OBRAS MAESTRAS DE BOLSILLO 3: Paul Rudolph abre su casa

Por: | 02 de agosto de 2011

 

 Walker house rudolph

Paul Rudolph (1918-1997) enseñó a Norman Foster a pensar como arquitecto. Fue el primer profesor serio que el británico se encontró cuando llegó como estudiante tardío a la universidad de Yale. Rudolph solía decirles a sus alumnos que “la arquitectura es el proceso para encontrar lo que uno necesita saber”. De acuerdo con los principios modernos, defendía además que la estructura era el factor que generaba el diseño. Demostró creer lo que decía con la exigencia de sus proyectos y su trabajo como profesor. En sus memorias, Foster recuerda que Rudolph era el más severo. Pero también el más entregado: podía llegar a estar disponible las 24 horas del día. La Casa Walker en la isla de Canibel, en Florida, fue uno de sus primeros trabajos. Evidencia que es la estructura la que decide todo el ingenio escondido en el diseño.  Y, a pesar de tener casi sesenta años –fue diseñada en 1952-, mantiene una sorprendente vigencia que la sitúa fuera de cualquier época.

Una sencilla estructura de perfiles metálicos con uniones remachadas sirve para levantarla del suelo (y protegerla de inundaciones y de roedores) y, a la vez, para construir su sistema de ventilación y protección. Un sistema de contrapesos -una bola de acero suspendida de un cable- permite que la vivienda eleve sus fachadas de paneles de contrachapado hasta convertirlas en marquesinas, que la protegen del calor. La protección frente a los robos dobla así su servicio también cuando la casa está en uso. Pero no sólo eso: la vivienda dobla su espacio cuando llega el buen tiempo, que es cuando se utiliza.

La idea era hacer de este pequeño edificio una construcción económica, sencilla y compacta en la que un único elemento, los cerramientos, pudiera defender de ladrones, huracanes y sol. Por este orden. Los paneles abiertos convierten la estructura metálica exterior en porche y el vidrio protege la vivienda. La casa, de planta cuadrada, dobla así su tamaño cuando ésta se abre y los cuatro paneles dobles (dos por cada fachada de tres módulos) se despliegan.

 Walker-Guest-House-Paul-Rudolph-Sarasota-FL-1953-Ezra-Stoller

 

Walker-guest-house-paul-rudolph-c-monster-500x375 
 

Hay 15 Comentarios

cuanto tiene de alto la casa ??

Está claro, NO ES UNA OBRA MAESTRA.

Lo más valorable de edificio es la capacidad de doblar su superficie, si bien es reseñable que sería más que deseable una mayor depuración a nivel de detalle constructivo.
En cualquier caso, su construcción daría que hablar, aporto soluciones innovadoras en un entorno con una construcción tradicional.
Todo un espectáculo en su momento

este es el presente y seguramente la solución

Interesante vivienda, donde el espacio interior y exterior se confunden, se funden en un único espacio infinito.
Un saludo¡

jordi,
para el año 52 la industria armamentística americana ya le había dotado de prefabricados suficientes a los estudios de arquitectura americanos como para que este tipo de construcciones fuesen estándares de producción a bajo coste y con rapidez.
la solución de rudolph es correcta, pero no parece tan paradigmática como sugiere la titular del blog.
por cierto, olvidar es con V, no con B.
saludos

Anatxu,
En realidad Paul Rudolph no fue el primer profesor serio que encontro Foster en Yale; fue la principal razon que impulso al arquitecto britanico a inscribirse en el programa de Master en esa universidad. El mismo Foster revela que Frank Lloyd Wright (por su entendiminto de la arquitectura en el lugar) y Le Corbusier (por el uso escultorico del hormigon) eran los grandes referentes para Rudolph, sin restar importancia a Gropius que fue su gran maestro.
Sin embargo vengo a contar todo esto porque yo creo que esta obra esta muy influenciada por una verdadera obra maestra como es la Casa Farnsworth de Mies van der Rohe. Esta casa es diseñada y construida entre 1945 y 1951. El gran arquitecto aleman habia sido objeto en 1947 de una exposicion monografica con publicacion de su correspondiente catalogo en el MOMA de Nueva York en 1947. Es seguro que Paul Rudolph conocia todo esto y yo tiendo a pensar que vio la oportunidad en este pequeño encargo de hacer su reinterpretacion local de la mitica Farnsworth. Aunque la estructura de madera es convencional y nada tiene que ver con las piezas exactas de acero de la casa de Mies, el uso de la estructura adintelada, la plataforma elevada, con subplataforma de entrada o la modulacion en tres vanos es comun en ambas estructuras. Si se consulta la plantas se vera que aunque una rectangular y la otra cuadrada, siguen compartiendo la organizacion del programa entorno a un muro central, que Mies lo hace crecer hasta ser capaz de incluir en el los cuartos de aseo.
Esta comparacion, aunque pura especulacion mia, si cierta me parece bastante atrevida por parte de Rudolph. Hay que tener presente que esta pequeña casa de invitados era el segundo encargo del mismo cliente, quien pidio pocos años antes a Twitchell y Rudolph el diseño de su casa (en la misma parcela de la isla de Sanibel) y que acabo con la anulacion (con cierta acrimonia entre las partes) de la realizacion de la obra.
Gracias de nuevo por su labor.
Rafael

Hay una tendencia en casi todos los blog de arquitectura, a denominar "OBRA MAESTRA" a toda vivienda que no parezca un chalet. En este caso, creo que el calificativo podría ser: "una obra singular de grandes propuestas". Pero para ser "maestra" le faltan algunos pueblos...
Si lo desean pueden leer mi blog: www.arquiterapiaa.blogspot.com.
Saludos desde Barcelona.

Para la gente que quiere ver la planta, y más fotos de detalles, en el siguiente enlace:
http://www.greatbuildings.com/buildings/Walker_Guest_House.html

No será en la isla Sanibel...

Bonita y simple, asi tendría que ser! Me temo que en españa le pondrían enanos de jardín para completarla!

guiri. No olbidemos de que año es 1952!!

Este es un buen momento para hablar de otra de las joyitas regaladas por Rudolph: la Cocoon House. También en Florida y con el atractivo de situarse junto al agua, incluyendo un embarcadero.

enseñen una planta, todo lo que está usted contando no difiere de cualquier chiringuito, moderno o tradicional, de cualquier ciudad española y/o europea.
ni que fuera éste el precedente ni el mejor de los casos de arquitectura prefabricada armada sobre estructura ligera y separada del suelo.
obra maestra? algo más de argumento estaría bien antes de sujetar el titular con esa terminología.

Es interesante ver el diseño de la planta (a pesar de lo sencillo que sea su trazado), para llegar a entender el desdoblamiento del espacio cuando se despliegan los paneles del cerramiento exterior. Sin duda aquí está su singularidad técnica y compositiva.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal