Coleccionar con Google y sin dinero

Por: | 11 de octubre de 2014

Artemisia_Gentileschia
Todo coleccionista lleva en su interior un museo imaginario.
Esas obras con las que hubiera soñado convivir. No tienen porqué ser las más conocidas o las más valoradas por la crítica; tienen que ser, simplemente, sus favoritas.

Google una compañía obsesionada por catalogarlo todo ha lanzado un proyecto (Google Art Project) que permite al usuario crear su propio museo o colección de arte. En la iniciativa participan, por ahora, 433 instituciones. Del MoMA a los Uffizi de Florencia. En nuestro caso no está el Museo del Prado pero sí el Reina Sofía o la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. El visitante virtual dispone de las obras a través de imágenes en alta de resolución, con la posibilidad de aumentarlas para apreciar los detalles más escondidos. También ofrece un interesante comparador. Se puede seleccionar una tela, por ejemplo, y situarla al lado de otra y ponerlas a “pelear”. Desde luego incluye la ficha de la obra (tamaño, técnica, año de creación), una biografía del artista y un mapa que detalla dónde está situada la institución que la alberga. Aunque la función más interesante es la opción que hace posible almacenar las fotografías de miles de piezas con las que confeccionar una colección virtual. Y, claro, en tiempos de redes sociales cuenta con una pestaña para compartir con los amigos las obras escogidas y las colecciones.


Pantalla del tutorial de Google Cultural Institute en el que se explica cómo utilizar la plataforma para crear una colección virtual de arte.

Resulta evidente que nada es comparable con la visión de la pieza en su espacio original. Porque en el mundo de Internet se pierde el contexto, la escala e incluso el olor. Hay algo entre lo físico y lo intangible cuando uno contempla una obra. Pese a todo, se trata de una excelente iniciativa que podría funcionar muy bien en centros de enseñanza secundaria y universidades.

De momento están catalogados 10.423 artistas y se pueden emprender viajes muy interesantes. Frente a recorrer los grandes templos del arte, también es factible trazar un itinerario por carreteras secundarias. O sea, visitar museos locales —algunos poco conocidos— y seleccionar pintura antigua. Un buen cambio ahora que todo tiene que ser contemporáneo. Esa es la opción elegida por la bitácora. Hemos confeccionado una pequeña colección imaginaria de maestros antiguos —muchos caravaggistas— a través de obras catalogadas en Google Art Project. Una excelente excusa digital para viajar por el arte y coleccionar sin dinero. ¿Se apuntan?

1º Caravaggio. Retrato de un caballero. (¿Scipione Borghese?). 1598-1604

Michelangelo_Merisi_known_as_Caravaggio_-_Portrait_of_a_gentleman_(Scipione_Borghese )_-_Google_Art_Project

2º Giovanni Antonio Galli ‘Spadarino’. 'El bautismo de Constantino'. Primera mitad del S.XVI


Spadarino JPG

3º Orazio Gentileschi. 'La estigmatización de San Francisco'. 1600-1601

Orazio-gentileschi


4º Francesco Rustici ‘Rustichino’. 'María Magdalena'. 1620-1626

Rustici_Francesco,_La_Maddalena


5º Giovanni Antonio Boltraffio. 'La Virgen y el Niño'. ('La Madona de la Rosa'). 1480

Giovanni_Antonio_Boltraffio_-_The_Virgin_and_Child_(The_Madonna_of_the_Rose)_-_Google_Art_Project

6º Simon Vouet. 'El Descendimiento'. Fecha desconocida

Vouet_1649-_The_Entombment

Imagen de apertura: 'Judith decapitando a Holofernes', de Artemisia Gentileschi.

Hay 2 Comentarios

Muy buena recopilación de obras maestras! Aunque yo soy más del arte rupestre.

Pues como herramienta educativa es muy buena. Una duda, ¿por qué no está El Prado? ¿Cosa de Google o cosa de España?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Con arte y sonante

Sobre el blog

En un mundo de liquidez casi ilimitada, en el que los bancos centrales dan al botón de imprimir billetes a la misma velocidad que Billy el Niño desenfundaba su revolver, los ahorradores (que hoy en día somos todos) han redescubierto el valor de los activos tangibles y limitados.
O sea, que empiezan y acaban. Metales preciosos, arte contemporáneo, antigüedades, vinos, coches de colección, diamantes. Bienes que a su escasez y potencial económico aportan su carácter material. Bienes con arte y sonantes.

Sobre el autor

Miguel Ángel García Vega

Periodista y modesto coleccionista de arte contemporáneo, Miguel Ángel García Vega lleva más de 15 años escribiendo en EL PAÍS. A veces de finanzas, a veces de sociedad, a veces de arte, pero siempre conectando la vida y los números. Este blog quiere ser una piedra de Rosetta con el que entender el universo de los bienes tangibles, que en ocasiones parece, como el mundo, ancho y ajeno.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal