Sostenibilidad a lo Lady Gaga

Por: | 10 de octubre de 2011

 

 

4_Eco-Villa Savoye copy 

FOTOS: © STAR strategies + architecture, 2011 

 

Eefectista y sensacionalista, lo verde se ha convertido en la caricatura de la sostenibilidad. Vivimos una progresiva vegetalización de la arquitectura. El verde ha llegado a las ciudades y ha invadido los edificios. En las urbes el proceso afecta a lugares que solo pedían que los dejaran en paz. Para oxigenar la ciudad hace tanta falta el espacio como el verde. Pero a los Ayuntamientos les gusta que el espacio liberado anuncie su vacío lleno de color… verde.

 

En esa misma línea, la arquitectura se ha maquillado con la paleta color esperanza para tranquilizar nuestra conciencia y, en realidad, enmascarar los problemas. Para tratar de desenmascarar esta situación, la proyectista española asentada en Rotterdam Beatriz Ramo (Zaragoza, 1979) ha analizado cómo lo verde ha pasado a representar la sostenibilidad como “el único símbolo capaz de mantener el ritmo frenético, la impaciencia y la sed por imágenes de la sociedad actual; una sostenibilidad a lo Lady Gaga”.

 

Ramo, que llegó a Holanda tras estudiar arquitectura en Valencia, argumenta que el Verde permite que la sostenibilidad pueda comprarse por metro cuadrado y pueda pintarse en una pared, o pegarse a un muro. Cree que, tras el Movimiento Moderno, el Postmodernismo, o el Deconstructivismo, nos encontramos en el Sostenibilismo. Pero que, a diferencia de los estilos anteriores, todos los arquitectos puedes ser Sostenibilistas. Y sostiene  que el verde ha adquirido carácter confesional. “Cuanto mas culpables seamos, mas verde lo intentamos. Como si pretendiéramos curar el cáncer con aspirinas, el verde funciona como fórmula prodigiosa que convierte en sostenible todo lo que toca. Además puede camuflar los diseños más desafortunados. Una fachada verde fea será siempre mejor aceptada que un edificio feo”.

 

Ramos, que trabajó con Rem Koolhas y su Office of Metropolitan Architecture antes de fundar su estudio Star, cree que  el verde esconde una dimensión perversa. “Lo verde es la mentira compartida, el consenso secreto, el crimen perfecto. Todos sabemos que no puede ser tan bueno, ni tan fácil, pero ¿qué mas da? El verde vende, y hay suficiente para todos”.

 

Con 32 años, y tras ganar numerosos concursos, Ramo no tiene obra construida. Cuenta que sus proyectos más avanzados se han ido parando por diversas crisis:

Económica: La Manzana 5 de Zaragoza: (proyecto entregado) está parada por la crisis, pero con esperanzas de que se pueda retomar en el futuro.

Crisis Personal: -Vivienda de bajo presupuesto en un pueblecito en Zaragoza: Proyecto entregado y con licencia… en espera durante tres años por diferentes crisis personales del cliente....

Y, por supuesto, crisis política: El concurso que ganaron para levantar un mirador móvil en forma de noria sobre el Palmeral de Elche ha sido cancelado. “Fue durante mucho tiempo el proyecto clave criticado por el PP en Elche (ya que el alcalde –el mayor defensor del proyecto- era del PSOE)”. Otro proyecto hermanado a este, el Paseo de la Estación de Elche: (entregado, con licencia y con presupuesto otorgado por el PLAN E) está “temblando” por la gran enemistad entre PP y PSOE en la ciudad. “El PP ha preferido perder el dinero a construir este espacio publico por ser un proyecto que le recuerda al mirador y por haberse iniciado con el antiguo alcalde del PSOE”, explica Ramo desde Rotterdam.

Con el proyecto  O’Mighty Green – Oh verde todopoderoso-, la serie de montajes humorísticos con los que ilustramos este post, Ramo denuncia  el verde literal que aparece como material de revestimiento, dice. “Si eligiéramos cubrir un edificio de verde sería una decisión estética a la que no atribuiríamos carga moral como se está haciendo hoy”, protesta. En contraposición, asegura que para su estudio Star (strategies and architecture) ser sostenible es “ser flexible, adaptable a los requerimientos del paso del tiempo, es responder con éxito a los cambios inesperados, es hacer uso eficiente de la energía, es añadir valor a la zona de intervención, es buscar todos los potenciales en el proyecto… Es un balance entre aspectos sociales, económicos y medioambientales. Por eso no se puede juzgar la sostenibilidad aislando solamente la parte medioambiental. Y mucho menos reduciéndola a una fachada verde”, explica.

 

Ramo cree que en una sociedad consumista cualquier buena idea se ha de simplificar para que tenga salida en el mercado, “y la mejor manera de simplificar una imagen es recurriendo al verde”, sostiene. “Creo que la confusión en torno a lo verde es tan descomunal, o peor, tan oportunista -se ha convertido en la gran mentira compartida-, que va a llevar muchísimo tiempo poder comunicar que la sostenibilidad (verdadera) ni tiene forma ni tiene color”, concluye.

8_Berlin Eco-wall 

 3_Eco-Villa-Rotonda 

 9_Eco-NPP

  

 

Hay 25 Comentarios

¿Qué es ésto? ¿Una clase de Photoshop?

Tremendo !!!

Me ha encantado el articulo, cúanta razón tiene!!

Estamos entrando en la era en la que es fundamental distinguir sostenibilidad de "sostenibilismo".

Anatxu, estás en cualquiera !

Y ya que estoy, me gustaría añadir que la buena arquitectura es atemporal. Ni Palladio ni Le Corbusier han perdido un ápice de potencia con el injerto de piel de la señora Ramos. Son igual de asombrosos los dos edificios. A uno le toco la época del ladrillo y el estuco, a otro la era del hormigón, y ahora quizas entramos en la fase de la clorofila. Pero la gran arquitectura será siempre gran arquitectura, independientemente del revestimiento

Tener un punto de vista, sentar cátedra, coger el photoshop e ilustrar una idea con unas cuantas imágenes me parece definible por muchas palabras, pero, homenageando a la señora Ramos diré que es una actitud de lo más anti-sostenibilista! Me parece simplista la generalización de que una fachada verde sólo es un manto con el que cubrir una obra mediocre. La sostrmibilidad engloba muchos aspectos de la arquitectura y el urbanismo, y esta que denuncia Ramos tan sólo es una herramienta más. Una herramienta de la que se vienen deminstrando desde hace tiempo sus beneficios y una herramienta que a la vez, está en plena evolución hacia un producto óptimo! Pero bueno, tendríamos que recordar que el hiper flexible, hiper social, hiper urbano y por lo tanto hiper sostenible edificio del CCTV no es más que el manto tupido que esconde la maquinaria de propaganda de un régimen dictatorial. Casi prefiero los helechos de Patrick Blanc que los premios nobel en la cárcel!

Lo más grave, desde mi punto de vista, es exponer de manera tan crítica "lo verde" sin realizar una mínima docencia de un tema de máxima actualidad y mayor influencia futura.
No concretar que existen herramientas que se están implementando que tienen por objeto la evaluación global de los edificios, valorando la sostenibilidad de la construcción objeto desde sus tres vertientes: económica, social y ambiental es dejar de exponer cuál es el buen camino para quedarse únicamente con la anécdota.
No todo es el aislamiento de 20 o 30 cm, más en climas tan diferentes donde durante la mayor parte del año la temperatura de confort no dista mucho de la temperatura exterior.
Me prodigo como "proverde" por todo lo que representa la naturaleza en nuestro entorno, a pesar de que más me prodigo todavía con la necesidad de disponer de información veraz que empiece a regularizar un mercado lleno de adjetivos ecológicos y sostenibles vacíos de contenido

Y que culpa tiene Palladio?

Da en el clavo!

Trabajo en un estudio en Viena dedicado a arquitectura sostenible...ninguno de los proyectos en los que trabajamos tienen el mencionadísimo color. Aquí las cosas funcionan de otra forma, el estado o el Land (=comunidad autónoma) subvencionan la construcción de edificios pasivos (consumo energético 0 + utilización de materiales ecológicos en la medida de lo posible) o de bajo consumo. Hay un instituto (el IBO) que se encarga de dejar claras cuales son las condiciones que el edificio debe cumplir para obtener la subvención y ellos mismos junto con otros agentes independientes lo certifican. Lo mismo sucede en obras de saneamiento. He trabajado 8 años en España...y menudas mierdas he visto vender por 40 millones...3 cms de aislamiento...aquí nos movemos entre 20 y 30...y recordad...el aislamiento no es solo para el frío...tambien lo es para el calor.

Era obligado sentar a dialogar a la tecnología con la creatividad. Lo haremos en Castellón el 13 y 14 porque estamos convencidos de que el equilibrio del ecosistema en el ámbito territorial nos solicita el máximo compromiso desde el uso de los criterios a la acción

Pero qué es esto???
Un poquito de exigencia con la calidad de lis contenidos por favor.

Esta chica de 32 primaveras por fin se entera de que, mas alla de la practica arquitectural, la sostenibilidad consiste en cambiar radicalmente el modo de produccion. Trabajo con Rem Koolhas? El Koolhas de la "ciudad generica" y del famoso "fuck the context"? Parece ser que se ha invertido el aforismo...Normal : de un punto de vista intelectual el amigo Rem es un enano sentado en los hombros de otros enanos que creian ser "urbanistas" ( Le Corbusier y "su" ciudad "generica", "internacional" y moderna, por ejemplo...) Se inunda Bangkok?

La ministra de defensa enunció que la retirada de tropas de Afaganistán iba realizarse de forma sostenible... las modas informativas simplistas abusan de los términos distorsionando su significado, sustituyendo lo que debiera ser una discusión coherente por un debate de tertulianos, pasa con todo...

Bien traido el artículo antes publicado en la ciudad viva, lo mejor la paradoja del maquillaje verde...desgraciadamente a día de hoy no sabemos mesurar lo sostenible, trasciende de la eficiencia técnica, sin embargo, con lo que podemos soñar en el corto plazo será la autosuficiencia conectada... que partiendo de donde partimos no es poca cosa.

Pero que, a diferencia de los estilos anteriores, todos los arquitectos puedes ser Sostenibilistas.
Evidentemente cuando el calificativo de algo que se consigue se lo da uno mismo es fácil. Realizar un edificio sostenible es complicado cuando en la formación que recibe un arquitecto estos temas son marginales o inexistentes. Para reconocer un edificio que ahorra energía o es sostenible en todo sus procesos es una tarea complicada. No creo que la sostenibilidad pueda ser una moda, utilizar la palabra para autodefinirse si lo es.
Las fachadas verdes o cubiertas vegetales pueden aportar un beneficio, pero habrá que cuantificarlo y comprobarlo. Una fachada vegetal al norte no creo que aporte gran cosa. Pero para ello hay que evaluarlo de forma seria, no como una moda.

Los edificios, por definición, son sostenibles. Sino lo fuesen, se caerían. Es una etiqueta más para vender entradas, como los elefantes en el circo. Me ha encantado el artículo.

la ville saboye revestida de enredadera.. la imagen es tan poderosa que ya sabía todo lo que el artículo iba a decirme antes siquiera de empezar leer.. la reflexión es buena, pero me gustó más esa poderosa fuerza que a veces tienen los otros lenguajes.. salut

Que gracioso, ja ja. Es todo lo que puedo decir de este ejercicio de photoshop

Imagenes para reflexionar.

Como en la gran mayoría de problemas de este país... pienso que todos hemos cometido graves errores por falta de una educación específica en este sentido. Lo sostenible no debiera ser una opción, sino una "obligación", pero por convicción y definición. Algo que todos diésemos por supuesto y fuese implícito en la propia arquitectura. Toda ella, el diseño del tipo que fuera, absolutamente todo debiera ser sostenible porque sí. A día de hoy parece utópico, pero espero vayamos por el buen camino.

Pienso que la sostenibilidad en arquitectura esta relacionada con los recursos asignados al usuario, m2 de suelo que consume, m3 de agua, Kwatios, m2 de pared, etc….y el reaprovechamiento de la ciudad existente. Un habitante de bloque de viviendas (70m2 construidos) en barrio obrero (la calle la unión en Málaga por ejemplo) consume menos recursos, que un habitante de una chalet unifamiliar 200m2 con zonas ajardinadas, por muy ecológico que sea, hemos confundido lo verde con plantar tomates en fachadas.

A Miguel y Carla: ¿pero vosotros habéis leido el texto? con leer la última frase es suficiente:

"(...) que la sostenibilidad (verdadera) ni tiene forma ni tiene color (...)"

Muy interesante la idea de fachada y cubiertas verdes o ajardinadas, asequibles, que cumplen sobradamente con su función de ser buenos aislantes y estéticamente notables; pero nadie dice como evitar una invasión de insectos o peor aún como evitar que esos roedores que pululan por el suelo escalen hasta nuestras ventanas. Lo veo un problema grave.

Pues estará de moda el verde, pero los ayuntamientos siguen empeñados en las plazas desnudas con cemento omo único orhamento.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal