Cuestión de Fe

Cuestión de Fe

Una reflexión coral sobre el significado de la religión y lo religioso ahora, con la elección de un nuevo Papa en la Iglesia Católica, y siempre, cuando sean otros los acontecimientos. Una mirada sobre lo celestial y lo terrenal, los asuntos generales y particulares de los creyentes de toda fe, en la jerarquía y a pie de calle. Sobre lo que tienen, les sobra y les falta a las iglesias hoy, y sus retos en un mundo globalizado. Cada texto es opinión respetable de cada autor.

Pecado de papolatría

Por: | 24 de julio de 2013

Se celebra estos días en Brasil una nueva edición de la Jornada Mundial de la Juventud, como ya casi nadie ignora. Esta tiene un sabor especial, no solo por tener como escenario un país tan intenso, complejo y rico como Brasil, en el que además han venido produciéndose en los últimos tiempos multitudinarias manifestaciones en defensa de la participación ciudadana, contra la corrupción o la pobreza. El hecho de que el nuevo papa se estrene en ellas es otro dato relevante a señalar. Bergoglio vuelve a su América Latina en un viaje que ya programó el papa anterior antes de que se hiciera pública su sonada renuncia. Lo hace con un estilo nuevo, más austero, sencillo, menos protocolario, más cercano. Características bien acogidas por los jóvenes y el público en general. Y las masas lo siguen, lo aclaman, le aplauden... casi diría que lo veneran. Y ahí es precisamente donde está el problema.

1374534009_477441_1374534298_noticia_normal
Las Jornadas Mundiales de la Juventud han sido desde sus inicios un baño de masas para los papas. Un culto a su personalidad. Ellos son el eje de las celebraciones. Da igual que cada uno de los tres que las han protagonizado desde sus inicios hayan sido tan distintos entre sí. Desde el populista Juan Pablo II al rígido teólogo Benedicto XVI, hasta llegar a Francisco, campechano, sonriente, interesado por los pobres y alejado del boato. Y eso es lo más paradójico, ¿no? Que todos ellos han tenido su público entregado y fiel. Todos.

Pero lo más llamativo es que se alimente desde los estamentos eclesiales ese desmedido culto a la personalidad que desvía el objetivo. Porque, ¿no se supone –perdóneseme la boutade– que el centro de las miradas tendría que ser Jesús de Nazaret y su mensaje de amor y justicia? ¿Somos cristianos o papistas? ¿En quién creemos y confiamos? ¿A quién nos encomendamos? Una revista satírica digital llegaba a bromear en la pasada edición de la JMJ con las reticencias que provocaba en los obispos que Jesús hubiese decidido presentarse. Y le pedían respeto al programa previsto...

Bromas aparte, llama poderosamente la atención el papel desmedido que se atribuye a la figura papal en la Iglesia. Como ha expresado recientemente el sociólogo católico Javier Elzo, no puede ser que 1.200 millones de católicos dependan de una sola persona. Porque, sí, lo reconozco, como a tantos otros, a mí me gusta este papa. Pero es que salió elegido como podía haberlo sido otro. De hecho, ¡cuántos esperaban ver aparecer otro cardenal en el balcón de San Pedro y quedaron desmadejados ante el perfil del nuevo pontífice! Aun así, no tuvieron reparos en cambiar de chaqueta en menos que canta un gallo para unirse nuevamente a la legión de papistas que por el mundo ha.

5193850407554
¿No tendría la Iglesia que acabar con esta práctica del merchandising y la banderita que parece más propia de un concierto de Justin Bieber que del respeto a un pastor que es servidor de todos y no monarca ni estrella?
 Vaya por delante que algunos gestos del papa apuntan ya en esa dirección. Como el desprenderse de muchos símbolos suntuosos en su vestuario o presentarse ante los fieles sencillamente como el obispo de Roma. Y seguramente sean necesarios años de pedagogía para reeducar a los fieles y alejarlos de unas prácticas que nos retrotraen al culto romano al emperador. Nos olvidamos, porque así lo han promovido por conveniencia durante siglos los estamentos clericales, de que el papa es un hermano más, aunque cargado de una enorme responsabilidad. Convertirlo en objeto de culto es, a todas luces, pecado de papolatría. 

Hay 4 Comentarios

La labor del nuevo Papa no es nada fácil en una institución viciada de origen, una institución fundada en la hipocresía y en la sed de riqueza y de poder. Una institución ajena al verdadero ideal de amor al prójimo, del Gran Maestro Jesús, una institución que creó la diabólica Santa Inquisición, con sus crímenes y torturas, que nunca condenó la esclavitud, que ocultó la pederastia, y que creó una banca financiera, además de un servicio de espionaje interno. Espero que Francisco le pida ayuda a Jesús para que inicie una nueva era social y haga la limpieza necesaria de esa institución.

La autora de este post no ha tenido en cuenta lo que la visita papal representa para el pueblo brasileño.Para la juventud de ese país y de todos los latinoamericanos.Jóvenes que para llegar a ver al papa FRANCISCO han tenido que moverse mucho,sacrificar tiempo y esfuerzos para lograr viajar a Brasil.La gente ve en FRANCISCO uno de ellos. Algo que tal vez ningún otro papa ha logrado transmitir. Nadie se imagina hasta dónde este Cardenal Bergoglio ha cambiado las personas,ha mutado lo negativo en positivo.Eso lo puede lograr alguien con GRANDES VIRTUDES consolidadas en su propio ser.El merchandising que genera la visita del Papa es idéntica a la que generó Ratzinger cuando estuvo en Madrid.Quizá la autora ya lo olvidó.No es bueno tomar distancia de los acontecimientos y luego opinar acerca de ellos, porque no estamos comunicando con objetividad.No es lo mismo escribir en negrita sobre Jesús de Nazareth que ofrecerse cada día ,a los pies de Cristo, con toda la humildad que hayamos podido consolidar, para cumplir nuestra misión en la Tierra.Cordiales saludos.

El tema del Papa es, como casi todas las cosas que nos rodean según se mire.
Cantidad de veces, valoramos desde nuestro punto de vista, por lo que somos y sentimos, sin tener en cuenta, que muchas otras personas son y sienten distinto.
Algunas personas ni están al tanto.
Porque su formación es distinta, y su origen, su entorno, sus vidas y sus medios.
Que no es lo mismo vivir cómodamente, bien servidos, que atender la vida desde las carencias más elementales y necesarias.
Siendo todo el mundo personas.
Y en principio merecedores todo el mundo del consuelo de la Fe, ya que se conoce.
Por encima de sufrimientos, carencias, incultura y también injusticias de todo tipo.
Basadas algunas en los fundamentos sociales, incluso justas y legales.
Que resulta curioso.
Las personas de todas las épocas de la humanidad han buscado un algo más allá, que se intuye.
En todas las culturas, bajo mil formas y aspectos según el alcance de cada cual, se sintoniza con un sentir que no se sabe explicar fácilmente.
Porque varía mucho de cada individualidad o persona la capacidad para observar, para intuir, para deducir, y para asimilar.
Es algo personal.
Sin distraerse ni arrugarse por el que dirán los demás.
En todas las culturas o asentamientos humanos se encuentra la misma inclinación.
En nuestro tiempo el credo cristiano lo encarna su máximo representante, que dicho sea de paso, no parece tan contaminado de materialismos mundanos, ni de tampoco de fanatismos sin fundamento.
Parece que se le va más al día que la mayoría de sus colegas de la jerarquía.
Y eso atrae la atención de la gente, porque lo esperan, les llama la atención que pueda ser.
La gente que no asiste a los rezos por la mala gestión de la Fe por parte del clero en general, no son descreídos fundamentados.
Solo no son seguidores de formas inaceptables.
De quienes agarrados al cómodo estatus privilegiado y remitidos al simple relato dominical.
Cumplen solo con decir, pero sin sentir ni vivir lo que se dice profesar.
Si bien no todo el mundo es igual, es mayoría quienes desde la vida cómoda, cumplen solo lo justo para ir justificando.
por eso la corrupción y las malas prácticas, a veces encubiertas a sabiendas.
En detrimento de la gente.
Que si distingue las diferencias, y se decanta por lo que parece correcto.
En las actuaciones de personas, como parece que es este Papa.

Está claro para mí que esto a Francisco no le gusta, pero se lo ha encontrado ya todo organizado, a un estilo muy ajeno al suyo, y por los mismos responsables de estos eventos de otras veces, movimentos y fuerzas más papistas que evangélicas... Muy difícil para él decir, casi recién llegado todavía, "esto no va conmigo ni con el Evangelio", aunque creo que lo piensa (su actitud desanimando a los argentinos a acudir masivamente a Roma cuando fue elegido...), aún así solo se ha permitido introducir pequeños gestos de sencillez... Pero tengo la impresión de que no volveremos a ver otra JMJ de este estilo, al menos con Francisco.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Juan Rubio Juan Rubio. Es periodista. Nacido en Jaén, en la actualidad vive y trabaja en Madrid. Director Global del semanario de información religiosa ‘Vida Nueva’ (www.vidanueva.es). Es colaborador en varios medios de información y autor de varios libros de temática social y religiosa.

Mª Ángeles López Romero Mª Ángeles López Romero (Sevilla, 1970) es redactora jefe de "21, la revista cristiana de hoy" (www.21rs.es). Es conferenciante y autora de libros de temática educativa, social y religiosa. Pertenece al Consejo Asesor de la Cátedra de Teología Chaminade. Fue elegida Autora del año 2011 por la editorial San Pablo. Firma el blog "Papás blandiblup".

Juan Masiá Clavel Juan Masiá Clavel. Jesuita, Profesor de Ética en la Universidad Sophia (Tokyo) desde 1970, ex-Director de la Cátedra de Bioética de la Universidad Pontificia Comillas, Investigador del Centro de Estudios sobre la Paz de la Sección japonesa de la Conferencia Mundial de Religiones por la Paz (WCRP), en Tokyo. Es autor del blog En la Frontera.

Mariano Blázquez Burgo Mariano Blázquez Burgo. Licenciado en Derecho, pastor auxiliar de la Iglesia Evangélica Cristo Vive y Secretario Ejecutivo de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España FEREDE. Se encarga de la representación del conjunto de las Iglesias evangélicas y protestantes ante el Estado. Es miembro de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa del Ministerio de Justicia.

Chema Caballero Chema Caballero. Fue misionero javeriano en África durante dos décadas y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona. Por discrepancias con sus superiores abandonó la congregación y dejó de ejercer el sacerdocio. Sigue confesándose católico, apostólico y, de vez en cuando, también romano. Es autor del blog África no es un país.

Veronica Nehama Verónica Nehama es licenciada en Ciencias Químicas, por la Universidad Complutense de Madrid, y diplomada en Propédeutique por la Universidad de Nancy. Ha sido durante 26 años directora y profesora de francés y Ciencias del colegio judío de Madrid "Ibn Gabirol-Estrella Toledano". Actualmente dirige tertulias literarias, imparte charlas, y es escritora. Ha publicado un libro de cuentos y la novela ‘Las turquesas mágicas’.

Natalia Andujar Natalia Andujares licenciada en Lingüística General, por la Universidad de Barcelona. Formada en la Universidad de la Sorbona y el IUFM de París, ha ejercido como docente en Francia durante diez años. Actualmente dirige el Centro de Formación Educaislam (www.educaislam.com). En el terreno asociativo, es vicepresidenta de Junta Islámica y directora de Red Musulmanas. Activista comprometida con los derechos de las musulmanas, ha colaborado en varios libros, es autora de un blog e imparte conferencias y cursos sobre islam y género.

Archivo

mayo 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal