Fernando Galdoni

El reino de los mapuches

Por: | 25 de diciembre de 2011

Un 25 de diciembre murió Pedro de Valdivia, el conquistador de Chile. Extremeño como Cortés, Pizarro o Nuñez de Balboa, el militar dejó tras de sí el conflicto más largo de la historia de la conquista española en el Nuevo Mundo: la llamada Guerra de Arauca, el enfrentamiento entre los colonizadores y los mapuches. Y aunque para los historiadores esta guerra de casi tres siglos acabó con la conquista de la Araucanía bien entrado el Siglo XIX, el choque entre el Estado chileno y la comunidad mapuche no ha tocado a su fin. Es más, desde la vuelta de la democracia al país andino en 1990, la situación ha empeorado con el aumento de las invasiones de tierras ancestrales por parte de la comunidad y la también creciente represión policial.

Ni los sucesivos gobiernos de la Concertación de centroizquierda ni el actual presidente conservador Sebastián Piñera han sabido o parecen haber tenido la voluntad para zanjar una crisis que afecta a una comunidad de 600.000 habitantes entre 17 millones de chilenos. Entre 2002 y 2006 murieron al menos cuatro indígenas y decenas fueron encarcelados. En 2010, se produjo una huelga de hambre de 86 días a la que se llegaron a sumar 38 presos mapuches en protesta por la aplicación de la ley antiterrorista contra la comunidad. Hasta la ONU ha expresado su preocupación por la aplicación de una ley de la dictadura pinochetista contra los indígenas y ha insistido al Gobierno en la necesidad de negociar con los mapuches una salida al conflicto.

La comunidad indígena reclama básicamente el reconocimiento constitucional, la autonomía en sus territorios ancestrales y derechos como el de ser consultada por el Estado en la concesión de licencias de infraestructuras energéticas y actividades mineras o forestales, en línea con las reivindicaciones de los aymaras y quechuas en Perú y Bolivia. Muchos reivindican el llamado Wallmapu o “territorio circundante”, el nombre geográfico y cultural de la mapuche, que ha habitado los territorios más australes de América, hoy dividido entre Chile y Argentina.

379px-Antoine_de_Tounens_vestido_de_MapucheTal vez, por qué no estudiarlo, sería bueno recuperar para la comunidad mapuche parte del extinto Reino de la Araucanía y la Patagonia, aquella monarquía constitucional instituida en 1860 por el abogado y noble francés Orélie Antoine de Tounens, fallecido en 1878. Aunque la aventura duró 13 meses y fue aplastada por el Ejército chileno sin haber obtenido reconocimiento formal alguno, todavía hoy vive en París un pretendiente al trono araucano. Philippe Boiry, nacido en 1927 y conocido como Felipe I de Araucanía y Patagonia, podría ser un buen mediador ante un conflicto en punto muerto. Este periodista y profesor parece que mantiene buenos contactos con jefes mapuches, de entre los cuales debería surgir por supuesto el futuro monarca de una región trazada tomando como referencia el acuerdo de paz de Quillín entre la nación mapuche y el Imperio español.

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

, argentino, nacido en el 68, jefe de la sección Internacional de El País y apasionado lector de historia y literatura iberoamericana.

Eskup

Archivo

mayo 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal