Salvador Camarena

La Jornada vs Letras Libres

Por: | 23 de noviembre de 2011

Periodistas enfrentados en la Corte. Dos importantes publicaciones mexicanas, el diario La Jornada y la revista Letras Libres dirimen este miércoles una demanda legal en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. El caso lleva más de siete años y ha polarizado el debate sobre la libertad de expresión en México. A continuación el inicio de sendos textos en donde esos mismos medios explican a sus lectores el litigio. Editorial de La Jornada día 18 noviembre de 2011: “En marzo de 2004, en el texto “Cómplices del terror”, firmado por el entonces subdirector de Letras Libres Fernando García Ramírez y publicado en esa revista que dirige Enrique Krauze, se acusó y calumnió, sin fundamento alguno, a La Jornada de ser cómplice de la “organización terrorista” vasca Euskadi Ta Askatasuna (ETA). Este diario envió a la revista una carta en la que se demandó que probara lo dicho o, en su defecto, se retractara. Letras Libres no aportó prueba alguna, mucho menos se retractó. Ante la gravedad de la acusación, Demos, Desarrollo de Medios, S. A. de C. V., casa editora de La Jornada, presentó una demanda por daño moral en contra de Editorial Vuelta, S. A., a la que pertenece Letras Libres”. (Todo el texto aquí).

Por su parte, el historiador Enrique Krauze, director del mensuario, en su columna del periódico REFORMA apuntaba en junio 12 de este año: “La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha atraído un caso de relevancia para el futuro de la libertad de expresión en México. Se trata de un conflicto entre el periódico La Jornada, dirigido por Carmen Lira, y la revista que dirijo, Letras Libres. La materia del litigio (que ha llevado más de siete años en los tribunales) es un artículo titulado Cómplices del terror publicado en Letras Libres (marzo 2004) y escrito por el entonces subdirector Fernando García Ramírez. El texto denunciaba el tratamiento de La Jornada en torno a la organización terrorista ETA…” (cronología del caso según Letras Libres aquí).

***

El caso de Aerolíneas Argentinas, según tres analistas. El gobierno argentino ha decidido intervenir en la compañía aérea cuyo control retomó en julio de 2008. La medida incluirá revisión de condiciones laborales y cortar algunas rutas internacionales. El hecho ha sido interpretado de manera disímbola. Presento tres artículos editoriales para mostrar qué evaluación hace la prensa de aquel país al respecto. 

Carlos Pagni, en Autocrítica tardía de La Nación, sostiene que "la nueva orientación sorprende por varios motivos. El primero es la demora. El Estado se hizo cargo de Aerolíneas hace tres años y medio, es decir, en julio de 2008. Para esa época la situación ya era escandalosa. Entre su privatización, en 1991, hasta diciembre próximo, la empresa se habrá tragado alrededor de US$ 7000 millones. Casi un millón de dólares por día. La secuencia demuestra que la discusión sobre la propiedad estatal o privada de la compañía es accesoria respecto del debate sobre la racionalidad con que se la conduce. Es cierto, sin embargo, que las gestiones de Julio Alak y de Recalde empeoraron las cosas: ahora la ineficiencia cuesta dos millones de dólares diarios".

Ricardo Roa, en El ajuste le toca a Aerolíneas de Clarín, expone que "admitir la realidad nunca está de más. El punto es que el Gobierno la reconoce en los hechos, no en las palabras. Según el ministro De Vido, “vamos a seguir haciéndonos cargo de Aerolíneas sin dar un paso atrás” ¿Qué relación hay entre no dar un paso atrás y renunciar a rutas y sacarse aviones de encima? También dijo, en tono épico: “El pueblo argentino necesita tener una compañía sana, productiva y rentable”. A confesión de partes, relevo de pruebas: Aerolíneas no reúne, hasta ahora, ninguna de esas tres condiciones.

El diputado Agustín Rossi en Aerolíneas, separando la paja del trigo, Página 12, dice que "lejos de contribuir a mejorar la gestión de la empresa, el conflicto desatado en Aerolíneas Argentinas está siendo aprovechado para reinstalar viejos prejuicios sobre la gestión estatal que pueden generar, más temprano que tarde, efectos negativos para los trabajadores que se dice representar. No es lo mismo representar a trabajadores de una empresa privada con una clara actitud de vaciamiento de Aerolíneas (como lo fue el grupo Marsans) que ser dirigente gremial de trabajadores de una empresa gestionada por un Estado que no duda en disponer de recursos para reducir el déficit operativo, mejorar la calidad de las prestaciones y la situación económica de sus empleados. Los dirigentes gremiales deberían percibir la diferencia a la hora de realizar sus planteos laborales".

***

Felipe González sobre el discurso de la izquierda en Clarín. El ex presidente español dice al diario argentino que en la izquierda hoy "hay más de discurso de hace 25 años que de propuesta para enfrentar unos desafíos para los que está mejor situada, desde el punto de vista de los valores que encarna, que la derecha, el neoconservadurismo, que en parte nos llevó a esta crisis, pero no ha articulado una estrategia de respuesta". La entrevista exclusiva lleva por título La política debe regular al sistema financiero, hacerlo previsible.

***

Más sobre la necesidad de un nuevo enfoque en el combate a las drogas. En The Guardian,en su blog Poverty Matters, Jonathan Glennie expone que es tiempo de que las ONG hablen de drogas: "Es el momento para que las organizaciones internacionales para el desarrollo y los derechos humanos se sumen, con su considerable peso, a la discusión. (…) Si bien podría ser discutible la idea de que hasta hoy el impacto de la guerra en contra de las drogas sólo ha afectado a un puñado de países, por ejemplo Colombia, México, Afganistán y Pakistán (…), el arribo de este tráfico a los países del oeste de África significa que todos deberían despertar ante esta amenaza. (…) Esta campaña para terminar con la prohibición es una carrera en contra del tiempo para salvar a África occidental de un destino peor que el de México".

Por su parte, en el sitio colombiano kienyke.com Margatira Londoño da la bienvenida a la apertura para buscar un nuevo paradigma, mas en su artículo La puntica nomás expone que le "preocupa más que en este debate lleguen a triunfar las posiciones tibias, esas que afirman que lo que hay que legalizar son las drogas suaves. Se parecen a los hombres que para convencer a una mujer que se les resiste, le ofrecen que se controlarán y que solo meterán “la puntica no más”. Eso siempre termina mal porque el “control a medias” no es control, ni es placer. ¡Es pura paja!"

Mañana seguimos Contando América

Hay 4 Comentarios

Todos los secretos para seducir mujeres clickando sobre mi nombre.

¡Extra, extra! Ya hubo fallo de la Suprema Corte en el caso La Jornada contra Letras Libres. Los ministros fallaron (con un solo voto en contra) a favor de Letras Libres.

Solo hay que atisbar en el archivo de La Jornada para constatar como ese diario ha sido, a menudo, apologista de ETA, las FARC, Sendero Luminoso y otros grupos por el estilo. Negarlo es hacerse tonto.

No te molestes, en contarnos nada, Camarena, para leer los medios de desinformación como Clarín y la Nación no hace falta tu interpretación, las leemos directamente.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y locutor de radio. Se ha propuesto hacer de este espacio una red de amigos en el continente.

Eskup

TWITTER

Salvador Camarena

Archivo

abril 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal