Javier Valenzuela

Pista neonazi en los asesinatos en el sur de Francia

Por: | 19 de marzo de 2012

Toulouse
El asesino que hoy ha matado a tres niños y un profesor en una escuela judía en Toulouse es el mismo que el que, en dos incidentes separados, acabó con la vida de tres soldados de origen magrebí en Toulouse y Montauban los pasados días 11 y 15 de marzo. La Policía francesa no tiene dudas: el arma -una pistola automática del calibre 11,43 mm- y la motocicleta –una Yamaha T-MAX robada en Toulouse hace más de una semana- utilizadas en todas estas agresiones son las mismas.

     La frialdad, rápidez y precisión de sus actuaciones apuntan a un “profesional”: un miembro o ex miembro de fuerzas policiales o militares o un miembro o ex miembro del crimen organizado. El carácter antisemita del atentado de hoy en la escuela de Toulouse parece confirmar lo que Francia no se atrevía a enunciar en voz alta la pasada semana tras los asesinatos de los tres militares de origen magrebí: el tirador de la motocicleta parece actuar motivado por sentimientos racistas.

      Profesionalidad y odio serían, pues, los elementos del primer retrato robot de urgencia con que trabajan los investigadores de esta serie de crímenes que sacuden el sur de Francia.     NeoNazis.LeCanardEnchaine.2

     En su edición digital, el semanario Le Point va más lejos e informa de que, entre los primeros sospechosos identificables, figuran tres soldados de ideas neonazis despedidos del 17 Regimiento de Paracaidistas en 2008. Eran tipos rapados y musculosos que se hacían fotos saludando con el brazo extendido tras una bandera con la cruz gamada. Le Canard Enchaîné publicó en su momento una de esas imágenes.

      No hay certezas, por supuesto. Los investigadores insisten en señalar que no descartan ninguna hipótesis.

    La pasada semana, tras los asesinatos de los tres soldados en Toulouse y Mauntaban, fuentes del Ejército francés manifestaron que cualquiera de las posibilidades que podían barajarse para explicarlos era incómoda para esa institución. Lo era un posible ajuste de cuentas internos, lo era una motivación antimilitarista y lo era aún más una actuación racista. Ya entonces se evocaba que el asesino pudiera ser un veterano de alguna unidad de comandos o paracaidistas al que se le hubiera ido la olla.

     MatanzaEscuelaJudíaToulouseEl particularmente repugnante atentado de hoy siembra graves dudas sobre la eficacia del plan de protección de edificios de la comunidad judía francesa puesto en pie por el Gobierno desde 2005, tras una serie de actos antisemitas. Rejas, barreras, cámaras de vigilancia, sistemas de alarma, puertas blindadas y presencia física de policías o agentes de empresas privadas de seguridad debían proteger sinagogas, escuelas y asociaciones comunitarias en todo el territorio francés.

       De confirmarse una motivación racista en el  serial killer buscado ahora por la Policía francesa, este país se añadiría a la lista de los que en los últimos tiempos han padecido en sus carnes la violencia antisemita, islamófoba y xenófoba en Europa, una lacra en ascenso cuando aún no se ha desvanecido en el continente la amenaza yihadista.

      En la segunda mitad del pasado año, tres episodios protagonizados por la ultraderecha estremecieron Europa. En julio, en dos operaciones terroristas consecutivas, el ultraderechista Anders Behring Breivik mató en Noruega a 77 personas. A mediados de noviembre, Alemania descubrió que un trío neonazi de asesinos en serie de inmigrantes turcos llevaba una década actuando en ese país sin que la Policía y los servicios de inteligencia se hubieran dado por enterados. Se le atribuyen al menos diez asesinatos,dos atentados con bombas y más de catorce atracos. El 13 de diciembre, Gianluca Casseri, un extremista de derecha italiano, mató con un revólver Magnum 357 a dos vendedores ambulantes senegaleses e hirió gravemente a otros tres en dos mercados diferentes de la ciudad de Florencia, tras lo cual se suicidó.

       Dominique Sopo, presidente de SOS Racisme (Francia), ha declarado hoy: "Las autoridades no pueden ignorar esta realidad: podria ser que en 2012, en nuestro país, una persona esté cometiendo crimenes racistas a sangre fría".

Hay 31 Comentarios

No cabe la menor duda: la extrema derecha retorna al centro de la escena política europea, y, por lo que en el artículo se recuerda oportunamente, en algunos casos con la connivencia de los servicios secretos y de la policía. El sistema, como siempre, fracasa cuando se trata de apresar a quienes, sin confesarlo explícitamente, lo apuntalan y defienden. Horrible.

Como es (presumiblemente) un terrorista neofascista entonces se le ha ido la olla; si fuese un terrorista islámico entonces sería un peligroso integrista religioso. El Club de Periodistas Objetivos ya sabe a quien darle el premio del mes.

Se dice en un articulo de la BBC en la red que testigos de anteriores asesinatos dicen que es un tipo bajo y gordo y incluso le han visto algun tatuaje- lo mismo es de estos borrables y se ha puesto unos cojines en la tripa para camuflarse- . Lo de bajo es ya mas dificil de camuflar aunque podria llevar alzas en la vida real para disimularlo . Tambien se dice que fue profusamente filmado en el atentado del cajero automatico

El hecho de que unos días antes, el mismo asesino actuara matando a 3 personas y el horrible objetivo de su acción de hoy (un colegio donde van hijos de "su odiado enemigo") no hacen más que traerme recuerdos del atentado de otro "flipao" de extrema derecha, el cual por cierto estaba conectado con más de una red ultra. ¿Caso aislado de un perturbado, o acciones coordinadas y muy estudiadas de "celulas terroristas ultra"? Espero estar equivocado, pero cada vez me decanto más por la segunda explicación

Locos? De verdad? Estos cabrones son muy conscientes de lo que han hecho. No van guiados por la locura sino por el racismo, la xenofobia, la intolerancia, ... así que a ver si dejan de tratar estos casos, prensa incluída, como acciones aisladas de un loco y se ponen a investigar de verdad. Lamentable, pobres niñas y pobre hombre, me importa un bledo el origen, creencia o color.

Deplorable estos hechos, http://economia-eficiente.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Con más de treinta años de periodismo a sus espaldas, ha sido, entre otras cosas, corresponsal de El País en Beirut, Rabat, París y Washington y director adjunto de este periódico; también director general de Información Internacional en La Moncloa. Tiene siete libros publicados, trabaja como analista y reportero en El País y colabora como tertuliano en programas de radio y televisión. Es un lector voraz de literatura policíaca y de espionaje.

Entrevista Digital

Se cumple el primer aniversario de la Primavera Árabe, y Javier Valenzuela la analiza en su nuevo libro, Crónica del nuevo Oriente Próximo (Catarata), del que charló con los internautas el miércoles, 01 de Febrero de 2012 de 13:00 a 14:00

Eskup

Nuevo libro

Crónica del nuevo Oriente Próximo

Crónica del nuevo Oriente Próximo (Catarata, 2012) es el último de los siete libros publicados por Javier Valenzuela. En su primera parte, el autor propone las claves de la Primavera Árabe, desde la revolución del jazmín tunecina a las victorias de los islamistas en las primeras elecciones libres en Túnez, Marruecos y Egipto, pasando por la sangrienta represión en Siria. En la segunda, una recopilación de sus reportajes de los últimos 25 años en Turquía, Siria, Palestina, la Península Arábiga e Irán, se ofrecen pistas para comprender las nuevas realidades geopolíticas de la zona.

Con anterioridad, Javier Valenzuela ha publicado Usted puede ser tertuliano (Península, 2011), De Tánger al Nilo (Catarata, 2011), Viajando con ZP(Debate, 2007), España en el punto de mira (Temas de Hoy, 2002), La última frontera (Temas de Hoy, 1996) y El Partido de Dios (El País-Aguilar, 1989).

Archivo

noviembre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal