Javier Valenzuela

Virus Flame: la primera bomba atómica de la ciberguerra

Por: | 07 de junio de 2012

Flame-virus
En 2010, Richard A. Clarke, que fue jefe de los servicios antiterroristas de Estados Unidos con Bill Clinton y George W. Bush, publicó un ensayo titulado Cyber War (Ariel lo editó en castellano en 2011 con el título Guerra en la red). Así lo reseñó, muy críticamente, la revista Wired: “Encontrarán aquí el Libro de las Revelaciones vuelto a escribir para la era de Internet, con el fin de los tiempos anunciado por los Cuatro Caballos Troyanos del Apocalipsis”.

    Cyberwar_clarkePues bien, ¿ha comenzado ya esa III Guerra Mundial en el ciberespacio que llevan años profetizando gurús como Clarke y para la que se preparan potencias como Estados Unidos, Israel, Rusia y China? Incluso teniendo la voluntad de no ser apocalíptico, el reciente descubrimiento del maligno virus informático Flame (Worm.Win32.Flame) parece indicar que estamos en las primeras escaramuzas de tal conflicto.

   El Flame, según informa Douglas Rushkoff  en su artículo The cyberwar may be headed to your computer, en CNN, "tiene todos los indicios de constituir un ciberataque maquinado por un Estado nación: es poderoso y complejo y apunta directamente a una zona caliente, Irán". Su objetivo parece ser sabotear el programa nuclear iraní, pero en los pocos días que lleva bautizado ha provocado un intense debate entre los especialistas sobre la posibilidad de que se convierta en una peste incontrolable que termine afectando a servicios civiles nacionales enteros como redes eléctricas, industrias energéticas, redes bancarias o sistemas de tráfico aéreo.

Cyberwar

   El miércoles 6 de mayo, el descubridor del Flame, el cazavirus ruso Eugene Kaspersky, declaró durante una conferencia en Tel Aviv a la que también asistió el ministro de Defensa israelí Ehud Barak, que la comunidad internacional debería comenzar a pensar en cómo prohibir el uso de la ciberguerra, del mismo modo que en su día fueron prohibidas las armas químicas y biológicas.

   Estamos, anunció Kaspersky, ante una peligrosísima caja de Pandora. "Esto", dijo literalmente, "no es ciberguerra, esto es ciberterrorismo, y me temo que es sólo el principio del juego, me temo que esto podría ser el fin del mundo tal como lo conocemos. Estoy asustado, créanme".

   CNN_Informa_FlameFlame es muy sofisticado, es toda una conjunción de programas –“el Microsoft Office del malware”, le llama Rushkoff- que realiza múltiples tareas de espionaje y sabotaje: graba conversaciones, permite control remoto del ordenador, tiene Bluetooth que se adueña de los teléfonos móviles próximos, copia y transmite datos a distancia, se va actualizando, es indetectable por los antivirus hoy existentes...  Supone, según los expertos, el arma más maligna jamás inventada hasta ahora en la ciberguerra.

   Al igual que lo es de la guerra de los drones contra los yihadistas, Obama se ha ido convirtiendo en un entusiasta de la ciberguerra secreta a la hora de lidiar con el programa nuclear iraní, según  informa The New York Times (Obama Order Sped Up Wave of Cyberattacks Against Iran).

    La guerrilla cibernética contra Irán comenzó durante la presidencia del segundo Bush y en ella colaboran Estados Unidos e Israel. Su primer producto, el virus Stuxnet, perturbó seriamente las instalaciones nucleares iraníes a fines de la pasada década. Al ser descubierto en el verano de 2010 -se fugó a Internet desde la planta iraní de Natanz-, Obama expresó su preocupación. Dijo temer que la conversión de Estados Unidos en un musculoso hacker con bandera nacional terminara justificando política y moralmente ciberataques contra ese mismo país. No obstante, sus dudas se desvanecieron pronto y terminó aprobando la continuidad de ese forma de pelea, que, según The New York Times, es conocida en la Casa Blanca, el Pentágono y la CIA como Olimpic Games.

Time.CyberWar

     Al Stuxnet parece haberle seguido el recién descubierto Flame. Por supuesto, Estados Unidos no reconoce oficialmente ninguna relación con estos virus informáticos –cincuenta veces más complejos y pesados que los habituales- que minan el programa nuclear iraní. Tampoco Israel. Aunque, preguntado sobre la posible relación de su país con este malware, el viceprimer ministro Moshe Ya'alon declaró recientemente: “Israel está bendecido por la alta tecnología”.

    NewsMax.CyberWarEl organismo iraní dedicado a la lucha contra el ciberespionaje y la ciberguerra (CERT en sus siglas en inglés) anunció la pasada semana que había localizado el Flame. Llevaba dos años infectando sus ordenadores sin ser detectado por ningún antivirus. El descubrimiento fue obra del laboratorio especializado que dirige en Moscú el ruso Eugene Kaspersky

   La polémica desatada por el descubrimiento de Flame tiene dimensión mundial. Douglas Rushkof ha formulado la pregunta clave: “¿Cómo puede impedirse que programas malignos como el Flame pueden ser usados contra poblaciones civiles o incluso por poblaciones civiles? (...) Las mismas tecnologías que permiten a Estados Unidos e Israel zancadillear el programa nuclear iraní puedan permitir, por ejemplo, a sindicatos del crimen de Europa del Este interferir en la actividad bancaria de cualquiera de nosotros”.

  GuerraEnLaRed.ClarkeEl Flame, según Karspersky, es “un bumerang cibernético que puede volverse contra sus autores”. El miércoles, en Tel Aviv, el descubridor de este virus nombró a Estados Unidos, Gran Bretaña, Israel, China, Rusia, India, Japón y Rumanía como los países de donde podría proceder esta acción pirata, pero se negó a ser más concreto. Fue, en cambio, rotundo al afirmar que los gobiernos sensatos deberían comenzar a cooperar para detener este tipo de ataques, al igual que lo han hecho -o al menos lo han intentado- con las armas nucleares, biológicas y químicas.

  Tras el descubrimiento de Flame, Microsoft, a través de su director de seguridad, Mike Reavey, ha informado que se ve obligado a reforzar la seguridad en todos sus sistemas operativos y programas de Windows.

PS del 8 de junio de 2012. Tan solo la Fuerza Aérea de Estados Unidos ya cuenta con 7.000 ciberguerreros en bases de Texas y Georgia, según The New Yorker. ¿Cuántos más habrá en otros departamentos del Pentágono, la CIA y otros órganos del Gobierno federal estadounidense?

PS del 25 de junio de 2012. Nuevo artículo sobre los riesgos de la ciberguerra desencadenada por Estados Unidos e Israel con Stuxnet y Flame en The New York Times: A Weapon We Can´t Control.

Hay 32 Comentarios

Dice la sabiduría del Veda.... el cuchillo sirve para cortar el alimento y también para matar. Es decir, en si mismo. no es ni bueno ni malo, depende del uso que se haga de ese instrumento. Luego, no hay nada que temer acerca de la alarma del terrible cuchillo, ya que todo mal revierte sobre su propio creador.

Que buen articulo

Los mismos grandes Estados que criminalizan las descargas como piratería inventan virus informáticos monstruosos para piratear los sistemas de sus enemigos. Si esto no es doble rasero -nada para la gente, todo para los poderosos- que vengan Bill Gates y Steve Jobs y lo vean.

No estoy de acuerdo con eso de que "se puede llevar por delante los sistemas, no las vidas". Imágina lo que podría pasar si el virus acaba en las centrales eléctricas de cualquier ciudad accidentes de tráfico por falta de semaforos y luz, accidentes de cualquier tipo por las calles y sabe Dios que otras cosas... ¿Y si llega a los hospitales? No podrían encender los generadores de emergencia ya que la red informática no funcionaría y con ello moriría mucha gente...
Esto es un arma como cualquier otra, capaz de matar y causar el caos, con la diferencia de poder ser utilizada a miles de kilómetros de distancia.

Cada tanto aparecen noticias superalarmistas. Todos los años hay un fin del mundo cerca. Como queda poco para el próximo fin del mundo el 21 de Diciembre del 2012, hay que buscar el siguiente. Como los malos van muriendo de poco por diversos motivos, hay que buscar nuevos malos. Siempre habrá malos, y motivos que la gente no puede comprender para atacar, matar, robar por el bien de la humanidad (de una parte de la humanidad) que al final son 10 personas que hacen rica con esto. Lo del virus, si bueno... habrán tantos intentando hacer el super virus... pero llegará super kasper y lo resolverá. Seguro que aumentaron sus ventas. En fin amigos, tampoco le hagan mucho caso a esto, porque sino el virus es justamente hacer caso con demasiado ímpetu a estas cosas. Algunos por vender un libro, hacen o dicen cualquier cosa. Ni les digo por un software. Ustedes no se preocupen, aparecerá en poco tiempo un super antivirus que detecta y mata flame... y listo. Aparecerá otro fin del mundo que será un planeta, un asteroide, un virus proveniente de un cerdo, o un virus letal que emergio del centro de la tierra a través de un volcán, o simplemente un cambio climático bestial. O todo a la vez. Pero lo que esta seguro es que nadie, nadie, sabe cuando va a ocurrir. Sólo son hipótesis. Lo malo de esto es que cuando llegue todos lo sabrán. Y si no llegan nunca siempre quedara el próximo fin del mundo. Ahora resulta que en 4 mil millones de años Andrómeda chocará con el sistema solar... zaz, ese tiene pinta de ser el último fin del mundo... salvo que se apague nuestro sol antes o vaya a saber que. Sean buenos y vivan su vida lo mejor posible intentando no afectar al prójimo con cosas malas. Sólo cosas buenas... y verá que todo irá bien.

Pedazo noticia. ¡Qué susto! Cada vez lo tengo más claro, cuando me despidan me vuelvo al pueblo de mis viejos a cultivar un huerto.

Es un problema, es una oportunidad. Lo bueno de un desmadre incontrolado de armamento binario como éste es que se puede llevar por delante los sistemas, no las vidas. Crea desconcierto, no crueldad, si bien ésta puede aparecer en una segunda fase. Pero también puede mostrarnos que tras tanto artefacto se encuentra el sonido de la vida.

http://casaquerida.com/2012/06/05/espana-desengrasada/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Con más de treinta años de periodismo a sus espaldas, ha sido, entre otras cosas, corresponsal de El País en Beirut, Rabat, París y Washington y director adjunto de este periódico; también director general de Información Internacional en La Moncloa. Tiene siete libros publicados, trabaja como analista y reportero en El País y colabora como tertuliano en programas de radio y televisión. Es un lector voraz de literatura policíaca y de espionaje.

Entrevista Digital

Se cumple el primer aniversario de la Primavera Árabe, y Javier Valenzuela la analiza en su nuevo libro, Crónica del nuevo Oriente Próximo (Catarata), del que charló con los internautas el miércoles, 01 de Febrero de 2012 de 13:00 a 14:00

Eskup

Nuevo libro

Crónica del nuevo Oriente Próximo

Crónica del nuevo Oriente Próximo (Catarata, 2012) es el último de los siete libros publicados por Javier Valenzuela. En su primera parte, el autor propone las claves de la Primavera Árabe, desde la revolución del jazmín tunecina a las victorias de los islamistas en las primeras elecciones libres en Túnez, Marruecos y Egipto, pasando por la sangrienta represión en Siria. En la segunda, una recopilación de sus reportajes de los últimos 25 años en Turquía, Siria, Palestina, la Península Arábiga e Irán, se ofrecen pistas para comprender las nuevas realidades geopolíticas de la zona.

Con anterioridad, Javier Valenzuela ha publicado Usted puede ser tertuliano (Península, 2011), De Tánger al Nilo (Catarata, 2011), Viajando con ZP(Debate, 2007), España en el punto de mira (Temas de Hoy, 2002), La última frontera (Temas de Hoy, 1996) y El Partido de Dios (El País-Aguilar, 1989).

Archivo

noviembre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal