Cuestión de Fe

Cuestión de Fe

Una reflexión coral sobre el significado de la religión y lo religioso ahora, con la elección de un nuevo Papa en la Iglesia Católica, y siempre, cuando sean otros los acontecimientos. Una mirada sobre lo celestial y lo terrenal, los asuntos generales y particulares de los creyentes de toda fe, en la jerarquía y a pie de calle. Sobre lo que tienen, les sobra y les falta a las iglesias hoy, y sus retos en un mundo globalizado. Cada texto es opinión respetable de cada autor.

Razones del "francisquismo"

Por: | 04 de octubre de 2013

 

PapafranciscoEFE.8779743
El papa Francisco en visita hoy al instituto seráfico de Asís. Fotografia de Giampiero Sposito / EFE

La tragedia de Lampedusa ocurrida ayer nos sobrecogió, nos conmocionó a todos los hombres y mujeres de bien. También al papa Francisco, que supo expresar con una sola palabra lo que sentíamos tantos: "¡Vergüenza!". Y su grito volvió a dar la vuelta al mundo. Y fue asumido y aplaudido por creyentes y no creyentes. No sé si el obispo de Roma, como le gusta que le llamen, es consciente de sus dotes mediáticas, pero a estas alturas pocos habrá que duden de ellas.  

Sus mensajes son reproducidos y seguidos porque se entienden bien. Habla desde el corazón y lo hace con extrema sencillez. Utiliza además las palabras que maneja el individuo común y corriente. No es necesario tener cerca un diccionario o un tratado de Teología para entenderlo. Pero aun siendo todo esto de ayuda, lo decisivo es que sus actos apoyan sus palabras. Las preceden incluso. Francisco viajó a Lampedusa mucho antes de la gran tragedia, cuando las más pequeñas pero no menos dramáticas que allí se vivían a diario ya anunciaban lo que estaba por venir y clamaban a gritos medidas humanitarias y justicia social. 

Unknown
La inmigración, el drama del desempleo, las discapacidades, la pobreza de las favelas, la discriminación de las mujeres... Uno a uno, ha ido tocando los temas que queman y claman. Tocando. Literalmente. Ha ofrecido sus brazos y sus besos, se ha emocionado, se le ha notado... No digo que otros papas no hayan sentido el dolor de la tragedia, pero no han sabido expresarlo y transmitirlo como él. Y los hombres y mujeres del siglo XXI no queremos líderes –religiosos o de cualquier tipo– de cartón piedra, sino conciudadanos de carne y hueso que sienten y padecen como uno más, aunque soporten sobre sus hombros la pesada carga de tomar decisiones y ejercer el poder. En realidad, para ocupar esos puestos se necesita doble carga de sensibilidad. Y este papa demuestra traer una buena ración en la mochila. 

Por eso llaman especialmente la atención las palabras del siempre particular secretario de la Conferencia Episcopal española, Juan Antonio Martínez Camino: “Los católicos no enjuiciamos al Papa, estamos con él, rezamos por él". Curioso que diga esto cuando los obispos españoles llevan "desaparecidos en combate" casi los mismos meses que el papa ejerciendo el pontificado. Cuando han dejado de llenar sus cartas pastorales de ristras de citas papales como hacían con sus predecesores. Pero sobre todo, cuando no están "con él" en las fronteras de la vida

Y no es que no haya obispos entre el episcopado español que no lo hagan. Es que no lo muestran. Sé de buena tinta, por ejemplo, que un prelado español cuida a diario a sacerdotes ancianos y enfermos de su diócesis, hasta en las atenciones más difíciles. Y que su puerta está abierta para atender cualquier problema de su feligresía. Estoy segura de que muchos otros, sin llegar a esos extremos, se duelen del dolor ajeno. Pero, ay, no saben hacer llegar su grito a la ciudadanía. Los obispos españoles como colectivo se han enrocado en su torre de marfil y han lanzado la llave al mar. Aquella tortícolis que adquirieron hace años de tanto mirar a Roma les ha dejado inmóviles para reaccionar ante el cambio de rumbo que Francisco ha imprimido a la nave eclesial. Algunos empiezan a removerse, aunque lo hagan tímidamente. Hoy mismo Sistach se lamentaba en Twitter de las muertes en Lampedusa. Pero es que ha sido tanto tiempo de no hablar más que de aborto y clases de religión que han perdido la credibilidad. ¡Cómo nos gustaría verlos visitando las colas del paro, o al padre Patera recibiendo a inmigrantes ateridos de frío y miedo en las costas de Cádiz!

Hace unos días un amigo religioso bromeaba al respecto diciendo que los sastres se frotan las manos por la de "cambios de chaqueta" que van a tener que realizar en el episcopado... Ojalá, más que cambiar la chaqueta, ni siquiera el discurso, opten por transparentar más con sus gestos el evangelio. Así la sociedad dejará de ser anticlerical como ya se ha convertido al "francisquismo".    

Hay 2 Comentarios

La Iglesia no sirve para nada, solo para hacerse cada vez más rica ella misma, con este papa, igual, pero a veces me río con el argentino éste, populista y demagogo. Perdón, he caído en dos redundancias, con decir argentino hubiese bastado.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Juan Rubio Juan Rubio. Es periodista. Nacido en Jaén, en la actualidad vive y trabaja en Madrid. Director Global del semanario de información religiosa ‘Vida Nueva’ (www.vidanueva.es). Es colaborador en varios medios de información y autor de varios libros de temática social y religiosa.

Mª Ángeles López Romero Mª Ángeles López Romero (Sevilla, 1970) es redactora jefe de "21, la revista cristiana de hoy" (www.21rs.es). Es conferenciante y autora de libros de temática educativa, social y religiosa. Pertenece al Consejo Asesor de la Cátedra de Teología Chaminade. Fue elegida Autora del año 2011 por la editorial San Pablo. Firma el blog "Papás blandiblup".

Juan Masiá Clavel Juan Masiá Clavel. Jesuita, Profesor de Ética en la Universidad Sophia (Tokyo) desde 1970, ex-Director de la Cátedra de Bioética de la Universidad Pontificia Comillas, Investigador del Centro de Estudios sobre la Paz de la Sección japonesa de la Conferencia Mundial de Religiones por la Paz (WCRP), en Tokyo. Es autor del blog En la Frontera.

Mariano Blázquez Burgo Mariano Blázquez Burgo. Licenciado en Derecho, pastor auxiliar de la Iglesia Evangélica Cristo Vive y Secretario Ejecutivo de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España FEREDE. Se encarga de la representación del conjunto de las Iglesias evangélicas y protestantes ante el Estado. Es miembro de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa del Ministerio de Justicia.

Chema Caballero Chema Caballero. Fue misionero javeriano en África durante dos décadas y llevó a cabo programas de educación y recuperación de niñ@s soldado en Sierra Leona. Por discrepancias con sus superiores abandonó la congregación y dejó de ejercer el sacerdocio. Sigue confesándose católico, apostólico y, de vez en cuando, también romano. Es autor del blog África no es un país.

Veronica Nehama Verónica Nehama es licenciada en Ciencias Químicas, por la Universidad Complutense de Madrid, y diplomada en Propédeutique por la Universidad de Nancy. Ha sido durante 26 años directora y profesora de francés y Ciencias del colegio judío de Madrid "Ibn Gabirol-Estrella Toledano". Actualmente dirige tertulias literarias, imparte charlas, y es escritora. Ha publicado un libro de cuentos y la novela ‘Las turquesas mágicas’.

Natalia Andujar Natalia Andujares licenciada en Lingüística General, por la Universidad de Barcelona. Formada en la Universidad de la Sorbona y el IUFM de París, ha ejercido como docente en Francia durante diez años. Actualmente dirige el Centro de Formación Educaislam (www.educaislam.com). En el terreno asociativo, es vicepresidenta de Junta Islámica y directora de Red Musulmanas. Activista comprometida con los derechos de las musulmanas, ha colaborado en varios libros, es autora de un blog e imparte conferencias y cursos sobre islam y género.

Archivo

mayo 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal