Los lectores nos corrigen (8)

Por: | 02 de octubre de 2013

Aurora Dorada. Carlos Fuster Montagud comenta que “en menos de dos semanas he leído distintos artículos en los que, para referirse al partido neonazi griego, se le denomina: Amanecer Dorado, Aurora Dorada y Alba Dorada. Ya sé que son sinónimos, pero no veo seriedad en tal variedad de denominaciones”. Consulté a la periodista María Antonia Sánchez-Vallejo, que cubre la crisis griega y conoce el idioma. Me informó que la traducción del nombre griego de este partido es Aurora Dorada o Alba Dorada. No es Amanecer Dorado porque el griego tiene otra palabra para el término “amanecer”. Lo que ocurre es que las agencias anglosajonas han optado por la traducción Golden Dawn, uno de cuyos sentidos es “amanecer”,  y de ahí que en algunos textos se haya adoptado esta fórmula derivada de la versión en inglés que no es correcta.

Confesar. José María Gavira ha remitido dos documentados mensajes criticando el empleo de la palabra "confesar" en el sentido de “declarar o asegurar”. Y elabora una hipótesis sobre la persistencia de esta “epidemia”. “Hoy día nadie confiesa nada. El personaje moralmente corrupto que ha cometido las mayores y más evidentes abyecciones simplemente las niega. ¿Y cómo las niega? Haciendo declaraciones a la prensa (que no confesiones) y asegurando que es inocente. Así que como no confiesa, el verbo ha quedado desprovisto de su significado original, de su importancia semántica (fundamental en las personas de bien), y para los nuevos periodistas ha pasado a ser un sinónimo de “declarar” o “asegurar”. Por lo que voy viendo, a la larga lo incorporará la RAE como tal sinónimo o aceptará esa acepción. Y nos quedaremos sin verbo que manifieste el reconocimiento de lo que se ha hecho mal. Si seguimos por la línea que vamos, no nos hará falta ese verbo porque cada vez menos personas que hacen algo mal quieren reconocerlo”.

Severo. Luis de Luxán Meléndez advierte del uso impropio del término “severo” en el sentido de “grave”. “Me dirijo a usted de nuevo para poner mi granito de arena en un intento de velar por la corrección en el uso del castellano y, de paso, de no dejar que se degrade en este aspecto tan esencial nuestro periódico, permítame que me incluya en el posesivo. En este caso se trata de otro error lingüístico cada vez más común que conviene, nos dice la Academia, evitar. La muy oportuna carta al director firmada por Josep Robert Reig Miró, en la que se denuncia el gravísimo mal de la malnutrición infantil lleva como título: “Niños con severos (sic) problemas”. El autor, por otra parte, no emplea nunca tal expresión, por lo que parece que la han titulado así en la redacción. El adjetivo “severo” no es sinónimo de “grave” según la Academia, aunque lo usen muchos médicos con ese sentido, seguramente por influencia anglosajona. Sería conveniente no contribuir a la extensión de tal calco erróneo”. Y remite al Diccionario Panhispánico de Dudas donde puede consultarse el uso correcto del término. 

Errata publicitaria. Juan Carlos Gómez Soro escribe: “Supongo que, igual que para los artículos, existe alguna norma de estilo para los anuncios que se publican en el periódico. He observado este error (por otra parte relativamente frecuente y "enervante" en el habla vulgar) en un anuncio de la Royal Opera House: "Solamente una noche en un cine cerca suyo". Desde luego hace daño”.

2012. Dos lectores, Domingo Ochoa y Mari Carmen, me han señalado un error cometido por mí en el artículo publicado este domingo cuando se citan las críticas por la inclusión, en la Enciclopedia Británica, del topónimo Bay of Algeciras. No datan obviamente de 2112. Son de 2012. 

Traducción confusa. En el artículo Dilma Rousseff cancela su viaje oficial a Washington se reproduce una declaración de la Presidencia de la República que dice: “Teniendo en cuenta la proximidad de la programada visita de Estado a Washington- y en la ausencia de la tempestiva apuración de lo acontecido, con las correspondientes explicaciones- no existen las condiciones de la visita en la fecha anteriormente decidida”. Juan José Mendinueta subraya la frase “tempestiva apuración de lo acontecido”. “Debo reconocer que, no sin esfuerzo, alcanzo a ver un atisbo de significado de lo que la frase quiere decir. Esto no empaña la categoría cultural del autor que está fehacientemente contrastada a lo largo de su fecunda carrera periodística, pero deslustra la labor de revisión (…) Permítame parafrasear a Séneca: "Errare humanum est, ...". Ahora bien, a su periódico le podría corresponder la conclusión del "latinajo" que reza: "...sed perseverare diabolicum".

Insulto político. Una carta de un lector en El País Semanal incluía el siguiente párrafo: “al Gobierno que nos ha tocado por la imbecilidad de muchos votantes. Lo dijo el gran Einstein: “Solo hay dos cosas en el mundo que son infinitas, el universo y la imbecilidad humana, y de lo primero no estoy tan seguro”, y efectivamente, su frase es el fiel reflejo de la realidad”. Ello ha motivado la razonable queja de Antonio Arias ya que se alude de forma insultante a once millones de personas.

Hay 2 Comentarios

En el lenguaje jurídico "confesar" significa declarar ante el juez. (ver Diccionario de la RAE). En este sentido aparecía en la antigua LEc y otras leyes procesales. Actualmente ya no se usa, se ha substituido por "declarar"


Ese insulto, el insulto político aludido, es el requisito indispensable que alimenta los foros y que hace que sucumban a él personas que no están ni de lejos cerca del insulto cotidiano y diario. Pero sucede que, si el insulto se da de derecha a izquierda no tiene la misma consecuencia que cuando se da de izquierda a derecha. Quienes alimentan el insulto no son los que insultan, si no quienes dejan que el alimento se convierta en el pan de cada día.
Y los dejan alimentar porque no cruzan nick con IP y no contrastan que no siempre el que se siente ofendido es el que menos insulta, porque lo elude utilizando nicks y amigos para que eso suceda, para cazar incautos, para hacer de El País un feudo en el que quien no piense como él no debe tener cabida en el diario. Solos como la una estarían personajes semejantes.
En diarios donde existe el voto positivo y negativo se retrata todo el mundo y se valora lo positivo. Eso reconduce muchos malos modos y pone en evidencia muchos comportamientos.
No será, señor Delclós, la primera ni será la última que usted tenga que decir lo obvio, que no logran encontrar la fórmula de poder desprenderse de lo superfluo, pero ¿han consultado, han pedido opiniones? ¿O se conforman con soportar el estado actual de los foros como el mal menor?
Pues qué quiere que le diga, le diría lo mismo que ha dicho Martin Luther King: "Nadie se nos montará encima si no doblamos la espalda"
Un cordial saludo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Defensora del Lector

Sobre el blog

La figura del Defensor del Lector fue creada por la Dirección de EL PAIS para garantizar los derechos de los lectores, atender a sus dudas, quejas y sugerencias sobre los contenidos del periódico, así como para vigilar que el tratamiento de las informaciones es acorde con las reglas éticas y profesionales del periodismo. Puede intervenir a instancia de cualquier lector o por iniciativa propia.
Principios éticos del diario EL PAÍS

Defensora del lector

Lola Galán

se incorporó a la plantilla de EL PAÍS en 1982, tras una etapa como colaboradora del diario. Ha sido redactora de las secciones de España y Sociedad, y reportera de la sección Domingo. Entre 1994 y 2003 ha ocupado las corresponsalías de Londres y Roma. En los últimos años ha trabajado para los suplementos del fin de semana, incluida la revista cultural Babelia. Madrileña, estudió Filosofía en la Universidad Complutense y Periodismo en la Escuela Oficial de Madrid.

Contacto

Los lectores pueden contactar con la Defensora del Lector:

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal