Javier Valenzuela

El Gran Hermano también puede tener ojos rasgados

Por: | 29 de noviembre de 2011


TheScarecrecrow.MichaelConnelly.2009Con el título “La oscuridad de los sueños”, la editorial Roca publicó el pasado octubre la versión en castellano de The Scarecrow, una de las últimas novelas del ex periodista y hoy autor estadounidense de bestseller negros Michael Conelly. El libro me entretuvo por dos razones. La primera es que describe de modo muy realista cómo los grandes diarios, en este caso Los Angeles Times, se van desprendiendo de sólidos y veteranos reporteros por la sencilla razón de que salen caros, para sustituirlos por jóvenes que no despegan la mirada de las pantallas conectadas a Internet y cobran cuatro perras. La segunda es que plantea de modo pionero el inmenso poder que sobre todos nosotros pueden tener los genios de la informática, en este caso el jefe de una empresa especializada en la protección de datos digitales de grandes firmas norteamericanas. A esto alude el mucho más acertado título en inglés de la obra: el scarecrow, el espantapájaros, el que se encarga de detectar y combatir los ataques ciberespaciales.

       La novela de Conelly me ha venido a la memoria al leer en la web de NPR, la radio nacional pública de Estados Unidos (sí, la hay, y de excelente calidad), el testimonio de Ken Lieberthal, un estadounidense que viaja con frecuencia a China por razones de trabajo. Cuenta Lieberthal que al gigante asiático se lleva un portátil y un lápiz USB completamente vírgenes, a los que desconecta las posibilidades de conexión por WI-FI o Bluetooth. Una vez allí, jamás enlaza de modo inalámbrico con Internet y hasta tapa el teclado cuando está introduciendo contraseñas, tal y como se nos recomienda hacer en los cajeros automáticos. En cuanto a su BlackBerry, no la pierde nunca de vista.       

        La razón de tal actitud es el temor al espionaje chino, más concretamente al ciberespionaje.  China, informa NPR, está haciendo un uso intenso del ciberespionaje de los particulares y las empresas con los que tiene tratos. Y no sólo los que se desplazan a ese país;  sus hackers o cibertopos son muy efectivos en las largas distancias. Los chinos están particularmente interesados en informaciones relacionadas con las nuevas tecnologías, las telecomunicaciones y el armamento. No obstante, su voracidad es insaciable y, gracias al pirateo en el ciberespacio, han llegado a copiar diseños de industrias del mueble norteamericanas.

       Las fuentes citadas por NPR aclaran que China no es el único país que hace esto (el ciberespionaje norteamericano, más especializado en lo político, lo militar y lo relativo a la seguridad, sigue siendo el primer Gran Hermano global), pero sí uno de los más activos. Hasta el punto de que el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Rogers, un ex agente del FBI, va a proponer estos días medidas para proteger a su país de los ciberataques chinos. Calcula que los robos de propiedad intelectual le cuestan a Estados Unidos miles de millones de dólares. Por su parte, la embajada china en Washington asegura que la ciberpiratería es un fenómeno universal y que estas acusaciones son otro intento de “satanizar” a su país.

InformeCiberespionajeAEstadosUnidos
        La disputa se está calentando este otoño. The Financial Times publicó el pasado octubre una información según la cual una empresa china de tecnología era en realidad una tapadera de una cibermilicia del Ejército Rojo. Ese mismo mes, la Oficina de Contrainteligencia Nacional de Estados Unidos difundió un informe acusando a Rusia y China de usar el ciberespacio para robar secretos económicos norteamericanos.

        En cuanto a la BlackBerry, cabe recordar también el nuevo giro del asunto DSK. El periodista Edward Epstein acaba de publicar en The New York Review of Books un artículo en el que asegura que la BlackBerry de Strauss-Kahn fue pirateada primero para desaparecer después. También ha descrito una escena supuestamente grabada en video en la que dos empleados del Sofitel neoyorquino bailaban de contento al saber que la camarera  Nafissatou Diallo había acusado de agresión sexual al entonces patrón del Fondo Monetario Internacional. Aunque no me han hecho cambiar un ápice mi negativa opinión sobre el personaje, estas supuestas revelaciones han resucitado las teorías conspirativas de los incondicionales de DSK.

        Pero esa es otra historia. Volviendo a la novela de Connelly y a la información sobre el ciberespionaje chino, cabe concluir que no se insistirá nunca lo suficiente en la conveniencia de no decir o escribir inconveniencias en estos tiempos en los que todos vivimos en una jaula de cristal.

ElCasoMao

P.S. Ocasión habrá de comentar la obra de Qiu Xiaolong, escritor chino instalado en Estados Unidos y creador del personaje del inspector jefe Chen Cao. Tusquets publica sus libros en España. El caso Mao, aparecido este año en castellano, es un buen aperitivo.

Hay 10 Comentarios

pues uno ya no puede estar exento de espionaje, joder!

Dudo q los chinos tengan tanto poder para espiar como los americanos.pero bueno estarán haciéndolo que acen siempre, copiar.jajajajajaj

En breve ,cuando se le otorgue a China el estatus de "economía de mercado" en la OMC, a cambio de seguir financiando el pozo sin fondo del gasto público en Occidente, ya no necesitarán hacer ningún tipo de espionaje industrial, comprarán la empresa mediante una OPA hostil y punto ( que por cierto les saldrá baratita, tal y como van las bolsas )

Pues si que parece interesante, habrá que echarle un ojillo

No hay que ir tan lejos. Hace unos meses, por aviso del CNI, se expulsó de una empresa española puntera en desarrollo de energía eólica, a unos supuestos 'estudiantes' chinos que hacían unas 'prácticas'...

Que buena titular con matices racistas por centrar en caracteristicas fisicas. Y sin referencia en el texto ni de Javier Valencia o el libro de Michael Connelly, que he leido en ingles. Solo por los cultos de El Pais.
No me habla de PC, la palabra es respeto.

Ah… muy bueno el libro de Conelly, y lo que acabas de comentar sobre el robo intelectual de los USA. Lo que los chinos no saben es que los gringos-ciber van diez veces delante de ellos, es decir los dejan robar a gusto lo que quieran, cosas de menor logística, públicos y cosas de empresas privadas, mientras por otra, ellos protegen lo más importante de su tecnología, información donde ni aire que respiramos entra o sale sin ser detectado… es más, los USA posee en estos momento un gusano-similar al que atacó a la planta nuclear iraní, pero diez veces más poderoso localizado en cinco puntos estratégicos alrededor del planeta- que puede paralizar la función cibernética a nivel global y sin afectarles a los suyos… también sabe de dónde vienen los ataques con funcionalidad de mapa y menos de cinco minutos hacer la denuncia al aparato de Seguridad Nacional y todo eso sin necesidad de robarle nada a nadie.


Los chinos van rápido en su ascenso geopolítico de manera que es natural que también lo hagan otras naciones, especialmente gringolandia….

no tiee mala pinta este libro...a mi al menos me han entrado ganas de leerlo...en cuanto tenga un poco de tiempo libre lo haré jeje. Saludos!!

Manda carallo que los americanos acusen de esto a los chinos cuando ellos con sus satelites pueden escuchar todas nuestras conversaciones por telefono o seguir todos nuestros movimientos en Internet!!!

Todos los secretos para seducir mujeres clickando sobre mi nombre.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Con más de treinta años de periodismo a sus espaldas, ha sido, entre otras cosas, corresponsal de El País en Beirut, Rabat, París y Washington y director adjunto de este periódico; también director general de Información Internacional en La Moncloa. Tiene siete libros publicados, trabaja como analista y reportero en El País y colabora como tertuliano en programas de radio y televisión. Es un lector voraz de literatura policíaca y de espionaje.

Entrevista Digital

Se cumple el primer aniversario de la Primavera Árabe, y Javier Valenzuela la analiza en su nuevo libro, Crónica del nuevo Oriente Próximo (Catarata), del que charló con los internautas el miércoles, 01 de Febrero de 2012 de 13:00 a 14:00

Eskup

Nuevo libro

Crónica del nuevo Oriente Próximo

Crónica del nuevo Oriente Próximo (Catarata, 2012) es el último de los siete libros publicados por Javier Valenzuela. En su primera parte, el autor propone las claves de la Primavera Árabe, desde la revolución del jazmín tunecina a las victorias de los islamistas en las primeras elecciones libres en Túnez, Marruecos y Egipto, pasando por la sangrienta represión en Siria. En la segunda, una recopilación de sus reportajes de los últimos 25 años en Turquía, Siria, Palestina, la Península Arábiga e Irán, se ofrecen pistas para comprender las nuevas realidades geopolíticas de la zona.

Con anterioridad, Javier Valenzuela ha publicado Usted puede ser tertuliano (Península, 2011), De Tánger al Nilo (Catarata, 2011), Viajando con ZP(Debate, 2007), España en el punto de mira (Temas de Hoy, 2002), La última frontera (Temas de Hoy, 1996) y El Partido de Dios (El País-Aguilar, 1989).

Archivo

noviembre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal