Urbanismo, urbanidad y residuos urbanos

Por: | 25 de junio de 2010


Lecturas de verano. Tres libros cuyos efectos duran más de tres meses. Aparentemente, sólo aparentemente, no tratan sobre arquitectura y diseño.

1) RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS

Nunca fue tan hermosa la basura (Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores). José Luis Pardo.

Nunca fue tan hermosa la basura 001(Para los que aspiran a llamar a las cosas por su nombre -por ejemplo, basura a los eufemísticos residuos sólidos-). Basta abrir este libro por cualquier parte –por el Ensayo sobre la falta de vivienda, sin ir más lejos- para darse cuenta de que está lleno de preguntas y de cargas de profundidad contra la asunción acrítica de mecanismos como los que nos han llevado, por ejemplo, a dejar de hablar de “vivienda digna” para hablar de “vivienda de calidad”. La calidad se ha convertido, dice Pardo, en un comodín para evitar los viejos derechos a un juicio justo, una educación íntegra y un empleo decente. Para el filósofo, lo que hay detrás es “la descomposición deliberadamente planificada de todo aquello que, desde 1954 en adelante, había venido llamándose “estado de bienestar”. La relación entre intimidad y ruina, la diferencia entre intimidad y privacidad y por qué en el espacio público nadie está (ni deber estar) en su casa son otros de los asuntos de esta recopilación de ensayos y artículos. Un libro para los que aspiran a llamar a las cosas por su nombre y para los que confunden todavía fabricar una flauta con saber tocarla. Y donde dice flauta vale decir casa.

2) URBANISMO.

Del lado del amor. Poesía reunida (1994-2009) (Visor). Juan Antonio González Iglesias.

Delladodelamor (Para los que piensan que no todo ha de ser urbanizado). La poesía reunida de uno de los grandes poetas españoles en ejercicio, profesor de latín en la Universidad de Salamanca y traductor de Catulo y Ovidio. Del lado del amor reúne sus cinco libros publicados y uno inédito –Selva de fábula-, que es un canto ecológico y urbanístico en el más alto sentido de ambas palabras. El resto es la pura celebración (crítica) de un mundo en el que la poesía es cada vez más un acto de resistencia. Está lleno de pistas arquitectónicas. Una muestra: APOLOGÍA DE LAS FORMAS IRREGULARES. “El constructor se niega a poner en la casa / una ventana en forma de trapecio, / nacida de las ondas, del tejado en un ángulo, / lo mismo que una Venus transparente y abstracta. Él pretende acotar catorce nubes, / someter las estrellas a cuadrado. / Quiere lo regular, lo previsible. / Yo discuto con él. Súbitamente / mi corazón redacta una apología de las formas irregulares. / Pero no la pronuncio. / No le recuerdo aquel dodecaedro / salvaje que nos mira cada vez / que nos enamoramos. Ni le digo que estoy / leyendo aquel cuaderno que Nijinski / llenó en 1929 / con sus últimas notas antes de la locura. / Ni siquiera lo cito. ¿Qué autoridad podría / tener Nijinski sobre un constructor? / Nijinski dice: mi mujer no entiende / mi belleza, / porque no tengo rasgos regulares. / Los rasgos regulares no son propios de Dios. / Yo amo todas las formas y toda la belleza. / Ante un constructor / no cito estos hermosos argumentos / a favor de las formas / irregulares. Guardo / su rara congruencia / para los que comprenden un poema. Tampoco / pierdo el tiempo diciéndole / que mi corazón es irregular”.

 

3) URBANIDAD

Manual de urbanidad y buenas maneras en la Red (Melusina). José Antonio Millán.

57(Para los que piensan que gritar por escrito no te da la razón). “¿Urbanidad en Internet? ¿Buenas maneras en la red? ¿No encierra este título una contradicción?” Las preguntas las hace José Antonio Millán, una eminencia española en asuntos de Internet. Él mismo responde que la aparente contradicción no es tal porque, resumiendo, la comunicación electrónica no es más que otra forma de comunicación humana. Aunque en muchos casos esté amparada (o blindada) por el anonimato. El libro es una mezcla entre instrucciones de uso y guía de viajes por el universo de los blogs, las páginas web, el correo electrónico y el resto del cibervecindario. Los nativos digitales, que tal vez se lo sepan ya, disfrutarán con el estilo de Millán. Los que no lo son aprenderán en cada página (que una dirección electrónica no es algo secreto, que escribir todo en mayúsculas equivale a gritar…). La parte educativa sólo sorprenderá a los que han olvidado que un insulto no es un argumento, que en la calle no se escupe y que conviene recoger las heces de nuestros perros. En la calle y en Internet.


 

Hay 4 Comentarios

Una alternativa a los problemas ambientales de los residuos sólidos urbanos es la construcción de plantas de tratamiento de residuos sólidos para producir electricidad.
En http://www.redsolenergy.com realizamos proyectos y construcción de plantas de desechos sólidos, eliminando así el principal problema de los residuos y la producción simultánea de electricidad limpia y renovable. Nuestras instalaciones y proyectos evitan emitir a la atmósfera grandes cantidades de CO2, evitan problemas de residuos, eliminan focos de enfermedades, producen energía eléctrica renovable y limpia y crear puestos de trabajo sostenibles.
Trabajamos en la construcción de plantas en Europa y América.

Una alternativa a los problemas ambientales de las basuras de equipos electricos y electronicos RAEES es la construcción de reciclado.
En http://www.redsolenergy.com realizamos proyectos y construcción de plantas de reciclado eliminando así el principal problema de los residuos de las basuras de equipos electricos y electronicos RAEES . Trabajamos en la construcción de plantas en Europa y América.

Gracias, Anatxu!

Hola, creo que es muy útil y necesario replantearse el urbanismo actual de forma heterodoxa y útil como usted lo hace. Enhorabuena. Reuniendo y comentando estos libros dispares, pero a la vez símiles en algunos aspectos, propone un entramado urbanístico muy interesante que es necesario desentramar.
Un saludo.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal