Salvador Camarena

Casos que definen una época

Por: | 05 de marzo de 2012

“Podría convertirse en el caso que defina y recuerde una época”. La frase es de Joaquín Morales Solá. El columnista político de La Nación analiza la tragedia ferroviaria del 22 de febrero pasado en la estación Once. Su texto se titula Cómo esconder 51 muertos.

En su parte esencial, Morales Solá expone: “Cristina Kirchner quiere salvar a su gobierno del peor escándalo que se abatió sobre el kirchnerismo: la muerte de 51 argentinos inocentes en Once, forzados a subirse a un tren para cumplir con sus obligaciones. Podría convertirse en el caso que defina y recuerde una época. Le será difícil la salvación de su gobierno cuando un importante sector de la población está mirando la reacción de la Presidenta. La pregunta sin respuesta consiste en saber si todos los poderes del Estado se han contagiado del ensimismamiento de la jerarquía kirchnerista. La ruptura entre gobernantes y gobernados podría estallar, si fuera así, de la peor manera”.

El analista parte de un principio que pareciera obvio de tan elemental: cuando ocurre una tragedia que no es “accidental”, sino que a los pocos días se tienen al alcance del público indicios de negligencia de actores, y de la existencia de factores que explican que el percance pudo haberse evitado o tener consecuencias distintas, cuando todo eso está a mano, tendría que haber consecuencias.

“El conductor del tren no estaba alcoholizado y tenía su celular desactivado. Estas comprobaciones de la Justicia apartan al conductor de la responsabilidad que el Gobierno y los Cirigliano (los concesionarios de los trenes) le quisieron endilgar en los primeros momentos posteriores al choque. Los Cirigliano no merecen que el Gobierno les rescinda el contrato. ¿Qué pasó entonces? Estamos cerca de que la tragedia de Once sea caratulada por la Justicia como un extraño suicidio colectivo”, escribe Morales Solá, y agrega: “¿Quiénes son los responsables? El concesionario que no cumplió con las inversiones de seguridad y el Estado que no lo controló ni lo persiguió”.

Leer el texto del columnista argentino ayuda a repensar lo que pasa en México con el caso del alcalde panista de Monterrey Fernando Larrazábal. A repensar en cuán parecidos son los políticos a la hora de enfrentar (¿o debería escribir “evitar”?) las responsabilidades frente a las tragedias, para nada  accidentales.

Porque a un lector internacional el nombre de Larrazábal apenas si le dirá algo. En cambio, cualquiera recuerda que en el Casino Royale fallecieron 52 personas en agosto 25 de 2011. Tras la tragedia comenzó el juego de declaraciones y reproches en el que cada político quiso esquivar el pago de cualquier costo o responsabilidad de lo que hizo posible que esa tarde fallecieran todas esas personas, la mayoría mujeres. Que quede claro que los asesinos fueron criminales ligados a una red de extorsión, que quisieron dar un “escarmiento” a los dueños del casino para que pagaran una cuota. Pero la pregunta sobre lo que pasó en el Casino Royale en Monterrey, como en el caso argentino con el tren, es en qué condiciones operaban, quién vigilaba lo que ahí pasaba, y, en el caso del casino, si en primer lugar debía estar abierto o clausurado. Y si sí, si contaba con las salidas de emergencia debidas, sancionadas por las autoridades de protección civil del municipio.

El alcalde Larrazábal se vio entonces envuelto en una serie de señalamientos, pues el Congreso del Estado de Nuevo León encontró que no era cierto que en su momento el edil hubiera ordenado cerrar el fatídico casino como él lo aseguraba.

El punto llegó a nivel de crisis cuando se conocieron vídeos donde el hermano del alcalde, de nombre Jonás, aparecía, dentro de un local de apuestas, cobrando lo que unos apuntaron se trataba de extorsiones a operadores de casinos. Larrazábal defendió a su hermano y dijo que en realidad estaba recibiendo el pago por la venta de queso a los casinos.

“Lo que más llama la atención es que insista. Fernando Larrazábal, alcalde panista de Monterrey, no ha dado un solo paso atrás en la increíble (y triste) historia de los quesos. Aunque tiene todo el humor nacional en su contra, él sigue adelante. A lo mucho le ha añadido nuevos elementos y matices a la narración. Jonás también vende mezcal y es parte de la economía informal: difícilmente habrá facturas de sus ventas, en todo caso están las notas del mercado que su mamá le envía con los productos desde Oaxaca. En Monterrey, claro, nadie lo reconoce como comerciante”, escribió al respecto en septiembre del año pasado el periodista Luis Petersen. “Seguramente Larrazábal hace sus cuentas políticas. Sabe que la IP nunca lo defendería y que hay quienes ya lo dan por muerto. Conoce el peso de sus adversarios, pero también sabe que él no sólo es alcalde de Monterrey: es el jefe político del PAN en Nuevo León, le duela a quien le duela. La estructura política que han armado él y su grupo, los miembros que han afiliado al PAN, por la vía que sea, y los espacios ganados en comités partidistas lo convierten en alguien indispensable para cosechar votos neoleoneses en julio próximo”.

Lo que Petersen adelataba ha ocurrido. El hermano de Larrazábal salió de la cárcel libre de la acusación de un casino de que le extorsionaba. Y hoy, ese edil que ha sido símbolo de cómo ante la tragedia nadie paga ni un plato roto salvo las víctimas, es candidato del partido del presidente Felipe Calderón al Congreso mexicano, lo que en este país quiere decir que gozará de protección legal (los legisladores en México cuentan con algo llamado fuero, que hace tremendamente complicado enjuiciarlos) y un muy buen salario durante los próximos tres años.

La designación de Larrazábal ha derivado en una crisis en el panismo de Nuevo León (que amenaza con volverse nacional), pero ante las renuncias de añejos panistas de ese estado, asqueados por una candidatura que consideran insoportable, Larrazábal este domingo declaró retador que “nadie es indispensable”.

Como en lo que respecta al gobierno de la presidenta Cristina Fernández y la tragedia del tren en Once, la candidatura de Larrazábal, y tomando prestadas las palabras de Morales Solá, podría convertirse en México "en el caso que defina y recuerde una época”.

Mañana seguimos Contando América.

Hay 1 Comentarios

Votos Nulos Creadores

Si nuestros votos nulos en las próximas elecciones del 1º de julio de 2012 superan a los de cada candidato podremos aplicar el 39 constitucional mediante un Consejo Ciudadano (CC) en el que ya debemos participar.

ARTICULO 39. LA SOBERANIA NACIONAL RESIDE ESENCIAL Y ORIGINARIAMENTE EN EL PUEBLO. TODO PODER PUBLICO DIMANA DEL PUEBLO Y SE INSTITUYE PARA BENEFICIO DE ESTE. EL PUEBLO TIENE EN TODO TIEMPO EL INALIENABLE DERECHO DE ALTERAR O MODIFICAR LA FORMA DE SU GOBIERNO.

Desempleo, inseguridad, marginación, etc, son originados por la corrupción gubernamental que durante décadas viene impidiendo un mejor desarrollo social.
El principal interés en gobernar radica en sueldazos, gastos pagados y manejo discrecional de los recursos. No en sacar adelante a la nación, convirtiendo a los gobernantes en verdaderos líderes de la delincuencia, por lo que son necesarios:

"Gobernantes electos honorarios y honestos desde 2012. Dispuestos a consensuar sus decisiones y manejo de recursos con un Consejo Ciudadano."
Los gobernantes que no posean empresas u otros ingresos podrán recibir la colaboración voluntaria de las comunidades de su jurisdicción.
Reducción salarial y de prestaciones a altos funcionarios, con sistema de transparencia gobierno-CC, como con funcionarios menores y gobernantes electos.
Gobernantes electos que no estén dispuestos a acatar estas leyes (encaminadas a motivar la democracia participativa, la honestidad y el cooperativismo) y en su caso promulgarlas en el Congreso de la Unión, así como otras iniciativas que puedan emanar del Consejo Ciudadano, serán sustituidos.

Participemos en el CC http://consejo-ciudadano.wikispaces.com/ como ciudadanos voluntarios, independientes y autónomos, para hacer valer nuestros derechos a crear un mundo mejor, anulando nuestros votos.

Algo de lo que podemos hacer de aquí a las elecciones es:
- Promover el nuevo objetivo del voto nulo.
- Invitar a participar en el CC.
- Lograr que en cada casilla electoral del país participe un participante en el CC para que éste pueda realizar su propio conteo de los votos y emitir su propia versión de los resultados.
- Mantener un debate permanente en el CC, particularmente por este medio, para tomar los acuerdos que se vayan requiriendo.

En España los Votos Nulos se redujeron a una manifestación de protesta, pero allá no hay la misma inseguridad y desempleo que en México. Esto es parte de un movimiento mundial encausado por el 15M, y en éste u otro proceso electoral llegaremos a la meta, organizando el Consejo Ciudadano a nivel global, que consolidará la Democracia Real o gobierno del pueblo.
http://twitter.com/CAMBIO_POLITICO

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es periodista y locutor de radio. Se ha propuesto hacer de este espacio una red de amigos en el continente.

Eskup

TWITTER

Salvador Camarena

Archivo

abril 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal