Otros arquitectos 2

Por: | 13 de julio de 2011

En la serie Otros arquitectos proyectistas con ocupaciones atípicas cuentan cómo y por qué llegaron hasta su actual dedicación.

El Globus vermell: "De un par de profesores aprendimos a cuestionarlo (casi) todo".

 75

Hace dos años años los arquitectos Mamen Artero Borruel (1978) y Joan Vitòria i Codina (1973) fundaron El Globus Vermell (el globo rojo) un colectivo que busca mejorar el conocimiento de la ciudad y la arquitectura mediante el debate, el juego y la imaginación. Habían trabajado en el -hoy cerrado por la crisis- servicio educativo de arquitectura del Colegio de Arquitectos de Cataluña y formaron parte del colectivo Zigzarq. Ahora, a través de talleres, itinerarios urbanos, visitas guiadas, espectáculos o juegos, estos arquitectos enseñan a niños –fundamentalmente- pero también a adultos a reapropiarse de la ciudad, a mantener una actitud crítica, a conocer la arquitectura y a saber cómo y cuándo ésta puede mejorar la vida de las personas. Normalmente trabajan solos. Pero pueden llegar a colaborar hasta con 13 personas. No reciben subvenciones y cobran de las escuelas, centros culturales o museos que contratan sus servicios.

 ¿Por qué estudiaron arquitectura?

Mamen Artero Borruel: Siempre había querido. Me gustaba construir escenarios fantásticos para los protagonistas de mis fantasías infantiles. Tras construirlos el juego había acabado para mí.

Joan Vitòria i Codina: Mis padres eran (y son) arquitectos, de manera que desde pequeño aprendí a fijarme en los edificios, en la ciudad... Además, verlos dibujar cada día a lápiz en esas grandes mesas era algo que me encantaba.

 ¿Qué esperaban de los estudios?

M. A: No sabía muy bien en qué consistía la carrera (pero no me atraía otra cosa) y fue una grata sorpresa el ir descubriendo los diferentes matices, ámbitos y mundos en los que interviene la arquitectura.

J.V: No recuerdo bien lo que esperaba de los estudios pero, a pesar de que lo que me encontré al acabar la carrera se parecía poco a lo que había imaginado (y visto) anteriormente, la visión abierta de la carrera me ha servido para desenvolverme en campos muy variados.

 ¿Qué ha sido lo más sobresaliente de su formación: lo que más les ha servido, lo que más les ha alumbrado?

M. A: La arquitectura me ha brindado una manera de ver el mundo, de acercarme a él, de comprenderlo, de interpretarlo… A través de la historia, de la filosofía, de la física, del dibujo, del arte, de la ciudad y los viajes.

J. C: Recuerdo especialmente un par de profesores con los que aprendí a cuestionarlo (casi) todo, a desconfiar de las primeras ideas, esas que salen automáticamente de la cabeza o de la mano casi sin reflexionar. Pero mi actitud vital frente al trabajo (y frente a la vida en general), de hacer eso en lo que uno cree y de rechazar la comodidad si eso significa renunciar a los sueños, la adquirí mucho antes de llegar a la universidad.

 

¿Cuándo y por qué optaron por una dedicación profesional atípica?

M.A y J.C: Cuando empezamos a trabajar en despachos, todavía como estudiantes, vimos que aquello ni era lo que “idealmente” esperábamos. Sentíamos que debíamos encontrar otras ocupaciones paralelas que llenaran ese hueco y así empezamos a buscar, a mirar más allá, siempre dentro del mundo de la arquitectura. Por el camino hemos hecho un poco de todo: arquitectura efímera (montajes de exposiciones y espectáculos), docencia universitaria, organización de eventos, comisariado de exposiciones y trabajos relacionados con el mundo de la edición.

 

¿Cómo valoran económica, personal e incluso socialmente esa decisión?

M.A y J.C: Económicamente, mal. Lo que hacemos se valora poco y está mal pagado. Sobrevivimos compaginándolo con otras ocupaciones, aunque hoy en día, con la crisis del mundo de la construcción, quizás nos va mejor que a mucho despachos de arquitectura.

A nivel personal, la valoración es excelente. Creemos en la necesidad social de lo que hacemos, disfrutamos cada minuto de trabajo y, además, cada vez nos van saliendo más proyectos.

 

¿Tienen los arquitectos miedo de romper la endogamia y el círculo social e intelectual en el que viven?

M.A y J.C: Si han tenido miedo a romperlo, deberían empezar a perderlo ¡ya! Hoy, más que nunca, los arquitectos deberían estar abiertos a cualquier reto nuevo que pueda surgir y que pueda conllevar un desarrollo o enriquecimiento de su actividad. las circunstancias económicas y sociales actuales están propiciando condiciones ideales para la apertura mental y profesional.

 

¿Qué les hizo ver a ustedes que había otras posibilidades?

M.A y J.C: Más que ver que había otras posibilidades y, entonces, dedicarnos a ellas, el proceso fue más bien al revés. Necesitábamos que hubiera otras posibilidades y nunca dudamos de que las hubiera. El problema fue encontrar lo que nos llenara plenamente. Fuimos probando en diferentes campos hasta que encontramos este camino y seguimos y seguimos y seguimos… hasta hoy.

 

¿Tenían o tienen ejemplos, modelos?

M.A y J.C: Ejemplos o modelos de organizaciones dedicadas a temas parecidos a los que trata El globus vermell los hay, pero más en el extranjero que aquí. De todas formas, nuestras referencias a la hora de trabajar y desarrollar proyectos provienen más del campo del arte y la cultura o de nuestra experiencia vital, desde que éramos niños, que de lo que puedan hacer equipos similares.

 

¿Qué puede hacer la arquitectura por la sociedad más allá de los planos?

M.A y J.C: Si estamos de acuerdo en que, a nivel general, una sociedad más culta es una sociedad más libre y exigente, al centrarnos en la arquitectura, también coincidiremos en que ésta puede ayudar a la sociedad a entender su entorno físico, construido o no, dotándolo de las herramientas necesarias para poder interpretarlo y tomar una actitud crítica frente a él. Y así, con una sociedad exigente, será más fácil mejorar nuestro entorno.

 

¿Qué consejos darían a un joven estudiante de arquitectura?

M.A y J.C: En primer lugar, que mantenga la curiosidad innata de los niños, las ganas infinitas de aprender, la ilusión por vivir cada instante con la máxima intensidad. Y, sobretodo, que nunca deje de perseguir sus sueños.

Lo que aprenderá en la universidad está cada vez más alejado de la realidad, pero eso tiene una lectura positiva: ¡la realidad es mucho más interesante que la carrera! Por eso, también le aconsejaríamos que aprovechara todas las herramientas que se ponen a su disposición para entender el mundo y que luego escogiera el ámbito desde el cual aportar.

74 
73 
76 

Hay 11 Comentarios

Quiero felicitarte por este gran blog, la verdad llegue a este por coincidencia, pero he leído un par de artículos y me han parecido fabulosos, espero sigas así.

Abrazos.

Hola
Habéis visto como estamos terminando nuestro Domo en Cuellar , es un prototipo muy interesante adaptado a la normativa y la naturaleza de este país .Las diferentes fases del estudio las estamos publicando en el Blog, Tiene una altura interior de la Cúpula de 5 metros , cubierta vegetal , entreplanta , ventanas recicladas y dinteles de piedra. Espero que os guste y nos nutráis con vuestros comentarios , en tienestierratienescasa, tanto en facebook como en www, lo encontrareis ,
Saludos Luis

Aunque no soy muy asiduo de este blog, llevo observando esta sección desde que empezara aquí hace apenas una semana y, aunque reconozco que me ha dejado cuanto menos sorprendido, de momento he decidido mantenerme al margen y, en caso de querer hablar algo comentarlo educadamente con la autora del artículo.


Sin embargo, viendo el comentario de la persona que hay detrás del pseudónimo "Santo" me veo obligado a responder por alusiones.


Creo que es necesario que diga que Indignado no es nadie próximo a mí (al menos que yo tenga constancia), y en ningún caso se trata de nadie a quien haya jaleado para que hable de mí, lo cual no quita que no le agradezca que haya roto una lanza en favor de la sección homónima que creé hace más de dos años en +arquitectura y podéis ver aquí: http://www.plusarquitectura.info/los-otros-arquitectos. Quien la visite verá que calificarlo de "simple listado referencial" sí que es poco afortunado (demuestra no haber sido capaz de ver lo evidente), pues se trata de una recopilación de cuestionarios de 7 preguntas cada una realizados a más de 26 arquitectos que, tal y como reza el editorial que redacté el 3 de abril de 2009, "tienen otras maneras de entender y ejercer la profesión". Además, dicha sección, junto a la sección hermana de características casi idénticas llamada "Los no arquitectos" formaba parte de un marco llamado "Experiencias arquitectónicas"(http://www.plusarquitectura.info/experiencias-arquitect-nicas) cuyo fin era el de sumar, aportar contenidos que ayudasen a salir de la visión simplificada y simplista que muchas personas (compañeros de profesión incluidos) tienen sobre la arquitectura. Todo ello liberado bajo licencia Creative Commons. (http://www.plusarquitectura.info/los-otros-arquitectos/acerca-seccion-notas-legales)


Espero que las cosas hayan quedado un poco más claras.


Y dicho esto, no me gustaría desvirtuar demasiado el tema principal del mensaje, que es la labor que realizan Joan y Mamen en el Globus Vermell, que me parece excelente. Y no lo digo porque sean mis amigos, sino porque conozca bien lo que hacen, la dedicación y empeño que le ponen y porque creo que su labor es muy importante para el colectivo, no tanto para formar nuevos arquitectos sino para que la arquitectura, que es algo que casi todos expermientamos a diario, deje de ser algo lejano que pertenece a los arquitectos y pase a ser un hecho cotidiano que pertenece a toda la sociedad. Gracias al trabajo de gente como Joan y Mamen, estamos más cerca de que eso sea una realidad.

En plena caída en picado de la URSS y con la contingencia de la perestroika y del glasnost, aparecen por España una joven pareja de arquitectos rusos mostrando un proyecto educativo sin precedentes: educar a partir de una temprana edad a niños en una formación trasversal a partir de las disciplinas de la arquitectura, la música y las matemáticas. Entendían que éstas eran disciplinas capaces de generar una formación evolutiva e integral, y que si se hacía desde una edad temprana se podrían alcanzar capacidades cognitivas importantes. Su trabajo en Moscú había tenido mucho reconocimiento por la innovación educativa que proponían. Y Rusia, siempre ha tenido una fuerte tradición en la transversalidad entre distintas áreas del conocimiento. Por ejemplo entre la armonía (la música, la creación, y la composición) y las matemáticas (el cálculo y abstracción) , si a esto se le introducía el “espacio”, las posibilidades innovar en la construcción de un pensamiento lógico formal distinto en niños era muy importante.
Visitaron varias CC.AA del estado español exponiendo sus ideas y buscando socios para su proyecto. Recuerdo que era fin de semana cuando recibí una llamada de la administración educativa para escuchar un proyecto educativo que se salía de lo normal. El seminario fue tan intenso como interesante y superamos las horas previstas para el debate, pues estos dos profesores nos mostraron los trabajos y los resultados realizados por niños en un territorio transdisciplinar muy interesante y para nosotros lejano: la topología.
Ahora que leo esta “buena” entrevista conecto aquellas impresiones del trabajo de estos dos jóvenes arquitectos, y además creo que Mamen y Joan están en la buena dirección no sólo crear futuros arquitectos, sino para dotar a todos los ciudadanos de las capacidades de observación y de compresión crítica de la arquitectura, la ciudad y el territorio..etc. ¡Enhorabuena!
Con el tiempo supe que los jóvenes rusos pudieron desarrollar su trabajo en Holanda.

En primer lugar felicidades a Joan y Mamen, nos gusta la dilatar horizontes, profesionales o de cualquier tipo. Compartimos la creencia de que en este tipo de exploraciones, en cualquier dirección (parafraseando a Berna Wang) a cada paso que nos aleja de la profesión sirve para acercarnos a la arquitectura.

A nosotras nos gustó cómo está planteada la entrevista. No conocíamos a los protagonistas y se ve en sus respuestas que disfrutan con lo que hacen.
Acortar la distancia que separa la arquitectura de la sociedad es, en nuestra opinión, una tarea pendiente, así que empezar por los más pequeños nos parece una idea excelente.
Suerte para Mamen y Joan para esta bonita y, a la vez, complicada aventura en la que se han embarcado.

Será una broma lo que dice "Increible". Comparar un planteamiento de entrevista o reportaje en profundidad sobre un arquitecto/actividad profesional de la arquitectura distinta del "arquitecto convencional" con un listado referencial que solo dice nombre y ocupación.

Lo peor es la ausencia de tacto y el comentario hiriente, sin duda poco afortunados.

Tanta cabida tiene lo que se aporta en el link (ignoro la vinculación de "increible" con el mismo, pero la supongo estrecha) aportado como el reportaje/entrevista que se refleja en este blog.

Sumemos, aportemos.


Siempre es bueno ir a los originales: http://www.queesarquitectura.org/

Las lleva publicando años Carles Camara, que con la indignación no he terminado la frase.

http://www.plusarquitectura.info/portada?page=1

Anatxu, ya sé que es verano, que hay pocos temas, que hay pocas fiestas a las que acudir a trincar el canapé de turno, pero esto está feo.

Esta feo que copies ideas sin dejar un enlace a donde las copias, porque esta serie que te "has montado" sobre otros arquitectos, la lleva publicando varios AÑOS.

Lo minimo, ya que te gusta tanto lo que hacen otros, es que hubieras hecho un guiño, Y LE HUBIERAS CAMBIADO EL NOMBRE, QUE TAMPOCO ERA UN EXCESO DE CREATIVIDAD LO QUE TENIAS QUE HACER.

Espero que, ya que no das mucho más de ti, puedas dedicarte a otras cosas en breve.

Por cierto, ¿la SGAE que opina de lo de copiar?

Mismo tema en Paris www.ga-paris.fr y en el mundo a través de la asociación Guiding ARCHITECTS: www.guidin-garchitects.net

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal