Heriberto Araujo y Juan Pablo Cardenal

China nos tiene pillados

Por: | 11 de diciembre de 2011

 

Va a ser divertido ver cómo lidian los líderes europeos con la dictadura china ahora que ésta emerge como tabla de salvación de los desaguisados occidentales. Los mismos políticos que hace relativamente poco plantaban cara a Pekín en un sinfín de asuntos, desde los derechos humanos a la manipulación de su divisa, ofrecen ahora su mejor sonrisa al enseñarles la patita para que pongan sus ingentes recursos financieros al servicio de nuestra recuperación económica.

Euro palillos

No es sólo que China esté invirtiendo a destajo en el mundo en desarrollo, donde hace acopio de materias primas y caza al vuelo las oportunidades que se le presentan. Es que, con el rebrote de una crisis que amenaza con dinamitar los cimientos del sistema occidental, Pekín está posicionándose en Europa a una velocidad que jamás habría imaginado. Nada explica mejor el actual estado de cosas que los políticos de la Europa periférica haciendo cola ante el emperador chino para implorarle que compre deuda soberana.
 

Hu jintao y merkelHu jintao y sarkozy


Para China el momento no puede ser más propicio. Las gangas en el Viejo Continente le ofrecen, por un lado, la opción de diversificar sus inversiones internacionales con activos que antes de la crisis no estaban a su alcance; y, por otro, le brindan acceso a la alta tecnología que es imperativa para que la economía china entre en una nueva fase de desarrollo. A la vez, el presidente de China Investment Corporation, anunció hace unos días en el Financial Times que el principal fondo soberano chino invertirá también en proyectos de infraestructura europeos, empezando por el Reino Unido.

Si primero llegó la invasión del Made in China, ahora el avance del gigante asiático ha dado un salto cualitativo: esto es, adquiere deuda soberana, compra compañías en quiebra del sector del automóvil, se posiciona en los puertos del Mediterráneo y se presta a entrar en el proyecto ferroviario de alta velocidad que unirá Londres con el norte de Inglaterra. Y esto es sólo el principio: según un informe de Asia Society, para el final de la actual década la inversión china por todo el planeta alcanzará el billón de dólares.

La cuestión da para escribir una enciclopedia, pero voy a centrarme en tres reflexiones:

Lo primero que me pregunto es cómo explotará Pekín la debilidad europea. O dicho de otro modo: cómo ejercerá su influencia sobre Bruselas -o sobre cada gobierno europeo- y cómo reaccionará ésta. ¿Podrá Pekín comprar el silencio europeo sobre derechos humanos? ¿Incluirá el trato el levantamiento del embargo de armas vigente desde Tiananmen? ¿Implicará conceder a China el estatus de economía de mercado, lo que supondría sacrificar la principal herramienta jurídica para luchar contra el dumping chino?

TiananmenNobel_Peace_Prize_Liu_Xiaobo

En segundo lugar, en el escenario de un eventual despliegue empresarial y financiero chino a gran escala (el billón de dólares en 2020), quizá no debamos perder de vista quién está realmente detrás de todas esas inversiones chinas, que no es otro que el Estado chino. Lo que significa, en última instancia, que quien está moviendo los hilos es -nada menos- que el Partido Comunista. Dado su pedigrí, ello conlleva no pocos desafíos, incluidos los relativos a seguridad nacional y estándares. 

Y, tercero, en términos de reciprocidad de oportunidades parece bastante impropio -y arriesgado- que Europa abra de par en par sus puertas a las empresas del país asiático, mientras las empresas europeas de un buen número de sectores tienen completamente restringido o limitado su acceso al mercado chino.

Por todo ello, Europa está en una encrucijada. A corto plazo no puede permitirse el lujo de prescindir de las inversiones chinas, pero ello quizá conlleve tener que asumir significativos riesgos a largo plazo. En definitiva: China nos tiene pillados.

Hay 11 Comentarios

Lamentable y oportunista panfleto, mezcla de economia de bazar y sensacionalismo con tintes racistas. El peligro amarillo redux vaya. Un poco de contexto en http://www.euskadiasia.com/files/joaquin_beltran_conferencia.pdf

Como decís en vuestro libro, el único freno posible ya a la depredación china tienen que ponerlo los países receptores, pero yo no soy nada optimista al respecto ni en lo referente a Europa ni a España, en donde cada uno va a su bola, mirando sus propios intereses. En nuestro país es ya raro el Ayuntamiento que no está haciendo por su cuenta (que no riesgo) planes de negocio con los chinos.

Interesante y extensa entrevista con los autores del libro "La silenciosa conquista china".

http://blogargexpress.blogspot.com/

Muy interesante artículo, ver cómo China aumenta su red día a día y nos hacemos cada vez más dependientes, asusta, y anuncia al mismo tiempo un cambio de era. El siglo XX fue con todas el siglo del "imperio" estadounidense. El siglo XXI, pinta, y mucho, como el comienzo del imperio del más grande de los dragones asiáticos.

O recomiendo entrar en: http://quiquegilproductions.blogspot.com/

donde encotraréis numerosos artículos de CRÍTICA SOCIAL, relativo a la España de nuestros días y el escenario internacional.

Un saludo.

Si nos tienen pillados es por nuestra supina estupidez. Décadas de trabajo, de ahorro y contención frente a décadas de despilfarro y de vivir del cuento es lo que tiene. Más valdría haber prevenido que lamentar. Pero nunca la ocasión es perdida. A la pobrecita Europa que va de víctima pero que es una auténtica psicópata para con propios y extraños, aprovechando los "poyaques" que se le ponen a tiro, podrá algún día tomar su justa venganza. Y aunque llegue a funcionar con EEUU, va a ser totalmente en vano con China.

Es una verdadera pena no poder echarles a los chinos la culpa de nuestra crisis de valores (en bolsa), auque con un poco de la imaginación que falta por aquí, es posible que también podamos lanzar alguna importante acusación, en este sentido, a la pérfida China. Aclaremos en primer lugar que no tenemos, a priori, nada en contra de los chinos mientras no podamos demostrar lo contrario, no vaya a ser que alguien nos acuse de racistas, precisamente a nosotros; los albaceas de los derechos humanos del planeta. Los chinos y las chinas son gentes muy dignas de respeto, pero son gobernados por el partido comunista chino, que como todo el mundo sabe es el demiurgo del Estado Chino. Estos artesanos del mal, que son los comunistas chinos, no quieren apreciar el yuan, lo que perjudica enormemente nuestras exportaciones, lacerando nuestra economía rica en tecnología punta. El premio Nobel Obama, ha empleado todas sus dotes de persuasión con el cliente chino, pero estos, dada sus malas intenciones, no se han dejado convencer ni siquiera con los argumentos de todo un premio Nobel de la paz. Por si fuera poco los chinos (desde ahora el partido comunista chino), han decidido desprenderse poco a poco de sus reservas de dólares, por sospechosos, dicen, de estar contaminados de falta de cobertura, además ya negocian con los rusos en sus propias divisas sin pasar por la vicaría del santo dólar. Por si fuera poco el Banco Mundial ya emite deuda en renmimbis. Afortunadamente, desde el memorable discurso de nuestro prócer R. Nixon, ya no tenemos porqué pagar con una onza de oro cada uno de nuestros 35 dólares emitidos, basta pues con emitirlos y pagar con ellos nuestras deudas. Sin embargo, Hu Jintao, la cabeza de la hidra del pcch, dice que el dólar como moneda de intercambio es un producto del pasado. El chinito Hu, ha debido estudiarse muy bien los acontecimientos políticos y económicos acaecidos entre la primara guerra mundial y nuestros días, para lanzar semejante dardo. Evidentemente a su retórica le falta pegada. Para convencer a la humanidad de que la doctrina del dólar como moneda de referencia es lo más adecuado para todos, se necesita algo más que retórica Hu. Y esto es lo que en el pcch no terminan de entender. Nuestra dama Hillary viajó a Birmania, digo Myanmar, para dar ánimos a unos en su denodada lucha por la democracia, e intentar convencer a otros, de que no hay más opción que pasar por el pórtico de la gloria de los derechos humanos y el control de las actividades nucleares. Hu y los suyos, no deben subestimar nuestros importantes argumentos, de los que tantas veces hemos hecho uso en los últimos tiempos.

A Occidente les ha salido el tiro por la culata, han caido derrotados en su propio juego. Me pregunto si el plan de reventar el sistema financiero y crear un nuevo estado europeo para que sea competente dara resultado.

Da miedo, ¿eh?

Entre el pillaje chino y el pillaje occidental no hay opciones posibles, ambos son iguales, lo tomas o lo dejas.

10 euros de descuento si compras algo de más de 40 euros antes del 12 se Diciembre!

http://latienda.quesepuederegalar.com

Las navidades están a la vuelta de la esquina. ¿Tienes pensado ya todos tus regalos para ti o tus seres queridos? En nuestra web podrás encontrar un amplio catálogo para todas las edades y economías.
Visítanos: http://latienda.quesepuederegalar.com
Y ahora hay 10 euros de descuento si compras algo de más de 40 euros antes del 12 se Diciembre!

Excelente artículo. Aquí mi aportación sobre China: país emergente económicamente y atávico laboralmente, que dispone de la mayor liquidez del planeta, más de 3,2 billones (con B) de dólares, y al cual está mirando Europa de reojo a ver si nos saca del apuro poniendo algunas perrillas en el fondo de rescate. Los chinos se están haciendo los idem, ya que confían menos en un fondo europeo que en un juguete del 150 fabricado por ellos mismos. El caso es que Europa es su principal cliente y si se arruina se les acabó el invento. Por otro lado vale la pena saber que, sólo en 2010, Europa ha invertido en China 4.900 millones de euros y China en Europa sólo 900... En resumen, que les estamos montando nuestras fábricas (con nuestra tecnología para que la tengan bien a mano para copiarla) en su territorio, para aprovecharnos de la explotación de su mano de obra mientras la nuestra está en paro y así conseguir que su estado se enriquezca para que luego nos tenga que prestar dinero.

Leer más: http://blog.cdelrio.com/2011/12/vocabulario-imprescindible-de-la-crisis.html#ixzz1gDibCU3S

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Heriberto Araujo y Juan Pablo Cardenal son periodistas españoles en China desde 2007 y 2003, respectivamente. Juntos han escrito el libro "La silenciosa conquista china" (disponible ya en español, mientras se traduce a cinco idiomas), una investigación de dos años por 25 países en el mundo en desarrollo para comprender la expansión del gigante asiático y sus consecuencias. Ahora le siguen los pasos también a la irrupción de China en Occidente.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal