Exponer sin exhibirse

Por: | 09 de enero de 2012

06
FOTOS: Pasquale Formisano

Los ojos verdes de la niña afgana, cubierta con un velo rojo raído, que retrató Steve McCurry, han dado la vuelta al mundo. Él mismo lo había hecho varias veces, buscando las fotografías que precisan pocas explicaciones, antes de que su fama recorriera el planeta. Para mostrar las imágenes que el periodista captó en India, Afganistán o Beirut y acercar a los espectadores los rostros que han sido portada en revistas como Time, Life o Geo, el arquitecto romano Fabio Novembre abandonó su pasión por la sensualidad, los altos brillos y el cuerpo femenino y se puso en las botas del fotógrafo.

La exposición sobre el trabajo de Steve McCurry (1950) en el Macro, el Museo de Arte Contemporáneo de Roma, en el barrio de Testaccio, donde se encontraba el antiguo matadero de la ciudad, puede visitarse hasta finales de abril. Y más allá de la obra de un fotógrafo que justifica el periodismo, la muestra envía también un mensaje arquitectónico por la relación que el proyectista ha logrado establecer entre lo que se muestra y la manera de mostrarlo.

 

La nave fabril del museo tiene la solidez de los almacenes de principios del siglo pasado y lo más sólido que un reportero fotográfico especializado en retratos puede llegar a hallar es, indiscutiblemente, la mirada de los retratados. Esa mirada es un doble retrato. Fotografía también el arte del que queda detrás de la cámara. Así, ¿cómo exponer fotografías que no necesitan palabras en un lugar cargado de historia?

 

Novembre, uno de los líderes del interiorismo italiano, ha firmado escenográficos bares, tiendas y hoteles en varios continentes. Sin embargo, esta vez debió pensar que para combinar el sentido del riesgo de McCurry y la cercanía de sus imágenes estaba obligado a construir un espacio recogido, cercano y, paradójicamente, impactante y discreto. Me explico. Se trataba de acercar las fotos –y su impacto-, no de acercar el montaje. Y mucho menos de abrumar con él. El objetivo era arropar y desaparecer a la vez. Si las fotografías no precisan explicación, menos debía de requerirla la arquitectura. La solución para semejante rompecabezas fue diseñar la organización de un poblado nómada. Así, un conjunto de veinte cúpulas construidas con bandas de metacrilato curvadas y sujetas a un pie de hormigón sirven para colgar las imágenes. De entre las tiendas, una única cúpula metálica de mayor tamaño concentra la mayor cantidad de fotos. El resto de tiendas-rincones-capillas ofrece solo dos líneas de retratos. Una, a la altura de los ojos. La otra, sobre esa imagen, contemplando al que mira. El resultado es memorable, uno de los interioristas que mejor maneja la  imagen en Italia desaparece en un sistema ideado para acercar las imágenes que trata de mostrar. Y que no necesitan explicación.

 

 

04

07

09

10

11

14

01

Hay 2 Comentarios

Anatxu, está vez no estamos de acuerdo. No he visto en directo este montaje y por tanto mi opinión se guía por la imágenes pero me parece fuera de toda duda que la obra de McCurry con una clara vocación social se ve banalizada por un montaje grandilocuente y artificioso. Novembre es autor de espectáculos visuales más propios de época de vacas gordas con una mezcla de lujo y kitsch que no me molesta pero que aquí chirría. La vieja receta de que el contenedor esté al servicio del contenido salta en mil pedazos. Creo que el error de base es pedirle el montaje a él. Un abrazo

Creo que el decorado quita demasiado protagonismo a las fotografías.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal