¿Pero hubo alguna vez arquitectos estrella?

Por: | 07 de junio de 2010

0001607

Va a ser cuestión de salir a pleno sol a buscarlos con una linterna. A los arquitectos estrella, me refiero. Si la historia de la arquitectura es también la historia de las palabras que se emplean para hablar de ella, en la reciente tendrían capítulo propio términos como “espectáculo”, “arquitecto estrella”, por supuesto, “emblemático”, “sostenible”… La lista es previsible y podría tener un apartado titulado “fiesta” y otro “fin de fiesta”. Después de años de colocar un ladrillo sobre otro sin reparar en gastos, otra vez se le ha quitado el polvo a la vieja pregunta de Josep Pla al llegar a Manhattan: “¿Esto quien lo paga?”
La crisis –ciega a la diferencia entre justos y pecadores- no sólo ha dejado bajo mínimos los visados de obra en los colegios de arquitectos de toda España y aparcado en Madrid la Ciudad de la Justicia o el Centro Internacional de Convenciones, también ha contribuido a acuñar –todos lo hemos usado alguna vez- el mantra de los tiempos: “la fiesta ha terminado”, traducción impersonal del enigmático “adiós a los arquitectos estrella”. Y es que ¿hubo alguna vez arquitectos estrella? Todo el mundo habla de ellos pero nadie dice nombres.


Muy pocos, ya hablamos de Chipperfield hace unos días a propósito de Shanghai, se han atrevido a apuntar la dificultad de hacer arquitectura espectacular. Lo normal es que escondan la mano incluso los que nunca tiraron una piedra. El caso es que en la clase (vip) de los galácticos sería imposible pasar lista. No resulta difícil imaginar las respuestas a una supuesta nómina de los más publicados y publicitados. ¿Gehry? “Cambio una ciudad entera. ¿Qué más se puede decir en defensa de un arquitecto? No es culpa suya que los alcaldes empezasen a plantar árboles sin pensar en el bosque” ¿Koolhaas? “Ha creado tanta escuela con sus libros y proyectos que es difícil creer que nos gusten las obras del demonio” ¿Eisenman? “No confundas extraño con estrella. Derrida no está al alcance de todo el mundo” ¿Foster? “No, por Dios, si es un humanista. Global sí, estrella no. Y Príncipe de Asturias” ¿Calatrava, también Príncipe de Asturias? “Todo el mundo sabe que juega en otra liga. Le preocupan más sus clientes que sus colegas” ¿Rogers? “¿Te olvidas de su defensa sostenible del sentido común para las ciudades en un pequeño planeta?” ¿Zaha Hadid? “Mmm… Pasó tal calvario para construir que llegó cuando el mal de las estrellas ya estaba hecho” ¿Herzog &de Meuron? “¡Nunca! Ellos son los más grandes y sus edificios, los menos caprichosos. Tienen obra como para que les hubieran dado ya un segundo Pritzker” ¿Miramos en la lista del Pritzker? “No lo dirás por Murcutt, Zumthor o Sanaa”.
Fin de fiesta, sí. Ahora que pintan bastos la situación recuerda a la frase que tanto le gusta a Rafael Sánchez Ferlosio, autor, por cierto, del que muchos consideran uno de los grandes libros de arquitectura de los últimos tiempos: El testimonio de Yarfoz, una novela. La frase es ésta: “Vinieron los sarracenos y los molieron a palos, que Dios ayuda a los buenos cuando son más que los malos”. Si usted sabe de algún arquitecto estrella, aquí tiene un lugar para escribir su nombre. Así sabremos de qué hablamos cuando hablamos de amor. Pueden ustedes, bien saben que pueden, firmar con pseudónimo.

Hay 45 Comentarios

Arquitectos estrella los ha habido y los hay. El problema no son ellos, pues sus obras no son todas malas (Las hay extraordinarias), si queréis buscar culpables, miraos al espejo, si, vosotros, demandáis basura y os encanta, el tabaco mata, pero ¿quien lo deja? Con esto pasa igual, ahora queréis ser indemnizados por la sobredosis de mierda que os habéis metido. Afortunadamente, esta tendencia en revistas esta transitando al otro extremo, los Shigeru Ban, Lacaton & Vassal, Diebedo Keré, etc, están siendo reconocidos y admirados por los nuevos estudiantes de arquitectura. Y ese sí es el camino, así sí.

No voy a negar que al principio si me confundí un poco con la estructura del articulo peor es cuestión de ver las cosas más haya de lo superficial para darse cuenta a lo que el autor quiere llegar.

O yo no entiendo nada o todo esto solo puede ser una estrategia similar a la de "Aquí hay tomate" o "Salsa rosa". Es decir, la cosa consiste en generar polémica a lo bruto para aumentar la espectación y los espectadores. Quiero creer que Anatxu, suponiendo que exista y no sea el último pseudónimo de Jorge Javier Vázquez, lleva años promocionando lo que todos sabemos y ahora nos ofrece esta perla y nos anima a postear, incluso con pseudónimo. Nos pone el aro y nos pide que saltemos por dentro. Vista la trayectoria de este blog, las opiniones que genera, la estrategia está clara: Si no tenemos nada que decir ahora que se nos acaba el negocio de la farándula arquitectónica, vamos a vivir del sensacionalismo periodístico hasta que podamos. En fin.... la de la foto es Isabel Pantoja o Zaha Hadid??

Qué pelotas, pero que grandes pelotas tienes, ya lo dice mi amigo Serxio...no puede ser que haya leido lo que he leido...que no ha habido arquitectos estrella...
aunque tras tomarse algo ilegal, alguien puede pensar que ha sido así y que en cierto modo no los ha habido...exactamente del mismo modo que no ha habido constructores y promotores que especularan con los cuartos (y los anhelos) de gente honrada, o políticos de toda escala de poder corruptos hasta la médula, como tampoco banqueros sin escrúpulos o aduladores profesionales seguramente en plantilla de este y aquel estudio, aunque quizás todo ésto no te suene por lejanía o falta de familiaridad.
Si lo que pretendes es provocar con mal gusto y tener éxito de audiencia llegas tarde, Tele5 compró todas las papeletas hace tiempo. Artículos como éste son ridículos y atentan como bien dice Marcos López más arriba, "una auténtica falta de respeto a la inteligencia". Nos queda saber qué pretendes con abominaciones como ésta...aunque no seré yo el que se quede a esperar por el dato.

Felicidades por cierto, por tener un trabajo en los tiempos que corren, nunca nadie tan malo ha conseguido ganarse la vida con esperpentos como lo que tu escribes...tiene merito la jaimitada.

No tantas felicidades para El País, que demuestra con blogs como este blog tener favores que devolver a golpe de espacio en su web.

¿Hay alguien ahí? Como vi que nadie respondía a mi pregunta (menudo diálogo de sordos), metí en el buscador digital de este periódico muchos de los nombres que recomendaban Alejandro y, creo, Ezequiel (Zumthor, Lacaton, Llinàs, Peter Smithson). Y sobre todos había escrito la persona que lleva este blog. ¿No habíamos quedado en que había escrito sólo sobre las estrellas? No entiendo nada.

Yo creo, con todo el respeto del mundo, que Anatxu se ha montado un artículo perfecto para que otros (los que abajo comentan) escriban lo que ella no ha hecho en estos años. Montarse un artículo al revés ¿Y por qué el último párrafo tiene una tipo más pequeña, para que duela menos al leerlo?

Solo tengo una cosa que decir:

http://nmas1.wordpress.com/2010/06/14/entrevistas-tuneadas-2/

Escucha lo que Enrique Encabo Seguí le dedica a Anatxu y a este tipo de escritores de lo banal que nunca se preguntan si vale para algo lo que hacen...

En la presentación del programa Planeta Beta:

http://edgargonzalez.com/planetabeta/Planeta_Beta/Planeta_Beta_Podcast/Entries/2010/4/8_XXXIV_Manuel_Borja-Villel.html

Respondiendo a pablogil, a mí la entrevista a Piano me pareció profesional y de altura, y no veo, en ningún sitio, el supuesto malestar de Piano, todo un caballero. Me temo que en este blog hay mucho resentido que quisiera ver sus obras más publicadas. Incluso hay quien lo dice directamente! La verdad es, queridos arquitectos, que os estáis retratando...
Un diseñador industrial

Amigo pablogil, creo que no hemos leído la misma entrevista a Renzo Piano (lo más enviado hoy en el país digital). No veo acoso por ninguna parte. A menos que esperes preguntas para que se luzca el entrevistado y cuyas respuestas ya conocemos (como las de los políticos).
Y no creo que haga falta una tesis doctoral para explicar qué es arquitectura escultórica o qué significa cambiar el mundo (y la primera puede hacer lo segundo -de hecho, lo hace para bien o para mal-, pero es más cara y los jóvenes solemos andar cortos de presupuesto). Yo, por ejemplo, entiendo qué quieres decir tú cuando hablas de acoso y de incordiante aunque tú no digas a qué te refieres exactamente, ni valores "las posibilidades de cada elección".
Me temo que si la entrevista a Piano hubiera sido como tú dices también te habría parecido mal, light y sin nivel por meterse a explicar cosas que todo el mundo entiende. Por lo menos las entiende Piano, que contesta como si supiera de qué le hablan.

Por cierto, sin acritud, la palabra "fe" que usas en "mala fé" no lleva tilde.
Ah, y estupendo el congreso. Espero que se repita el año que viene.

creo que para criticar de arquitectura hay que saber cómo funciona la arquitectura como profesión, y el autor del artículo no sabe de eso mucho...

Absolutamente de acuerdo con que El País se merece un crítico de arquitectura de más nivel.

pablogil...completamente de acuerdo...ya contesté a la anterior entrada expresando lo profundamente mal que se está realizando este blog en un medio como El Pais. La respuesta fué este articulo sobre los arquitectos estrella, desde luego lamentable. No añadiré ni un solo comentario mas a este blog, por lo menos hasta que merezca la pena el contenido. Mostrar la arquitectura tanto a los que saben de ella como a los que no, no se traduce en estos articulos facilones y sin contenido.
Un saludo

Quisiera hacer un comentario a la entrevista a Renzo Piano publicada por Anantxu Zabalbescoa en El Pais que enlaza con esta entrada y otras del blog.
Primero la entrevistadora realiza una suerte de acoso insensible al entrevistado reiterando una opinión contra la arquitectura-espectáculo que no ha sido capaz de definir. Esto desde luego confunde al entrevistado, y se entiende en la conversación que en realidad ni uno ni otro se aclaran (ejemplo a A.Z. le sorprende que R.P. hable de poesía). R.P. parece al menos querer ser diplomático, pero A.Z. es manifiestamente incordiante.
Segundo, lo que es ya de una grosería intelectual es decir que los jóvenes defienden cambiar el mundo en lugar de hacer una arquitectura escultórica. Esto es verdaderamente demagógico, en el mejor de los casos, aunque me temo que detrás de ello hay ignorancia y mala fé de la autora, así como falta de responsabilidad al proponer semejante elección, o lo uno o lo otro, sin decir a qué se refiere exactamente, ni valorar las posibilidades de cada elección, si es que realmente son contradictorias, ni cómo cambiar el mundo, hacia qué, y mucho menos definir en qué consistiría una arquitectura espectáculo o escultórica frente a otra que no lo sea.
Espero que estas opiniones gratuitas no acaben calando en la opinión pública ni en la clase política.
Nos merecemos en El País un crítico de arquitectura de más nivel.
Un buen dato es el bochorno que debe haber pasado un arquitecto como Renzo Piano frente a semejantes preguntas.


Cuanto más comentarios y más polémica... más interesante y más interesados aunque parece que alguno "le tenía ganas" a Zabalbeasacoa :)!
A mi me encanta leerte y especialmente lo que escribes en tu blog!

Muchisimos Arquitectos renuncian a ser estrellas, no tengas duda, haciendo buena Arquitectura y siendo publicados, que no es lo mismo , de los conocidos, Lacaton Vassal, Los Smithson, Llinas, etc.

cuantos de estos comentarios son hechos por arquitectos o diseñadores? cual de ustedes renunciaría a ser uno de estos "arquitectos estrella"?

Prensa mercenaria

Cada vez que veo esos documentales promocionando Dubai con sus edificios interestelares, me pregunto : ¿Habran calculado apropiadamente la sustentación de los suelos? Van a disponer de una fuente de energía que nunca invalide los sistemas de ascenso-descenso? Cordiales saludos.

María (n+1) me uno a tu comentario. ¡Qué tendrá que contarnos Anatxu si ha vivido de ellos!

A propósito de este tema es muy interesante el libro de Llàtzer Moix (publicado recientemente) “Arquitectura milagrosa. Hazañas de los arquitectos estrella en la España del Guggenheim”.
Les dejo el enlace de una entrevista que le realizamos para la revista Miralls: http://www.revistamiralls.es/?p=90

Anatxu, sigo las recomendaciones de tus libors. Y siendo un admirador de Enric González, no tenía idea de que había publicado un libro infantil.¡Gracias por el dato! Ya sé que le regalaré a mi sobrino (y lo leeré antes, jeje)

Anatxu, creo que has dado en el clavo con el tema. María (n+1) tiene bastante razón cuando dice que una parte importante de la culpa del fenómeno "arquitecto estrella" la tenéis los periodistas especializados. Por otra parte, ¿qué otra cosa podías hacer? Un periodista debe ser cronista de su tiempo y los edificios de las vacas gordas que han plantado los "galácticos" son el reflejo de una época que termina... algo bueno tenía que tener esta crisis. El "nuevo riquísmo" se acaba y con el se acabarán los "gritos" arquitectónicos que, en la mayoría de los casos, no han hecho más que estropear el paisaje. A partir de ahora los políticos no se van a atrever a ser tan generosos con el dinero público y una biblioteca volverá a ser un lugar silencioso, por dentro y por fuera. Y los periodistas especializados tendréis que hablar de esa nueva realidad. Aunque en tu defensa tengo que decir que he leído bastantes artículos tuyos que hablaban de arquitectos poco conocidos que hacían una inmensa labor social, "Héroes de barrio" en el EPS, por ejemplo. Y que gracias a tu trabajo he conocido la obra de gente como Murcutt.
Y termino con una sugerencia, "Del tirador a la ciudad" se decanta abiertamente por el campo de la arquitectura y echo en falta más entradas dedicadas al diseño. Y no solo de mobiliario.
Un diseñador industrial.

Estoy de acuerdo con todos los comentarios anteriores, pero decir que cuando estos "Super estellas" lanzan un nuevo edificio, todos los admiramos. A pesar de ello estas reflexiones son siempre buenas.

raul lo clavas, nada que añadir. Creo que alguno queda por ahí pero bastante enfocado lo tienes, nene.

¿Y qué más da?

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal