Una arquitectura de la humildad

Por: | 22 de noviembre de 2010

CubiertaCimbra

Este es el título del último libro del arquitecto finlandés Juhani Pallasmaa publicado en España. Se trata de una antología de sus artículos seleccionada por Luis Martínez Santa-María y publicada en la colección La Cimbra de la Fundación Caja de Arquitectos. Durante los casi cuarenta años que recorren los escritos que integran el libro, Pallasmaa ha evolucionado. Él mismo lo anuncia en el prefacio: “Creo que mi pensamiento ha mudado desde un enfoque intelectual y analítico hasta adquirir un marcado cariz emocional, vivencial y existencial. Mi mirada ya no es tan estética cuanto ética. Es más, la sensación de seguridad que experimentaba siendo joven ha dado paso a una experiencia creciente entre la inseguridad y la duda. (…) La arquitectura también te enseña a ser humilde”. Recojo algunas de las ideas del libro:

-“Toda obra artística de calado parece tener su origen en el terreno autobiográfico de los recuerdos, las experiencias y las luchas personales”.
-“Al emplear conceptos e imágenes “puras”, el hombre industrializado aspira a la vacuidad de sentido”.
-“Mi concepción de la planificación urbana cambió para siempre el día que escuché de labios de Sverre Fehn: ‘Un planificador urbano también debería tener en cuenta los zapatos de mujer que esperan a que alguien los compre en el escaparate de una zapatería’”.
-“Nuestra cultura ha devenido ‘unidimensional’, tal y como predijeron con asombrosa exactitud Herbert Marcuse y Erich Fromm. La ciudad policía, Guardianville, intenta barrer cualquier conflicto o tensión y, al hacerlo, allana nuestra existencia hasta convertirla en un ejercicio consumista inofensivo: nos convertimos en consumidores de nuestras propias vidas”.
-“Las grandes obras de arquitectura se caracterizan por prestarse a la interpretación y, al mismo tiempo, acumular inagotables grados de contenido y significado. A primera vista los mejores edificios parecen relajados y no revelan esfuerzo. Lentamente nos insinúan grados de significados y misterios”.
-“Los edificios de nuestro tiempo más avanzados tecnológicamente -hospitales, aeropuertos, hoteles- se cuentan entre los más rigurosamente visuales y ofrecen, al mismo tiempo, los entornos sensoriales más pobres”.
-“La vida real siempre es ‘impura’ y ‘complicada’, y la arquitectura profunda debe proporcionar sabiamente un ámbito para la impureza que es la propia vida”.
-“En nuestro mundo globalizado, la novedad no es sólo un valor estético y artístico, es también una necesidad estratégica de la cultura de consumo y, en consecuencia, se ha convertido en un ingrediente inseparable de nuestra cultura, que es materialista hasta extremos surrealistas”.
-“Sólo podemos captar el tiempo mediante sus manifestaciones, es decir, las huellas, los lugares y los acontecimientos donde el tiempo se ha expresado”.
-“Somos lo que recordamos. Quien no pueda recordar, difícilmente podrá imaginar”.
-“Creo en una arquitectura que ralentice y enfoque las experiencias humanas en lugar de acelerarlas o difuminarlas”.

Además, Pallasmaa cita las voces relevantes de su pensamiento:

Aulis Blomstedt (su profesor): “Para un arquitecto, más que la habilidad de imaginar espacios, lo  importante es la habilidad de imaginar la vida”.

Jorge Luis Borges: “Ningún escritor de verdad intentó jamás ser contemporáneo”.

Jean Genet: “Ante el deseo de adquirir un significado real, cada obra de arte debe bajar por la escalera de los milenios con paciencia y extremando la cautela, llegar siempre que sea posible a la noche inmemorial de los muertos, para que los muertos puedan reconocerse en la obra”.

Ashley Montagu: “En el mundo occidental, estamos empezando a descubrir nuestros descuidados sentidos”.

Karsten Harries (profesor de filosofía en Yale):” La arquitectura no se limita a domesticar el espacio. Es también una profunda defensa contra el terror que nos inspira el tiempo”.

Colin St. John Wilson: “Las mentes jóvenes y radicales suelen dar más peso a la abstracción y la forma, mientras que con la edad los arquitectos se inclinan por una expresión más situacional, material y emotiva. ¿Por qué se produce este cambio?”

Marshall Breman: “Ser modernos es formar parte de un universo en el que, como dijo Marx, todo lo sólido se desvanece en el aire”.

Aldo van Eyck: “La arquitectura no debe hacer más, ni en ningún caso menos, que ayudar al hombre a regresar a casa”.

 

Hay 7 Comentarios

En relación a la arquitectura de la humildad me encantaría que leyera este artículo sobre la arquitectura de la negación. La capacidad para negarse a hacer arquitectura. http://thinkbig-lab.com/blog/no-hacer-nada-con-urgencia

Es muy curioso.
He pasado este fín de semana por Madrid y he coincidido en comprar este libro en Naos.
Y no había leido todavía esta referencia que se hace aquí.
Conozco a Pallasmaa desde hace algunos años y siempre me ha interesado mucho su visión de la arquitectura.
El título ya acabó por conquistarme.
¡Ay, si fueramos un poquito más humildes!

Así da gusto empezar el día.

Excelente noticia, excelente arquitecto. Debe de ser un excelente libro

Pero tampoco deberíamos olvidar todos esos nombres escalofriantes que tienen las asociaciones y los clubes del Opus Dei, siempre referentes a la naturaleza, a un valle, una sierra, un pico, un lago, una floresta... a algo rocoso e imperecedero... Colegio Mayor Belagua, el club Añisclo, Alameda, Los Arces, Aralar, Goroabe... Una auténtica mitologia, una oscura constelación de topónimos sólo comparable a la inventiva de Tolkien al bautizar la Tierra Media...

Recuerdo una vez a Rafael Moneo decir: "la arquitectura no debe hacerse notar". Creo que en sólo esta frase se reúnen muchas ideas aquí aparecidas. Excelente Post.

a veces se puede estar 100% de acuerdo con lo que se ha expuesto. asi en este caso, no haria falta hacer ningun comentario. solo queda el hecho que quiero agradecerte por haberlo publicado en tu blog.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal