El sofá-habitación

Por: | 22 de julio de 2010

14

¿Cómo puede ayudar un sofá a las viviendas de hoy? El arquitecto Antonio Citterio, que lleva 25 años trabajando para Vitra, ha dado el salto de la producción de mobiliario de oficina a la rama que cuida el ámbito doméstico de esa empresa. El resultado ha sido el sofá Suita, que trata de integrar todos los usos de un sofá familiar (tumbarse o sentarse, trabajar o comer) en un único elemento. El sofá no sólo permite la convivencia de usos, como una familia, también puede crecer y cambiar. Compacto y capaz de convivir con los muebles que llegaron antes que él, representa la idea del sofá-habitación. Explicamos por qué.

Las claves del sofá Suita (acrónimo de Suiza e Italia) para tratar de responder a lo que puede ser un sofá familiar de hoy son éstas:

1- Es de producción industrial pero puede adaptarse a medida. Está compuesto por elementos que se pueden combinar según los espacios que deba o pueda ocupar el sofá y de acuerdo con las necesidades a las que deba responder. La combinación de chaise-longues, cabeceros, bandejas posteriores o módulos intermedios es libre. Todo puede unirse.
2-Puede crecer. La modularidad le permite crecer a lo largo -añadiendo cuerpos de asiento-, a lo ancho –añadiendo una chaise-longue- o a lo alto -sumando cabeceros elevados-.
3-Es compacto, pero cómodo. Citterio investigó diversas firmezas para el relleno de los almohadones y los asientos con el fin de lograr un sofá cómodo en un espacio limitado.
4-Es de fácil convivencia. Su neutralidad (tapicerías monocromas, líneas sobrias estructura de aluminio fundido a presión, patas sin referencia temporal) permite que el nuevo sofá conviva con elementos ya existentes en la casa. Desde los cojines hasta las mantas o mesillas. Se trata de un sofá ideado para convivir, no para cambiar.
5-Útil por todas sus caras. Una serie de bandejas permiten que la parte trasera del sofá se convierta en aparador u oficina. El propio puf, ideado por Citterio, puede actuar de mesa, de chaise-longue o de asiento supletorio.
No se trata de un sofá tendencia sino de una pieza de resistencia. Hace unos días el arquitecto de Meda cumplió 60 años. Que en tres décadas de profesión haya firmado 363 piezas de mobiliario de producción industrial habla (además de de la voracidad de un mercado insaciable) de su capacidad para idear soluciones. Que esos 363 productos hayan sido fabricados sólo por 13 empresas deja claro el tipo de relación que Citterio establece con sus clientes, la misma que busca obtener con sus productos: una de largo recorrido.

Hay 9 Comentarios

Me parece estupendo, es una idea buenísima, sobre todo para utilizarla cuando se dispone de poco espacio y de clientes no convencionales, el problema es que el poco espacio, casi siempre, está relacionado con la falta de recursos económicos para la compra o alquiler de mas m2. , y la situación no cambia cuando el cliente afronta la solución del interior de ese espacio.
¿Cuánto vale esta pieza? Es de Vitra, todavía no está en el mercado pero mucho me temo que barata no será y ahí es donde le veo el fallo, la incongruencia, la inutilidad, la falta de sentido a una idea fantástica.

Comparto mis felicitaciones a la autora del blog, acabo de descubrirlo y ya estoy enganchada ¡¡ BIEN !!

Muy útil para pisos con escaso espacio.

Si no me equivoco, la mesa baja se encaja en el ángulo del sofá (junto a la chaise longue), que así se convierte, sin mecanismos engorrosos en una cama de dimensiones generosas. Animo a quien tenga buenas ideas e iniciativa a que las patente e industrialice y las venda. Tal vez no sea tan sencillo como parece.

La idea de la mesa de trabajo detrás del sofá ya me la sugirió mi novia. Desde aquí tengo que reconocer que es toda una diseñadora y que podría haber patentado ese diseño. Gracias love!!! TMYAP

¿Soy yo? O simplemente ha puesto una tabla en la parte de atrás del sofá, lo del chaise-longe, no es nuevo, lo de la mesa-puf ya lo había visto y esas lineas simples y colores monocromáticos no es algo que me haya sorprendido. ¿Bonito? Si, ¿Nuevo? En absoluto. Me gustaría saber cuánto puede llegar a costar por el simple hecho de llevar la firma de un arquitecto. Miles de diseñadores de muebles llevan haciendo esto mismo mucho tiempo y seguro que no serán tan reconocidos.

Yo creo que los mejores muebles han sido diseñados por arquitectos. Por ejemplo, el sillón Barcelona de van der Rohe. Es un diseño que hace que se te caigan los pantalones (por no decir los calzoncillos). ¿Y Gaudí? ¿Qué me decís de sus muebles? Mariscal, Dalí... también han diseñado "bonitos" muebles. Pero "bonitos" y "prácticos", los arquitectos.

¡Me encanta el blog! Y el sofá de Citterio muy chulo.

A mi nunca me ha llegado a enganchar ningún blog pero Zabalbeascoa va a acabar convirtiéndome en incondicional de su blog, muy chulo el sofá de Citterio!

Me gustaría conocer vuestra opinión sobre el mejor perfil para diseñar mobiliario pq no es la primera vez que veo una pieza de mobiliario diseñada por un arquitecto...


Estoy enganchadísimo con este blog. No soy arquitecto, ni me dedico a la decoración o el diseño, pero siempre han sido temas que me han apasionado. Sólo quiero felicitar a la autora y animarle a seguir con sus interesantísimas entradas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal