El único ‘miguel ángel’ que se conserva en España llega al Prado

Por: | 20 de febrero de 2015

SAN JUANITO 1 Vayan a verla. Es la única escultura de Miguel Ángel que se conserva en España. Les aguarda (del 31 de marzo al 28 de junio) en la sala 47 del edificio de Villanueva del Museo del Prado dentro del programa “La obra invitada” que promueve la fundación del museo. Es San Juan Bautista niño o, sencillamente, San Juanito. Una obra —de 130 centímetros de altura— que ha tenido una vida tan dura como el mármol blanco de Carrara con el que fue cincelada allá por el siglo XV.

En agosto de 1936, al principio de la Guerra Civil, la escultura fue devastada. En un acto bárbaro (algunos lo han atribuido a la Sección Ferroviaria de Linares de la CNT) fue molida a golpes, rota en decenas de pedazos y la cabeza quemada. Hasta entonces, el miguel ángel se había conservado en la Capilla del Salvador, en la localidad jienense de Úbeda. Junto a la obra del genio florentino también se destruyó casi por completo un retablo de madera de Alonso Berruguete, del que únicamente permaneció vivo el retrato de Cristo.

Después del paso de la turba, cuando la Capilla hacía las veces de garaje, solo se pudieron recoger 14 fragmentos. Más o menos el 40% de la obra. Incluso hoy la rumorología de la ciudad cuenta que un vecino guarda en su casa buena parte de la cara de la escultura. Sea cierto o no, poco parecía que se pudiera hacer con tan poca obra superviviente. Pero en 1994, la Fundación Casa Ducal de Medinaceli-Sevilla, propietaria de la escultura, entregó los pedazos al Opificio delle Pietre Dure de Florencia. Uno de los centros de restauración más prestigiosos del mundo. Si ellos no podían salvarla, entonces habría que rendirse.

San Juanio detrásLos restauradores iniciaron el proceso. Pero pararon. La tecnología de la época no era suficiente para el reto de la tarea y había dudas de por dónde empezar. Hacía falta más tiempo. Por ejemplo, el mármol del rostro, quemado, había absorbido los óxidos del fuego y el humo y la pieza estaba muy ennegrecida. Sin embargo, el tiempo pasa y la mejora tecnológica hace posible intervenir el miguel ángel. Se utiliza la última tecnología en reconstrucción volumétrica láser 3-D y, por sorpresa, aparece una foto (imagen de la izquierdad) de la parte posterior de la escultura fechada antes de 1936. Los especialistas, por fin, tienen una guía que seguir. La pieza se monta con los fragmentos originales de mármol, se incorporan las partes perdidas fabricadas con fibra de vidrio y luego son estucadas, entonadas con témpera y selladas con cera y barniz. De esta forma no se crea un falso histórico sino que se recupera una obra donde los añadidos son claros y evidentes para cualquiera.

Expuesta desde el siglo XVI en la Capilla del Salvador, es una obra de juventud (1495-1496) del maestro anterior a la Piedad del Vaticano y a los frescos de la Capilla Sixtina. La trajo a España Francisco de los Cobos, secretario y favorito del emperador Carlos V. De hecho fue un regalo del duque de Florencia, Cosmé I de’ Medici, y formó parte de la capilla sepulcral que mandó construir De los Cobos en su ciudad natal de Úbeda. Vayan a verla.

 

Fotografía de apertura: San Juan Bautista niño, Miguel Ángel. 1495-1496. Partes originales en mármol y reconstrucción en resina, 140 x 40 x 43 cm. Fundación Casa Ducal de Medinaceli.  

Hay 5 Comentarios

Curioso...justo cuando, horririzados, vemos a los gañanes del Estado Islámico destruyendo piezas de 2500 años de antigüedad y nos preguntábamos estupefactos cómo es posible ser tan bárbaro y animal en el siglo XXI ...¡y resulta que nuestros anarquistas y/o comunistas patrios ya eran pioneros en esto de destruir obras de arte en nombre de un ideal (¿?) hace 80 años!

Los museos españoles, deberìan comprar y exibir las obras del artista italiano Piero Manzoni. Es una cosa pendiente, una laguna, un vacìo.El mismo Museo Nacional Centro Reina Sofìa, de Madrid,deberìa adquirir obras de este artista indispensable. Y el Señor Manuel Vicent no deberìa criticar estas obras de garn talento.El no serìa capaz de hacerlas. No es artista. No sabe, no entiende.
Mientras España estè gobernada por este uomo di cartone, el hombre de cartòn, don Rajoy, que no entiende nada en absoluto de arte, y es el enemigo,no hay nada que hacer.
Al menos podrìa asistir a Arco, para aprender algo.

La verdad, deseamos y debemos defender la obra y la memoria de Piero Manzoni
.Comparado con Michelangelo Buonarroti, la obra de Manzoni es un archipiélago geológico excepcional, de una genialidad ilimitada.
Sólo la muerte lo frenó.El escritor Manuel Vicent,que ha escrito un texto en El Pais, denigrando su obra, debería haber visto la revista de arte Azimuht, que Piero publicaba,y también el catálogo de la reciente y extraordinaria exposición que le ha dedicado el Palazzo Reale, de Milano, su ciudad.
Para criticar las obras de arte o la creación artística, es necesario conocerla, y sentirla,en toda su extensión y transcendencia.No se trata de una cuestión de razonamiento.
Creo que los escritores, en general, no poseen la percepción estética visual, indispensable para sentir el arte.Sólo algunos poetas , son capaces de entender la inmensa dimensión de un cerebro creador, que explora territorios desconocidos, es como descubrir la inmensidad del fondo submarino de un océano,con sus miles de especies florales desconocidas.
Un periodista, como el Señor Manuel Vicent, trabaja con elementos conocidos, en un territorio reconocible, y ya pisado por muchos caminantes antes que él. No es lo mismo.No ha creado ni descubierto nada.
Manzoni hizo en su transtornada juventud, unos descubrimientos estéticos de enorme valor.Muchos artistas han seguido después los caminos que él abrió en la selva inpenetrable de la sensación estética,del arte, en los años 50 y 60,
Un abrazo para nuestro héroe, Piero Manzoni.

Santiago Palet

PIERO MANZONI SEI UN ARTISTA MERDOSO SCHIFFOSO

He leído en El País el día16 de febrero un artículo de Manuel Vicent titulado “Porno y baratijas de vanguardia”, donde se refería al artista Piero Manzoni, y concretamente su célebre obra" Merda d 'artista", creada en 1961.

Conozco bien la obra de este artista, y he tenido la suerte de poseer varias de sus creaciones, de conocer también a su madre, la condesa Valerie Manzoni, y a su hermana Elena. Me parece sorprendente que después de tantos años en España se descubra el talento y el ingenio creativo de este artista mítico y maldito.

Todo el texto, en vez de citar el gran al talento de Piero, se refiere a denigrar una sola de sus obras, la más polémica.

En el mismo periódico, en otra ocasión, había un artículo que ponía en duda el valor de estas obras, y también su contenido, que los coleccionistas se afanan en comprar, y que ha ido aumentando de valor con el tiempo.

La famosa cajita titulada "Merda d 'artista", y firmada por Manzoni, donde se declara que contiene 30 gramos de la citada materia, en realidad contenía sólo yeso, y por lo cual, no estaría justificado el elevado valor económico de la obra de arte.

La verdad del enigma es muy distinta. Me lo contaron sus compañeros artistas de Brera, y su novia Nanda Vigo. Todo empezó de manera muy casual, como casi todas las obras de este artista visionario.
La cuestión es que casi la totalidad de las antiguas casas del barrio de Brera, territorio de los artistas, llamadas “case di ringhiera” no tienen cuarto de baño interior, en casa, sino un pequeño agujero a la turca, en una habitación del patio, exterior, de uso común para todos los vecinos. Así era el estudio de Piero, sin cuarto de baño. Parece ser que, el artista, volviendo de madrugada después de tomar muchas copas de vino en el bar "Il gatto nero", debido a que su madre no lo dejaba entrar en casa cuando volvía un poco ebrio, y tenía que dormir fuera, en el rellano de la escalera, optaba por quedarse en el estudio de via Fiori Chiari.
En aquellas noches de invierno, con la lluvia, frio y niebla de Milano, y un poco mareado, Piero no deseaba cruzar el patio para llegar hasta el baño, y prefería hacer la caca en una cajita de cartón, en el estudio. Por la mañana siguiente, algún colega pasaba a visitarle, y preguntaba por la cajita: ¿Y esto, también es arte? ¡Pues claro, lo he hecho yo!
Así empezó todo. Porque Piero declaraba que era arte cualquier cosa que hiciera un artista.
Un par de veces había firmado a alguna amiga suya en la espalda, y ésta se convertía automáticamente en obra de arte. Incluso el pintor romano Franco Angeli había sido víctima de este neodadaismo de Piero, porque le vieron una mañana cruzando Piazza del Popolo con un solo zapato, ya que el otro había sido firmado por Piero, y ahora, convertido en obra de arte, se encontraba expuesto en una galería de via Margutta.
El caso es que organizó una exposición de sus obras, junto a sus compañeros Enrico Castellani y Agostino Bonalumi,y no vino casi nadie a ver los cuadros, mientras se comentaba el éxito de una exposición de un paisajista clásico, y dicen que Piero, muy molesto, exclamó :” Vogliono vedere sólo la merda”- Quieren ver sólo la mierda.
Después se fue, decidido, a hacer lo que, según él, querían ver los burgueses milaneses.
Pero el enigma es otro.
Recuerdo cuando acompañé a su hermana Elena, a ver unas obras de Piero, celosamente escondidas en varias cajas de seguridad de los sótanos blindados del Banco de Bérgamo, ex banca de Soncino propiedad de su difunto padre, en via Manzoni, de Milán, muy cerca de La Scala. Me mostró alguna magnifica "Tela Grinzata", también los panes pintados de blanco, las piedrecitas blancas pegadas a la tela, todos los "Achrome", y en el interior de una enorme caja de seguridad, que el empleado del banco abría con tanto misterio, y doble llave, en el silencio sepulcral de aquél subterráneo, vi depositadas unas cuantas cajitas de las deseadas, “Merda d'artista".
Le pregunté a Elena porque no desprendían ningún olor, suponiendo su contenido. ¡Ma dentro non c'e niente¡, me respondió. NADA. Están vacías.
Nanda Vigo, me dijo que en las primeras que hizo, les ponía dentro un poco de yeso blanco, pero en las otras no había nada, en el interior. El título de la obra no dice la verdad. Esta es la respuesta del enigma. No contienen nada. Manzoni ha sido el precursor del arte conceptual, porque lo que vale es la idea, no el objeto. Además, si estuvieran llenas, valdrían al menos el doble. Él se hizo una foto saliendo del baño de su casa con una de éstas cajitas en la mano, pero era sólo una broma.
Piero hizo 90 ejemplares de esta obra, si su contenido hubiera sido el declarado, el esfuerzo hubiera sido notable. Dicen que recientemente, se ha vendido un ejemplar por más de 50.000 euros.
Esperemos que ahora, revelado el secreto, su cotización de mercado no se altere.

Lo que fue muy sorprendente es lo que ocurrió en un Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, que ha sido un poco desleal con este artista, porque compraron en Londres una obra moribunda de Manzoni, titulada “Corpo d'aria”, que él llamaba “Fiato d´artista” y que creó en 1959, al volver de Paris, donde viajó para conocer a su colega Yves Klein y allí, infló un globo con aire de Paris. Este aire, después de ser respirado por él, se convertía en obra de arte.
Cuando en Barcelona se recibió la obra adquirida, al parecer por teléfono, llegada desde Londres, se encontraron con una cajita de madera, con el nombre del autor, y el título, y en su interior, un pedacito de goma roto, o sea, los restos del globo deshinchado y al lado un trípode de metal. A alguien se le ocurrió solucionar el asunto de una manera práctica, y así compraron en alguna tienda un globo nuevo, de color blanco, lo hincharon, y listo, lo expusieron junto con la cajita de madera, sobre el trípode de Manzoni, en la exposición de las obras de la colección permanente. Más o menos colocado en forma parecida a como aparece en la fotografía en blanco y negro de la primera monografía de Piero Manzoni del1975, presentada por Celant, y editada por Prearo.
Un museo tiene que decir la verdad: La cajita con el nombre y el título, son de Manzoni, el pedazo de goma viejo, el globo reventado, como es natural después de 40 años,y el trípode donde debería apoyarse la obra, también son de Manzoni, pero el globo nuevo hinchado que se expuso en el Museo, no era de Manzoni. No era el aire respirado por Manzoni, y no era arte. Aunque visualmente se fingiera la idea. El público no debe ser engañado.
La obra debería ser expuesta tal y como llegó, con el globo auténtico original reventado.
O sea, que el "Fiato d'artista", soplo del artista, que está en el Museo, no es el aire de Piero, sino que allí había soplado alguna otra persona.
También hay otro detalle: aquella obra es un múltiple, no es un original. Es una serie de 75 ejemplares, firmados y numerados, por el artista. No es una obra de Museo.
El caso es que Piero no hacía sus obras para ser vendidas ni tampoco había casi nadie dispuesto a comprarlas y, ni mucho menos pensaba que tenían que durar mucho tiempo.
El mismo murió a 30 años, en 1963, usaba materiales que no estaban previstos para la gloria, hubiera sido imposible imaginar que un museo español después de más de 40 años, habría expuesto alguna obra suya.
Tampoco estuvieron perfectamente bien colocadas, las que fueron prestadas para la exposición "Cinetismos” (Piero no tiene nada que ver con el cinetismo) o, sea que estaban fuera de lugar, al lado de las obras de Jesús Rafael Soto, el verdadero creador del Arte cinético. Sólo tenían en común, que en su momento coincidieron en el Grupo Zero. Así que Piero Manzoni, es todavía un incomprendido, y desconocido en España. Como lo fue en Italia cuando creo sus famosas obras, e incluso su madre lo regañaba por hace restas cosas y beber demasiado. Ahora sus familiares, en la fundación que lleva su nombre, venden a los museos aquellos extraños objetos en miles y miles de euros.
Desde el bar Giamaica de via Brera, refugio de los artistas, hay quien dice que algunas tardes de niebla, todavía han visto pasara Piero, o la han imaginado, en dirección a su estudio de via Fiori Chiari, de frente a la Accademia, y lo saludan: Ciao Piero, artista merdoso schiffoso!
Aunque Piero nunca estudió en esta prestigiosa escuela de bellas artes, pero pasaba tardes enteras en el bar.

Santiago Palet.

Me gustan mucho Úbeda y Baeza, son preciosas, paso por allí a menudo asi que sabiendo lo de esta escultura no dudo que la próxima vez que vaya iré a verla y de paso me tomaré un vinito en el Parador.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Con arte y sonante

Sobre el blog

En un mundo de liquidez casi ilimitada, en el que los bancos centrales dan al botón de imprimir billetes a la misma velocidad que Billy el Niño desenfundaba su revolver, los ahorradores (que hoy en día somos todos) han redescubierto el valor de los activos tangibles y limitados.
O sea, que empiezan y acaban. Metales preciosos, arte contemporáneo, antigüedades, vinos, coches de colección, diamantes. Bienes que a su escasez y potencial económico aportan su carácter material. Bienes con arte y sonantes.

Sobre el autor

Miguel Ángel García Vega

Periodista y modesto coleccionista de arte contemporáneo, Miguel Ángel García Vega lleva más de 15 años escribiendo en EL PAÍS. A veces de finanzas, a veces de sociedad, a veces de arte, pero siempre conectando la vida y los números. Este blog quiere ser una piedra de Rosetta con el que entender el universo de los bienes tangibles, que en ocasiones parece, como el mundo, ancho y ajeno.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal