Yoani Sánchez

Feria de proyectos

Por: | 11 de diciembre de 2012

Bibliotecas_Interracial

Últimamente, mis días son como semanas que se concentran en veinticuatro horas. Tengo miércoles que se suceden uno detrás del otro, sábados repletos de trabajo y lunes en los que nada parece comenzar sino más bien continuar. A veces se me juntan los hechos más increíbles en una sola jornada: sublimes o cotidianos; extraordinarios o fastidiosos. Pero hay -de vez en cuando-  una fecha en que pareciera que se quiere colar todo el calendario. El 10 de diciembre es uno de esos días en los que desearía tener a mano “El diablo en la botella” imaginado por Robert Louis Stevenson, para pedirle que la noche demorara, al menos, 72 horas en caer.

Este año no ha sido una excepción. Desde las vísperas comenzó a notarse “el síndrome previo al día de los Derechos Humanos”. Es perceptible para todos, hasta para quienes se niegan a percatarse de esas situaciones. Se observa un aumento de policías en los puntos más céntricos de la ciudad y una crispación aumentada en las fuerzas del orden. De un tiempo a esta parte, también las instituciones oficiales intentan apropiarse de una fecha que ha pertenecido -por décadas- al sector crítico de esta sociedad. Vemos a locutoras de la televisión que presentan entre sonrisas las actividades que a lo largo del país se están haciendo en homenaje a los “derechos…” y ahí se le queda seca la boca, trabada la lengua, para sólo atinar a decir “culturales y sociales”. Demasiado tiempo durante el cual la frase “derechos humanos” ha estado estigmatizada, como para empezar a repetirla ahora en los espacios gubernamentales sin que esto provoque, al menos, un sonrojo.

Las detenciones y las amenazas a lo largo de todo el país protagonizaron el día, pero siempre algo se logró hacer. Este año, participé en la jornada inaugural del Festival Poesía sin Fin. Con una feria de proyectos diversos, ha resurgido ayer la fiesta de la alternatividad en Cuba. Un centenar de personas se dieron cita en la sede de Estado de SATS e instalaron allí diversos espacios expositivos que iban desde la creación musical al activismo por la integración racial. Era posible acercarse a la labor de las Bibliotecas Cívicas, a la recién estrenada revista “Cuadernos de pensamiento plural” de la ciudad de Santa Clara y a los jóvenes DJs de “18A16 Producciones”. También estaba nuestro stand bajo el nombre de “Tecnología y Libertad” ofreciendo una muestra de la labor de bloggers, periodistas ciudadanos y Twitteros. 

Isla dentro de la Isla, aquel espacio fue un anticipo de ese día en que se respetará toda la pluralidad existente en nuestro país. Risas, proyectos, unidad en la diversidad y mucha amistad, conformaron la magia de la primera jornada de Poesía sin Fin. Cuando llegué a casa me parecía que había vivido toda una semana en el estrecho marco de un día y -por esta vez- no había necesitado de ningún demonio embotellado de los cuentos. Con la energía de tanta gente habíamos logrado meter en cada minuto la colosal densidad del futuro.

Hay 61 Comentarios

Poco a poco, con nuestras acciones civicas vamos ganando el espacio que va perdiendo el regimen hasta hacerlo desaparecer.

Ya era hora de un cambio en la política en Cuba.

Esa nueva Cuba que está despertando del letargo impuesto por la Dictadura Castrista del proletariado, tiene derecho a negarse ser un parasito dependiente de otro estado, tiene derecho a no permitir que sus niñas y adolescentes se prostituyan por baratijas (o lo que sea) porque la están pasando re mal, tiene derecho a saber que está pasando más allá de su entorno marino; tiene derecho a construir un futuro distinto; pués, la Dictadura del proletariado ya fué, ya cumplió su ciclo. La tozudez que rebosa en la cúpula dictatorial, le cuesta aceptar que su tiempo expiró; y que hay maneras diferentes de sacar o jalonar a países pauperizados del subdesarrollo en que viven.

Que la Bloguera Yoani Sanchez, se le tilde de proimperialista o anticubana, también lo encuentro desajustado. Quien dijo que ser un verdadero patriota o nacionalista cubano es aquel sigue a pie juntillas todas los yerros adminstrativos de Fidel Castro o su Hermano sin cuestionarlos o disentir de ello? Si cualquier persona está en condición de cuestionar alguna mala acción de su padre biológico, como carambas no se podría cuestionar al gobernante o su cúpula eternizada en su país. Qué de ilegitimo hay en ello? Porqué habría que cuestionarla a ella o a los del estado de SATS o a cualquier otra corriente de pensamiento similar por sus legítimas posturas? A la periodista Yoanis, la valida mucho el sólo hecho de vivir en Cuba, ser nacida allá, y conocer a diario la realidad del cubano de a pie.

La Dictadura -sea de Izquierda o Derecha- es Dictadura. A los defensores de las dictaduras les cuesta entender que en el mundo (y en países dictatoriales) ha crecido un significativo numero de personas que se quitaron el velo de las falacias y mentiras acomodadas que les impusieron esos gobiernos cupulares; y que no pueden creer en ellas porque resulta incomprensible -independiente de los múltiples argumentos que quieran blandir- que es impresentable e inaceptable que una persona se perpetúe en el poder por varias décadas como si la nación que gobierna fuera su feudo personal; y más vergonzoso aún que pretenda prolongar la Dictadura, endosandole el mando a un familiar o a su mentor, como si se tratase de un legado familiar.

Bonito escrito el de Yoanis. No sabía que ya en los medios cubanos se hace mención al día de los derechos humanos. Hubo un tiempo cuando tener esa declaración, copia de una copia de otra copia, podía traerte problemas con las autoridades. Poco a poco las cosas están cambiando por mucho que desde el poder se trate de poner freno a todo lo nuevo.

Sr. Fuentes:

¿...Y vivió usted, como chileno, dentro de la dictadura de Pinochet sin enterarse de los sucesos del Stadium a partir del 11 de septiembre?. ¿En algún momento supo de la colaboración incondicional de los aliados dicen que cubanos de la señora Yoani con la dictadura de Pinochet?. Permítame dudar de su contribución a poner fin de esa dictadura. Admitir una comparación de la misma con el "terrible cuadro" que nos pinta una periodista, muy bien pagada y mejor difundida, por cierto, con las "duras condiciones" en las que trabajó ella para moverse de un lugar a otro con el fin de visitar a sus amigos, que se "jugaban la vida" enfrentando al régimen cubano, es sencillamente ignorar lo que se está afirmando. Ni idea de la realidad histófica.

¿Quien puede creer, tanto lo que describe ese mal dibujo, como su su vivencia combativa para poner fin a una dictadura, que parece nunca haber conocido, y si lo hizo, quien sabe desde qué posición.

No le respondo su provocación sobre mi vida personal, pero sí le digo que tuve la dicha de conocer personas muy queridas de las que nunca supe más, solo que fueron vistas por última vez en el infierno del Stadium el 11 de septiembre de 1973. Hoy no sé que pensarían ellos y ellas sobre su "contribución" a poner fin a aquel infierno. Fue el pueblo chileno, heróico, tanto como el cubano que también puso punto final, en duras condiciones a dictadura la batistiana, antecedente doloroso de la chilena, hijas las dos del mismo padre, que hoy defiende Yoani y que usted, espero que equivocadamente. secunda.

Se va perdiendo el miedo, eso si, y se va levantando una nación de entre las cenizas. La libertad se logra solo con desafiar a los tiranos, la principal de las libertades que es la propia. No es el despotismo quien nos roba la libertad y los derechos si callamos donde debíamos hablar, inclinando la cabeza cuando debíamos alzarla.

Me ha encantado, gracias

Señor Curbelo


No soy cubano sino chileno, con la experiencia de una dictadura a la que le pusimos fin después de 17 años.


Me asombra, por decir lo menos, que Ud. descalifique y desconozca, sin mayores trámites, la honestidad intelectual y profesional de la señora Sánchez. Ella está en Cuba, desde allá escribe su blog y publica artículos en prestigiosos medios, a través de los cuales ha dado a conocer al mundo la verdadera realidad de los cubanos.


El mundo ha cambiado y está cambiando de opinión respecto del gobierno dictatorial gracias al trabajo de muchos periodistas cubanos, entre ellos Yoani Sánchez. Haga una visita al portal Voces Cubanas ( www.vocescubanas.com) para ver la profusión de artículos que se publican cotidianamente desde Cuba.


Ud. se indigna que Yoani participe en una actividad organizada por "sus amistades". ¿Y quienes son esas amistades? Como parece que desconocer los hechos es su fuerte, le informo que esa actividad se desarrolló en la sede del proyecto Estado de SATS ( http://www.estadodesats.com/ ) cuyo director acaba de ser liberado de prisión.


¿Y Ud. qué ha hecho, señor Curbelo? Ya sé que la respuesta suya será muy simple: Nada.

¿Por fín en qué quedamos?. La Sra Yoani se mueve y asiste a un sinnúmero de actividades organizadas por sus amistades, sin que le toquen un cabello. Supongo que sea cubana. ¿Sabe ella el precio que había que pagar en ese país por participar simplemente en una manifestación por ejemplo recordando a Martí o los asesinados estudiantes de medicina por el poder colonial de España?

Por supuesto que si lo sabe no lo dice, pues quienes gobernaban entonces ahora son sus amigos, alguno de los cuales todavían se pasean por la Norteamérica que ella admira, adora y frente a lo cual aconseja dejar a un lado el orgullo de ser un rebelde de este injusto mundo. Claramente renuncia al legado martiano y guevarista.

¿Como explicar todo esto?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

. Una vez me gradué como filóloga, pero el periodismo y la tecnología me han subyugado más que la fonética y la gramática. Vivo en La Habana y fantaseo con que habito una Cuba a punto de cambiar.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal