Actualización, el 'vermeer' se remató, finalmente, en 7.846.823 euros.

 

 

Hay 4 Comentarios

Un excelente artista poco reconocido

Muy Interesante

Excelente nota.

Santa Práxedes

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Con arte y sonante

Sobre el blog

En un mundo de liquidez casi ilimitada, en el que los bancos centrales dan al botón de imprimir billetes a la misma velocidad que Billy el Niño desenfundaba su revolver, los ahorradores (que hoy en día somos todos) han redescubierto el valor de los activos tangibles y limitados.
O sea, que empiezan y acaban. Metales preciosos, arte contemporáneo, antigüedades, vinos, coches de colección, diamantes. Bienes que a su escasez y potencial económico aportan su carácter material. Bienes con arte y sonantes.

Sobre el autor

Miguel Ángel García Vega

Periodista y modesto coleccionista de arte contemporáneo, Miguel Ángel García Vega lleva más de 15 años escribiendo en EL PAÍS. A veces de finanzas, a veces de sociedad, a veces de arte, pero siempre conectando la vida y los números. Este blog quiere ser una piedra de Rosetta con el que entender el universo de los bienes tangibles, que en ocasiones parece, como el mundo, ancho y ajeno.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal