La integridad de una entrevista a Pablo Iglesias

Por: | 18 de junio de 2014

Ayer, este diario publicaba en la edición impresa una entrevista con el  líder de Podemos, Pablo Iglesias. La entrevista se reprodujo en la edición digital, pero en esta versión se publicaban tres preguntas, y sus respuestas, que no aparecían en la edición impresa. Las tres hacían referencia a los encargos retribuidos de gobiernos sudamericanos, particularmente el venezolano, a la fundación CEPS, próxima a Podemos. A mediodía, las tres preguntas, y sus respuestas, fueron borradas. Algunos lectores, que advirtieron el cambio, remitieron cartas a este defensor. Su deducción lógica es que se había producido una censura tardía de las declaraciones donde figuraba una alusión a que la empresa editora de este diario tenía negocios en Latinoamérica. Mariano Baselga, por ejemplo, preguntaba a qué se debía la supresión de parte de la entrevista y señalaba que, tras la misma, se había mantenido un destacado ("José Bono y Pedro Morenés se han encargado de firmar jugosos contratos con el ejército venezolano, que compraba armas en nuestro país. ¿Se imaginan a un tertuliano diciendo que a Bono y Morenés los financia el chavismo?" ) que pertenecía al texto suprimido por lo que los lectores no podían comprender su procedencia. Otro lector, José Manuel Domínguez, explicaba que había publicado un comentario advirtiendo de este hecho. “Dicho comentario, en el que ni siquiera se mencionaba explícitamente a PRISA y que narraba los hechos de forma escueta sin añadir ninguna expresión ofensiva, ha sido inmediatamente borrado”.  Se trataba de un comentario  absolutamente correcto que no debió ser borrado.

   Por la tarde, al ser advertida la dirección del caso, se restituyó el texto borrado y se publicó una fe de errores que decía: “Por un error de edición de este diario a las 15:00 del día 17/06/14 se eliminaron las preguntas 15, 16 y 17 de esta entrevista, que fueron recuperadas posteriormente”.

   He solicitado al director adjunto, David Alandete, una explicación a los lectores de lo ocurrido. “Nuestra idea original era que las tres preguntas sobre la financiación de la fundación sirvieran para aportar la versión del señor Iglesias sobre una información que preparaba el diario sobre este tema y que se ha publicado hoy. Por ello, decidimos que no aparecieran en la versión de la entrevista que publicó el digital para emplearlas íntegramente después en el diario. Por un error de coordinación, en la edición digital se publicó el texto íntegro. Cuando un periodista de la casa observó las diferencias entre la versión digital e impresa optó por suprimir por propia iniciativa las tres preguntas que no aparecían en la entrevista publicada en la segunda. Fue una mala decisión. Al advertir lo sucedido, recuperamos el texto íntegro en la edición digital”.

El autor de la entrevista, ajeno a esta cadena de decisiones, editó la versión impresa sin las preguntas citadas y dejó una versión íntegra para el digital.

El texto suprimido y recuperado en la entrevista digital es el siguiente:

“P. Se les relaciona con gobiernos y dinero procedente de Sudamérica. ¿La fundación CEPS (Centro Estudios Políticos y Sociales) financia Podemos?

R. No tiene nada que ver con Podemos ni con la financiación de Podemos.

P. Pero los líderes de Podemos han trabajado en esa fundación.

R. Claro, pero es como decir que alguien, por haber trabajado en una ONG, en sus actividades posteriores, esa ONG tenga que financiar lo que está haciendo. En ningún caso. La fundación CEPS ha tenido convenios de colaboración con diferentes gobiernos de Latinoamérica. Es muy llamativo que digan que nos financia Venezuela. Tanto el señor José Bono como Pedro Morenés se han encargado de firmar jugosos contratos con el ejército venezolano, que comprba armas en nuestro país. ¿Se imaginan a un tertuliano diciendo que a Bono y Morenés los financia el chavismo? Muchas empresas españolas y ONG hacen negocios con Venezuela. CEPS es una fundación que ha actuado a través de convenios y ha desplazado técnicos cualificados para asesorar en políticas públicas.

P. Ha recibido una buena cantidad de dinero.

R. Hay muchos consultores españoles que trabajan en Venezuela para partidos de la oposición y pueden cobrar 6.000, 7.000, 8.000 euros al mes el algún caso. Ningún consultor de CEPS ha cobrado cantidades parecidas. Yo estuve trabajando durante un mes y cobré las dietas, ni siquiera un salario. Nada que ver con lo que reciben las fundaciones del PP, del PSOE, o los negocios de empresas como para la que usted trabaja en América Latina”.

Hay 65 Comentarios

Otro lector menos

No esperaba que en la Campaña de Acoso a Podemos el País (ese periódico que yo compraba orgulloso durante muchos años) fuera a utilizar los mismos argumentos que acababa de oír en un debate televisivo al subdirector del Mundo , exactamente los mismos. Ese día decidí con un poco tristeza abandonarlo, no volver a comprar el periódico me parece la mejor forma de protesta , fue la gota que colmó el vaso , recuerdo que al pasar un par de páginas había una infografia a doble página del príncipe Felipe próximo a su coronación con todos los detalles de su uniforme , pese está vez es la última, vasta de lamentarnos y empezamos a ser consecuentes.Yo quiero una prensa que cuestione lo que esta sucediendo y reflexione, nunca he comprado el Hola y ahora tenía la sensación de tenerlo en las manos en formato periódico.
Este país ( España) necesitaba un líder que nos devolviera la ilusión algo tan sencillo pero tan importante y las reacciones desmedidas de periódicos, partidos incluso de personas nos ayudan a localizar donde esta nuestros auténticos problemas.
Adiós señores esté ya no es mi periódico.

No existe la entrevista perfecta, ni tampoco el entrevistador adecuado en muchos casos. Este podría ser un ejemplo, o no.

Con todo, lo mejor de Podemos es que ha logrado remover los cimientos, y desatado el miedo, de toda casa. Aunque solo fuera por eso -y va a ser que no- ya habría merecido la pena. Por cierto, claro que sí, también yo he votado a Podemos, más que nada, porque ¿a qué otro votar? No había quid, ni había quo, es decir, ni el consuelo de un quid pro quo de un pasado relativamente reciente.
.
Y hablando de cimientos y de casas, también dejó más tocada a la prensa de lo esperable -la prensa es el pulso de los amos-, y en este último caso, de nuevo para bien, ese bien que se origina, además, de por un uso desmedido y torpe del chavismo, la cuestión bolivariana, el radicalismo de izquierdas, ¡no me hagan 'de' reír!, y los fantasmas del agitprop, toda esa desmesura párvula, por sumado a los habituales 'hurtos' que, con todo, contrarrestan sin más las cámaras de simples y copiosos móviles, y que produce el consabido y viejo efecto boomerang.
.
Bienvenidos a otra cosa, y si no me creen, ya verán qué pasa durante el verano, mientras sus señorías ocian, eso sí, por primera vez desde hace tantos años que ni se recuerda, más que menos tranquilos, francamente preocupados. Lo celebro, y cómo.
.
Salud, buena gente.

Este periódico practica la censura en sus foros y el defensor del lector no puede o no quiere hacer nada al respecto.

Espero que este nuevo comentario no me sea censurado, para ello omito mis críticas argumentadas a la línea editorial adoptada por El País y la mayor parte de sus colaboradores (he omitido nombres señor Delclos). No entiendo el miedo a Podemos ni las acríticas alabanzas en tromba al monarca abdicante y a la monarquía. No es este mi periódico, el que llevaba comprando cerca de 20 años. Lo siento, no lo volveré a comprar.

La dirección del periódico El País ya no es lo que era... serio y crítico con las diferencias sociales y políticas que corroen a las sociedades. Su dependencia con los poderes fácticos, es decir, con los poderes financieros que rigen la supuesta globalización de la economía mundial, es un síntoma alarmante de esa realidad, del caos que asola el orden social. La ética ha sido metida en un baul y el hocico de las hienas políticas reluce por todas partes.

Estamos asistiendo a un acoso por parte de la gran mayoria de los periodicos y TV al partido de PODEMOS, con una sarta de falacias, que son chvistas, cubanos, anti democratas, anti constitucionalistas, pero la verdad de todo estas acusaciones ¿ Que es lo que hay ? Miedo a las proximas elecciones, porque todos aquellos que han estado mandando en el gobierno de España, y que juraron la CONSTITUCIÖN no la han aplicado, por lo tranto son ellos los ANTI CONSTITUCIONALISTAS.

Muy de acuerdo con muchas opiniones de lectores decepcionados, me parece que el País deja de lado su lado más demócrata, realmente hasta ahora era un diario referente, no sé, muy de acuerdo con el comentario de en qué se ha convertido el dominical, un escaparate ofensivo del lujo, impropio de cierta sensibilidad social.

Hace ya muchos años que no soy asidua lectora de El País, pero este tipo de comportamientos ya no me sorprenden en absoluto y, es una de las muchas razones por las que voté a PODEMOS y por las que seguiré votando y colaborando. Hasta nunca!

Bueno,"llueve sobre mojado". el País como institución está muy tocado con el movimiento que ha retratado la situación actual, es decir que forma parte del RÉGIMEN, por ello se siente amenazado. su trayectoria y política informativa sobre Venezuela es de vergüenza y me refiero desde el punto de vista de la profesión periodística. Bienvenidos a los que saltan a otras esferas periodísticas, yo ya lo hice hace algunos años.. ya sabéis SI SE PUEDE cambiar el RÉGIMEN.

Fui trabajador de El País desde el 15 de marzo de 1976, es decir, un poco antes de su aparición, hasta casi los años 90. La identificación con el proyecto fue muy intensa tanto por parte de los currantes como de lo más decente de aquella sociedad. Desde entonces he seguido siendo un lector crítico y fiel pero hasta aquí hemos llegado. Tomás, felicita a esos genios que están destrozando el diario y un abrazo para tí.

Toda mi vida comprando y leyendo El País, pero toca despedida. Aunque quizás Podemos abusa del término "casta", pienso que retrata muy bien el funcionamiento del Régimen, del que por supuesto forma parte importante El País. ¡Qué pena! Agur El País.

Yo era una ávida lectora de El País, desde los 10 años cuando lo traía mi padre a casa. Después lo he comprado yo y lo he disfrutado mucho, hasta ahora.
El País ya no tiene ningún tipo de credibilidad. Es penoso ver como su fobia por el Chavismo y Podemos les puede más que el periodismo de verdad. Penosos también los publireportajes que aparecen a diario, los más recientes sobre la Monarquía.

El País tiene un problema: quiere ocupar un espacio que ya ocupan La Razón, El Mundo y ABC…

Lectora del El País desde hace más de 25 años y votante de Podemos. Vergonzoso lo que se está haciendo con esta formación política, ¿de verdad dan tanto miedo?. Ya llevaba un tiempo no reconociendo a mí periódico, el dominical es un muestrario obsceno del lujo, ¿es este un periódico de centro-izquierda? ¿ con la que está callendo?. Una lectora menos.

Me sumo a los comentarios de todos los anteriores "compañeros de lectura" de El País y decir, que yo también hace meses que dejé de comprar este diario que no me merece ya ningún crédito, entiendo que se plegue a circunstancias que nada tienen que ver con el periodismo de cierta "calidad" que tenía, igual temas económicos o exceso de colonización, que no lo sé con certeza pero también decir que hay buenos periodistas, pero tanto la línea editorial, como las demás cosas han fallado y terminar diciendo que hubo domingos que desde casa iba a la propia redacción en Miguel Yuste a cogerlo porque se había teminado en el kiosko de costumbre de mi barrio, eso terminó. Adios, El País.

La explicación es patética y no creíble. Sencillamente creo que se ha censurado para un fin espúreo.
Llevo leyendo El País desde su inicio. Hoy es un día histórico. El vaso se ha llenado. Ni un euro más de mi bolsillo. Adiós.

el país ya no puede escribirse con las mayúsculas del periodismo.

Al que ha hecho este comentario:

"Me gustaría saber cuántos de estos "indignados y decepcionados lectores de toda la vida" leían de verdad El País. En fin, rectificar es de sabios. Y cuánto daño está haciendo Podemos."

Me gustaría decirle que no sé indicarle el número exacto de cuántos de estos lectores indignados leían realmente antes El País, pero yo conozco unos cuántos y yo misma soy una de ellos. En mi opinión la labor del periodísmo es importantísima. En esa profesión recae una gran responsabilidad de fomentar la transparencia e informar, especialmente de aquellas cosas que se ocultan deliberadamente con algún interés. Espero y confío (aunque esto comienza a ser más una esperanza que una expectativa) que esta profesión siga fiel a sus principios y sigamos pudiendo confiar en ella.

Por otro lado me gustaría saber a quién ha hecho daño PODEMOS en los 4 meses de vida que lleva? Si ha molestado a esos que ahora están tratando de denostar a esta formación y de acabar con su reputación, me parece que simplemente ha sacado los colores a los que llevaban años en el poder ultilizándolo para su propio beneficio y dejándo de lado a la gente a la que representan con la escusa de que "no se puede hacer otra cosa". Y con esta afirmación se quedan contentos y se van a disfrutar de sus privilegios pagados con los impuestos de la gente.
No puedo hablar por el resto de simpatizantes de PODEMOS pero puedo decir que a mí personalmente me ha devuelto la ilusión de que es posible hacer algo. Introducir otra vez la meritocracia en la política y tener gente que de DE VERDAD quiere trabajar para la gente. Hay mucha gente en este país muy preparada, honesta y con ganas de trabajar. Y de hacer las cosas bien. Ya es hora de que sean estos los que estén en los puesto de poder.

Adios para siempre, habeis perdido un lector mas

Adiós Pais Adiós . Lo peor es que me quedo huérfano de periódicos en papel

Que vergueza, otro lector fiel durante años que os abandona.

No critico al Defensor del lector. Su columna es un apéndice necesario en cualquier estructura de formación de opinión. La cuestión dolorosa es que su función aparezca siempre como paliativa del daño hecho, no como un vector de correción de rumbo para ulteriores ocasiones. Así, quien se haya sentido censurado, engañado, tiene derecho ocasional a esta compensación que ni es vinculante para el diario a efectos posteriores, ni arregla el destrozo hecho, porque entre la linea editorial y la censura de Santa Tecla, le incidencia del lector en tiempo y lugar es ínfima. Aquí, la deriva ideológica de este diario hacia parámetros más propios del republicanismo norteamericano - estética "Reader's Digest" incluída - que de un clarín, por decir, "socialdemócrata", nos hace pensar a muchos fieles lectores que habrá que surtirse en otras fuentes.

La credibilidad de este periódico ha caído en picado.
Adios para siempre

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Defensora del Lector

Sobre el blog

La figura del Defensor del Lector fue creada por la Dirección de EL PAIS para garantizar los derechos de los lectores, atender a sus dudas, quejas y sugerencias sobre los contenidos del periódico, así como para vigilar que el tratamiento de las informaciones es acorde con las reglas éticas y profesionales del periodismo. Puede intervenir a instancia de cualquier lector o por iniciativa propia.
Principios éticos del diario EL PAÍS

Defensora del lector

Lola Galán

se incorporó a la plantilla de EL PAÍS en 1982, tras una etapa como colaboradora del diario. Ha sido redactora de las secciones de España y Sociedad, y reportera de la sección Domingo. Entre 1994 y 2003 ha ocupado las corresponsalías de Londres y Roma. En los últimos años ha trabajado para los suplementos del fin de semana, incluida la revista cultural Babelia. Madrileña, estudió Filosofía en la Universidad Complutense y Periodismo en la Escuela Oficial de Madrid.

Contacto

Los lectores pueden contactar con la Defensora del Lector:

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal