El legado Ganchegui

Por: | 18 de febrero de 2011

 Urrezkoenea_08_X2

FOTO: EDORTA SUBIJANA

¿Qué hacer frente al cantábrico abierto y desapacible? Los arquitectos Rocío Peña y Mario Sangalli, de Peña Ganchegui y Asociados, decidieron que cuando no se pueden peinar los vientos, lo mejor es desaparecer. Se trata de quitarse de en medio para proteger el lugar, pero también de hacerse a un lado para resguardar la casa del viento del norte y de la lluvia.

Así, su casa Urrezkoenea, situada en Getaria, sobre una pendiente fuerte con vistas al Cantábrico, se recoge para acumular el sol debajo de la tierra. Y así, inventa un camino que recorre la colina desde la cima, donde está el acceso, hasta su pie, en la costa cantábrica.

El camino de acceso conduce a la casa, pero esta inicia otro sendero sinuoso y peatonal que se aleja de la sombra y gira buscando la protección del viento: “convirtiéndose en muro que se pliega y busca un lugar profundo desde el que mirar ese paisaje”, cuentan los arquitectos. Esta es una casa disimulada porque, ante algunas vistas, el exceso puede ahogar. Así, con la ubicación escondida, las vistas aparecen y desaparecen para hacerlas menos evidentes.

La casa es de madera y hasta el muro de hormigón lleva la huella del encofrado como textura y único ornamento. Las cubiertas planas de madera se mimetizarán cuando se tiñan de gris con el paso del tiempo.

“Pensamos que la vivienda no está acabada, porque esperamos que el lugar la haga desaparecer, aún más, con esa cubierta que como una melena acabará de desdibujar unas formas que pretenden no ser rotundas ni rigurosas sino una parte más de ese terreno”. En el hormigón ya se acumula el verdín de ese lugar tan lluvioso. Y los arquitectos lo imaginan cubierto de glicinia con el pasar de los años.

Rocío Peña Azpilicueta y Mario Sangalli (ambos nacidos en San Sebastián en 1964) fundaron en 1988 su estudio sobre la base del de Luis Peña Ganchegui. Tras estudiar en Barcelona, Rocío trabajó con Enric Miralles. Mario se especializó en estructuras y hoy es profesor de proyectos en la ETSASS. Las huellas topográficas de la enseñanza de Miralles y la mano con los cálculos del hormigón de Peña y Sangalli marcan muchos de sus trabajos, como el Centro Cultural Bastero Kulturgunea, en Andoain, y la propuesta para la Rehabilitación de la Plaza de los Fueros en Vitoria. Con todo, y más allá de su nombre, fue Peña Ganchegui el que les dejó el mayor legado. El arquitecto vasco, fallecido en 2009, les cedió como herencia el tacto para adecuar la arquitectura a la vocación del lugar.

 Urrezkoenea_05_X2 
Urrezkoenea_04_X2 
 

Hay 12 Comentarios

No me parece ni feo ni poco integrado en el paisaje, mas bien al contrario. Aunque ese solado dela foto principal entre el hormigon y la madera.... ughh! (Y antes de que alguien se me tire a la yugular aviso que mi teclado no tiene tildes)

Gracias por este blog, por la inteligente selección de obras y contenidos que haces entre la inmensidad de información que circula por la red.

Para Don Séptimo Sello:
que un profesor –se supone que de Arquitectura– se permita semejante crítica a la autora de este blog sin saber escribir correctamente el nombre de Gehry es muy clarificador.
Un saludo y... vuelva usted en septiembre.

Quiero decir Getaria. También yo... Por lo menos no pontifico con polizas y sellos ¿no? Si pontificaría (ya sé que es pontificara. ja ja). Agur

Yo he estado en Getari y la casa es una maravilla y un ejemplo de integración.
Nota para El Séptimo Sello: amigo, tanto darse usted pisto sobre el rigor para terminar escribiendo mal Gehry. Un saludo y a estudiar.

Me sorprende su comentario , sr. Escalante
¿le parece una intervención poco atenta a los condicionantes del paisaje?

Una obra preciosa.

Me parece una desafortunada intrusión en el paisaje costero. Arquitectura debería de ser un término supeditado a paisajismo. Y el paisajismo no es patrimonio de los arquitectos. Con todo el respeto deberíamos de tener más cuidado con intervenciones en el medio natural que pueden durar cientos de años.

Si, es una batería costera, pero fea.

Espero que el interior sea mas prometedor ya que la vista externa parece un bunker del cinturon de hierro de Bilbao.

Estimada Sra. Zabalbeascoa:
Al igual que ocurrió con la entrada que Usted hizo a propósito del edificio de Gerhy en NY, vuelve a pecar (pecado venial, por otra parte) de poca originalidad en sus comentarios, ya que, en este caso, reproduce casi literalmente lo que los mismos autores comentan del proyecto en su excelente página web (http://portfolio.ganchegui.com/Tematico/residencial/urrezkoenea/11546514_7mUsB#813205603_rcW6d).
En la primera ocasión ("entrada sobre el edificio de Gerhy) he moderado mi opinión (al parecer compartida) sobre esa costumbre que tiene Usted de "plagiar" comentarios y plasmarlos públicamente en este blog (cosa que nadie le va a quitar de seguir haciendo), citando las fuentes o no citándolas. Pero en esta ocasión, si se me permite, he de expresar mi disgusto (creo que también compartido) por que de "pecado venial", Usted corre el riesgo de pasar a "pecar capitalmente" con esta costumbre suya cercana al plagio.
No tengo argumentos para dudar de sus conocimientos de Periodismo o, incluso, de Historia; pero a la vista de su trayectoria (ver, por ejemplo, la primera coda en: http://lhdjuandiezdelcorral.blogspot.com/2006/10/lhdn72-periodismo-peligro-publicidad.html) y de lo que he podido comprobar personalmente, sería conveniente que, o bien prepara con más seriedad las numerosas entradas en este blog, o directamente lo suprime y hace uno de alguna materia que domine "de verdad", o se pone a estudiar con detenimiento esta disciplina (La Arquitectura) que recoge, sintetiza y desarrolla otras muchas y cuyo componente teórico y su aplicación práctica requiere un esfuerzo personal que me temo que Usted está lejos de alcanzar y que es necesario entender, pues muchas veces no van de la mano, por lo que no todo edificio es Arquitectura y no toda Arquitectura se desarrolla a través de un edificio. Reconozco que yo también estoy lejos de ese conocimiento pero, debido a que trato de transmitirlo a mis alumnos, me esfuerzo en adquirirlo, por lo que puedo asegurarle que, a la vista de las pruebas que Usted nos deja en forma de comentarios, se halla más lejos de él que el común de los "seguidores" de este blog, incluido de el que suscribe.
Un saludo y....a estudiar.

Buena integración con el entorno. Me gusta.

Esta iniciativa la han firmado 1700 personas en su primer mes. Hay entre las adhesiones algunos nombres conocidos como el de Maruja Torres o Javier Couso entre otros.

No pedimos nada conflictivo, ni adscrito a ideología alguna. Por el contrario pedimos algo que debiera haber sido habitual: diálogo, democracia, y participación del ciudadano en los asuntos de Estado (sus asuntos). Nos hemos acostumbrado a delegar toda la responsabilidad y a limitar toda nuestra participación en el voto electoral, sin reivindicar ningún derecho más allá de éste. Queremos que además de tener derecho a "decir", tengamos derecho a que se nos "escuche".

Partimos de una primera selección de ponentes como ariete que abra el proceso, pero la finalidad de la iniciativa es establecer que el hecho democrático, la isegoría, sea algo ordinario, natural, e indiscutible.

Firma tu adhesión:

http://iniciativadebate.wordpress.com/

Necesitamos que colaboréis en su difusión: si tenéis una página informativa o blog haceos eco de la reivindicación. Gracias.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal