Javier Valenzuela

Obamacare: la pifia de CNN y Fox

Por: | 29 de junio de 2012

Truman-obama-parody
Mi padre era periodista y también lo fue mi padrino. Les tocaron malas cartas, los tiempos del franquismo, pero aún así intentaron ejercer su profesión con la mayor dignidad posible. Décadas después, muchos de sus consejos me siguen pareciendo muy válidos, más válidos, de hecho, que nunca. Por ejemplo, aquel que afirma que más vale dar tarde una noticia que dar una noticia falsa.

    La búsqueda de la mayor rapidez posible a la hora de comunicar una información relevante es consustancial al periodismo, no un invento de la radio, la televisión o Internet. Los reporteros de las agencias de noticias y los diarios impresos ya se afanaban en el siglo XIX por ser los primeros en transmitir a sus clientes o lectores las novedades que podían interesarles. La radio, la televisión e Internet son tan solo medios que, sucesivamente, han ido haciendo posible una mayor velocidad en la transmisión de la información, incluso la instantaneidad en el caso del directo.

      Cnn-screen-grab.TheGuardianViene esto a cuento de la monumental metedura de pata de CNN, el jueves 28 de junio, al proclamar que el Tribunal Supremo de Estados Unidos había rechazado la reforma de la sanidad del presidente Obama, lo que los norteamericanos llaman Obamacare. La cadena televisiva de noticias estaba cubriendo en directo la sentencia del Supremo cuando una de sus reporteras interrumpió para dar la breaking news de que el tribunal declaraba inconstitucional la pieza principal de la reforma de Obama. “Qué momento dramático”, exclamó a continuación el veterano Wolf Blitzer para comenzar a especular sobre lo que este fracaso podría suponer para la presidencia del político afroamericano.

     Este error fue difundido de inmediato en la página web de CNN, su cuenta en Twitter y su aplicación para iPhone.

     Pero resultó que no era así, resultó que Obama obtenía, aunque por una votación muy estrecha, el respaldo del tribunal a su reforma sanitaria y con ello una victoria de alcance histórico para los 30 millones de estadounidenses sin seguro médico

   Truman_dewey_chicago_tribune.1948 El diario online salom.com ha reproducido una divertida imagen en la que se ve a Obama exhibiendo sonriente una tableta digital en la que CNN anuncia equivocadamente el fracaso de su reforma. Es una adaptación satírica de una foto del año 1948 en la que se ve a Harry Truman con la portada del diario Chicago Tribune que proclama que ha sido derrotado en las presidenciales por su rival republicano Dewey. No fue así y Truman se permitió el enorme gustazo de exhibir esa portada una vez que fue confirmada su victoria.

     Compré una reproducción de la foto de Truman en el Newseum de Washington, en los tiempos en que viví allí como corresponsal de EL PAÍS. Desde entonces ocupa un lugar privilegiado en todos los despachos en los que trabajo. Me sirve de cura de humildad (los periodistas podemos meter la pata muy profundamente) y de recordatorio de que toda cautela en este oficio nunca es poca. Los americanos le llaman check and double check, comprueba y vuelve a comprobar, pero CNN no lo hizo el jueves, se tiró de cabeza a una piscina vacía.

      

    El principal capital del periodismo es la credibilidad. Nuestro público supone que lo que decimos es cierto, ha sido comprobado con la mayor exhaustividad posible. Traicionar ese depósito de confianza construido a lo largo de años en aras de una vanidad tan volátil como pretender dar una noticia segundos o minutos antes que los demás es altamente peligroso.

    El artículo de Alex Pareene en salom.com se titula CNN can´t even do breaking news anymore (CNN ya ni puede dar noticias exclusivas). Es una excelente reflexión. No sólo sobre los riesgos de las prisas, sino sobre la agenda de los medios de comunicación. Señala, por ejemplo, que la primera reacción de CNN a la falsa noticia fue preguntarse qué supondría para el presidente y para el Partido Demócrata, o sea para la clase política, en vez de preguntarse qué significaría para la gente normal, empezando por los enfermos.

    Pareene recuerda la crisis de credibilidad y pérdida de audiencia en la que lleva años sumergida CNN, que fue la pionera a comienzos de los 1990 de la información televisiva permanente por satélite.

FoxNews

     CNN, que, faltaría más, corrigió lo antes posible el error y pidió disculpas, no fue la única cadena televisiva que la pifió. La ultraconservadora Fox News también dio la falsa noticia de que el Supremo tumbaba la ley de Obama, fruto de una lectura mala y apresurada de un coscorrón secundario que le propina la sentencia. En el caso de Fox, por supuesto, hubo, además, un aullido de contento.

PS del 3 de julio de 2012. The Daily Beast trata hoy de este asunto en el artículo de Michael Medved titulado Blown Calls on Obamacare Verdict Remind Us That Media Errors Can Actually Change News.

Hay 16 Comentarios

No me gusta los medios de Estados Unidos, no hay ni centro ni izquierda, prefiero The Guardian, La BBC aunque si tengo que leer un periódico americano me quedo con The Huffington Post.

Eso le pasa a CNN por jalamecates...bien hecho plátano jecho. Y Obama se los vaciló...qué bueno!!!

Felicitaciones por el slogan de su padre: Dar una noticia tarde es mejor que una mentira. CNN y sus anclas son espcialistas en dar noticias falsas. La única verdad que han dicho fue cuando anunciaron que Al gore había ganado la presidente de EE.UU. de resto solo son noticias para los que las quiere ver u oir.

Las falsas noticias para vender mas prensa es propio de mentes enfermizas, impulsadas por el odio, y en especial por la envidia al adversario. La CNN norteamericana no es una excepción. Lo que merecen esos traficantes de mentiras es una buena patada por el trasero. Mi enhorabuena a Obama por haber logrado un nuevo horizonte social en su país, infectado de un radical egocentrismo de minorías privilegiadas.

Sin duda lo de CNN es peligroso, esas patas que se meten por el dogma de la rapidez y ser el primero, etc. Pero más preocupante me parece lo que ocurre en España (y digo en España porque he vivido en varios países y no lo he visto en ninguno): diarios que publican información, o manifiestamente falsa, o sesgada, o que creen que, con determinado curso de los acontecimiento, serán verdad. El titular de hipótesis como si fueran noticias. El carrusel de supuestos policias científicos que, no sé sabe por qué, se coordinan con ETA para quitarles la responsabilida de atentados, forenses y fiscales que supuestamente destruyen trenes porque son prueba del delito... Y cuando se muestra (por sentencias, investigaciones, etc.) que no mienten o han metido la pata, siguen empeñados en que no, e insisten, y no es que no se disculpan, es que se sienten víctimas, héroes que luchan contra una maquinaria poderosa, etc... La locura vende periódicos, y se contagia. En España hemos estado desde 2004 leyendo a diario cosas escandalosas, y nadie ha respondido de eso.

Y, como muy bien recuerdas, el periodista tiene una responsabilidad enorme. Algún día habrá que hablar del tremendo daño que ha creado a la convivencia la irresponsabilidad periodística de la derecha mediática durante los años de ZP, con El Mundo en el papel de poli bueno, y Libertaddigital, Intereconomía y COPE en la de matones.

Felicidades a Obama y sobre todo a los millones de americanos que se van a beneficiar de esta ley declarada constitucional por la Suprema Corte.

Gracias Obama, mereces ser reelegido.

Seguro que a partir de ahora todo esto lo superará la RTVE "reconquistada" por el PP.

Nunca se me olvidará un terrible día en el que se produjo un antentado en Bikaia. Yo era entonces responsable en Bilbao de un periódico con sede central en Madrid. Había envíado a un reportero y tenía varias emisoras locales que transmitía en directo. La víctima resultó herida de gravedad y así se lo comuniqué al jefe de la web. No me hizo caso a pesar de repetir que estábamos allí y colgó en la we que había fallecido. Creo que lo oyó en alguna radio o lo leyó en alguna agencia. No fue el único medio. Lo quitó media hora más tarde. Cuando le recreminé, ante mi asombro, el estúpido de él seguía manteniendo que había hecho bien. que era mejor equivocarse (AUNQUE FUERA DANDO POR MUERTO A ALGUIEN) pero ser los primeros. E intentó darme de paso una lección. Me pareció terrible. Nno daba crédito. Seguro que le ha ido bien.

No me queda clara la importancia PERIODÍSTICA de la rapidez. Periodísticamente, es importante no dar una noticia a destiempo, lo que no es lo mismo. ¿Qué hubiera cambiado informar del fallo diez minutos o una hora más tarde?
Tampoco tengo claro que sea importante económicamente, que siendo más rápido que la competencia un medio se quede con su audiencia.

Nunca me ha gustado CNN, oficialista en política internacional, propaganda USA.Fox es la madre de todas las Intereconomías, un panfleto ultra. Prefiro la clásica BBC inglesa de toda la vida y la más joven Al Jazeera English. Esta ultima tiene buenas app para iPhone y Ipad

Esto deberían enseñarlo el primer día de periodismo. Muy bueno!

Creo, por lo menos en mi caso, que es prioritaria la veracidad a la rapidez. Claro está, que si se cumplen los dos requisitos, mejor. Difícil supongo para el periodista.

Gracias, Javier, por poner a la prensa por una vez en la crónica negra. De acuerdo contigo, las prisas son malas consejeras como decían nuestros mayores

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Con más de treinta años de periodismo a sus espaldas, ha sido, entre otras cosas, corresponsal de El País en Beirut, Rabat, París y Washington y director adjunto de este periódico; también director general de Información Internacional en La Moncloa. Tiene siete libros publicados, trabaja como analista y reportero en El País y colabora como tertuliano en programas de radio y televisión. Es un lector voraz de literatura policíaca y de espionaje.

Entrevista Digital

Se cumple el primer aniversario de la Primavera Árabe, y Javier Valenzuela la analiza en su nuevo libro, Crónica del nuevo Oriente Próximo (Catarata), del que charló con los internautas el miércoles, 01 de Febrero de 2012 de 13:00 a 14:00

Eskup

Nuevo libro

Crónica del nuevo Oriente Próximo

Crónica del nuevo Oriente Próximo (Catarata, 2012) es el último de los siete libros publicados por Javier Valenzuela. En su primera parte, el autor propone las claves de la Primavera Árabe, desde la revolución del jazmín tunecina a las victorias de los islamistas en las primeras elecciones libres en Túnez, Marruecos y Egipto, pasando por la sangrienta represión en Siria. En la segunda, una recopilación de sus reportajes de los últimos 25 años en Turquía, Siria, Palestina, la Península Arábiga e Irán, se ofrecen pistas para comprender las nuevas realidades geopolíticas de la zona.

Con anterioridad, Javier Valenzuela ha publicado Usted puede ser tertuliano (Península, 2011), De Tánger al Nilo (Catarata, 2011), Viajando con ZP(Debate, 2007), España en el punto de mira (Temas de Hoy, 2002), La última frontera (Temas de Hoy, 1996) y El Partido de Dios (El País-Aguilar, 1989).

Archivo

noviembre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal