Cuestión de Fe

Cuestión de Fe

Una reflexión coral sobre el significado de la religión y lo religioso ahora, con la elección de un nuevo Papa en la Iglesia Católica, y siempre, cuando sean otros los acontecimientos. Una mirada sobre lo celestial y lo terrenal, los asuntos generales y particulares de los creyentes de toda fe, en la jerarquía y a pie de calle. Sobre lo que tienen, les sobra y les falta a las iglesias hoy, y sus retos en un mundo globalizado. Cada texto es opinión respetable de cada autor.

Malformaciones incompatibles con la vida

Por: | 08 de mayo de 2013

Autor: Juan Masiá Clavel 

Cuando se discute superficialmente sobre el tercer supuesto para no penalizar la interrupción del embarazo, se cae a menudo en la confusión de englobar, en un solo paquete, desde un simple caso de síndrome de Down hasta las malformaciones incompatibles con la vida o incluso el caso de la anencefalia. Esta última no debería llamarse propiamente malformación, sino “imposibilidad e incapacidad para formarse o constituirse”.

También se cae a menudo en la confusión de confundir la decisión de interrupción del embarazo en casos extremos de malformaciones con la discriminación de las personas discapacitadas. No se sigue. El respeto a esas decisiones dolorosas en casos extremos, aunque no se las comparta, puede ser compatible con el esfuerzo por evitar toda clase de discriminación de las personas discapacitadas ya nacidas y por atender al cuidado de su dependencia. 

 

Efe-fotos-espana.8490747
Mujeres de organizaciones feministas protestan frente a la Corte Suprema Justicia (CSJ) en San Salvador, en apoyo a 'Beatriz' nombre ficticio de una joven de 22 años que hace casi un mes pidió interrumpir su embarazo por varias enfermedades. EFE/Roberto Escobar

Habría que evitar hablar de malformaciones en general, metiendo en un solo paquete todos los casos, desde un simple estrechamiento del conducto esofágico en un síndrome de Down hasta una anencefalia.

Por otra parte, hay que notar la incoherencia que supone penalizar la interrupción del embarazo en supuestos seriamente graves, a la vez que se recorta el apoyo con la ley de dependencia a la crianza, sanidad y educación de vidas discapacitadas.

También es incoherente lanzar la acusación de “anti-vida” a quienes optaron dolorosamente por un mal menor en situación de conflicto, así como la presunción fácil de que sean “pro-vida” quienes impongan, por motivaciones ideológicas o presiones partidistas o confesionales, la opción contraria.

Merece la pena reiterar las aclaraciones sobre malformaciones, ya expuestas en otra ocasión (El País, 02/08/2012).

Un feto anencéfalo, carece de las mínimas estructuras neurológicas como soporte para la formación de una persona, desde respirar autónomamente hasta capacitarse para cualquier acto estrictamente humano de sentir, pensar o querer. Aunque hubiera razones para no interrumpir su alumbramiento, no sería por considerarlo una realidad humana personal. El aborto de un anencéfalo no es el aborto de un ser humano.

Un feto con una malformación incompatible con la vida extrauterina (supongamos el caso de una agenesia renal irremediable), no podrá llegar a realizar acción humana, porque no sobrevivirá. Es asemejable al ejemplo anterior.

Ejemplos más delicados: fetos con patología grave, sin solución curativa, solo paliativa. “Ante un diagnóstico prenatal de estas características, la mayoría de padres solicita una interrupción de la gestación acogiéndose al tercer supuesto de la ley del aborto...”. Aunque objetivamente cueste asentir a este planteamiento “debemos –dice el Dr. F. Abel, ginecólogo y teólogo moral- respetar a las personas que se encuentran en esta situación y las decisiones que toman”. (Diagnóstico prenatal, Instituto Borja de Bioética, 2001, pp. 3-26).

Al mismo tiempo habrá que seguir trabajando para que en nuestra sociedad no se discrimine a causa de la discapacidad y se responsabilice la sociedad entera del apoyo a la dependencia en todas las fases de la vida. Sin hacer esto último, no tendrá credibilidad el legislador que intente suprimir el citado tercer supuesto.

VER: J. MASIÁ, Cuidar la vida. Debates bio-eticos, Herder y Religión digital, 2012

Hay 6 Comentarios

Estamos viendo que el derroche en el gasto público nos arruina la vida y el presente hasta el punto, de que lo que consideramos normal y necesario, también sufre la sacudida de la crisis y lo perdemos.
La mala gestión personal, y pública nos lleva a un callejón sin salida y a la pérdida de todo lo logrado.
Siempre es una ruina.
La miseria no podemos proponerla como mérito, nunca lo fue, ni lo es ahora.
La sociedad no le puede proponer ni exigir a las madres que acepten la condena de tener que afrontar una nueva vida condenada de antemano.
Y apechugar con todos los condicionantes hasta el final de sus días en un martirio a dos bandas.
No es ya solo de sentido común, es de pura conciencia humana el no querer para nadie, el mal que uno no quiere para sí mismo.
Y menos para una criatura inocente que no puede opinar, puesta en situación de inferioridad total ya antes del nacimiento.
Condenada por decisión de unas supuestas categorías morales de la sociedad, que no les tienen en cuenta a la hora de decidir sobre su futuro.
Cuando una sociedad enciende un puro debe de ser consciente antes de si puede fumárselo o no.
Antes de tener que tirarlo a medias, se podría ahorrar el prenderlo evitando un desperdicio.
Un gasto inútil, y un desecho que tirar luego a la basura.


Síndrome de ventrículo izquierdo hipoplásico...¿A cuántas personas conocen con medio corazón?, yo conozco a un ministro al que le falta por completo.

A cada uno de los señores del PP:

"Si no amas a tu hermano al que ves, no puedes amar a Dios al que no ves", y mucho menos al embrión al que tampoco ves.

Mas pro-vida hacia los ya nacidos (niños, adultos y ancianos) y menos cultura de muerte en aras del liberalismo económico.

Por favor como podemos votar por gente como gallardon... que imagen damos al exterios y a nosostros mismos como animales que viven todavia en la edad media. Por favor denle a Gallardon su sotana e internenlo en la parroquia que mas cerca de su domicilio quede.

Lo mismo con esa gente que recmienda rezar y esas payasadas, esta bueno de tanta estupides.

Lamentablemente un porcentaje de españoles es igual de tarado que esta gente, pero con la diferencia de que este tipo de gente vive de estas estupideces mientras el resto se arrastra rezando por un mendrugo...

Bendito se adios que nos creaste tan tarados.

Hay más ejemplos de malformaciones gravísimas que también se pueden poner de ejemplo. Lesch-Nyham, Tay-Sachs, etc. ¿Se les pueden enviar a Rouco o a Gallardón?

Muy inteesante estas reflexiones

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Juan Rubio Juan Rubio. Es periodista. Nacido en Jaén, en la actualidad vive y trabaja en Madrid. Director Global del semanario de información religiosa ‘Vida Nueva’ (www.vidanueva.es). Es colaborador en varios medios de información y autor de varios libros de temática social y religiosa.

Mª Ángeles López Romero Mª Ángeles López Romero (Sevilla, 1970) es redactora jefe de "21, la revista cristiana de hoy" (www.21rs.es). Es conferenciante y autora de libros de temática educativa, social y religiosa. Pertenece al Consejo Asesor de la Cátedra de Teología Chaminade. Fue elegida Autora del año 2011 por la editorial San Pablo. Firma el blog "Papás blandiblup".

Juan Masiá Clavel Juan Masiá Clavel. Jesuita, Profesor de Ética en la Universidad Sophia (Tokyo) desde 1970, ex-Director de la Cátedra de Bioética de la Universidad Pontificia Comillas, Investigador del Centro de Estudios sobre la Paz de la Sección japonesa de la Conferencia Mundial de Religiones por la Paz (WCRP), en Tokyo. Es autor del blog En la Frontera.

Mariano Blázquez Burgo Mariano Blázquez Burgo. Licenciado en Derecho, pastor auxiliar de la Iglesia Evangélica Cristo Vive y Secretario Ejecutivo de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España FEREDE. Se encarga de la representación del conjunto de las Iglesias evangélicas y protestantes ante el Estado. Es miembro de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa del Ministerio de Justicia.

Chema Caballero Chema Caballero. Fue misionero javeriano en África durante dos décadas y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona. Por discrepancias con sus superiores abandonó la congregación y dejó de ejercer el sacerdocio. Sigue confesándose católico, apostólico y, de vez en cuando, también romano. Es autor del blog África no es un país.

Veronica Nehama Verónica Nehama es licenciada en Ciencias Químicas, por la Universidad Complutense de Madrid, y diplomada en Propédeutique por la Universidad de Nancy. Ha sido durante 26 años directora y profesora de francés y Ciencias del colegio judío de Madrid "Ibn Gabirol-Estrella Toledano". Actualmente dirige tertulias literarias, imparte charlas, y es escritora. Ha publicado un libro de cuentos y la novela ‘Las turquesas mágicas’.

Natalia Andujar Natalia Andujares licenciada en Lingüística General, por la Universidad de Barcelona. Formada en la Universidad de la Sorbona y el IUFM de París, ha ejercido como docente en Francia durante diez años. Actualmente dirige el Centro de Formación Educaislam (www.educaislam.com). En el terreno asociativo, es vicepresidenta de Junta Islámica y directora de Red Musulmanas. Activista comprometida con los derechos de las musulmanas, ha colaborado en varios libros, es autora de un blog e imparte conferencias y cursos sobre islam y género.

Archivo

mayo 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal